Inversión (música)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En música, la palabra inversión designa nociones diferentes:

La inversión de intervalos[editar]

La inversión de intervalos es la acción de modificar un intervalo musical ya construido. Se realiza dejando una nota constante o tenida, y subiendo o bajando una octava la otra nota. De este modo, el unísono pasa a ser octava; ejemplo: do1 a do2. Esto da como resultado el cambio de un intervalo por otro. También se debe tener en cuenta que una tercera mayor puede convertirse en una sexta menor si éste se invierte, al igual que si una tercera menor, su inversión es una sexta mayor... lo mismo con las segundas y séptimas. ejemplo para mejor comprensión: una sexta menor es mi-do y si la tocamos en do-mi queda como tercera mayor.

Intervalos resultantes de una inversión[editar]

Modificación relativa, es decir, respecto a la nota tenida, o, dicho de otro modo, respecto al bajo resultante tras la inversión.

La inversión en contrapunto[editar]

Dos melodías combinadas entre sí en contrapunto pueden ser mutuamente invertidas colocando la superior (la más aguda) como inferior y viceversa. Un contrapunto que conserva su sentido musical luego de la inversión se llama contrapunto trocado, trocable o invertible y constituye la materia prima de, por ejemplo, la fuga.

La inversión de melodías[editar]

Una melodía aislada puede ser invertida modificando todos sus sucesivos intervalos, invirtiendo el ascendente por uno igual descendente, y viceversa. De esta manera, un intervalo ascendente de tercera menor (por ejemplo re-fa) al ser invertido es remplazado por un intervalo descendente también de tercera menor (en este caso si-re) o por un intervalo ascendente de sexta mayor, que reproduce las mismas notas pero hacia el agudo. Una melodía invertida de esa manera se denomina "inversión" de la original, y en el sistema dodecafónico se abrevia con una I.

La inversión de acordes[editar]

En armonía se dice que un acorde (es decir, una tríada obtenida por encadenamiento de terceras) es una inversión de otro acorde en "posición fundamental" (o sea, que tiene el bajo en la nota fundamental del acorde), si las notas del acorde siguen siendo las mismas pero en otra posición, y la nota del bajo no es la nota fundamental del acorde.

Por eso se habla de "primera inversión" (cuando el bajo se encuentra en el tercer grado), "segunda inversión" (con el bajo en la quinta) y —en el caso de los acordes con séptima— "tercera inversión" (con el bajo en la séptima).

Por ejemplo, el acorde de do mayor en posición fundamental, está formado por do-mi-sol.

La primera inversión de do mayor vendría a ser mi-sol-do.

En nomenclatura armónica esto se escribe do6 ("do en sexta", ya que hay un intervalo de sexta entre el bajo mi y la fundamental do).

En nomenclatura "americana" (o sea estadounidense) se escribe C/E, que significa do mayor (C) con bajo en mi (E).

En nomenclatura latina eso mismo se escribe Do/mi.

La segunda inversión de do mayor vendría a ser sol-do-mi.

En nomenclatura armónica esto se escribe do6/4, "do en cuarta sexta", ya que hay un intervalo de cuarta entre el bajo sol y la fundamental do y un intervalo de sexta entre la nota más grave (sol) y la más aguda (mi).

En nomenclatura "americana" (o sea estadounidense) se escribe C/G, que significa do mayor (C) con bajo en sol (G).

En nomenclatura latina eso mismo se escribe Do/sol.