Inmigración francesa en Puerto Rico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La inmigración francesa a Puerto Rico se prolonga desde principios del Siglo XIX (aproximadamente en 1815). La inmigración francesa hacia Puerto Rico comenzó junto con la inmigración española. Cuando Puerto Rico todavía formaba parte de la soberanía española, el Rey de España dio permiso a inmigrantes franceses de poblar la isla, siendo la segunda comunidad más importante después de la española. Los inmigrantes franceses procedían principalmente de la isla de Córcega, seguidos de otras partes de la Francia metropolitana. Francia ya tenía importantes colonias en el continente americano como Haití, la provincia canadiense de Quebec y los departamentos de ultramar que aún mantiene como la Guayana Francesa, las islas de Guadalupe, Martinica, y San Pedro y Miquelón, entre otros. Se dice que la inmigración se produjo después de las cruentas guerras que atravesó Francia tras el gobierno de Napoleón Bonaparte, lo cual produjo una serie de crisis en su momento. Los colonos franceses establecidos en la isla de Puerto Rico, fueron la mano de obra más importante, donde desarrollaron la economía en base a la agricultura (como la cosecha de la caña de azúcar, frutales, hortalizas, entre otros). Actualmente, hay personas en Puerto Rico que descienden de estos inmigrantes, algunos hacendados aunque ya mezclados con los pobladores del resto de la isla como los de ascendencia española y taína.

Referencias[editar]