Interregno otomano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Interregno Otomano (también conocido como Triunvirato Otomano; en turco Fetret Devri) fue un período caótico en el Imperio otomano, a comienzos del siglo XV, posterior a la derrota del sultán Bayaceto I en la Batalla de Ankara a manos de Tamerlán en 1402. El periodo de disputas dinásticas entre los descendientes de Bayaceto I duró hasta la ascensión al trono de Mehmed Çelebi o Mehmed I.

Tres de los hijos de Bayaceto que quedaron vivos después de la batalla se repartían, hacia 1410, las regiones remanentes del imperio. El mayor, Süleyman Çelebi, gobernaba el norte de Grecia, Bulgaria y Tracia. Su hermano İsa Çelebi gobernaba Grecia y la parte más occidental de Anatolia, sin embargo, este último fue derrocado por su medio-hermano menor Mehmed Çelebi y expulsado de su capital en Bursa en 1404. Süleyman aprovechó la ocasión para apoderarse también del sur de Grecia, mientras Mehmed regía Anatolia. Mehmed envió a su hermano menor Mûsa a cruzar el Mar Negro con un gran ejército para expulsar a Suleiman. Mûsa venció a Suleiman en Bulgaria en 1410, y este último se vio forzado a retirarse al sur de Grecia. Mûsa se proclamó entonces Sultán. Mehmed enfureció, y envió un pequeño ejército a Galípoli, donde fue derrotado. Ante esa circunstancia, Mehmed se alió con los bizantinos, y tres años más tarde envió un ejército que derrotó completamente a Mûsa en Kamerlu, Serbia. Tras esta victoria, fue fácil para Mehmed derrocar a su último hermano que permanecía en Grecia, y convertirse en Sultán.


Predecesor:
Bayaceto I
Interregno otomano
1402 - 1413
Sucesor:
Mehmed I