Imelda Lambertini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Beata Imelda Lambertini

Nacimiento c. 1320
Bolonia
Fallecimiento 1333
Bolonia
Venerada en Iglesia Católica
Beatificación 1826
por el papa León XII
Patronazgo Primeros Comulgantes

Imelda Lambertini (Bolonia, c. 1320 – Bolonia, 12 de mayo de 1333) fue una joven religiosa italiana, muerta a los 13 años de edad, según la tradición en un éxtasis durante su primera comunión. Fue beatificada en 1826 por el papa León XII, por lo que es usualmente conocida como la beata Imelda.

Historia[editar]

Maddalena Lambertini (quien cambiara su nombre a Imelda en religión) era hija del conde Egano Lambertini y de Castora Galuzzi, su esposa.

Aun siendo pequeñita, tenía una gran piedad, y hacía pequeños altares frente a los cuales oraba largamente. Tenía una gran admiración por Santa Inés de Roma. Su más grande deseo era el de recibir la comunión. Pero a esa época, los niños no tenían la autorización de comulgar solo hasta la edad de 14 años. Sin embargo, pedía insistentemente a sus padres que la ingresaran en el convento de las dominicas de Bolonia que aceptaban a los niños, quienes solo eran sujetos a una pequeña parte de la regla. Aceptaron, y Madeleine entra con las novicias del convento de Val di Pietra a los 10 años, donde toma el nombre de Imelda. Ahí, aun cuando no estaba obligada, seguía la regla con devoción y aplicación, suplicando a las religiosas y a su confesor de que la dejaran comulgar, a lo que ellos rechazaron, pues aún no tenía la edad permitida.

Llena de tristeza, un día, en la fiesta de la virgen María la niña estaba en la capilla con las religiosas. En el momento de la comunión, una hostia se eleva fuera del ciborio y se vino a detener sobre la cabeza de Imelda. El sacerdote se acerca con la patena y la bendice antes de dársela a consumir a la niña. Imelda se prosterna, y cuando las hermanas vinieran a revisarla para llevársela, la encuentran muerta con la cara en un éxtasis.

Veneración y beatificacion[editar]

Los restos, incorruptos, de la beata Imelda, se encuentran en la iglesia de San Segismundo en Bolonia.

Fue beatificada en 1826 por el papa León XII y fue declarada patrona de los primeros comulgantes en 1910 por el papa Pio X quien, en ese año, decreta que los niños podrían hacer su primera comunión a una edad menor a la establecida anteriormente.

Referencias[editar]

  • Laure Conan, édition 1913, pp. 38-41
  • Marteau de Langle de Cary, 1959, tome II, p. 208