Impuesto sobre las ventas y uso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El IVU, Impuesto sobre las ventas y uso, es un impuesto fijado sobre toda transacción de ventas al detal, uso, consumo o almacenamiento de una partida tributable en Puerto Rico.

Historia[editar]

Fluctuaba entre un 5.5% hasta un 7% , ya que no todas las municipalidades de Puerto Rico tenían el mismo valor, lo cual causó protestas por parte de grupos que exigían uniformidad en este aspecto. El 1 de agosto de 2007, siendo gobernador Aníbal Acevedo Vilá, el 7% fue establecido como tasa única en todo el país. Se divide en un 1.5% de impuesto municipal y un 5.5% estatal.

Fue uno de los cambios más importantes generados por la Ley de Justicia Contributiva, sustituyendo al sistema de arbitrios por el IVU. Concepto.

Es el impuesto que se cobra sobre el mayor valor generado, sobre el valor agregado. Aunque el impuesto se aplica sobre el precio de venta del bien o del servicio, en realidad, el impuesto corresponde solo al mayor valor que se agrega o genera por el comerciante. Por ejemplo, un comerciante compra un producto en $10.0000 por el cual paga un Iva de $1.600, luego lo vende por $15.000 y cobra un Iva de $2.400., al momento de presentar su declaración de Iva, el comerciante solo pagara la diferencia entre el Iva que genero (2.400) y el Iva que pago inicialmente (1.600), lo que significa que el comerciante solo pagara la suma de $800, que es exactamente el Iva correspondiente al valor que el comerciante le agrego al producto vendido, ya que lo compro en $10.000 y lo vendió en $15.000, es decir, le agrego un valor de $5.000 que multiplicado por la tarifa general que es del 16% da un valor de $800.

Quien paga la totalidad el Iva es el consumidor final, pues al no poderlo vender o agregarle valor, no puede descontar el Iva pagado como en el caso del comerciante.