Ígor Sikorski

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Igor I. Sikorsky»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ígor Ivánovich Sikorski
Sikorsky, Igor.jpg
Retrato de Ígor Sikorski (c. 1950)
Nacimiento 25 de mayo de 1889
Kiev Bandera de Rusia Imperio ruso (actual Flag of Ukraine.svg Ucrania)
Fallecimiento 26 de octubre de 1972
Easton, Connecticut, Flag of the United States.svg Estados Unidos
Nacionalidad Imperio ruso
Etnia polacos
Alma máter d:q85449
Ocupación Ingeniero. Considerado un pionero de la aviación.
Creencias religiosas Iglesia ortodoxa rusa
[editar datos en Wikidata ]
Los aviadores rusos Sikorski, Genner y Kaulbars en el aeroplano "Russian Vitiaz"; 1915.

Ígor Ivánovich Sikorski (en Ruso: Игорь Иванович Сикорский, en Ucraniano: Ігор Іванович Сікорський) (Kiev, Imperio ruso (hoy Ucrania), 25 de mayo de 1889Easton, Connecticut, Estados Unidos, 26 de octubre de 1972), fue un pionero de la aviación que diseñó el primer avión de cuatro motores y el primer helicóptero fabricado en cadena.

Biografía[editar]

El padre de Ígor fue polaco/ruso nacionalidad. Ígor estudió en el Cuerpo de cadetes de La Marina Rusa (1903-1906) en Petrogrado. El año 1906 viaja a Francia donde estudia ingeniería. En 1907 ingresa al Instituto Técnico de Kiev en donde mantiene amistad con algunos legendarios pilotos rusos —Vyacheslav Tkachov y Piotr Nésterov—. Dos años más tarde (1909) regresa a Francia para aprender sobre la ciencia de navegación aérea (París en aquel entonces era considerado como el centro aeronáutico de Europa). En París conoció a los ingenieros y especialistas en el campo de la aeronáutica.

Contrario a los consejos y tendencias reinantes, Sikorsky decide construir un helicóptero. Adquiere un motor Anzani de 25 cv (18,6 kilovatios) y vuelve a Kiev para comenzar a construir un avión de “ala rotatoria”. El experimento falló, debido a falta del empuje necesario del motor y poco conocimiento específico en aerodinámica del vuelo vertical - se presentaron problemas de estabilidad, vibraciones, potencia y control tales que no pudieron ser resueltos en la época.

Sikorsky volvió enfocar su atención en la construcción de un avión de ala fija. Su primera nave de ala fija, el S-1 falló, porque su motor de 15 cv (11,2 kilovatios) no era adecuado. Su segundo aeroplano, el S-2 pasa las pruebas con éxito. La experiencia adquirida y la capacidad técnica lograda en estos aparatos le llevaron a ser nombrado diseñador e ingeniero en jefe de la Fábrica de Vagones Ruso-Baltic. La quinta aeronave construida por Sikorsky, el S-5, ganó el reconocimiento nacional. Con un motor de 50 cw (37,3 Kw), este aeroplano podría permanecer en el aire más de una hora, alcanzar alturas de 457 m, y podía ser utilizado para realizar cortos viajes.

El reconocimiento de Sikorsky como constructor de aeronaves llega con el otorgamiento de la Licencia N 64 de La Federación Internacional de Aeronáutica. En el año de 1912 el aeroplano S-6-A tuvo gran éxito en la Exposición de Aviación de Moscú, y más adelante ese mismo año, obtuvo el primer premio al ganar una competencia militar en la ciudad de Petrogrado. Desde este momento Sikorsky comienza a proveer con sus aviones al Ejército Imperial Ruso.

En el año de 1913, Sikorsky comienza diseñar y construir el primer aeroplano cuatrimotor del mundo, el conocido oficialmente como Sikorsky Russky Vityaz (caballero ruso), pero al que pronto se bautizó como Le Grand debido a sus 28 m de envergadura. Por vez primera esta aeronave ofreció a los usuarios unas innovaciones tales como una cabina incorporada en el fuselaje, un servicio (aseo), sillas tapizadas, calefacción y otras comodidades para los 17 pasajeros a bordo. El siguiente aeroplano era incluso más grande; el Sikorsky Ilya Muromets , fue utilizado como bombardero pesado durante la Primera Guerra Mundial. Durante esta guerra, hasta 1917 en Rusia fueron construidos casi 80 bombarderos de este tipo. Solamente uno fue derribado. La aeronave Ilya Muromets construida por Sikorsky es considerada como el antecedente de los actuales bombarderos estratégicos de largo alcance de la Fuerza Aérea de Rusia.

La Revolución rusa (1917) terminó con la carrera de Sikorsky en este país. Emigra a Francia donde durante un tiempo participa en diseño y construcción de un bombardero. En 1919 Sikorsky, después de buscar infructuosamente su lugar en la aviación francesa, emigra a Estados Unidos con 600 dólares estadounidenses en el bolsillo, viaja al país donde no tiene ni familiares ni amigos. Consigue un trabajo temporal en McCook Field de Dayton, Ohio, ayudando a diseñar un nuevo modelo de súper-bombardero. Muy pronto se queda sin trabajo y viaja a Nueva York, donde en un principio trabaja como profesor. En 1923 se asocia con otros emigrantes (oficiales rusos zaristas) y establece su propia compañía, Sikorsky Aero Engineering Corporation. La compañía se fusiona en 1928 con la United Aircraft and Transport Corporation. Hasta 1929, la compañía producía los aviones anfibios Sikorsky S-38 , S-39 y S-41.

Con los años sus aeronaves mejoraron sustancialmente en características técnicas, aumentaron la altitud de vuelo, la velocidad y la carga útil que podían transportar. En 1934, la nave S-42 estableció el record de altitud elevando 4900 kilogramos de carga a 6200 metros sobre el suelo. El mismo año las aeronaves Sikorsky, S-38 establecieron 8 records mundiales de velocidad. Sin embargo la contribución más importante de Sikorsky en la aeronáutica fue en el diseño de los helicópteros.

Sikorsky siempre tuvo un gran respeto y autoridad dentro de la colonia rusa en Estados Unidos. En 1938, con motivo de la celebración de los 950 años del cristianismo en Rusia, tuvo el honor de abrir el aniversario con un discurso ante sus compatriotas, emigrantes rusos en Estados Unidos. Haciendo referencia a Fiódor Dostoyevski y Vladímir Soloviov, Sikorsky dijo: "El pueblo ruso no tiene que pensar sobre cómo regresar atrás y recuperar lo que evidentemente ya se perdió, aquello que no resistió cambios de la historia, aquello que no se supo preservar y cuidar. El pueblo ruso debe pensar en cómo salir del pantano donde se atascó, abrir caminos amplios y seguir adelante".

A mitad de la década de los 30, Sikorsky nuevamente se concentra en el diseño y construcción de helicópteros. En abril de 1939, la compañía de Sikorsky se fusiona con la empresa Vought, como resultado nace una nueva compañía aérea - Vought-Sikorsky Aircraft. La nueva empresa construye helicópteros S-51, S-55, S-56, S-61, S-64 y S-65.

El Sikorsky VS-300, construido en 1939, se convirtió en el primer helicóptero reconocido en EE.UU. a nivel nacional e introdujo definitivamente un nuevo modo del transporte militar y comercial. En mayo del 1941, en una versión mejorada, este helicóptero estableció un record de permanencia en el aire de 1 hora 32.4 segundos. El siguiente modelo de Sikorsky, el XR4, realizó el primer vuelo desde Strantford (Connecticut) hasta Dayton (Ohio), cubriendo unos 1225 km en 5 días (del 13 al 17 de mayo del 1942). Los helicópteros de Sikorsky establecen varios récords mundiales y en los años posteriores empiezan a prestar servicio en el Ejército de Estados Unidos, también en otras instituciones gubernamentales y compañías privadas.

En enero de 1943, Sikorsky fundó su propia compañía, Sikorsky Aero Engineering Company. El ejército estadounidense aprueba el proyecto de Sikorsky y encargó la producción en serie del R-4 y posteriormente durante la guerra le encargan la construcción de otros dos aparatos más grandes. En 1945 la firma de Sikorsky produjo más de 400 helicópteros, situándose en forma estable y dominante a la vanguardia de la nueva tecnología. Al final de la Segunda Guerra Mundial pareció evidente que el helicóptero tenía un futuro brillante por delante, y hubo quien, como Sikorsky, predijo que en el futuro los helicópteros se difundirían enormemente. Durante muchos años la compañía Sikorsky fue considerada como líder indiscutible en la industria aeronáutica de Estados Unidos y mundial, específicamente en construcción de helicópteros.

Sikorsky fue el primero en introducir turbo motores en helicópteros, los helicópteros anfibios con tren retráctil y "grúas voladoras". En año 1967, el S-61 de Sikorsky sobrevuela y cruza el océano Atlántico. Tres años más tarde (1970), el S-65 cruza el océano Pacífico (ambos vuelos fueron realizados con reabastecimiento de combustible en el aire).

Sikorsky permaneció activo en su compañía hasta su muerte en octubre del 1972. Para el año 2001, la compañía fundada por Ígor Sikorsky 58 años antes y que lleva su nombre, adjudica y absorbe el 29% de todos los encargos a la industria a nivel mundial, solamente considerando el mercado militar. Los helicópteros creados por este gran constructor también trabajan en distintas tareas civiles en todo el mundo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]