Iglesia y Hospital de la Caridad (Sevilla)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia y Hospital de la Caridad
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
Fachada del Hospital de la Caridad.jpg
Declaración 4 de agosto de 1992
Figura de protección Monumento
Coordenadas 37°23′03″N 5°59′44″O / 37.38416667, -5.99555556Coordenadas: 37°23′03″N 5°59′44″O / 37.38416667, -5.99555556
Ubicación BanderaSevilla1.svg Sevilla, Bandera de España España
Estilos predominantes Barroco
[editar datos en Wikidata ]

La Iglesia de la Hermandad de la Santa Caridad, llamada Iglesia del Señor San Jorge,[1] se encuentra aneja al Hospital de la Santa Caridad, que fue una institución promovida en el siglo XVII por el venerable Miguel de Mañara. La Hermandad está situada en el barrio del Arenal de Sevilla.

La Hermandad de la Santa Caridad[editar]

La Hermandad de la Santa Caridad, fundada en Sevilla a mediados del siglo XV y con una regla fechada en 1578, tenía entre sus cometidos trasladar al hospital a los enfermos desvalidos, asistir espiritual y temporalmente a los reos que eran condenados a muerte, y les daban sepultura. También prestaban auxilio cuando se producían riadas en el Guadalquivir y recogían a los cadáveres que se encontraban en sus orillas.

Tuvo su sede en una capilla, dedicada a San Jorge, construida en una de las Reales Atarazanas.[2]

Iglesia[editar]

Cúpula del coro.
Entrada y coro de la iglesia, con la pintura de Valdés Leal Exaltación de la Santa Cruz.

Historia de la construcción[editar]

En 1644, por ruina de la antigua capilla, se decide la construcción de una nueva iglesia según planos de Pedro Sánchez Falconete. Miguel Mañara pidió ser miembro de la Hermandad en 1663 y, tras conocerse la sinceridad de su petición, fue nombrado hermano mayor en 1664. Se convirtió en el principal impulsor del proyecto y agilizó las obras del templo. Los planos de la Iglesia fueron reformados por iniciativa de propio Mañara y la fachada fue rematada por Leonardo de Figueroa.

Fachada de la iglesia[editar]

La fachada de la Iglesia, obra representativa del barroco sevillano, se encuentra estructurada en tres cuerpos de altura y presenta un esquema de gran simplicidad constructiva. Los dos tramos superiores se encuentran decorados con azulejos que representan a sus patronos San Jorge y Santiago y a las tres virtudes teologales, Fe, Esperanza y Caridad. Más abajo, a los dos lados de la puerta se contemplan esculturas de dos Santos Reyes: San Fernando, rey de Castilla y San Luis, rey de Francia, reflejando el carácter nobiliario que por entonces detentaba la Hermandad. La fachada aparece rematada por un ático precedido por una baranda de hierro y flanqueado por dos pináculos de ladrillo.

Interior del templo[editar]

La Iglesia es de una sola nave cubierta con bóveda de cañón y una pequeña cúpula en el antipresbiterio. Los muros se articulan con pilastrones y pilastras corintias que sostienen una cornisa de saliente alero. A los pies de la iglesia se encuentra el coro, elevado sobre una arcada triple. El templo se encuentra decorado con yeserías que en su nave central presenta formas abstractas.

Elementos decorativos[editar]

La decoración interior de la iglesia fue programada por el propio Miguel de Mañara, y en ella intervinieron artistas tan prestigiosos como Murillo, Valdés Leal, Pedro Roldán y Bernardo Simón de Pineda que plasmaron la inspiración de Mañara acerca de la caridad cristiana.

A los pies del templo se encuentras dos de las obras maestras de Valdés Leal y que contienen una profunda meditación sobre la Muerte y los acontecimientos espirituales que la suceden: "Finis gloriae mundi" y "In Ictu Oculi", en el trascoro, también de Valdés Leal, se encuentra "El triunfo de la Santa Cruz".

Las obras anteriormente descritas daban paso a las seis pinturas de Murillo sobre la misericordia, cuatro de las cuales fueron robadas, en 1810, durante la Guerra de la Independencia, por el Mariscal francés Soult, que posteriormente exhibió orgullosamente en su casa de París. A su muerte, las pinturas fueron vendidas por sus herederos, encontrándose en diversos museos del mundo, la National Gallery de Londres, la Galería Nacional de Ottawa, la National Gallery de Washington y el Ermitage de San Petersburgo. [3]

Estos lienzos fueron sustituidos en un principio por cuatro paisajes con escenas bíblicas de Miguel Luna, que rompían el discurso iconográfico pretendido por Mañara. Desde 2008, se han colocado reproducciones de los cuadros originales de Murillo que hacen conservar el sentido iconográfico del conjunto de la iglesia y los cuadros de Luna se han restituido a la sala de capítulos alta con otros cuatro paisajes de su mano fechados en 1674.

Retablo mayor[editar]
Retablo del altar mayor de la iglesia del Hospital de la Caridad.

El retablo mayor constituye una de las partes más destacadas del templo, el diseño y la construcción fueron realizados entre 1670 y 1675 por Bernardo Simón de Pineda, las esculturas son obra de Pedro Roldán y el dorado y la policromía corresponden a Valdés Leal. El retablo consta de un banco sobre el que se levanta el primer cuerpo dividido por columnas de estilo salomónico. En su centro hay un brillante grupo escultórico de gran tamaño que representa el Entierro de Cristo, se encuentra completado por un bajo relieve que contribuye a aumentar la sensación de profundidad del grupo principal. El cuerpo superior del retablo aparecen representadas de forma alegórica la Fe, la Esperanza y la Caridad rodeadas de niños. Por último, en los laterales del retablo se encuentran dos figuras de San Roque, como protector de las epidemias y San Jorge como titular del templo.[4]

Muro izquierdo[editar]

En la parte más alta del muro izquierdo se encontraban Abraham recibe a tres ángeles y el Retorno del hijo pródigo, pertenecientes a la serie de Murillo sobre la misericordia, antes mencionada, y que actualmente se localizan respectivamente en el National Gallery de Ottawa y la National Gallery de Washington. Debajo de éstas, se encuentra en primer lugar un San Juan de Dios con un enfermo, uno de los dos cuadros de Murillo de la serie de la misericordia que no fueron robados; a continuación un retablo diseñado por Simón de Pineda, alberga una pintura de Murillo que representa la Anunciación. En este lado también se encuentra un interesante púlpito, rematado por una escultura de Pedro Roldán.

A continuación, en la parte alta del antepresbítero, está uno de los dos cuadros de Murillo que hacen referencia a milagros relativos a la Caridad; es de un mayor tamaño que los anteriores y representa a Moisés haciendo brotar agua de la Roca, haciendo referencia a la función de asistencia que desempañaba la Hermandad de la Santa Caridad (dar de beber a los que tienen sed). En la parte inferior aparece el retablo de la Virgen de la Caridad, original de Simón de Pineda, y una escultura del siglo XVI que es la única obra de la iglesia anterior al siglo XVII; rematando el retablo se halla El Niño Jesús de Murillo.

Muro derecho[editar]

En el muro de la derecha, y comenzando por la izquierda (lado de la entrada) se encontraban en la parte alta los otros dos lienzos de Murillo de la serie de la misericordia que fueron robados, El levantamiento del tullido y La Liberación de San Pedro, actualmente en la National Gallery de Londres y el Ermitage de St. Petersburgo; por debajo de los anteriores, la composición realizada por Murillo que representa a Santa Isabel de Hungría curando a los tiñosos, la segunda de las obras de la misericordia que no fue robada en 1810, y a continuación un retablo del Santo Cristo de la Caridad, con una escultura original de Pedro Roldán.

Del lado del altar, en la parte superior, se puede contemplar la segunda obra de Murillo sobre los milagros de la Caridad: La multiplicación de los panes y los peces (dar de comer a quien tiene hambre). En la parte inferior se localiza el retablo de San José, ejecutado por Bernardo Simón de Pineda, mientras que la escultura de Santo es obra de Cristóbal Ramos, del siglo XVIII. En la parte superior del retablo aparece otra pintura de Murillo que representa a San Juan Bautista niño.

Hospital[editar]

Exterior del Hospital de la Caridad de Sevilla, en la calle Dos de Mayo
Vista general del patio de entrada del Hospital. Puede apreciarse las dos fuentes, en dos zonas separadas por filas de columnas

En 1662 el aristócrata sevillano Miguel de Mañara ingresó en la Hermandad de la Santa Caridad de la ciudad planteó la creación de un hospital para atender a pobres y vagabundos. Los miembros de la hermandad consideraron una participación menor en el proyecto con la creación de un hospicio donde pudieran pasar la noche los vagabundos de la ciudad. El hospicio existió durante ocho años, tras los cuales la Hermandad tomó la decisión de ampliarlo y convertirlo en un hospital.[5]

La Hermandad construyó anteriormente su Iglesia en una de las naves de las Reales Atarazanas medievales. Para realizar el proyecto del hospital se solicitó al Rey en 1672 una de las naves de las Reales Atarazanas que estaban colindantes con la Iglesia.[5]

Se construyó la sala por el arquitecto Francisco Ruiz de Escalona, que se llamó Sala de Cristo y tenía un crucifijo, pero en 1674 se quedó pequeña dada la necesidad de plazas. Por ello, Miguel de Mañara decidió en 1675 tomar una nueva nave y realizar el mismo proceso que el anterior. Las dos naves edificadas habían sido hechas con columnas en el centro de la sala. Las obras duraron un año y fueron realizadas por el mismo arquitecto. Para dedicarla a la Virgen se encargó una escultura de Nuestra Señora del Rosario al pintor Juan de Valdés Leal y que la realizó hacia 1677. En 1678 se preparó una tercera nave bajo la advocación de San Antonio y, aunque la construcción de esta fue más económica, tardó mas en finalizarse, y se inauguró en 1682. En esta ocasión no se hizo con columnas y se mantuvo el techo abovedado original de las Atarazanas.[5]

En 1856 se construirá una cuarta sala en la siguiente nave por el arquitecto Francisco Cansino, que repite la estructura de la de San Antonio pero dedicándola a San José.[5] El 19 de septiembre de 1862 la reina Isabel II, acompañada por los ministros y oficiales de su corte, y los Duques de Montpensieur, visitaron las instituciones de la Iglesia y el Hospital, hecho que es homenajeado por una lápida de mármol en un patio que está frente a la entrada de la Sala de Cristo.

Patio y sala de cabildos[editar]

Destaca el patio de acceso, dividido en dos partes separadas por un pasaje volado sobre columnas. El patio se encuentra flanqueado por tres de sus lados por columnas toscanas rematadas con arcos de medio punto y decorado con siete paneles de azulejos de 1700, de origen holandés, que representan escenas bíblicas que en un principio pertenecieron al Convento de los Descalzos de Cádiz. En cada uno de los espacios del patio se levanta una fuente de mármol con grupos escultóricos de la Fe y la Caridad, respectivamente, realizadas en Génova en 1682.

Desde el patio se accede a la antigua sala de cabildos, en la que se conservan distintos algunos objetos relacionados con Miguel de Mañara, como una de las espadas que le pertenecieron o la mascarilla mortuoria Las paredes recogen interesantes pinturas entre las que destaca un retrato de Mañara pintado por Valdés Leal y un crucificado obra de Zurbarán.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «IGLESIA DEL SEÑOR SAN JORGE DE LA SANTA CARIDAD» (2013).
  2. Morales, Alfredo; Sanz, María Jesús; Serrera, Juan Miguel; Valdivieso, Enrique. Guía artística de Sevilla y su provincia. Diputación provincial de Sevilla. p. 129. ISBN 84-7798-210-4. 
  3. Diario ABC (ed.): «La Caridad recupera el programa iconográfico de Miguel de Mañara» (04-11-2008).
  4. Roldán, Manuel Jesús (2011). Iglesias de Sevilla. Almuzara. ISBN 978-84-92924-61-5. 
  5. a b c d Web de la Hermandad de la Santa Caridad. «Hospital. Historia».

Bibliografía[editar]

  • Alfredo Morales, María Jesús Sanz, Juan Miguel Serrera y Enrique Valdivieso: Guía artística de Sevilla y su provincia. ISBN 84-7798-210-4

Enlaces externos[editar]