Iglesia católica palmariana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Iglesia Católica Palmariana»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz
Catedralpalmartroya.jpg
Catedral Basílica de Nuestra Madre del Palmar Coronada.
Fundador(es) Clemente Domínguez y Gómez
Deidad o Deidades principales Dios (Santísima Trinidad)
Tipo Cristianismo
Escrituras sagradas Biblia
Lengua litúrgica Español
País o región de origen Bandera de España El Palmar de Troya, España
Clero Papa Gregorio XVIII

La Iglesia católica palmariana o Iglesia cristiana palmariana (oficialmente Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz) es una escisión herética de la Iglesia Católica y que nombra a sus propios papas, obispos y sacerdotes. Los papas del Palmar son considerados por la Iglesia católica como antipapas. Otros consideran a esta organización como una secta.[1]

Historia[editar]

Orden de los Carmelitas de la Santa Faz[editar]

La Iglesia palmariana fue establecida como grupo en 1975 por Clemente Domínguez y Gómez, corredor de seguros de Sevilla que declaró haber visto a la Virgen María[2] en las inmediaciones de la pequeña aldea de El Palmar de Troya y difundió que ella le había dado instrucciones de librar a la Iglesia Católica de la herejía y del comunismo.[cita requerida]

Antes de que Clemente Domínguez anunciara su visión, los videntes en El Palmar de Troya habían sido unas niñas. Las supuestas apariciones marianas, curaciones milagrosas y fenómenos paranormales empezaron en 1968 y se prolongaron hasta 1975, protagonizadas por cuatro niñas de 12 y 13 años que aseguraban haber visto a la Virgen cerca de El Palmar de Troya.[3] Esto ocasionó una gran afluencia de peregrinos al lugar. Los videntes contaban con muchos devotos mayormente desahuciados y la considerable ayuda de los sacerdotes diocesanos y regulares. Los demás videntes fueron desplazados posteriormente por Clemente, quedando como vidente principal del lugar.

El grupo alrededor de Domínguez y Gómez no se estableció inicialmente como iglesia separada, sino como una nueva orden religiosa,[4] (Orden de los Carmelitas de la Santa Faz), inspirada por las supuestas apariciones y que se definía como “fiel al Papa Santo Pablo VI”. Con posterioridad esta Orden canónica pasó a honrar a dicho Papa como mártir.

La Orden afirmaba que el papa había sido secuestrado[cita requerida] en el Vaticano por los cardenales que conspiraban contra él. Afirmaban además que estos cardenales le suministraban drogas alucinógenas con las que podían manejarlo a su antojo.

La Orden fue fundada por laicos, pero apoyada por un grupo de sacerdotes católicos, muchos de los cuales ejercieron como tales en la parroquia por muchos años. Una figura determinante en la obtención de las ordenaciones para los Carmelitas del Palmar de Troya fue el inversor católico suizo Maurice Revaz, que convenció al arzobispo vietnamita Ngo Dinh Thuc Pierre Martín de la autenticidad de las apariciones en Palmar de Troya.[2] Creyendo el mensaje de los videntes, el arzobispo ordenó a dos de los miembros de la Orden, Domínguez, que pasó a llamarse Obispo Padre Fernando y Corral, que pasó a llamarse Obispo Padre Isidoro María y tres de los sacerdotes asociados al grupo sin permiso del Vaticano en 1976.[5] Thuc y los cinco obispos que consagró fueron excomulgados posteriormente por el papa Pablo VI.

Thuc se desvinculó posteriormente de la Iglesia Católica Palmariana, preguntando a Pablo VI si podía ser perdonado y absuelto de sus penas canónicas, siendo finalmente perdonado.

Creencias[editar]

Rechazan el Concilio Vaticano II y a los papas Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Solo aceptan como válidos los primeros veinte concilios, los que se celebraron hasta finales del siglo XIX. Estos cristianos forman parte de la «Orden de los Carmelitas de la Santa Faz», y sus miembros son conocidos como «Palmarianos». La postura de los Palmarianos la adhesión a la Iglesia de Jesucristo, que es Una, Santa, Católica y Apostólica, pero no ya “Romana”, porque, según afirman, Roma ha caído en la figura apocalíptica de “Babilonia la Gran Ramera”. Por lo tanto, rechazan y consideran falsas religiones, a la "Iglesia Conciliar del Vaticano II", o sea, a la Iglesia Católica, al protestantismo, al judaísmo, al islam, al budismo, al hinduismo, al paganismo, al ateísmo, a la masonería, al satanismo, etc.

La Misa Palmariana[editar]

No se celebra misa, sino turnos de misas. Un turno de misas consiste en once misas de una duración de tres minutos por misa[cita requerida].

Papas de la Iglesia palmariana[editar]

Gregorio XVII[editar]

En 1978 Clemente Domínguez y Gómez instaló su propia Santa Sede en Sevilla ya que declaró haber sido coronado papa místicamente por el propio Jesucristo en una visión[6] y que era el único y legítimo sucesor de Pablo VI,[6] haciéndose llamar desde ese momento Gregorio XVII y nombrando a continuación a sus propios cardenales[6] y excomulgando posteriormente a Juan Pablo II por usurpador, apóstata, traidor antipapa y precursor del Anticristo.[6] Por estas acciones el grupo anteriormente conocido como “Carmelitas de la Santa Faz” paso a ser la iglesia Católica Palmariana.[cita requerida] Algunos de los católicos empezaron a considerar esta organización como hereje e ilegal y separada de la Iglesia Católica.[cita requerida]

La Iglesia Palmariana estimaba tener 60 sacerdotes, 70 monjas y 2000 seguidores, teniendo capillas en Gran Bretaña y América Latina.[cita requerida] Clemente declaró que la iglesia Católica estaba poseída por el anticristo y los comunistas[7] Posteriormente fue declarado el dogma de la Asunción Corporal de San José.

Entre 1978 y 1983 muchos integrantes de la Iglesia Palmariana la abandonaron [cita requerida], entre ellos el inversor principal, Maurice Revaz, a quien Juan Pablo II reconcilió con la Iglesia Católica en 1983, terminando su relación con la Iglesia Palmariana, al igual que Alfred Seiwert-Fleige, que fue ordenado sacerdote de los Carmelitas de la Santa Faz a principios de 1976 por el Arzobispo Ngo Dinh Thuc, y ordenado obispo alrededor de los años 80. Salió de la Iglesia Palmariana en 1981 y finalmente fue reconocido como clérigo válido para la Iglesia Católica en 2001 por Juan Pablo II.

En 1983 la Iglesia Palmariana reformó drásticamente sus ritos y su liturgia, aplicando el rito Tridentino/Palmariano de la Misa, imponiendo el “Credo Palmariano” y declarando excomulgados a todos los que lo nieguen, puesto que es “verdad revelada por Dios”.[cita requerida] Profetizó que Clemente moriría crucificado en Palestina, resucitando al tercer día y volviendo con el nombre de Pedro II.[cita requerida] También declararon la “real y verdadera presencia” de la virgen María en la cual se basa su eucaristía.

Ejerció como líder de la Iglesia Católica Palmariana de agosto de 1978 a marzo de 2005.

Pedro II[editar]

Domínguez murió ante sus feligreses en marzo de 2005 mientras celebraba la misa de Pascua en estado de trance, según se afirmó.[cita requerida] Su iglesia lo nombró más adelante papa San Gregorio, El Muy Grande. Manuel Alonso Corral se autoproclamó papa como Pedro II. Falleció a los 76 años de edad el 15 de julio de 2011.[8] [9]

Gregorio XVIII[editar]

Tras la muerte de Manuel Alonso Corral, fue elegido en cónclave su secretario de estado, el padre Sergio María, que adoptó el nombre de Gregorio XVIII.[10] ex militar español, natural de Mula, Murcia[11]

La comunidad[editar]

Esta iglesia, extremadamente reservada, ha sufrido un movimento interno hacia el milenarismo.[cita requerida] Los seguidores de la Iglesia Palmariana están sujetos a numerosas reglas de comportamiento muy estrictas, y no está permitido contacto alguno con personas que no pertenecen a la congregación, salvo en cuestiones de negocios o de necesidad.

En la actualidad esta iglesia tiene delegaciones en EE.UU., Canadá, Venezuela, Colombia, Argentina, Perú, Martinica, además de varios centros en España, especialmente en Sevilla, donde se concentran la mayoría.[cita requerida] Aunque durante 1993 la Iglesia Palmariana atravesó una fuerte crisis financiera, se cree que poseen un gran patrimonio, la titularidad del cual recaía, hasta su muerte, en Manuel Alonso Corral.[cita requerida]

Financiación[editar]

Manuel Alonso Corral fue siempre el cerebro financiero de la Iglesia Palmariana.[cita requerida] Los caudales de los que se allegaba provenían en su mayoría de donaciones de empresas extranjeras que buscaban deducir impuestos. Esta captación fue realizada en gran parte por las sedes distribuidas internacionalmente por la Iglesia Palmariana. También habría que sumar las donaciones de los sectores de extrema derecha, así como de sus feligreses ordinarios.[cita requerida].

A partir de junio de 1988, Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz queda registrada en España como entidad religiosa, lo que trajo consigo una supervisión más estrecha de sus finanzas por parte del Estado. Esto vino a mermar considerablemente los ingresos de dicha congregación.

Santos de la Iglesia Palmariana[editar]

Excomulgados por la Iglesia Palmariana[editar]

  • Reconoce a todos los excomulgados por la Iglesia católica hasta la fecha de la muerte de Pablo VI, 6 de agosto de 1978. A partir de 6 de agosto de 1978 no reconoce ninguna excomunión de la Iglesia católica.
  • Todos los papas, cardenales y obispos de la Iglesia Católica a partir de la muerte de Pablo VI, 6 de agosto de 1978.
  • Superiores/as de todas las órdenes religiosas de la Iglesia católica, excepto el fundador del Opus Dei.
  • Rey Juan Carlos I, Felipe VI de España y Familia Real.[2]
  • Todos los sacerdotes obreros
  • Todos los comunistas y socialistas
  • Todos los espectadores que hayan visto la película Jesucristo Superstar
  • Juan Pablo II
  • Todos los líderes religiosos, políticos, etcétera, que se hayan manifestado públicamente en contra de la Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz.

Cine[editar]

La historia fue llevada al cine por Javier Palmero en la película Manuel y Clemente (1985)

Videntes originales y posteriores escisiones de la Iglesia Palmariana[editar]

A lo largo de su breve historia, en los sucesos del Palmar se han producido numerosas separaciones y escisiones. De los iniciales videntes pervive la "Orden de la Cruz Blanca", grupo de fieles y videntes fieles a la Iglesia Católica y la ortodoxia, a cuyo cuidado está el sacerdote Félix Arana, que desde el comienzo está separada de la organización cismática palmariana y se reúnen en los lugares de las primeras apariciones. Son fieles a la ortodoxia, alejados de focos mediáticos y en sus mensajes muy devotos del entonces Papa Juan Pablo II. Para muchos estudiosos, como el Catedrático José María Sánchez de Toca, las verdaderas apariciones y mensajes originales perviven sin contaminación en este grupo. En su página web[14] están publicados los mensajes.

Desde la muerte del padre Félix Arana el 8 de julio de 2005, el grupo denominado Las Apariciones de la Cruz Blanca u Orden de la Cruz Blanca que se caracteriza por dar misa por el rito actual (en español) de la Iglesia Católica Romana. Lo lidera la vidente Rosario Arenillas que según su página web oficial es la única que actualmente recibe mensajes místicos.

En abril de 1984 una facción disidente de los palmarianos liderada por el llamado padre Isidoro María, rechazó a Gregorio XVII y entronizó a su líder como nuevo papa con el nombre de Pedro Atanasio II (o Pedro II) el 10 de abril de 1984 ante la tumba de San Pedro, en Roma. Es autor de una extensa encíclica (In Nomine Domini).

Existe también un grupo formado por obispos de la Iglesia Católica Palmariana independientes del grupo del Palmar de Troya, ubicados en Archidona.[15] Este grupo rechaza a Pedro II y Gregorio XVIII y los consideran Antipapas, puesto que fueron excomulgados y expulsados por Pedro II durante su papado (2005-2011), debido a supuestos robos a la congregación.

También existe un grupo de Obispos, Sacerdotes, Monjas, Monjes y fieles procedentes todos ellos de la Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz que se han separado y se ha integrado en Iglesia Católica Apostólica Remanente.

Referencias[editar]

  1. (Rodríguez, 1985)
  2. a b c d «Clemente Domínguez, el 'Papa' de El Palmar de Troya». El Mundo. 22 de marzo de 2005. http://www.elmundo.es/elmundo/2005/03/22/obituarios/1111488599.html. 
  3. «Las Supuestas apariciones del Palmar de Troya». ABC. 14 de abril de 1968. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1968/04/14/102.html. 
  4. «40 años de picaresca en el Palmar». ABC. 30 de marzo de 2008. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/2008/03/30/030.html. 
  5. «Cinco obispos consagrados en el Palmar de Troya». ABC. 13 de enero de 1976. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1976/01/13/024.html. 
  6. a b c d e f g h (Garrido Vázquez, 2004, p. 121)
  7. «El 22 de marzo de 2005 fallece el 'Papa Clemente'». Artículo publicado en El mundo.
  8. «Fallece Pedro II, segundo papa apóstata del Palmar de Troya». Diario ABC (21 de julio de 2011). Consultado el 21 de julio de 2011.
  9. «Muere el Papa de El Palmar de Troya». El Correo de Andalucía (20 de julio de 2011). Consultado el 20 de julio de 2011.
  10. «Gregorio XVIII, La secta ya tiene Papa». Díario ABC (27 de julio de 2011). Consultado el 4 de agosto de de 2011.
  11. «Utrera digital». Punto radio Utrera.
  12. a b c d e f g Página 147 del libro de Pepe Rodríguez Las sectas hoy y aquí, Tibidabo Ediciones, S.A., Barcelona, Colección: Conocer a tiempo, 1985, Depósito legal: B-19.249-85, ISBN 84-86421-01-2
  13. a b c d Página 356 del libro de Pepe Rodríguez El poder de las sectas, Ediciones B, S.A., Barcelona, 1997, Depósito legal: B-6.022-1997, ISBN 84-406-7205-5
  14. Cruz Blanca
  15. «Obispos independientes del Palmar de Troya ubicado en Archidona».

Bibliiografía[editar]

Enlaces externos[editar]