Invasion of the Body Snatchers (película de 1956)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Invasion of the Body Snatchers
1956bodysnatcherscast.jpg
Fotograma del reclamo de la película.
Arriba: Dana Wynter y Carolyn Jones.
Abajo: King Donovan (1918 - 1987) y Kevin McCarthy.
Título Muertos vivos (Argentina)
La invasión de los ladrones de cuerpos (España)
La invasión de los usurpadores de cuerpos México y (Venezuela)
Ficha técnica
Dirección
Producción Walter Wanger
Guion Daniel Mainwaring
Richard Collins. Basada en la novela de Jack Finney
Música Carmen Dragon
Fotografía Ellsworth Fredericks
Montaje Robert S. Eisen
Protagonistas Kevin McCarthy
Dana Wynter
King Donovan
Carolyn Jones
Jean Willes
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1956
Género Terror, ciencia ficción, thriller
Duración 80 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Walter Wanger Productions
Distribución Allied Artists Pictures
Ficha en IMDb

Invasion of the Body Snatchers (en Argentina, Muertos vivos; en España, La invasión de los ladrones de cuerpos; en México y Venezuela, La invasión de los usurpadores de cuerpos) es una película estadounidense de 1956 de los géneros de terror y ciencia ficción dirigida por Don Siegel y con Kevin McCarthy, Dana Wynter, King Donovan (1918 - 1987), Carolyn Jones y Jean Willes (1923 - 1989) como actores principales. Está basada en la novela de Jack Finney The Body Snatchers.

La película, considerada de culto, fue incorporada al archivo National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Argumento[editar]

La película narra una invasión extraterrestre en la que esporas provenientes del espacio exterior dan origen a vainas, de las que surgen copias idénticas de seres humanos. La intención de estos extraterrestres es reemplazar a toda la raza humana por copias carentes de cualquier tipo de sentimiento.

La película narra la historia del doctor Miles Bennell, un médico de provincias que regresa al pueblo de Santa Mira tras un congreso médico. Al llegar se encuentra con una situación extraña: algunos de sus pacientes acuden a él asegurando que un pariente cercano (padre, hermano, cónyuge...) no es quien dice ser, que tiene su apariencia y sus recuerdos, pero que carece de sentimientos. Al cabo de uno o dos días ese mismo paciente acude a la consulta asegurando que todo ha vuelto a la normalidad y que no hay nada de qué preocuparse.

En mitad de una cena en un restaurante misteriosamente vacío, Bennel recibe la llamada de un amigo que, sin dar detalles, le pide que acuda a su casa. Al llegar, el amigo y su mujer le muestran un extraño cadáver: un cuerpo con la complexión de un adulto, pero sin rasgos definidos, ni tan siquiera huellas dactilares.

Con una tensión creciente, se descubre que los habitantes del pequeño pueblo de Santa Mira están siendo sustituidos por réplicas que nacen en unas misteriosas vainas, sin procedencia verificable; una invasión implacable e invisible.

Significado[editar]

Se debe tener en cuenta que está rodada en plena Guerra Fría, al final del macarthismo. En esta época muchas de las películas de invasiones extraterrestres eran, en realidad, propaganda anticomunista: los invasores provenían de Marte, el planeta rojo, carecían de individualidad y golpeaban a los Estados Unidos con una manifiesta maldad.

Así, La invasión de los ladrones de cuerpos podría parecer una más de estas películas. Tal vez las vainas no provengan de Marte, pero son malvadas y carecen de sentimientos propios, sólo tienen una conciencia colectiva y, cuando intentan convencer al doctor Bennell para que se rinda no hacen sino predicar la bondad de un sistema en el que las diferencias entre individuos serán suprimidas.

Sin embargo, y a diferencia de muchas otras películas similares, La invasión de los ladrones de cuerpos está mucho mejor construida y su invasión silenciosa e invisible es mucho más inquietante que los clásicos platillos volantes y sus armas de rayos: el enemigo (extraterrestre o comunista) permanece oculto, actuando en la sombra y, tal vez, pueda tratarse de alguien muy cercano, quizá un familiar, por lo que hay que desconfiar siempre de todo y de todos y no bajar nunca la guardia.

Por otro lado, también se puede ver en este film de Siegel, una crítica a la paranoia anticomunista y la caza de brujas que se llevó a cabo durante esos años. En este film el invasor es alguien muy cercano, como un vecino. En todo caso, habrá de tenerse en cuenta que el propio Don Siegel dijo haberse sorprendido al oír que su película podía interpretarse de esta forma.

Premios[editar]

Debido a la época en la que fue realizada, la película no ha podido optar a los principales premios de ciencia ficción, mucho más tardíos.

  • 1994: Incluida en el Registro Nacional de Películas de Estados Unidos.
  • 2000: Selección Chlotrudis: 116º puesto mejores películas del siglo XX

Versiones posteriores[editar]

Se han realizado tres remakes posteriores:

La serie de televisión de la década de 1980 V también narra cómo los extraterres cobran forma humana. Asimismo, la serie Threshold explora temas similares.

Enlaces externos[editar]