Iglesia católica bizantina ítalo-albanesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Iglesia católica ítalo-albanesa es una de las iglesias católicas de rito oriental en plena comunión con la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Historia[editar]

En algunas partes del sur de Italia, una forma del lenguaje griego se conserva aún, en particular cerca de Tarento y en Calabria, remanentes de una situación que fue alguna vez muy extendida, especialmente en Sicilia, que fue casi enteramente griega cuando, en el año 831, los árabes comenzaron su conquista de la isla. Sin embargo, los católicos ítalo-albaneses trazan sus orígenes a los albaneses que huyeron de las invasiones otomanas, particularmente después de la muerte de Skanderbeg en el año 1468.

No todos esos albaneses eran del rito bizantino, ya que en el norte de Albania eran principalmente del rito latino. De los emigrados de rito bizantino, algunos eran ya católicos, por ejemplo los de la Iglesia de San Vito en Piana degli Albanesi y otros poco después aceptaron la autoridad de los obispos locales de rito latino. Su presencia atrajo también a los remanentes de las comunidades greco parlantes y algunos otros que huyeron de Grecia debido a la conquista turca. En el año 1595, el papa Clemente VIII promulgó una Instrucción para guiar a los obispos de rito latino que tuvieran católicos griegos en sus diócesis y el papa Benedicto XIV revisó estas Instrucciones completamente en el año 1742, proveyendo a los ítalo-griegos y a los ítalo-albaneses con un pequeño código de leyes canónigas. Escuelas y seminarios para ellos fueron fundados en el siglo XVIII.

El siglo XX vio la fundación en el año 1919 de la eparquía de Lungro en Calabria, que sirve a los albaneses de rito bizantino en la península italiana y en el año 1937 de la eparquía de Piana degli Albanesi para los de Sicilia. La primera tiene, para sus 32.800 fieles, 29 parroquias, dos de la cuales son de rito latino. Algunas de las 15 parroquias sujetas a la eparquía de Piana degli Albanesi son también de rito latino. Esta eparquía tiene 28.500 fieles.

Un mes antes de la fundación de la eparquía de Piana degli Albanesi en el año 1937, al monasterio de rito bizantino de Santa Maria di Grottaferrata, cerca de Roma, le fue dado el estatus de una abadía territorial, separándola de la jurisdicción del obispo local. El abad ejerce jurisdicción sobre los monjes y fieles locales de forma similar a un obispo diocesano.

Este monasterio italiano de rito bizantino es el único remanente de la una vez floreciente tradición monástica ítalo-griega. Fue fundado en el año 1004 por San Nilus de Rossano, un monje griego proveniente de Calabria y ha continuado en operación desde entonces. Es el único de los monasterios ítalo-griegos que ha sobrevivido. La mayoría de ellos gradualmente cayó en decadencia y su final ocurrió cuando el Reino de Italia secularizó las órdenes religiosas en el año 1866. Sólo al monasterio de Grottaferrata, considerado un monumento nacional, le fue permitido continuar, con los monjes como sus guardianes. Con el tiempo las autoridades civiles le han permitido aumentar su independencia.

En el año 1880 la Santa Sede ordenó que la liturgia del monasterio sea purgada de los elementos latinos que fueron introducidos a lo largo de los siglos. Las vocaciones no surgen ya de la población general italiana, sino que generalmente salen de los ítalo-albaneses y de los monjes de los nuevos monasterios en Sicilia y Calabria.

Las eparquías no están organizadas como una provincia eclesiástica, y permanecen de igual rango una con otra, sujetas directamente a la Santa Sede.

Véase también: Arbëreshë

Jurisdicciones[editar]

Eparquías:

Ambas eparquías incluyen algunas parroquias de rito latino.

Abadía territorial:

Fuentes[editar]

Oriente Cattolico (Vatican City: The Sacred Congregation for the Eastern Churches, 1974)

Annuario Pontificio