Ignacio Elizondo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ignacio Elizondo
Elizondo captures insurgents at Bajan 1910 postcard.png
Cor. Ignacio Elizondo (jinete al centro) durante la captura de Hidalgo, Allende y otros líderes insurgentes en los pozos de Bajan el 21 de marzo de 1811.
Coronel
Lealtad Nueva España
Unidad Ejército Realista
Mandos Coronel
Participó en

Independencia de México:


Nacimiento 4 de marzo de 1766
Salinas, Nuevo Reino de León
Fallecimiento 2 de septiembre de 1813
Texas
Ocupación Militar y hacendado

Francisco Ignacio Elizondo Villarreal, (Nuestra Señora de Guadalupe de Salinas, Nuevo Reino de León, Nueva España, 4 de marzo de 1766 - San Marcos, Texas, Nueva España, 2 de septiembre de 1813), fue un general realista, conocido principalmente por su conspiración contra importantes figuras insurgentes de la guerra de Independencia de México como Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Mariano Abasolo, Mariano Jiménez y Juan Aldama en Acatita de Baján, Coahuila en 1811 los cuales entregó al ejército español. De origen criollo, Elizondo nació en Nuestra Señora de Guadalupe de Salinas hoy en día Salinas Victoria, era hijo de José Marcos Elizondo y María Josefa de Villarreal.

Antecedentes a la Independencia[editar]

Durante su infancia Elizondo vivió en la hacienda de Pesquería Grande (hoy García, Nuevo León). Su padre era un reconocido hacendado en la región al ser propietario de diferentes haciendas y con recursos económicos importantes. En 1787 Ignacio Elizondo contrae matrimonio con María Gertrudis. Su esposa falleció el 6 de Marzo de 1797 a causa de una muerte de parto cuando nació su hijo José Rafael Eusebio Elizondo..

Su carrera militar[editar]

Ignacio Elizondo inició su carrera militar en 1798, después de ser designado en la milicia provincial de Pesquería Grande. Dos años después fue honorado capitán de los Dragones Provinciales de Lampazos. Era uno de los presidios militares más grandes e importantes del noreste de la Nueva España. Sin embargo, al año siguiente resignó a su puesto y volvió a su posición en la milicia provincial de Pesquería Grande. En 1806, el entonces gobernador de Nuevo León, Pedro de Herrera y Leyva le encomendó la tarea de comandar la Octava compañía militar de los Dragones Provinciales en Lampazos, debido a la matanza de civiles a causa de las invasiones frecuentes de los apaches en el norte de lo que hoy es Nuevo León. Elizondo cumplió con su misión y volvió a Pesquería Grande. Después de algunas encomiendas Elizondo, quería dejar el presidio y dedicarse a sus haciendas, trás negársele este permiso previante de parte del gobernador Pedro de Herrera le solicitó al virrey Iturrigaray a través de una carta que le eximiera y le dejara terminar con su posición el presidio militar porque esto le causaba serios problemas financieros en sus haciendas y estaban siendo descuidadas, en la carta le comentaba sobre la situación con el gobernador Pedro de Herrera, hecho que empeoraría los problemas con él, además de su endeudamiento con haciendas pertenecientes de la iglesia, le llevarían a tomar la decisión de cambiarse de domicilio a la Hacienda de San Juan de Canoas, en la provincia de Coahuila. En ese mismo año contrae nupcias con María Romana Carrasco. En esa misma provincia adquiere la administración de la hacienda del Alamo, jurisdicción de Monclova.

Movimiento Contra-Insurgente[editar]

Elizondo dejó brevemente su servicio militar poco antes del Grito de Dolores y el inicio de la guerra Independencia de México. En las provincias Internas de Oriente, el movimiento de Independencia no fue en sus inicios bien recibido por una parte importante de la población, ya que su objetivo de insurgencia no era del todo comprendido, al tener una poca densidad de población predominalmente criolla en pueblos aislados unos de otros, quienes se encontraban en guerra constante contra las invasiones de apaches, comanches y otras tribus indígenas principalmente de Texas. Sin embargo, al paso de los once años de guerra, la causa insurgente sería subsecuentemente aceptada en toda la región, teniendo importantes figuras como Fray Servando Teresa de Mier. Poco después de la noticia de la insurrección en las Provincias Internas de Oriente, las provincias de Coahuila, Nuevo Santander, y Tejas se declaran del lado de los realistas por parte de sus gobernantes, mientras que en el Nuevo Reino de León el gobernador Manuel de Santa María, se une a la causa de los rebeldes. Elizondo en sus inicios sentía lealtad al rey Fernando VII y se proclamaba realista, por lo que su posterior cambio al lado insurgente sería no del todo por convicción propia, hecho que lo llevaría al volver al realismo posteriormente. El gobernador Santa María fue removido de su cargo por el realista Simon de Herrera, hermano del gobernador Pedro de Herrera, con quien Elizondo había tenido altercados años atrás, paradójicamente ambos aceptarían el realismo. Los historiadores debaten acerca de sí el General Ramón Díaz de Bustamante o el obispo Primo Feliciano Marín de Porras influyeron en la decisión de Elizondo para volver al realismo, se sabe de antemano que el Obismo Primo Marín de Porras, de origen español tenía una muy estrecha amistad con Elizondo, sin embargo este se encontraba en Nuevo Santander días antes de la captura de los insurgentes, por lo que después de la reunión con el general Ramón Díaz de Bustamente, Elizondo realizaría el plan de conspiración en la captura de Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Mariano Abasolo, Mariano Jiménez y Juan Aldama en marzo de 1811, el cual terminaría con la primera fase de la rebelión insurgente.

Muerte[editar]

La traición de Ignacio Elizondo fue celebrada por los realistas en gran forma, como una gran victoria. El general realista Félix María Calleja Del Rey le envió una felicitación y le envió una carta al rey español, sobre la victoria de Elizondo. La victoria no era una acción militar, sino la captura de los principales jefes insurgentes quienes encabezan la lucha de la Independencia de México. Como premio, recibió el grado de Coronel del ejército español. Sin embargo, su acción traería una reacción negativa contra su persona de parte de los insurgentes, de los cuales él se declaró una vez partícipe. Durante una expedición en Texas, Ignacio Elizondo fue reconocido y asesinado a cuchilladas por el teniente Miguel Serrano, mientras dormía en su campamento a orillas del río San Marcos en Texas. [1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. En los albores de la independencia: Las Provincias Internas de Oriente durante la insurrección de don Miguel Hidalgo y Costilla, 1810-1811. by Isidro Vizcaya Canales