Incidentes del partido Dinamo Zagreb-Estrella Roja Belgrado de 1990

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El alboroto Dinamo Zagreb-Estrella Roja de Belgrado se trata de un hecho de violencia étnica en la ex Yugoslavia cuyo pretexto fue el partido de fútbol que ocurrido el 13 de mayo de 1990 en el estadio Maksimir de Zagreb capital de Croacia entre los Bad Blue Boys (BBB; grupo ultra del Dinamo Zagreb) y los Delije ("Héroes"; grupo ultra del equipo Estrella Roja de Belgrado).[1] [2] El incidente se hizo famoso por ocurrir a pocas semanas de las primeras elecciones multipartidarias en Croacia tras casi cincuenta años, en tales elecciones la mayoría de votos había optado por la independencia croata. Los alborotos danificaron a unas sesenta personas entre las cuales hubo alguna gente apuñalada y otra intoxicada por los gases lacrimógenos.[3]

Contexto[editar]

La tensión entre estos dos clubs que representaban a los dos principales estados federados de Yugoslavia (Croacia y Serbia) había sido siempre elevada al ubicarse como rivales ambos equipos. En 1990 la situación empeoró debido a las tensiones que concluiría con Yugoslavia.
Las primeras elecciones libres fueron celebradas en la mayor parte de Yugoslavia y el supuesto comunismo fue prácticamente expulsado en favor de partidos nacionalistas en cada uno de los estados federados. El valotaje o segunda vuelta electoral en Croacia fue llevada a cabo el 6 de mayo de ese año, resultando ganadora la llamada Unión Democrática Croata cuyo jefe era Franjo Tuđman.

Eslovenia y Croacia, bajo nueva dirección, eran las fuerzas principales detrás de una impulsión para reorganizar Yugoslavia en una confederación, sin embargo Serbia con la jefatura de Slobodan Milošević intentó mantener el sistema comunista en toda Yugoslavia (se ha acusado a Milosevic de ser un nacionalista serbio que buscó la hegemonía serbia en la federación yugoslova). Aproximadamente 3.000 Delije hicieron el viaje a Zagreb conducidos por Željko Ražnatović.[2]

En el estadio zagrebiano de Maksimir había entre 15.000 a 20.000 espectadores.

Incidentes del partido[editar]

Hasta varias horas antes de que el juego incluso comenzara, habían ocurrido reyertas en las calles de Zagreb entre los simpatizantes croatas del Dinamo Zagreb y los simpatizantes serbios del Estrella Roja. Sin embargo, la violencia principal ocurrió dentro del estadio Maksimir. Los miembros de Delije, en la zona que acondicionaron en el estadio para ellos, comenzaron a rajar los carteles de publicidad y atacaron a los hinchas de Dinamo con los asientos y cuchillos, y cantos nacionalistas serbios como "Zagreb es Serbia" y "mataremos a Tuđman". Los BBB, indignados por las acciones de sus rivales, saltaron al campo media hora después, pero fueron atacados rápidamente por la policía serbia, que usaban como herramientas disuasorias porras y gas lacrimógeno.

En medio del caos, varios jugadores del Dinamo todavía permanecían en el campo, mientras que los jugadores del Estrella Roja enfilaron rápidamente hacia el túnel de vestuarios. Zvonimir Boban, el capitán de Dinamo atacó a un oficial de policía que atacaba a un seguidor de Dinamo con una patada voladora —similar a la que hizo famoso a Éric Cantona posteriormente, en 1995, contra el Crystal Palace—.[2] El BBB salió en defensa de Boban, actuando como escoltas del jugador. Por ello el futbolista es considerado un símbolo de resistencia en Croacia. La Asociación de Fútbol de Yugoslavia suspendió a Boban durante seis meses y se le acusó de cargos criminales aunque el policía que fue atacado (que resultó ser un bosnio musulmán) perdonó en público al jugador por sus acciones unos años después.

"Ahí estaba, un personaje público dispuesto a sacrificar su vida, su carrera y toda la fama que pude haber creado, todo por un ideal, una causa; la causa Croata".

Zvonimir Boban tras el incidente.[2]

Consecuencias[editar]

Este alboroto marcó el principio del fin para la primera Liga Yugoslava de Fútbol la cual duró poco tiempo más antes que Eslovenia, Croacia, República de Macedonia y Bosnia-Herzegovina se separaran de Yugoslavia y de la región cayera engullida en una guerra "étnica" en gran medida fratricida entre los pueblos dináricos (el alboroto también fue considerado como el comienzo de la croata guerra de independencia).

Referencias[editar]

  1. Čolović, Ivan. Elektronske Novine (ed.): «Fudbal, huligani i rat» (en croata). Consultado el 2 de diciembre de 2012.
  2. a b c d CNN (ed.): «Un partido que reproduce una guerra étnica» (13 de enero de 2011). Consultado el 17 de abril de 2011.
  3. Commemoration article on 17th anniversary