Iglesia de San Fermín de los Navarros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de San Fermín de los Navarros
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
Iglesia San Fermin de los Navarros.jpg
Declaración 20 de abril de 1995
Figura de protección monumento
Código RI-51-0009079
Coordenadas 40°25′58.12″N 3°41′33.05″O / 40.4328111, -3.6925139


Coordenadas: 40°25′58.12″N 3°41′33.05″O / 40.4328111, -3.6925139
Ubicación Calle Eduardo Dato nº 10
Bandera de Madrid.svg Madrid
Flag of the Community of Madrid.svg Comunidad de Madrid
Flag of Spain.svg España
Construcción 1886–06 de julio de 1890 (inauguración)
Estilos predominantes neomudéjar

La iglesia de San Fermín de los Navarros es un templo católico de España, ubicado en el barrio madrileño de Chamberí. El edificio fue declarado bien de interés cultural con la categoría de monumento el 20 de abril de 1995.[1]

Desde el punto de vista arquitectónico es considerada una muestra clara del neomudéjar madrileño.[2] Fue proyectada en 1886 por los arquitectos Eugenio Jiménez Correa y Carlos Velasco Peinado, y construida en el periodo que va desde 1886 a 1890.[3]

Historia[editar]

No debe confundirse la iglesia de San Fermín de los Navarros, construida en 1746, que dio nombre a la parte del paseo del Prado.[4] Esta iglesia y el hospital adyacente fueron demolidos en el año 1882 con motivo del inicio de las obras de construcción del edificio del Banco de España. La Real Congregación de San Fermín de los Navarros decidió entonces trasladar la iglesia a unos terrenos en propiedad de Isabel de Borbón en el Paseo del Cisne (actual Paseo de Eduardo Dato).

En torno a 1882, al establecer el Banco de España su nueva sede en la esquina del Paseo del Prado, la Real Congregación aceptó la oferta de compra formulada por el Banco y adquirió un nuevo solar en el antiguo Paseo del Cisne. Para la construcción del nuevo edificio se realizó un concurso al que se presentaron cinco proyectos, siendo aprobado el de los arquitectos Carlos Velasco y Eugenio Jiménez Corera. Las obras se iniciaron en 1886 y se procedió a la inauguración del templo el 6 de julio de 1890, con la asistencia de la Infanta Isabel.[1]

Características[editar]

Aspecto de interior del templo

Construida en ladrillo visto, con una alta torre en el centro con su reloj. La disposición ajedrezada de los ladrillos, a imitación del paño de sebka, permite realizar diversos dibujos a lo largo de la fachada. La iglesia posee dos cuerpos diferenciados, y su entrada se realiza por un portal de piedra labrada, imitando las formas góticas.

La iglesia se sitúa en el centro del solar, dejándose a ambos lados zonas ajardinadas que dan paso a los pabellones laterales. El exterior del templo se encuentra en la línea del mudéjar toledano, arquitectura de ladrillo de rápida construcción y bajo coste que fue proliferando en Madrid a medida que la ciudad se ensanchaba, pudiéndose incluso considerarse el neomudéjar como típicamente madrileño. . La fábrica está realizada con combinación de ladrillo y mampostería de pedernal, apareciendo mezclado en la zona alta ladrillos ordinarios con otros esmaltados en verde y blanco, tan característicos de este tipo de arquitectura. La fachada principal, con los escudos de Navarra y de España, alberga la imagen de San Fermín, obra de Fructuoso Orduña en 1958 sobre el original del escultor Francisco Font y Pons. Se termina con una torre cuadrada con cuerpo de campanas y con cubierta de teja árabe de varios colores. En el interior se ha adoptado el estilo gótico. La planta es de cruz latina, con tres naves (la central más alta que las laterales) y crucero con bóveda estrellada. Todo el muro está revocado en cal imitando piedra con despiece realzado con líneas de tinta de oro. Las vidrieras de las ventanas, en arco de herradura, ostentan, entre otras representaciones, el escudo de Navarra. El Retablo Mayor, realizado en el siglo XX según proyecto del arquitecto José Jarnoz, incluye una escultura de bulto redondo en madera, representando a "San Fermín" (170 centímetros), obra de Fructuoso Orduña. Obra también de Fructuoso Orduña, una escultura de bulto redondo en madera (150 centímetros), representando a San Francisco Javier. En el crucero, escultura de bulto redondo en madera ( 140 centímetros), representando a la "Virgen del Rosario", obra barroca del siglo XVIII.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c Comunidad de Madrid (ed.): «DECRETO 38/1995, de 20 de abril, por el que se declara Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento a favor de la Iglesia de San Fermín de los Navarros, de la Villa de Madrid.». Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid pág. 24 (11-05-1995).
  2. Josep María Adell Argilés, (1987), Arquitectura de ladrillos del siglo XIX, técnica y forma, Fundación Universidad-Empresa, Madrid, págs. 36-38
  3. Navascués, Pedro; Quesada Martín, María Jesús (1992). El siglo XIX bajo el signo del romanticismo. Introducción al arte español 8. Madrid: Silex Ediciones. p. 81. ISBN 84-7737-043-5. 
  4. Pedro Montoliú Camps, (1980), Madrid, villa y corte: historia de una ciudad, Volumen 1, Ed. Silex, pág. 126

Enlaces externos[editar]