Inercia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En física, la inercia (del latín inertĭa) es la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo o movimiento, mientras la fuerza sea igual a cero, o la resistencia que opone la materia a modificar su estado de reposo o movimiento. Como consecuencia, un cuerpo conserva su estado de reposo o movimiento rectilíneo uniforme si no hay una fuerza actuando sobre él.

Podríamos decir que es la resistencia que opone un sistema de partículas a modificar su estado dinámico.

En física se dice que un sistema tiene más inercia cuando resulta más difícil lograr un cambio en el estado físico del mismo. Los dos usos más frecuentes en física son la inercia mecánica y la inercia térmica.

La primera de ellas aparece en mecánica y es una medida de dificultad para cambiar el estado de movimiento o reposo de un cuerpo. La inercia mecánica depende de la cantidad de masa y del tensor de inercia.

La inercia térmica mide la dificultad con la que un cuerpo cambia su temperatura al estar en contacto con otros cuerpos o ser calentado. La inercia térmica depende de la capacidad calorífica.

Las llamadas fuerzas de inercia son fuerzas ficticias o aparentes que un observador percibe en un sistema de referencia no-inercial.

Interpretaciones[editar]

Hay investigadores que consideran la inercia mecánica como manifestación de la masa, y están interesados en las ideas de la física de partículas sobre el bosón de Higgs. De acuerdo al modelo estándar de física de partículas todas las partículas elementales carecen prácticamente de masa. Sus masas (y por lo tanto su inercia) provienen del Mecanismo de Higgs vía intercambio con un campo omnipresente de Higgs. Esto lleva a deducir la existencia de una partícula elemental, el bosón de Higgs.

Otros están inclinados a ver la inercia como una característica conectada con la masa, y trabajan a lo largo de otros caminos. El número de los investigadores que entregan nuevas ideas aquí es reducido. Muchas de las ideas presentadas al respecto todavía son miradas como protociencia, pero ilustra cómo está avanzando la formación de teorías en esta área.

Una publicación reciente del físico sueco-americano C. Johan Masreliez propone que el fenómeno de la inercia puede ser explicado, si los coeficientes métricos en la línea elemento de Minkowskian son cambiados como consecuencia de la aceleración. Cierto factor de posicionamiento modela la inercia como efecto de tipo gravitacional.[1]

En un artículo sucesivo para Physica Scripta, explica cómo la relatividad especial puede ser compatible con un cosmos con un marco cosmológico fijo y único de la referencia. La transformación de Lorentz modela la formación de la estructura ("morphing") de las partículas móviles, que pudieran preservar sus características cambiando sus geometrías del espacio-tiempo local. Con esto la geometría se convierte en dinámica y una parte integral de movimiento. Masreliez dice que es esta geometría la que cambia para ser la fuente de la inercia; ergo, para generar la fuerza de inercia.[2] Si fuera aceptada, la inercia podría conectar la relatividad especial con la general. Sin embargo, aunque los marcos de inercia siguen siendo físicamente equivalentes y las leyes de la Física se aplican igualmente, no modelan el mismo espacio-tiempo. Estas nuevas ideas, SEC han sido comprobadas hasta ahora no sólo por el proponente sino también por algunos miembros de la comunidad científica.[3] La teoría de la SEC es controversial, ya que refuta la hipótesis del Big Bang

Otro acercamiento ha sido sugerido por Emil Marinchev (2002).[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]