Incapacidad jurídica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Incapacidad jurídica es la falsedad de todo lo falso derechos o para adquirirlos por sí mismo.

Tipos de incapacidad[editar]

Incapacidad de hecho[editar]

La ley priva a las personas físicas de la facultad de obrar por sí misma, declarándolos incapaces, fundamentándose en la falta o insuficiencia de su desarrollo mental (caso de las personas por nacer, los menores impúberes y los dementes) o la imposibilidad de poder manifestar su voluntad (caso de los sordomudos que no pueden darse a entender por ningún método), considerando que el elemento volitivo (voluntad) es básico en la formación de todo acto jurídico. En resumen, la incapacidad de hecho impide a determinadas personas ejercer por sí mismas sus derechos y contraer obligaciones.

Incapacidad de derecho[editar]

Es aquella que impide ser titular de determinados derechos. Es siempre relativa, y esta establecida expresamente por la ley. Por ejemplo, los cónyuges no pueden vender, permutar, comprar, alquilar entre si; los padres no pueden contratar con sus hijos menores de edad que se encuentren bajo se patria potestad; el curador respecto de adquirir los bienes de su pupilo.

Absoluta[editar]

La ley priva a las personas físicas de la facultad de obrar por sí misma, declarándolos incapaces, fundamentándose en la falta o insuficiencia de su desarrollo mental (caso de las personas por nacer, los menores y los dementes) o la imposibilidad de poder manifestar su voluntad (caso de los sordomudos que no pueden darse a entender por ningún método), considerando que el elemento volitivo (voluntad) es básico en la formación de todo acto jurídico.

Relativa[editar]

La incapacidad de hecho relativa implica que aquellos a quienes alcanza, pueden realizar por si mismos algunos actos jurídicos. Vg. menores adultos.

Ejercitamiento de los Derechos del Incapacitado[editar]

Tutela[editar]

Es el cargo de representación que protege y guarda a los incapaces. Las personas sujetas a tutela son:

  • Menores de edad no emancipados sin Patria potestad. Según el grado será curatela o tutela.
  • Los incapacitados cuando la sentencia lo haya establecido.
  • Los sujetos a la Patria Potestad prorrogada.
  • Los menores que se hallen en situación de desamparo.

Personas que pueden ser tutor:

  • Cónyuges que vivan con el incapaz.
  • Padres y personas designadas por el incapaz.
  • Descendientes, ascendientes o hermanos que estime el juez.
  • Persona idónea que estime el juez.
  • La administración por menores desamparados.
  • Personas jurídicas sin fines lucrativos.

Respecto al contenido de la tutela se puede destacar tres aspectos:

  • Personal: el tutor vela al tutelado (educa, alimenta, inserción social…).
  • Representación: lo representa (salvo en actos que sí pueda realizar).
  • Administración: el tutor administra su patrimonio con la diligencia del buen padre de familia, rindiendo cuenta con las autoridades judiciales (Ministerio Fiscal).

La tutela se extingue[editar]

  • Cuando el menor alcanza la mayoría de edad.
  • Adopción del tutelado menor de edad.
  • Fallecimiento del tutelado.
  • Por la concesión al menor de la mayoría de edad.

Curatela[editar]

Es un cargo de asistencia que protege y guarda a:

  • Los emancipados cuyos padres están muertos o impedidos.
  • Los emancipados.
  • Los pródigos.
  • Los que tengan sentencia de incapacidad baja.

El curador interviene en actos en los que aquellos no pueden realizar. Si éstos los realizaran unilateralmente, serán actos anulables.

Véase también[editar]