Invasión de Île Bonaparte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Invasión de Île Bonaparte
Guerras Napoleónicas
Re-map.png
Île Bonaparte. Las fuerzas de invasión desembarcaron en ambos lados de la capital Saint-Denis.
Fecha 7-9 de julio de 1810
Lugar Saint-Denis, Reunión
Resultado Victoria británica
Beligerantes
Bandera del Reino Unido Reino Unido Bandera de Francia Primer Imperio francés
Comandantes
Josias Rowley
Henry Keating
Jean-Chrysostôme Brunetteau de Sainte-Suzanne
Fuerzas en combate
3650 soldados del Ejército Británico y 5 fragatas de la Royal Navy[1] 576 soldados del Ejército Francés, 2717 milicianos[2]
Bajas
22 muertos, 79 heridos[3] Bajas desconocidas. La isla, la guarnición entera y una gran cantidad de equipamiento militar capturado.
[editar datos en Wikidata ]

La Invasión de Île Bonaparte fue un desembarco militar realizado en 1810, formó parte importante de la campaña británica realizada para bloquear y capturar los territorios franceses en el océano Índico de Île Bonaparte (actual Reunión) e Île de France (actual Mauricio) durante las Guerras Napoleónicas. Estas islas formaron una base fortificada de un escuadrón de fragatas francés al mando del Comodoro Jacques Hamelin para atacar convoyes británicos de East Indiamen que viajaban entre Gran Bretaña y la India Británica. Los barcos de Hamelin destruyeron dos convoyes el año anterior a pesar de la atención de un escuadrón de la Royal Navy al mando del Comodoro Josias Rowley. Rowley respondió atacando el fortificado puerto de Saint-Paul en Île Bonaparte y capturando una de las fragatas de Hamelin y dos East Indiamen capturados.

El ataque tuvo consecuencias imprevistas, cuando el comandante de Île Bonaparte, el General Nicolas Des Bruslys, se suicidó en lugar de llevar a la guarnición a atacar a los grupos británicos. Esto animó a Rowley para considerar una operación más grande para apoderarse de toda la isla. Usando la pequeña isla británica de Rodrigues como base, Rowley y su contraparte del Ejército Británico el Teniente Coronel Henry Keating planearon desembarcar dos fuerzas a ambos lados de la capital de la isla Saint-Denis y obligar al gobernador a capitular antes de que la milicia de la isla pudiera mobilizarse en contra de ellos.

El plan fue lanzado el 7 de julio de 1810 cuando dos fuerzas combinadas de marinos británicos, soldados, cipayos y Royal Marines desembarcaron en playas separadas. Aunque varios hombres se ahogaron debido al fuerte oleaje, la mayoría de la fuerza llegó a las playas a salvo y marcharon tierra dentro, atacando puestos avanzados franceses mientras se acercaban a la capital. Reconociendo que su desmoralizada guarnición sería incapaz de defender Saint-Denis y que movilizar la milicia tomaría demasiado tiempo, el Coronel francés Chrysostôme entregó la isla, la guarnición y sus provisiones a Rowley.

Antecedentes[editar]

Las islas francesas en el océano Índico, Île Bonaparte e Île de France proveyeron una base segura para corsarios y fragatas de la Marina francesa para operar contra la navegación británica en la región para toda la Revolución Francesa y las guerras napoleónicas. En 1808, determinados a capitalizar en la pobremente defendida región del comercio británico, el gobierno francés ordenó al Comodoro Jacques Hamelin, a bordo del Vénus, navegar a la Île de France donde sería acompañado por otras tres grandes y poderosas fragatas con específicas órdenes de combatir el comercio británico.[4] Dispersando sus fragatas en la bahía de Bengala, Hamelin tuvo ciertos éxitos durante 1809; la captura de dos East Indianmen por parte de la fragata Caroline en la acción militar del 31 de mayo de 1809 y durante la captura de tres, hecha por él mismo, durante la acción militar del 18 de noviembre de 1809. El escuadrón francés también capturó varios pequeños buques de guerra británicos y la gran fragata portuguesa, el Minerve.[5]

Para contrarrestar los barcos de Hamelin, el comandante británico en la región, el Almirante Albemarle Bertie ordenó al Comodoro Josias Rowley operar fuera de las islas con un escuadrón de fragatas de la Royal Navy, con instrucciones de desajustar los movimientos franceses y preparase para futuros intentos de invasión.[4] Rowley logró recuperar un East Indiamen capturado por Hamelin en diciembre de 1809, sin embargo fue en gran medida incapaz de evitar que las fragatas francesas dejaran sus fortificados puertos a voluntad. La primera acción de Rowley para hacer frente al problema fue solicitar fuerzas al Ejército británico en Madras. Esta fuerza, integrada por soldados británicos y cipayos de la Compañía Británica de las Indias Orientales (HEIC) fue usada para capturar la pequeña isla de Rodrigues. Rodrigues proveyó un puerto seguro, en el cual los barcos de Rowley pudieron recolectar provisiones y reparar daños menores a una corta distancia de las islas francesas: previamente los buques británicos fueron obligados a regresar a Madras o al Cabo de Buena Esperanza, decreciendo el tiempo disponible para operaciones contra las islas.[5] Rodrigues también proveyó un puerto de embarque de tropas militares a Rowley desde el cual pudo preparar las invasiones planificadas, en septiembre de 1809 dirigió un desembarco militar contra las defensas del puerto de Saint-Paul en Île Bonaparte.[6]

La incursión en Saint-Paul fue una importante demostración de la habilidad de Rowley de atacar los puertos franceses directamente. Desembarcando hombres en playas sin vigilancia, los soldados británicos, marineros y Royal Marines del grupo de desembarque fueron capaces de asaltar y derrotar las defensas desde el lado de tierra.[7] Esto permitió al escuadrón de Rowley entrar en el puerto y capturar al Caroline y a un grupo de pequeños barcos que atracaban allí. El ataque causó consternación en la isla, su comandante, Nicolas Des Bruslys cometió suicidio en lugar de ordenar a sus tropas atacar las posiciones británicas.[8] Sin oposición, Rowley fue capaz de destruir las defensas y obras públicas en la ciudad antes de partir con grandes cantidades de suministros y barcos capturados. El coronel Jean-Chrysostôme Bruneteau de Sainte-Suzanne remplazó a Des Bruslys, sin embargo era incapaz de defender efectivamente la isla con los restos de la guarnición en el caso de que se concertara una invasión.[9]

Preparación[editar]

A principios de 1810, con la temporada de ciclones llegando a su fin, Hamelin ordenó a un escuadrón de fragatas al mando del Capitán Guy-Victor Duperré atacar a los convoyes británicos en la Bahía de Bengala. Duperré inicialmente no tuvo éxito, pero, después de navegar a Madagascar para una breve reparación, encontró y derrotó a un convoy en la acción militar del 3 de julio de 1810. La respuesta británica a las depredaciones francesas ya estaban en marcha: más tarde en junio, Rowley zarpó con dos fragatas a Rodrigues, el Capitán Samuel Pym zarpó fuera de la Île de France con los restos. En Rodrigues, Rowley y el Teniente coronel Henry Sheehy Keating dialogaron sobre el mejor método para invadir y rápidamente doblegar la isla, determinando que el mejor plan era desembarcar soldados en ambos lados de la capital de la isla Saint-Denis y derrotar la guarnición fuera de la ciudad, forzando al nuevo gobernador a rendirse.[10]

El gobierno en Madras había aumentado la guarnición de Rodrigues respecto al año anterior, por lo cual, para junio de 1810 ascendía a más de 3650 hombres: 1800 regulares del Ejército británico y 1850 cipayos del ejército de la HEIC al mando de Keating.[1] Para transportar estas tropas, Rowley llamó a las fragatas HMS Boadicea y HMS Nereide, esta última comandada por el Capitán Nesbit Willoughby, un veterano de la incursión en Saint-Paul, que aún se estaba recuperando de una explosión accidental, sucedida dos meses antes, que le había provocado severos daños en la cara.[1] Entre los pasajeros del Boadicea se encontraba Robert Townsend Farquhar, un diplomático y comerciante que había sido enviado de Londres para asumir el cargo de gobernador de las islas, una vez que fueran capturadas.[11] El 6 de julio, la fuerza de Rowley se reunió con el escuadrón comandado por Pym, escuadrón conformado por su fragata, el HMS Sirius, el HMS Iphigenia al mando del Capitán Henry Lambert y el HMS Magicienne al mando del Capitán Lucius Curtis.[2]

Invasión[editar]

El escuadrón de Rowley y varios barcos de transporte de apoyo llegaron a Île Bonaparte el 7 de julio. El cuerpo principal, al mando de Rowley, llegó a Sainte-Marie a las 14:00 horas, para llevar a las fuerzas francesas lejos de Le Grande Chaloupe, donde el Sirius secretamente desembarcó la primer "brigada" al mando del Teniente coronel Frazier.[10] Esta fuerza de 950 soldados, una pequeña batería de obuses y los suministros necesarios para que la campaña fuera lanzada sin pérdidas al mando del Teniente de navío John Wyatt Watling, quien había desembarcado primero y asegurado la playa con un grupo de marinos, distribuyendo los soldados y los suministros al estar en tierra. Avanzando rápidamente para tomar las colinas de la playa, Frazier condujo lejos de los puestos avanzados franceses y tiradores apostados y cortó el principal camino entre Saint-Denis y Saint-Paul, dificultando las comunicaciones francesas y el movimiento de los refuerzos.[2]

En el este, al otro lado de Saint-Denis, Rowley ordenó a sus fuerzas desembarcar. La primer ribera fue pretendida por Nesbit Willoughby en una goleta llamado Estafette, para asegurar la playa y organizar las fuerzas desembarcadas. Sin embargo, cuando se acercó el barco, el viento se intensificó y creó una poderosa ola, que estrelló el barco contra tierra con la suficiente fuerza para destruirlo: 4 soldados se ahogaron.[10] Dándose cuenta de que los transportes más pequeños sería igualmente abrumados por las olas, Keating ordenó a un bergantín, llamado Ulney, conducirse en la costa como un rompeolas. Esto permitió que varios barcos adicionales llegaran a salvo a la playa, pero no proveyó suficiente protección para un desembarco completo antes del anochecer.[12]

En la mañana del 8 de julio, los franceses habían fallado en concentrar sus fuerzas, la cual consistía en 576 soldados regulares del Ejército francés y 2717 milicianos dispersados por toda la isla.[2] Viéndo que un desembarco en la playa de Grande Chaloupe aún era factible, los capitanes Rowley y Lambert desembarcaron exitosamente sus contingentes, proveyendo a Keating con las suficientes fuerzas para marchar a Saint-Denis. Mientras Keating estaba desembarcando, Frazier avanzaba en la capital desde el este, asaltando una barricada francesa en el camino desde Saint-Paul, encaminaminando a sus defensor con mínimas bajas. Teniendo roces con la resistencia francesa en una serie de escaramuzas menores, Keating y las fuerzas de Frazier concluyeron en Saint-Denis.

Rendición[editar]

Los británicos se reunieron con representantes de Sainte-Suzanne a las 18:00 horas, quienes más tarde firmaron una capitulación que entregaba la isla a Rowley, Keating y Farquhar con su guarnición y suministros.[13] Cerca de la costa, el Sirius bloqueó Saint-Paul después de desembarcar sus soldados y, el 9 de julio, divisó un barco tratando de salir del puerto después de darse la noticia de la rendición. Los barcos de transporte del Sirius fueron enviados a perseguir a los fugitivos, al mando del Teniente George Norman. En una exhaustiva persecución de 12 horas, Norman fue capaz de capturar y subir a bordo de la nave, revelando ser un corsario llamado Edward que acarreaba 4 armas y 30 hombres. Norman fue capaz de derrotar a la tripulación luego de una breve lucha en la cual 3 de sus hombres resultaron heridos, además descubrió que llevaban despachos del gobierno francés para las autoridades en Île de France, las cuales cayeron en manos británicas.[14]

Consecuencias[editar]

La invasión costó a los británicos un total de 22 muertos y 79 heridos, incluidos los ahogados en el naufragio del Estafette.[3] La mayoría de las bajas sucedieron en las escaramuzas del camino de Saint-Denis, las víctimas francesas se desconocen, aunque fue probablemente un número similar. Los franceses fallaron en poner una significativa resistencia a los británicos, los cuales rápidamente establecieron cabezas de playa y atacaron los puestos avanzados franceses sin significativa oposición.[12] La isla, tras la invasión, regresó a su nombre previo a la revolución; Borbón, Farquhar asumió brevemente el cargo de gobernador antes de trasladarse a Mauricio, una vez capturada, en diciembre de 1810. Keating le sustituyó en el mando y se mantuvo en el cargo hasta 1814, cuando la isla fue devuelta a Francia en el final de las guerras napoleónicas.[15]

El éxito le permitió a las fuerzas británicas concentrarse en contra del resto del territorio francés en el Océano Índico, la Île de France. Borbón proveyó varios puertos seguros y abundantes suministros para el escuadrón de fragatas británico, convirtiéndose en la nueva base de Rowley y Keating.[9] Con un puerto seguro a poca distancia, Rowley fue capaz de enviar a sus fragatas contra los puertos franceses en Île de France con más frecuencia y más agresivamente, desarrollando un plan para apoderarse de los pequeñas islas cercanas a los principales puertos de la Île de France para desestabilizar la navegación y la capacidad de las fragatas francesas de utilizar estos puertos como bases de ataque. Este plan en última instancia condujo al desastroso intento de apoderarse de un cargamento en Grand Port en el cual cuatro fragatas de Rowley se perdieron.[16]

Galería[editar]

Obelisco conmemorativo en honor a los británicos.
 
Obelisco conmemorativo en honor a los franceses.
 

Referencias[editar]

  1. a b c Clowes, p. 270
  2. a b c d James, p. 271
  3. a b Clowes, p. 458
  4. a b Gardiner, p. 92
  5. a b Woodman, p. 283
  6. Gardiner, p. 93
  7. James, p. 197
  8. Charles Mullié, Biographie des célébrités militaires des armées de terre et de mer de 1789 à 1850, 1852.
  9. a b Gardiner, p. 94
  10. a b c Clowes, p. 457
  11. G. B. Smith. «Farquhar, Sir Robert Townsend». Oxford Dictionary of National Biography. Consultado el 28 de enero de 2012.
  12. a b James, p. 272
  13. Brenton, p. 460
  14. James, p. 273
  15. The Gentleman's Magazine (julio a diciembre de 1847 vol.28, p.540). . F. Jefferies. Consultado el 28 de enero de 2012.
  16. Gardiner, p. 96

Bibliografía[editar]

  • Brenton, Edward Pelham (1825). The Naval History of Great Britain, Vol. IV. 
  • Clowes, William (2003 [1900]). The Royal Navy, A History from the Earliest Times to 1900, v.5. Chatham Publishing. ISBN 1861760140. 
  • Gardiner, Robert (2001 [1998]). The Victory of Seapower. Caxton Editions. ISBN 1840673591. 
  • James, William (2002 [1827]). The Naval History of Great Britain, Volume 5, 1808–1811. Conway Maritime Press. ISBN 0851779093. 
  • Woodman, Richard (2001). The Sea Warriors. Constable Publishers. ISBN 1841191833.