Interceptación (hidrología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La interceptación de la lluvia o precipitación, se denomina al volumen de agua, (expresado en mm o litros por unidad de superficie) que es retenido en las hojas de la vegetación. La interceptación, juntamente con el agua que permanece retenida en las pequeñas pozas, y la humedad del suelo (agua retenida en los poros, sin llegar a saturarla), constituyen la humidificación del suelo, y no contribuyen al escurrimiento superficial ni al subterráneo. El agua interceptada por las hojas vuelve a evaporarse, y no llega a la tierra. Esta pérdida por evaporación desde las superficies vegetales puede suponer entre el 20 y el 40% de la lluvia, por lo que debe tenerse muy en cuenta en el cálculo de los balances hídricos, sobre todo en regiones áridas y semiáridas con precipitaciones poco abundantes.

Esta variable del ciclo hidrológico es considerada en:

  • los modelos matemáticos conceptuales de lluvia - caudal.
  • la determinación de la precipitación eficaz.