Industria ósea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La industrica ósea es aquella industria que elabora útiles cuya materia prima es orgánica, es decir, los fabricados en hueso, asta o marfil. Por su naturaleza química presentan un grado de conservación inferior a las industrias líticas. Los útiles óseos que se han conservado en la actualidad son los que han permanecido enterrados en condiciones favorables. Posiblemente en la prehistoria se hayan elaborado diferentes utensilios realizados en madera, corteza de árbol, cuerda, piel, plumas de ave, pelos, etc, pero han desaparecido. Solamente se han conservado algunos fragmentos de madera con huellas de haber sido elaborados por el ser humano como lanzas, pértigas o astiles rematados en puntas de piedra u óseas. Algunos fragmentos de madera se han fechado en el Paleolítico inferior, pero su hallazgo arqueológico es excepcional.[1]

Los materiales orgánicos no poseen la dureza de la piedra cuando se fabrica una herramienta. Sin embargo son mucho más maleables y flexibles, lo que permite su utilización para otras actividades. Permiten por tanto realizar técnicas que son difíciles de elaborar con piedra, como el recortado, la perforación, la incisión o el pulimento. Además los materiales óseos permiten realizar sobre su superficie determinadas marcas, así como desarrollar manisfestaciones artísticas, como el del arte mueble del Paleolítico Superior.

Durante el Paleolítico Inferior y el Paleolítico Medio, los humanos utilizaron poco los huesos para elaborar útiles, tal y como lo demuestran los materiales conservados en los hallazgos arqueológicos. Existen huesos rotos intencionadamente por el hombre, pero no pueden considerarse útiles. A estos hallazgos óseos se les llama hueso poco trabajado.

Es durante el Paleolítico Superior y tiempos posteriores cuando aparece un verdadero instrumental óseo con tipos bien definicidos, hasta tal punto que cuando aparecen se les llama en algunos estratos fósil director pues definen una determinada áreal cultural.

Los tipos básicos de instrumental óseo paleolítico y mesolítico son los siguientes:

  1. Punzones;
  2. Agujas;
  3. Azagayas;
  4. Varillas plano convexas;
  5. Arpones;
  6. Espátulas;
  7. Bastones perforados;[nb 1]
  8. Propulsores.

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Los llamados «bastones de mando» nunca tuvieron dicha finalidad, según se desprende de los estudios actuales, donde se les relaciona como parte de un arma lanzadora.[2]

Referencias[editar]

  1. Ana María Muñoz Amilibia, Victoria Cabrera Valdés, Ana Fernández Vega, Sergio Ripoll López, Amparo Hernando Grande, Mario Menéndez Fernández, Eduardo Ripoll Perelló (2001 (primera edición, sexta reimpresión 2006)). Prehistoria Tomo I. Lerko Print, S.A Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). ISBN 84-362-4399-4 Obra completa. 
  2. Menéndez García, 1994

Bibliografía[editar]