Incidente de Nikoláyevsk

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Incidente de Nikoláyevsk (尼港事件 Nikō Jiken?) fueron una serie de sucesos ocurridos en marzo de 1920 durante la Intervención Aliada en la Guerra Civil Rusa, culminando en la masacre de cientos de expatriados Japoneses y la mayoría de los habitantes rusos del pueblo de Nikoláyevsk del Amur en el Lejano Oriente Ruso.[1]

Trasfondo[editar]

El poblado de Nikoláyevsk del Amur hacia el año 1900.

Nikoláyevsk del Amur fue ocupado en septiembre de 1918 por el Ejército Imperial Japonés como parte de la Intervención Siberiana. A principios de febrero de 1920, el pueblo tenía una comunidad civil japonesa de cerca de 450 personas, y una guarnición militar de 350 hombres de la 14.ª División de Infantería del Ejército Imperial Japonés. Además de la presencia japonesa, el Ejército Blanco ruso contaba con una guarnición de unos 300 hombres. El total de la población civil en ese momento sumaba alrededor de 15.000 personas. En enero de 1920, el pueblo fue rodeado por una fuerza de cerca de cuatro mil partisanos bajo el mando del anarquista Yákov Triapitsyn, aliado con el Ejército Rojo Bolchevique.

El 24 de febrero de 1920, entendiendo que se encontraba en desventaja numérica y lejos de los refuerzos, el comandante de la guarnición japonesa permitió la entrada al pueblo a las tropas de Triapitsyn bajo una bandera de tregua. Sin embargo, Triapitsyn comenzó a rodear y ejecutar a los partidarios del Movimiento Blanco, encontrando la oposición de la pequeña guarnición japonesa. El 10 de marzo se envió un mensaje a la guarnición japonesa para que se desarmara de manera voluntaria, a lo que estaban seguros que los japoneses no accederían. Los japoneses intervinieron, lanzando un ataque sorpresa el 12 de marzo de 1920. El ataque fracasó y la mayoría de las tropas japonesas perecieron. Los escasos supervivientes se rindieron cuando así se lo ordenó el Alto Mando japonés. Aun así, Triapitsyn decidió cobrar venganza, ordenando la ejecución de los sobrevivientes de la guarnición y la matanza de los 122 civiles japoneses, pereciendo en total 700 japoneses.[1]

Después de esto, Triapitsyn comenzó un reino del terror y ejecutó a todos los civiles que consideraba peligrosos para sus fuerzas. Escaso de munición, uno de los métodos para ejecutar a sus víctimas fue acuchillarlos con una bayoneta y arrojarlos a un agujero en el hielo del río Amur. Varios cientos de habitantes del pueblo fueron asesinados de esta y de otras formas.[1]

A finales de mayo, al acercarse la expedición de rescate japonesa, Triapitsyn ejecutó a los habitantes que quedaban en el pueblo, japoneses y rusos, y quemó el pueblo hasta sus cimientos.[1]

El Gobierno japonés presentó una protesta contra el Gobierno bolchevique en Moscú, exigiendo una compensación. El Gobierno ruso respondió capturando y ejecutando a Triapitsyn; sin embargo, el Gobierno japonés consideró que esto no era suficiente, y utilizó el incidente como excusa para ocupar la mitad norte de la isla de Sajalín, y para retrasar el reconocimiento diplomático de la Unión Soviética hasta 1925.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Hara, Teruyuki. Niko Jiken no Shomondai (Problemas en el incidente en Nikolaevsk-na-Amure) // Roshiashi Kekyuu, 1975, No. 23.
  • Gutman, Anatoly. Ella Lury Wiswell (trans.); Richard A. Pierce (ed.) La Destucción de Nikolaevsk del Amur, Un episodio en la Guierra Civil Rusa en el Lejano Este, 1920. Limestone Press (1993). ISBN 0-919642-35-7
  • White, John Albert. La Intervención Siberiana. Princeton University Press (1950)

Coordenadas: 53°08′N 140°44′E / 53.133, 140.733