Inmigración árabe en Chile

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de Liga Árabe Árabes en Chile Bandera de Chile
العرب في تشيلي (en árabe)
Regiones de origen Medio Oriente (principalmente de Palestina).
Descendencia estimada 800.000
Idiomas español chileno, árabe
Religiones IslamSymbol Green.gif Islam
Latin cross gold.png Cristianismo
Migraciones relacionadas árabes en Argentina
Asentamientos y comunidades activas
1.º Bandera de la Región de Valparaíso Valparaíso
2.º Bandera de la Región de Tarapacá Tarapacá

La inmigración árabe en Chile se dio de forma espontánea, estimulada por presiones de orden económico, político y religioso, acompañada también de cierto espíritu aventurero. La gran mayoría de los inmigrantes musulmanes provinieron de Oriente Medio y en la actualidad la colonia del pueblo árabe se consagra como la más grande e influyente de asiáticos en el país.[1]

Historia[editar]

Grupo bailando dabke en el Club Sirio Unido de Chile.

Los primeros árabes registrados en un censo se remontan al realizado en 1895,como las familias Arbuch Basbus,Nadurie Hachui,y Gidi Abraham, sin embargo en los de 1854 y 1885 aparecen algunos súbditos del Imperio otomano, los que bien podrían ser del Líbano, Palestina o Siria, que formaban parte del Imperio en ese entonces.

La mayoría de los palestinos llegaron a principios del siglo XX, escapando del Imperio Otomano debido principalmente a que profesaban la religión cristiana, la dominación opresiva y posteriormente la situación económica y el estallido de la primera guerra mundial. Cabe señalar que la opresión turca otomana (sunnitas) no sólo se vio reflejada en la minoría cristiana de Siria, Palestina y Líbano, sino que en contra de los musulmanes shiitas que arribaron a toda la costa atlántica siendo mayoría en la región y que algunos pasaron via Argentina a Chile a comienzos del 1900 localizándose a lo largo del país aportando con su cultura y trabajo al desarrollo de Chile.

A su llegada, los árabes se dedicaron a trabajar principalmente en el sector comercial. La colectividad palestina, a pesar de sus diferencias culturales con la sociedad chilena, logró compenetrarse y formar parte importante de la clase media del país, aunque algunos de sus miembros ostentan algunas de las riquezas más grandes del país. Aunque el Barrio Patronato, en Santiago y la ciudad de La Calera fueron sus principales centros de residencia, reunión y comercio por muchos años, en el último tiempo se han desplazado a lo largo de la ciudad de Chile y comunas de Santiago como, Las Condes, Providencia, Ñuñoa y Recoleta.

En Beit Jala, tanto como en Beit Sahour o en Belén, se sabe más de Chile de lo que cualquier santiaguino común sabe de Medio Oriente. Porque todos allí tienen familia en este país, a 20 mil kilómetros de distancia. Primos lejanos, tíos en quinto grado, sobrinos y sobrinas de ultramar que cada vez que se dejan caer convulsionan la vida de sus parientes, más acostumbrados a los disparos y a los uniformes militares que a las visitas sorpresa. Todos forman una gran familia extendida que incluye a los palestinos-chilenos, aquéllos descendientes de los miles de Aziz, Jalil y Hannah que cambiaron las túnicas por el traje "a la europea" y se embarcaron rumbo a América desde 1860.

En la misma época en que 50 millones de almas escapaban de Europa al nuevo continente, y los países de este lado del Atlántico instalaban sus agencias de inmigración en Alemania y Francia, los palestinos se sumaban al gran desplazamiento humano. Se venían por las suyas. Nadie los invitaba, nadie los recibía. Hoy en Chile los descendientes de esa generación suman alrededor de 500 mil. No existe una cifra exacta, pero sí un récord que todos repiten: es la comunidad palestina más grande fuera del mundo árabe. A eso se debe que los obituarios del último tiempo de "El Mercurio" se repleten de nombres orientales. Son las víctimas de la incursión israelí a Beit Yala, Bet Sahur y Belén, con tantos deudos allá como en La Calera, Santiago o Curicó. La repercusión más triste de una inmigración que se encontró con dificultades que pocos quieren recordar, y que en menos de tres décadas pasó de los conventillos, la venta ambulante y la discriminación a la plena integración, y en más de algún caso, a las grandes fortunas.

El gran flujo migratorio árabe parte en 1860 y se extiende hasta 1900. Se calcula que los árabes que vinieron a América alcanzaron el millón de personas. Hasta 1918 los palestinos migraron con pasaporte turco. Los puertos de salida eran Beirut, Haifa y Alejandría; y el trayecto se hacía vía Génova y Marsella.

Hasta fines del siglo XIX, la población de Palestina bordeaba los 600 mil habitantes. En aquel entonces el número de judíos era de 35 mil. En 1931 había 1 millón de habitantes: 71 por ciento de musulmanes, 3 por ciento de judíos, 25 por ciento de cristianos y 1 % Druzos.

Las grandes concentraciones de emigrantes sirios, palestinos, libaneses y sus descendientes están en Brasil, venezuela, Argentina y Chile. Se estima que en América Latina sumarían 7 millones, de estos, 5,5 millones estarían en el Cono Sur.

En 1940 la Guía social de la Colonia Arabe en Chile : (Siria, Palestina, Libanesa), que puede ver en Memoria Chilena, estimaba en 13.466 el número de árabes en Chile.

El 61 % de los árabes llegados a nuestro país lo hizo entre 1900 y 1930. Más del 60 % de árabes que llegaban tenían entre 10 y 30 años.[2]

En 1912 aparece Al Muerched, el primer periódico chileno escrito en árabe. Se calcula que existieron como mínimo 12 publicaciones del tipo durante los 40 años de inmigración.

Actualmente la inmigración árabe, especialmente palestina sigue siendo importante, aparte de la llegada de ellos por sus propios medios a nuestro país, en abril del año 2008 llegaron a suelo chileno 117 refugiados palestinos. Luego de una inmigración constante con el paso de los años, la colectividad palestina en Chile pasó a ser la más grande del mundo fuera del Medio Oriente, con alrededor de 500 mil miembros.[1] Además de la fuerte influencia y variada diversidad en ámbitos del quehacer nacional, un hecho que demuestra su gran presencia es la convocatoria de al menos 7 futbolistas chileno-palestinos (como Roberto Bishara) en la selección de fútbol de Palestina durante las clasificatorias asiáticas de la Copa Mundial de Fútbol de 2006. También se ve reflejada la influencia de esta comunidad en el deporte es en el Estadio Palestino y en el club de fútbol de Primera División Palestino.

De igual manera, existen en el país comunidades de oringen Sirio y el Líbanes aunque en una menor proporción respecto de los palestinos. Estas comunidades del Medio Oriente profesan principalmente el Catolicismo y en menor grado existen ciertos miembros de la Iglesia ortodoxa, el judaísmo y el Islam aunque este claramente presenta un incremento en su difusión a nivel académico y comunicacional y en la conversión de chilenos de origen arabe cristiano y de nativos a la fe y cultura árabe musulmana. Destaca en la difusión su página web www.islamchile.com Destaca recordar que los emigrantes sirios del área del Qalemun, situada entre Damasco y Hims, de los pueblos de An Nebek, Yabrud, Qaraa y Deir Atiyeh,fundaros las primeras entidades musulmanas en Argentina y Chile. En Chile se fundó la Sociedad Union Musulmana en 1926, bajo el liderazgo de Tawfiq Rumie.

A diferencia de otras corrientes migratorias, la árabe tendió a la dispersión. Así, se encuentran en los más lejanos pueblos del país.

Inicios de la vida en Chile[editar]

Los primeros inmigrantes se instalaron en Santiago en tres barrios: Recoleta, Independencia y Matucana.

Instituciones[editar]

Sus instituciones comunitarias más destacadas:

  • Club Deportivo Palestino. Fundado en 1920, juega en la primera división del fútbol chileno desde 1952 ha sido 2 veces campeón de este (`58 y `78), 2 veces campeón de la Copa Chile y Semifinalista de la Copa Libertadores, tiene el 3.º lugar en récord de invictos mundiales después del Celtic y la Juventus
  • Club Palestino. En 1938 se funda, su objetivo era un club social para la colectividad palestina de Santiago, se ubicó en la calle Santo Domingo, posteriormente adquirió un estadio en la Avenida Kennedy, es el estadio más grande de santiago tiene la piscina más honda de Chile, trampolín olímpico, piscina olímpica, dos gimnasios 20 canchas de tenis, un Court central, donde incluso Chile ha jugado la Copa Davis, 2 canchas profesionales de Fútbol, multicanchas techadas, pista de atletismo , cancha de Hockey patín, salones, entre muchas otras instalaciones. Posteriormente el club también fue trasladado al estadio.

El Club Palestino, llamado también popularmente Estadio Palestino, es un Club social y deportivo ubicado en la ciudad de Santiago en la comuna de Las Condes, en la Avenida Kennedy.

El Club surgió como el Club social del la Colectividad Palestina en Santiago ubicado en la calle Santo Domingo 673, fue fundado en 1938, el primer directorio fue presidido por don Nicolás Yarur, e integrado por los señores Placido Musalem, Salomón Ahues, Jacob Zaggmut, Saleh Yunis, Bishara Thumala, Emilio Deik, Guillermo Cumsille y Sabas Chahuan. Así el Club se fue transformando el punto de encuentro de la Colectividad Palestino-Árabe que crecía tanto en número como en importancia, grandes empresarios e impulsores de la industria en Chile eran inmigrantes o hijos de inmigrantes, como las familias, Sumar, Yarur, Nadurie, Hirmas, Gidi, Hasbun, Chahuan, Comandari, Arbuch entre otras.

Así el Club y las necesidades de la colectividad palestina fueron creciendo lo que significo que bajo la presidencia de Don Jorge Yarur Banna, mas específicamente en 1955, la colectividad decidiera la construcción de un estadio, instalaciones deportivas, ya no solo era necesario un club social, si no la construcción de una piscina, canchas de tenis, futbol, entre otras, primero se pensó en un terreno en la intersección de Manquehue con Av. Las Condes, pero luego se adquirió el Fundo Chacra Suecia con 3,46 ha, hoy el Club Palestino, esto se financió mediante una seria de letras de cambio emitidas por el Banco de Crédito e Inversiones (BCI). Luego la Municipalidad de Las Condes Expropio 2,4 ha, quedando en la actualidad el club con 12,6 ha.

En el año 1965 se puso la primera piedra de la construcción de la nueva sede con la bendición de Monseñor José María Caro, Arzobispo de Santiago en ese entonces. Posteriormente en el año 1962 se comenzó con la Constructora Enrique Gidi y Cia, con el proyecto realizado por los arquitectos: Bolton, Larrain Prieto y Lira y el diseño de jardines fue realizado por un diseñador japonés. En el año 1968 tomó la presidencia de Club Palestino don Carlos Abu-Mohor Touma quien termino la construcción de la sede con una piscina olímpica y una piscina de niños.

El Club Palestino cuenta con diversos salones, Pista de Patinaje, el mayor centro de Tenis del País, un Gimnasio con cancha profesional de Basketball, canchas de squash, padle, 12 canchas de pasto sintético de futbolito y 3 canchas de pasto sintético de fútbol profesional, una cafetería, un Bar-restorán, juegos infantiles, un mini-golf, Las piscina mas grande y profunda de Latinoamérica, un Curt Central de Tenis, donde incluso Chile ha hecho de local en Copa Davis.

La sede de Santo Domingo 673, fue vendida en la década de los 80´ cuando el Club Palestino se separó del Club Deportivo Palestino, Cuando Carlos Abu-Mohor presidía el Club Palestino y Ricardo Abu-Mohor presidía el Club Deportivo Palestino.

Directorio Juvenil[editar]

En 1958 se conforma el primer Directorio Juvenil del Club Palestino, en la década de los 70´ luego de un congreso nacional palestino, bajo la presidencia de Eduardo Khamis surge El Festival de La Canción Palestina, llegando a transformarse en el segundo festival más importante de Chile, detrás del de Viña del Mar, tocando grupos de la importancia de Soda Stereo. su actual presidente es Diego Khamis

  • La Unión Árabe de beneficencia, institución la cual vela por los ancianos de la colectividad y Chilenos, esta cuenta con un hogar de ancianos ubicada en la calle Callejón lo Ovalle, en la comuna de San Miguel en Santiago.
  • La Juventud Homsiense en 1913 (calle Dardignac), una clínica a beneficencia para la gente de escasos recursos que se mantiene vigente. Sitio web.
  • El Estadio Sirio . En 1938 (Avenida Francia), un club que tiene el fin de mantener unida a la colonia siria, desarrollando diversas actividades deportivas, culturales, etc. El Club Sirio Unido se encuentra actualmente en la Avenida Vitacura. Sitio web.
  • Alianza Árabe de Chile. Institución sin fines de lucro,que busca potenciar las actividades de nuestra Colectividad Árabe en Chile.Vice-Presidente Ejecutivo,Sr.Juan Fernando Arbuch Nadurie.


  • Círculo Libanés
  • JOL (Jóvenes Chilenos de Origen Libanés)
  • Cómite Democrático Palestino
  • Colegio Árabe de Santiago [2]
  • Unión General de Estudiantes Palestinos de Chile (UGEP-Chile)www.ugep.cl
  • AJPP (Asociación de Jóvenes por Palestina)
  • Club Unión Árabe de Viña del Mar y Valparaíso
  • Juventud Árabe de Valparaíso y Viña del Mar. Congrega a los jóvenes chileno-árabes de la Quinta Región de Valparaíso desde el año 1967, teniendo como premisas fundamentales la difusión de su milenaria cultura, y un activo trabajo en pos del objetivo único de todos los Palestinos en la diáspora, Liberar Palestina.
  • Décima Compañía de Bomberos de Valparaíso Bomba Chileno Árabe Eduardo Farley
  • Sociedad de Damas Sirio Palestinas.
  • Club Unión Árabe La Calera
  • Fundación Palestina Belén 2000
  • Hogar de Niños Sirio-Palestino
  • Club Unión Árabe de Quillota [3]. Fundado el 15 de julio de 1928, es la Institución Árabe más antigua de Chile. El 27 de junio de 2008, inauguró su nueva sede, con casi 1.200 m2, en Avenida 21 de mayo, Quillota.
  • Club Libanés de Copiapó
  • Club Unión Árabe de Talca
  • Club Unión Árabe de San Fernando
  • Estadio Árabe de Concepción
  • JUPAC (Juventud Palestina de Concepción)
  • Colegio Árabe de Concepción
  • Colegio Árabe de Viña del Mar
  • Centro Social y Cultural Mundo Arabe de Iquique, que agrupa a:

-Juventud por Palestina de Iquique -Deportivo Palestino Iquique -Conjunto de Dabke y Danzas Arabes Al Helm Al Arabi de Iquique -Cunjunto de Dabke Infantil Al Hayat de Iquique.

Periódicos[editar]

Producto de la inmigración se publicaron varios periódicos:

En árabe:

  • Al Murched
  • Al Watan
  • Al Munir
  • Aschabibat
  • Al Hadi

En español:

  • La Reforma
  • Mundo Árabe
  • Jeque
  • Al Damir

Estudio: "La Prensa Árabe en Chile 1912-1950". Tesis de Grado. Universidad de Santiago de Chile. Biblioteca, Humanidades, USACH. Profesor Guía: Eugenio Chahuan Ch. Autor: Erick Jerez Iturrieta. Año: 1999. 158 páginas.

Las Diez Mezquitas[editar]

Hace dos décadas, un grupo de empresarios integrantes de la colonia árabe sorprendió al mercado al comprar el Banco Osorno y La Unión. Esa operación fue sólo el debut de las "Diez Mezquitas", como se autodenominaron, que siguieron haciendo ruido, diversificando sus inversiones y ganando protagonismo en el mundo de los negocios.

Hoy, algunos de ellos se mantienen juntos en Corp Group, un holding financiero con intereses en diversos rubros y cuyo principal activo es CorpBanca, el sexto banco de la plaza en colocaciones, y en la Hacienda Rupanco. Otros abandonaron el barco y emprendieron nuevos rumbos en solitario.

El clan original lo integraban Carlos Abumohor, Espir Aguad, Salomón Díaz, Alberto Kassis, Alejandro Kauak, Munir Khamis, Odde Rishmague, la dupla de Juan Rafael Gutiérrez y Jorge Selume, Álvaro Saieh y Fernando Abuhadba. Con intereses en los sectores inmobiliario, financiero, industrial, agrícola y comercial, estos empresarios son pesos pesados en esos rubros.

Algunos ya están dejando la primera línea, el día a día, y sus hijos están tomando el relevo en el manejo de las fortunas familiares.

Odde Rishmague y su banco en EE.UU.

Odde Rishmague está orgulloso de ser chileno, que opera un banco en Estados Unidos con seguro FDIC y que recientemente fuera premiado por la ONU y designado para trabajar en el programa de Desarrollo Sustentable. Es el Unión Credit Bank (UCB), con sede en Miami, que en cinco años ha logrado consolidarse, llegando a activos por aproximadamente US$ 250 millones. La entidad es manejada por su hijo Miguel (41 años).

El fuerte de los negocios de este empresario se desarrolla internacionalmente bajo su holding UCB GROUP. Así lo reafirmó la venta, hace poco más de un mes, de su participación en CorpBanca, aunque mantuvo participaciones en la división inmobiliaria de Corp Group.

Desde Miami a Latinoamérica, se administran los negocios de las filiales de UCB GROUP: Banco, Productos Financieros e Inmobiliario.

Fuera de Estados Unidos, UCB GROUP tiene sus dados puestos en América. Allí maneja una ambiciosa gama de proyectos en el área Inmobiliaria y financiera. En Guatemala, Honduras, El Salvador, Panamá y próximamente en Nicaragua. El grupo para este año ya tiene facturaciones por US$ 20 millones y proyecta niveles similares para los próximos 5 años. Un ejemplo, en Guatemala se trabaja en dos edificios (uno de departamentos, en etapa de ventas y otro de oficinas) y un megadesarrollo inmobiliario de 200 hectáreas que considera casas, departamentos, áreas verdes, colegios y supermercados. Además, en ese país tiene proyectos para la creación de pequeños centros comerciales (stripcenter).

El otro foco es Honduras. En la capital, Tegucigalpa, levantará un edificio de 11 pisos, cuya construcción comenzará en los próximos 180 días. En Panamá, en sociedad con empresarios locales, se está estudiando un nuevo proyecto. En El Salvador está en etapa de proyecto un edificio de oficinas de 12 pisos. Y por si fuera poco, Rishmague tiene los ojos puestos en el gran potencial turístico de Centroamérica, como lo es Nicaragua, allí está estudiando a futuro entrar al negocio turístico. A nivel local (Chile), está en proyecto el desarrollo de una torre de 12 pisos. Rishmague reconoce que él y su hijo Miguel ya no están en el día a día de los negocios y que han delegado el manejo en altos ejecutivos que han formado y que son quienes les presentan los proyectos de inversión. Sí, reconoce que aún es el encargado de elegir los negocios en que invertirá UCB GROUP. "Porque tengo la experiencia para eso", comenta.

Dentro de los principales ejecutivos de UCBGROUP, aparte de su hijo Miguel Rishmague quien es presidente del directorio, están quienes lideran las divisiones:

El Unión Credit Bank de Miami, es presidido por Fernando Capablanca. UCB Productos Financieros, Ramiro Sugranes, A cargo de Centroamérica, está Erika Crespo Kuba y los negocios en Chile son llevados por Raúl Fernández.

Kauak apuesta por la construcción

Alejandro Kauak aprendió a diversificarse. Hoy tiene empresas operando en los sectores construcción, transporte y agrícola.

Hace dos años vendió gran parte de su participación en Corpbanca y mantiene unas "pocas acciones" en la Hacienda Rupanco, por lo que su lazo económico con las "mezquitas" prácticamente no existe. Aunque sí mantiene la relación social.

Constructora Amérika, su principal activo, es una de las mayores empresas de la X Región, aunque también tiene operaciones en Santiago.

En el área agrícola tiene un patrimonio de 3.500 hectáreas de las cuales 500 están sembradas con trigo. A eso agrega 3.500 cabezas de ganado que usa para producción de carne y leche (4,5 millones de litros al año).

También, a través de su Agrícola El Álamo, acaba de sumarse al boom de los arándanos, plantando 50 hectáreas con estos berries.

En otro rubro, hace tres años se adjudicó la concesión del rodoviario de buses Puerto Montt, en el que invirtió US$ 32 millones porque además de remodelar el lugar se construyeron 65 locales. "Estamos asociándonos con Sosicam, el principal operador de terminales de buses de Brasil, para participar en nuevas licitaciones", adelanta.

Kauak cuenta que sus hijos Alberto (40 años, arquitecto) y Rodrigo (37 años, ingeniero comercial) están empezando a integrarse al manejo de los negocios familiares.

Pero ahí no para. En septiembre parte las obras del centro comercial "Barros Arana" en el sector alto de Osorno que tendrá 35 tiendas y que le implicará una inversión de US$ 3 millones.

Abumohor entra al negocio acuícola

Carlos Abumohor no sólo fue el articulador de las "Diez Mezquitas", sino que sigue siendo un referente para todos los integrantes del clan.

Aunque sigue compartiendo negocios con sus hermanos Nicolás y René, como el 9,7 % que tienen en Parque Arauco y la participación en Corp Group, en la que Carlos es el presidente del directorio, también cuenta con emprendimientos propios.

En 1999, la familia dividió los negocios y Carlos se quedó con Hilanderías Maisa y con Industrias Saionara.

Con algunas de las "Mezquitas" -además de Corp Group- controla un porcentaje de la Hacienda Rupanco, un predio de 47.000 hectáreas en la X Región con plantaciones forestales y producción lechera y ganadera. En Rupanco el principal accionista es Juan Rafael Gutiérrez, otro integrante del grupo original que compró el Banco Osorno y el único no árabe. Además, Abumohor es socio de Copesa, consorcio que lidera Álvaro Saieh, quien recientemente delegó la presidencia de este consorcio a su hijo Jorge Andrés.

La última aventura empresarial es su ingreso al negocio de los abalones, con la compañía Chilesan, que producirá ese molusco para exportarlo al mercado asiático.

Pero Abumohor ha ido delegando el manejo de sus empresas en sus hijos. Álex (50 años) maneja Inversiones San Carlos, que es el holding, es director de Copesa y dirige Chilesan; Sergio (48 años) es el representante en la Hacienda Rupanco, además de gestionar el área inmobiliaria, y Hernán (45 años) está a cargo de Maisa y Saionara. La única mujer y mayor de sus hijos, Susana, es la presidenta del directorio familiar.

Las industrias de Kassis y Khamis

Alberto Kassis es el mayor fabricante de cecinas del país. Maneja las marcas La Preferida, JK, Zwan y San Jorge, y con ellas controla el 40 % del mercado, con ventas que superan los US$ 150 millones al año.

Aunque ya no está en Corp Group -vendió en 1993- sigue ligado a parte de las "Mezquitas": con los Abumohor en Parque Arauco y Copesa, y con Saieh también en ese consorcio periodístico.

Como parte del grupo original, Kassis también puso sus fichas en el negocio inmobiliario. Es socio de los Sarquis, Cueto y Zalaquett en Inmobiliaria Sinergia, que maneja una amplia cartera de proyectos habitacionales y de oficinas, como Nueva Las Condes.

También está incursionando en el rubro agrícola. Tiene propiedades en Melipilla y María Pinto, donde cuenta con plantaciones de paltas, cítricos y arándanos, además de engorda de cerdo y ganado, y crianza de caballos chilenos y árabes.

Su familia interviene activamente en sus negocios. Su esposa, Anita Sabag, y su hija Elizabeth integran el directorio de San Jorge.

Munir Khamis es otro que se dedicó a la actividad industrial. Tras salirse de Corp Group en 1999 se concentró en sus empresas Bromac y Atika. La primera, donde es socio con su tio Bishara Khamis, fabrica bordados para sábanas, ropa infantil e interior, y da trabajo a 140 personas.

Atika es una importadora de cerámica y productos para la construcción que figura entre las líderes del mercado. Allí sus hijas Muriel y Maya juegan un rol clave en el manejo comercial.

Los "financieros" del clan

La familia Aguad -hoy representada en Corp Banca por Fernando, hijo de Espir-, Juan Pablo Díaz Cumsille, Álvaro Saieh y Jorge Selume tienen en común haber mantenido como foco de su quehacer empresarial al rubro financiero. Todos se mantienen en Corp Group, como su principal inversión, pero muchos de ellos tienen otros emprendimientos.

Díaz Cumsille controla las compañías de leasing El Progreso en Chile y Total en Perú.

En paralelo, este ingeniero civil de profesión es socio de la empresa constructora Navarrete y Díaz Cumsille Ingenieros S.A. Además, cuenta con inversiones inmobiliarias y venta de maquinaria para la construcción.

Espir Aguad dejó a cargo de su hijo Fernando su participación en Corp Group y sus inversiones inmobiliarias las maneja su otro hijo, Ricardo. Éstas se concentran en Hacienda Santa Martina.

El ingeniero comercial Jorge Selume participa en Corp Group a través de SIF Investments. Éste ex director de Presupuestos es socio de Inmobiliaria Andrés Bello, que controla la Clínica Indisa y la Universidad Andrés Bello.

En otro rubro, el año pasado compró el 3 % de Colo Colo, convirtiéndose en uno de los accionistas relevantes del club.

La arremetida árabe[editar]

La historia de las "Diez Mezquitas" se remonta a 1986. En ese año, al empresario y entonces presidente del Club Palestino, Carlos Abumohor, le rondaba en la cabeza la idea de que la colectividad árabe tuviera un banco propio. Ya el chaparrón sobre la banca había pasado, luego del salvavidas que le lanzó el Gobierno, y era el momento de salir a comprar barato.

Sin pensarlo dos veces se puso en campaña. Contactó como asesores al economista Álvaro Saieh, a quien le encargó buscar la mejor opción en el mercado, y al abogado Darío Calderón para que armara la estructura legal para la compra. Después de diversos análisis se optó por adquirir el Banco Osorno y La Unión.

Formó un grupo con quienes ya habían comprometido su participación y nació la sociedad Inversiones Chileno-Árabe, que operó como un pacto de accionistas donde cada uno se quedó con el 10 % de propiedad del banco.

Si bien todos los integrantes se conocían, no había relaciones intensas de amistad entre ellos. Por eso fue clave el rol de articulador que jugó Carlos Abumohor, quien sí era amigo de la mayoría. Con el tiempo otros hechos los unieron, como que la mayoría se trasladó a vivir al barrio de Santa María de Manquehue, y la pasión que sentían por el fútbol.

Dos años después de comprar el Osorno, "las Mezquitas" adquirieron el Banco del Trabajo y los fusionaron, transformándose en el tercer banco de la plaza. En esos años se produjo la primera deserción: Fernando Abuhadba vendió su parte al grupo para enfrentar problemas financieros en sus negocios.

A principios de los 90, algunos integrantes del grupo formaron Infisa, que compró la AFP Provida, en 1993 -que seis años después vendieron al BBVA en US$ 260 millones-; el Interbanc de Perú, y las compañías de seguros Mass y Compensa.

A estas adquisiciones se sumó la del Banco Concepción. El objetivo era fusionarlo con el Osorno y crear un megabanco.

Pero los planes cambiaron. En 1996, el grupo aceptó los casi US$ 500 millones que le ofreció el Banco Santander y se desprendió del Osorno. En esa época dejó el grupo Juan Rafael Gutiérrez y más tarde emigrarían Munir Khamis y Alejandro Kauak.

Infisa siguió creciendo fuerte: compró bancos en Venezuela (Consolidado) y Argentina (Buci), que después fue vendido. En el país adquirió las AFP Protección y Unión y la Financiera Condell, entre otras operaciones.

En 1997, buscando darle una nueva imagen y perfil al banco, el Concepción pasó a llamarse Corpbanca e Infisa se transformó en Corp Group.

Hoy[editar]

Los árabes inicialmente se concentraron en el sector textil, donde tejieron grandes fortunas, que fueron diversificando y varios cerraron el círculo en la banca.

Es el caso de los Yarur Banna, Jorge, Carlos y Amador. Su padre, Juan, emigró en 1894 de Belén y de un buen pasar. Murió en 1954, cuando Juan Yarur Manufacturas de Algodón vivía su época de oro: la empresa, que fundó en 1936 con sus hermanos Nicolás y Saba, llegó a producir 60 % de los hilados y tejidos de algodón en Chile. Sus socios eran los Said-Isa y sus seis hijos, entre ellos Salvador, el padre de José, actual socio del Parque Arauco y del BHIF.

A los años levantaron Manufacturas Chilenas del Algodón. Y cuando los Said decidieron salirse les compraron su parte.

A su muerte, el patriarca presidía el Banco de Crédito e Inversiones (BCI), que vio la luz en 1937 y tiene el mérito de ser el único en Chile que sigue en manos de sus fundadores. Desde 1991 lo preside Luis Enrique Yarur, hijo de Carlos.

Actualmente es la cuarta entidad financiera, con 11 % de las colocaciones y retornos sobre capital de 24 %, y está entre los 20 bancos más grandes de la región. En 2003 adquirió el Banco Conosur en unos US$ 100 millones.

Además, los Yarur son dueños de más del 50 % de Viña Morandé.

José Said Saffie (72) multiplicó la fortuna familiar y es de los más acaudalados de Chile y América Latina, como dueño del 21 % de Parque Arauco; 16 % del Banco BHIF-BBVA, que concentra 7 % de las colocaciones; 25 % de Embotelladora Andina; 30 % de Factorline, la cuarta compañía de factoring del país; 48 % de Edelpa, la mayor empresa de envases flexibles y 50 % de Clínica Reñaca.

En el rubro de los mall ha invertido en Argentina, donde Parque Arauco es dueña del 27 % de Alto Palermo, sociedad que maneja ocho centros comerciales, incluidos el exclusivo Patio Bullrich y el Mercado de Abasto.

Aparte de los grupos que encabezan los primos José Said Saffie, Jaime Said Demaria y su tío, Domingo Said Kattan, existe otra rama que desciende del empresario nacido en Belén Issa Said Sahuire: la de Antonio Said Kattan, hermano de Domingo. Éste es el único que aún permanece en el sector textil. Con 92 años, encabeza Manufacturas Textiles Fibratex. Además tiene inversiones inmobiliarias y una acción de la Bolsa Electrónica.

Un grupo se reunió en 1986 bajo el apelativo de las Diez Mezquitas, cuya historia se remonta a 1986. Entonces Carlos Abumohor convocó a Espir Aguad, Alejandro Kauak, Munir Khamis, Jorge Selume, Fernando Abuhadba y las duplas de Odde Rishmague con Salomón y Domingo Díaz; y Álvaro Saieh con Juan Rafael Gutiérrez (el único no árabe) para formar un banco, consciente de que el sector textil iba en declinación.

Formaron la sociedad Inversiones Chileno-Árabe, donde el aporte individual fue de US$ 1 millón. Saieh asumió como gerente.

Dos años después le fusionaron el Banco del Trabajo, transformándolo en el tercero de la plaza. A principios de los años 1990 se formaron subgrupos para emprender nuevos negocios. Primero fue la compra de la AFP Provida, en 1993 - que seis años después vendieron al BBVA en US$ 260 millones- , donde a través de Inecsa participaban sólo Saieh, la familia Díaz, Fernando Aguad, los Abumohor y Odde Rishmague.

A esta operación se sumaron luego las compras del Interbanc de Perú y de las compañías de seguros Mass y Compensa. En 1995 nació el holding Inversiones Financieras S.A. (Infisa), donde Saieh mantuvo el 51 % de la propiedad.

Ese año de Infisa compró el Banco Concepción a Sonami en US$ 60 millones para fusionarlo con el Osorno. Pero aceptaron la oferta del Banco Santander: casi US$ 500 millones por el Osorno. En esa época dejó el grupo Juan Gutiérrez. Más tarde emigraron Khamis y Kauak.

En Venezuela adquirió el Consolidado y en Argentina el Buci, que después enajenó. Aquí adquirió las AFP Protección y Unión y Financiera Condell. En 1997, buscando darle una nueva imagen y perfil, el Concepción pasó a llamarse Corpbanca e Infisa se transformó en el holding Corpgroup.

Saieh, Abumohor, Rishmague, Díaz Cumsille, Selume y Aguad siguen en Corpgroup. El holding colocó en bolsa 24,9 % de Corpbanca en noviembre de 2002 y exactamente un año después remató el 23 % que pertenecía a los fondos extranjeros Blackstone Group, JP Morgan Partners y Hicks, Muse, Tate & Furst, además de poner ADR en Wall Street, para dar más liquidez a la acción. Esta institución es la quinta del sistema financiero en colocaciones, con 3,8 %.

Pero cada uno ha hecho lo suyo. Rishmague en 2002 consolidó su emergente holding financiero regional UCB, paraguas de UCB Financial Services, UCB Factoring, el Union Credit Bank de Miami, y una importante participación en Corpbanca de Chile, Corpbanca de Venezuela. Su patrimonio supera los US$ 100 millones.

También apostando al mercado norteamericano, Álvaro Saieh y sus socios Jorge Selume, Fernando Aguad y Alberto Muchnick - a través de Corpgroup Financial Services- cerraron un acuerdo en noviembre de 2002 para comprar el banco First Western de Florida, que supuestamente se cerraría en diciembre. El objetivo es usar esa entidad - con activos por US$30 millones­ como plataforma para Latinoamérica y complementar las operaciones de Corpgroup, donde Saieh maneja el 51 %.

Él también lidera Inmobiliaria Andrés Bello, propietaria de los edificios de la universidad del mismo nombre y de Clínica Indisa. Es el controlador del Consorcio Periodístico (Copesa) que edita los diarios La Tercera, La Cuarta, La Hora, Revista Qué Pasa y Paula. Ahí están los Abumohor.

Juan Pablo Díaz Cumsille, presidente del Club Palestino sigue tramitando una licencia para abrir en 2004 el Banco Progreso. Este ingeniero civil es heredero de Salomón y Domingo Díaz participa en Inmobiliaria Cautín, que arrienda propiedades en el centro, y de Comercial Lo Espejo que vende maquinarias para la construcción. Pero su fuerte es el leasing y factoring, a través de Servicios Financieros Progreso.

Los Abumohor, Álvaro Saieh, Juan Pablo Díaz, Domingo Díaz, Alejandro Kauak y Juan Rafael Gutiérrez formaron Cabildo S.A. que en 1997 compró la Hacienda Rupanco en unos US$80 millones. El predio, de cerca de 50 mil hectáreas, tiene 30 mil cabezas de ganado y es uno de los principales productores de leche.

El abuelo de los Abumohor emigra principios de siglo, pero fue Zacarías - padre de Nicolás, Carlos y René- quien entró al negocio textil distribuyendo ropa importada.

Después arrendaron una industria de hilados, la compraron y expandieron el negocio que se agrupó bajo la matriz Manufacturas Interamericana (Maisa).

Están en los resorts Península de Pucón, Puerto Velero, el Haras de Pirque y el Club Balthus. En el área inmobiliaria-comercial controlan el 10 % de Parque Arauco y en el textil, Hilanderías Maisa (licenciataria de Benetton, Esprit, Nino Mori, Arrow y New Man) y Alfombras Wiener.

Munir Khamis, tras vender su participación en Corpbanca se abocó al área textil. Ahí es socio con sus primos en Bromac S.A., dedicada a los bordados para sábanas, ropa infantil e interior. También tiene 25 % de Trama, importadora de telas para la confección creada en 1985.

Arquitecto de profesión, se ha concentrado en proyectos inmobiliarios, en Santiago y la Décima Región, a través de Inmobiliaria del Pacífico y Constructora América.

Kauak posee 10 % de la Hacienda Rupanco y es un importante empresario ganadero. Con sus cuatro campos en la X Región produce alrededor de seis millones de litros de leche al año.

Este año iniciará la construcción de un centro comercial en Osorno junto al grupo Cordel y proyecta retornar al mundo financiero, con un banco para pymes.

Kassis es dueño de Cecinas San Jorge y en 2002 compró Cecinas JK a su hermano Juan, con lo que controla cerca del 30 % del mercado nacional de embutidos. Participa en proyectos inmobiliarios en Peñalolén, asociado con los Sarquis y Marcelo Zalaquett, y en Las Condes.

La colectividad palestina de la diáspora en Chile[editar]

Una de las principales colectividades en el país es la palestina, la más grande del mundo fuera del mundo árabe, con alrededor de 600 mil miembros (según el último censo)[3] de entre más del medio millón de descendientes árabes que residen en Chile. La mayoría de éstos palestinos llegaron a principios del siglo XX escapando del Imperio otomano, ya que eran principalmente de religión cristiana, dedicándose a trabajar en el sector comercial.

Los comienzos de la integración árabe en Chile fue bastante difícil, ya que la xenofobia a la cual se vieron afectados fue bastante importante, ya que se les consideró como inmigrantes de segunda clase, llenos de desvirtudes, que se desempeñaban en el sector económico más despreciado por la aristocracia chilena, el comercio ambulante. Los palestinos en Chile, a pesar de sus diferencias culturales con la sociedad chilena, lograron compenetrarse y formar parte importante de la clase media del país, aunque algunos de sus miembros ostentan algunas de las riquezas más grandes del país.

El barrio Patronato en Santiago, es destacado como el barrio árabe en donde viven y trabajan hasta hoy gran parte de los palestinos asentados en Chile, pero en cada rincón del país, hay un "baisano" (como se les llama cariñosamente). Las comunidades más destacadas son generalmente: Santiago, Talca, Viña del Mar, Valparaíso, La Calera, Quillota, Cabildo, Linares.

Un hecho que demuestra la importancia de la colonia palestina es la utilización de al menos 7 futbolistas chileno-palestinos (como Roberto Bishara) en la selección de fútbol de Palestina. También se ve reflejada la influencia de esta comunidad en el deporte en el Estadio Palestino y en el Club Deportivo Palestino, en Primera División del fútbol chileno

Algunos destacados chilenos de origen árabe[editar]

Políticos[editar]

Empresarios

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Biblioteca Nacional de Chile. «La inmigración árabe a Chile (1885-1950)». Demografía y migración. Memoriachilena.cl. Consultado el 20 de agosto de 2014.
  2. nfpb=true& pageLabel=conUrl&url=12065
  3. http://alquds-palestina.org/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=724 Reseña de la historia de palestinos en Chile.