Iglesia de San Ignacio (Buenos Aires)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de San Ignacio (Buenos Aires)
IglesiaSanIgnacioBaires.jpg
Tipo Iglesia
Advocación San Ignacio
Ubicación Bandera de Argentina Buenos Aires
Coordenadas 34°36′38″S 58°22′26″O / -34.6105, -58.3739Coordenadas: 34°36′38″S 58°22′26″O / -34.6105, -58.3739
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Arquidiócesis de Buenos Aires
Orden Compañía de Jesús
Arquitectura
Construcción Primitiva iglesia, 1675
Actual iglesia, 1686-1722 (se consagró en 1734)
[editar datos en Wikidata ]

La Iglesia de San Ignacio es una iglesia católica ubicada en el barrio de Montserrat, en Buenos Aires. La primera iglesia, de adobe, fue construida por la Compañía de Jesús en 1675. En 1686, se construyeron la torre sur y la fachada actual con ladrillos, y en 1712 comenzó la actual construcción. Fue inaugurada en 1722 y se consagró, ya terminada, en 1734.

Es la iglesia más antigua que se conserva en Buenos Aires, y forma parte de la Manzana de las Luces.

En 1942 fue declarada Monumento Histórico Nacional.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

Durante el gobierno de Hernandarias llegaron los primeros jesuitas a Buenos Aires, en 1608. Su primera iglesia y colegio se levantó en la actual Plaza de Mayo, en un solar que les donó el Cabildo, en el cuarto N.E. Esta construcción era de adobe con techos de junco, método constructivo empleado en la primitiva Buenos Aires al no existir en la zona ni madera ni piedra y hasta la aparición de los primeros hornos de ladrillo. Nació bajo la advocación de Nuestra Señora de Loreto pero más tarde, al ser beatificado Ignacio de Loyola, tomó el nombre de San Ignacio en 1610.

Allí permanecieron algo más de cincuenta años. En 1661, por razones de seguridad y defensa del Fuerte de Buenos Aires, los jesuitas debieron abandonar la construcción de Plaza de Mayo. Es entonces que Doña Isabel Carvajal, viuda de Gonzalo Martel de Guzmán y sin hijos, donó a la Compañía de Jesús el solar delimitado por las actuales calles Perú, Bolívar, Alsina y Moreno.

En este lugar se construyó una segunda iglesia, también de adobe, terminada en 1675, fecha que puede leerse en el trozo de mármol hallado en remodelaciones del siglo XIX y que fue colocado en el claustro del antiguo Colegio San Ignacio, anexo a la iglesia.

En 1686, con el producido de los primeros hornos de ladrillos de Buenos Aires, comenzaron a levantarse la torre sur y los muros del frente de la actual iglesia.[1]

En los últimos años sufrió variadas reparaciones que incluyeron un andamiado sosteniendo su frente. Actualmente una serie de tensores sostienen el mismo, y, para evitar derrumbes, la calle Bolívar se encuenttra cerrada.

Actual iglesia[editar]

La deteriorada fachada, como se veía en 2004.

Desde 1710, según planos del jesuita Juan Krauss, comenzó a edificarse la iglesia actual, que conserva aquella torre sur y muro frontal originales de 1686: junto con un tramo de galería subterránea del desaparecido Fuerte, son los elementos arquitectónicos más antiguos de la ciudad. Juan Krauss no vería el final de su obra, pues fallece en 1714, y para finalizarla le suceden varios arquitectos jesuitas: Juan Wolff, Juan Bautista Prímoli, Andrés Blanqui y Pedro Weger.

La Iglesia de San Ignacio deriva del modelo de la iglesia del Gesu de Roma, Italia. La fachada barroca, no concuerda con el interior grave y austero. La planta de cruz latina, con cúpula y cinco profundas capillas por cada nave lateral, mostraba en sus retablos coloniales, realizados por maestros artesanos, toda la majestuosidad que al culto era necesaria.

Entre 1767 y 1791 San Ignacio funcionó como catedral provisoria por las obras de reparación que necesitaba la iglesia matriz.

El 31 de diciembre de 1806 se celebró en la iglesia una misa de acción de gracias por la reconquista de Buenos Aires. Terminada la Defensa, se realizaron allí unas solemnes exequias por los muertos en estos episodios. En 1811, será testigo de la resistencia de los amotinados contra Manuel Belgrano, en el Regimiento Nº 1 de Patricios: desde su torre, se frustrará el llamado motín de las Trenzas.

En 1821 se realizó en el templo la inauguración de la Universidad de Buenos Aires y en 1823, la de la Sociedad de Beneficencia. Hasta 1830 se entregaron aquí los Premios a la Virtud, que otorgaba esta última.[2] Y también se hacían allí los Actos Públicos Literarios, de los colegios que sucedieron al Real Colegio de San Carlos, donde los alumnos avanzados de distintas carreras, ofrecían públicamente exámenes y pruebas de eficiencia.

En 1823 la Iglesia de San Ignacio volvió a ser Catedral Provisional y a partir de 1830 comenzó a funcionar como parroquia al haberse dividido la de Catedral en Catedral al Norte y Catedral al Sud.

En 1836 los jesuitas volvieron a Buenos Aires para ser nuevamente expulsados en 1843. Durante ese período ocuparon nuevamente la iglesia, compartiendo las dependencias con el obispo y con la Curia Eclesiástica que se encontraban allí por el mal estado del edificio de la Catedral.

Unos veinte años más tarde el ingeniero Felipe Senillosa agregó la torre norte que hasta entonces no existía.

En uno de los altares laterales descansan los restos de Juan José Castelli, primo hermano de Manuel Belgrano, llamado el Orador de la Revolución de Mayo y vocal de la Primera Junta de Gobierno, fallecido en 1812.

En el año 1955, luego del bombardeo a Plaza de Mayo del 16 de junio, varias iglesias históricas del centro porteño, entre ellas San Ignacio, sufrieron incendios intencionales. En esa ocasión varias imágenes originales se quemaron y diversos objetos fueron saqueados.

Entre los 1960 e inicios de los 1980 la basílica porteña de Nuestra Señora del Pilar, como otras iglesias de estilo colonial en Argentina, tenía sus fachadas pintadas de dos colores: blanco en las superficies más profundas o paredes y ocre o un color naranja parecido al color siena en las partes exteriores sobresalientes bajo la techumbre.

Estructura[editar]

Algunas características singulares de esta iglesia, que comparte únicamente con la Catedral Metropolitana de Montevideo, son la cúpula sobre tambor cuadrangular, en el crucero, y la doble altura de las naves laterales. La fachada, cuya autoría se discute, muestra influencia del barroco bávaro.

El altar mayor, original del siglo XVII, fue tallado en madera y dorado posteriormente por Isidro Lorea.

Bibliografía[editar]

  • Varios autores, Manzana de las Luces. Iglesia de San Ignacio XVII-XX, Instituto de Investigaciones Históricas de la Manzana de las Luces, Buenos Aires, 1983. ISBN 950-562-346-1

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

Coordenadas: 34°36′37.42″S 58°22′25.92″O / -34.6103944, -58.3738667{{#coordinates:}}: no puede tener más de una etiqueta principal por página