Iglesia de San Luis de los Franceses (Sevilla)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de San Luis de los Franceses
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
Fachada de la iglesia de San Luis.JPG
Declaración 05-04-1946
Figura de protección Monumento
Coordenadas 37°23′54″N 5°59′18″O / 37.3984, -5.98828Coordenadas: 37°23′54″N 5°59′18″O / 37.3984, -5.98828
Ubicación BanderaSevilla1.svg Sevilla, Bandera de España España
Construcción 16991730
Estilos predominantes Barroco
[editar datos en Wikidata ]
Exterior de las cúpulas de San Luis de los Franceses.

La iglesia de San Luis de los Franceses se encuentra en Sevilla, Andalucía, España. Constituye un maravilloso ejemplo de arquitectura barroca del siglo XVIII. Fue diseñada por el arquitecto Leonardo de Figueroa y construida entre 1699 y 1730.

Historia[editar]

Imagen del interior del templo.

La Compañía de Jesús llegó a Sevilla en 1554 y construyó una iglesia, una casa profesa y un noviciado. De todas estas edificaciones únicamente se conserva la iglesia de la Anunciación.

A principios del siglo XVII, Lucía de Medina les donó unos terrenos para un nuevo edificio más grande y una nueva iglesia que sería dedicada a San Luis. En 1609 ya se había trasladado el noviciado. En 1699 se inició la construcción de la iglesia que se terminó en 1730 y fue inaugurada en 1731 por el arzobispo Luis de Salcedo y Ascona con el nombre de Iglesia de San Luis de los Franceses.

En 1767 una Real Orden de Carlos III expulsó de España a los jesuitas que debieron abandonar el edificio. Volvieron en 1817, hasta que la nueva expulsión de 1835 les obligó a abandonar definitivamente el conjunto.

Desde entonces el antiguo noviciado ha tenido diversos usos: seminario, convento franciscano, hospital de venerables sacerdotes, fábrica en el siglo XIX y hospicio hasta los años sesenta del siglo XX. La iglesia permaneció cerrada y sin culto muchos años.

En 1984 se inició la restauración del conjunto que finalizaría en 1990. Actualmente la iglesia pertenece a la Diputación Provincial de Sevilla y en ella no se realiza ningún tipo de culto religioso, se utiliza fundamentalmente para conciertos y representaciones teatrales.

Arquitectura[editar]

Exterior[editar]

La fachada es de dos cuerpos y está profusamente decorada como fachada retablo; en ella se alterna la piedra y el ladrillo como materiales de construcción. Está flanqueada por dos torres octogonales. El segundo cuerpo consta de 5 ventanas, la central enmarcadas por columnas salomónicas. Más arriba el Escudo de España coronado por los tres arcángeles.

Interior[editar]

Planta de cruz griega. Sobre ella una espléndida cúpula, una de las más monumentales de Sevilla. En las bases de las columnas las grandes virtudes (castidad, obediencia, oración, humildad y pobreza).

Interior de la cúpula central de la Iglesia de San Luis.

Contenido artístico[editar]

Imagen parcial del interior del templo.

Retablos[editar]

Los retablos que son en su mayor parte tanto en el aspecto escultórico como arquitectónico obra de Duque Cornejo, mientras que la mayoría de las pinturas que se integran en ellos don de Domingo Martínez quien las realizó entre 1743 y 1750.

El Retablo Mayor está presidido por un lienzo de San Luis (Rey Luis IX de Francia) y los 6 laterales están dedicados a diferentes Santos Jesuitas.[1]


  • Retablo Mayor. Está presidido en su calle central por un lienzo de San Luis de la escuela de Zurbarán, una preciosa Inmaculada de Duque Cornejo y un cuadro de la Virgen con el Niño de estilo manierista y autor anónimo, que debió de realizarse a finales del siglo XVI.
  • Retablo dedicado a San Ignacio de Loyola. Este se representa arrodillado en el episodio de la cueva de Manresa.
  • Retablo dedicado a San Estanislao de Kostka. Este se representa portando el Niño Jesús en sus brazos, para recordar la aparición milagrosa de la Virgen que salvó al Santo de una grave enfermedad, entregándole su hijo durante unos instantes, tras lo cual le manifestó su deseo de que entrase en la Compañía de Jesús.
  • Retablo dedicado a San Luis Gonzaga
  • Retablo dedicado a San Juan Francisco Régis
  • Retablo dedicado a San Francisco de Borja. El Santo se representa portando un cráneo con corona en la mano izquierda para simbolizar el desengaño que sufrió cuando fue comisionado para trasladar el cuerpo de la emperatriz Isabel de Portugal desde Toledo hasta el mausoleo de los Reyes Católicos en Granada. Al abrir el ataúd para identificar el cadáver y contemplar el cuerpo en putrefacción de la emperatriz, quedó muy impresionado, se prometió "nunca más servir a señor que se pueda morir" y decidió dedicar su vida a Dios.[2]
  • Retablo dedicado a San Francisco Javier. El santo se representa en el momento de su muerte.

Véase también[editar]


Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Cardoso Bueno, Diego A. Sevilla, el casco antiguo. Historia, arte y urbanismo. Guadalquivir ediciones. ISBN 84-8093-154-X. 
  2. Ribadeneyra, Pedro de. Vida del padre Francisco de Borja.