Incautos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Incautos es un thriller español de 2004 dirigido por Miguel Bardem. La película está narrada por el personaje de Ernesto (Ernesto Alterio), y en ella nos cuenta su trayectoria como timador y cómo se urdió el golpe más grande que consiguió llevar a cabo.

Ficha Técnica[editar]

Argumento[editar]

Ernesto (Ernesto Alterio) nos narra mediante un flashback cómo desde su infancia empezó a convertirse en un maestro del engaño hasta llegar al que sería el golpe de su vida. Su historia como timador comienza cuando, estando en un orfanato de curas en el que los niños sufren malos tratos, sufre un desmayo porque está enfermo. A partir de ese momento, los curas se comportan mejor con él. Ernesto se convierte en el blanco de agresiones de otros niños, entre ellos el Gitano, el más temido. Para librarse de una agresión, finge un desmayo. Al ver que funciona, comienza a mentir para librarse de todo aquello que no quiere hacer. Ernesto, más adelante, consigue ganarse al Gitano con otra de sus mentiras.

Al salir del orfanato junto a su compinche, Gitano (Alejandro Casaseca), lleva a cabo hurtos y pequeños timos. Siempre se refiere a sus víctimas como incautos, y lamenta no poder ver sus caras tras descubrir que han sido timados. Cuando conoce al Manco (Manuel Alexandre), un viejo y experto timador, empieza a perfeccionar su técnica, deja de lado los burdos hurtos y descubre todos los entresijos del mundo del timo. Ernesto desarrolla una relación muy especial con el Manco, ya que para él es como un padre. Tras varios años de golpes muy exitosos, el Manco le presenta a Federico (Federico Luppi), uno de los mejores timadores de la historia, y los tres juntos siguen llevando a cabo diferentes timos. Todo parece ir bien hasta que aparece en escena Pilar (Victoria Abril), una timadora que fue antigua amante de Federico. Ella le ofrece a Federico la oportunidad de llevar a cabo el golpe de sus vidas, un mirlo blanco, tal y como se dice en el lenguaje de los timadores.

Los cuatro timadores llevan a cabo el timo, pero los recelos y las traiciones no tardan en aparecer. El Manco advierte a Ernesto de que si Federico se acerca demasiado a Pilar debe desconfiar de él. Federico, a su vez, considera que el Manco es un estorbo y le asesina. Pilar y Federico están mintiendo a Ernesto y planean quedarse con el dinero del golpe. Ernesto descubre todas esas mentiras y traza también un plan para que Pilar y Federico no se salgan con la suya. Finalmente, cuando parece que Ernesto ha conseguido engañarles y quedarse con el botín, él mismo descubre que no es así, pues el maletín que lleva está en realidad lleno de papeles. Ernesto tiene por fin la oportunidad de ver qué cara se le queda a un incauto.

Curiosidades[editar]

  • La película surgió a partir de una noticia en un periódico en la que se contaba que a una mujer le habían robado un millón de pesetas mediante un timo. Miguel Bardem comenzó entonces a recopilar noticias de periódicos sobre timos y estafas para crear su película.[1]
  • Cuando Bardem tenía acabada la segunda versión del guion, pensó en abandonar el proyecto. Entonces fue víctima de un robo y decidió seguir adelante.[2]

Premios[editar]

Fantasporto[editar]

Año Categoría Persona Resultado
2006 Mejor Actriz Victoria Abril Ganadora

Festival Internacional de Cine de Fort Lauderdale[editar]

Año Categoría Persona Resultado
2005 Mejor película de habla extranjera Ganadora


Premios Goya[editar]

Año Categoría Persona Resultado
2005 Mejor Montaje Iván Aledo Nominado
2005 Mejor Canción Original (Corre) Bebe Nominada
2005 Mejor Sonido Pierre Lorrain Polo Aledo Jaime Fernández Nominados

Festival de Málaga[editar]

Año Categoría Persona Resultado
2004 Director Miguel Bardem Nominado

Año Categoría Persona Resultado 2004 Director Miguel Bardem Nominado


Referencias[editar]

  1. «Noticias de Cine» (en español). lukor.com (6 de julio de 2004). Consultado el 11 de Mayo de 2011.
  2. «Noticias de Cine» (en español). lukor.com (6 de julio de 2004). Consultado el 11 de Mayo de 2011.