Iglesia Adventista del Séptimo Día

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Iglesia Adventista»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia Adventista
del Séptimo Día
Doctrina
Deidad Dios
Texto sagrado Biblia
Tipo Cristianismo
Organización
Fundadores Joseph Bates
James White
Ellen G. White
John Nevins Andrews
Fecha de Fundación 21 de mayo de 1863 (151 años)
Lugar Bandera de los Estados Unidos Battle Creek (Míchigan), EE. UU.)
Administración Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día
Organización Representativa por Iglesia
Presidente
Ted N. C. Wilson
Sede Bandera de los Estados Unidos Silver Spring (Maryland, EE. UU.)
Miembros
Nombre de seguidores Adventistas del séptimo día
o adventistas
Número miembros 17 millones a finales del 2011[1]
Crecimiento 5% por año (Aprox. 1 millón de miembros nuevos por año)
Presencia en Presencia en 209 países.[2] (La ONU registra un total de 194 países en todo el mundo[3] )
Juventud 3 319 508 Jóvenes;
Club de Conquistadores 133 287 Guías Mayores;
1 448 016 Conquistadores;
1 484 046 Aventureros.
Organización administrativas
Empleados 17 272 Ministros
82 047 Empleados generales;
138 713 Empleados institucionales
Centros educativos 7 806 Universidades, Colegios, Institutos y Escuelas; con 86 845 Profesores y cerca de 1 700 000 Estudiantes
Centros de Salud 173 Hospitales y sanatorios
133 Hogares de Ancianos
216 Clínicas y Dispensarios
36 Orfanatos
10 Aviones médicos
Publicaciones 63 Casas publicadoras y Sucursales
447 Publicaciones periódicas
difusión en 337 idiomas
Medios de Comunicación 710 Transmisiones semanales por Estación de Radio
775 Transmisiones semanales por Estación de Televisión
Presupuesto 2 901 Millones de dólares estadounidenses en todo el mundo
Sitio web adventist.org

La Iglesia Adventista del Séptimo Día (comúnmente abreviada Iglesia Adventista)[4] es una denominación del tipo cristiana protestante (aunque no pertenece a la "alianza evangélica mundial")[5] que se caracteriza por su observancia del séptimo día de la semana, el sábado, y por su énfasis en la inminente segunda venida de Jesucristo.

La denominación surgió del Movimiento Millerista en los Estados Unidos a mediados del siglo XIX, y se estableció oficialmente en 1863. Entre sus fundadores destaca Ellen G. White, cuyos escritos siguen teniendo valor actualmente para los adventistas.

Gran parte de la teología de la Iglesia Adventista corresponde a las enseñanzas evangélicas, tales como la de la Deidad (Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo), pero sus doctrinas sobre el estado inconsciente de los muertos y el «juicio investigador» no las comparten las iglesias evangélicas. La iglesia es también conocida por su énfasis en la alimentación, la salud y el respeto por los animales[6] que es la ordenada por Dios desde el principio de la creación (Génesis 1:29). Consideran que tales doctrinas están basadas en la Biblia. Promueven, además, la libertad religiosa.

Ramificación del protestantismo a lo largo de los siglos.

Los adventistas del séptimo día aceptan la Biblia como la única fuente de sus creencias, resultado de la convicción protestante de Sola Scriptura "la Biblia como la única norma de fe y práctica de los cristianos",.[7]

La iglesia mundial se rige de una manera democrática; esto significa que sus miembros escogen delegados cada cinco años para la elección de nuevos líderes, quienes forman la «Asociación General», con regiones más pequeñas administradas por divisiones, uniones, misiones/asociaciones y distritos. Actualmente cuenta con más de 17 millones de miembros, tiene una presencia misionera en más de 200 países y territorios y se diversifica étnica y culturalmente.. La iglesia administra numerosas escuelas, universidades, hospitales, clínicas, institutos y casas editoriales en todo el mundo, así como una destacada organización humanitaria conocida como ADRA, la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales.

Doctrina[editar]

La doctrina de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se basa en la Biblia, considerada como la fuente por excelencia de la verdad acerca de Dios y el testimonio de Jesucristo como el estilo real y verdadero de vida.

La doctrina reformadora del «sacerdocio de todos los creyentes» es central en el pensamiento de los adventistas, y así los miembros siempre han sido animados a estudiar la Biblia para descubrir la verdad por sí mismos, guiados por el Espíritu Santo. Esto puede explicar su renuncia a establecer un credo, solo aceptan la Biblia como su único credo.[8]

A los fines de la coherencia interna, los creyentes han formulado un grupo de creencias fundamentales y prefieren verlas como descriptivas en lugar de prescriptivas. Hasta 2005 poseía 27 creencias fundamentales, pero durante la Sesión de la Asociación General de la Iglesia de ese año, se agregó una más, teniendo así en total 28 creencias fundamentales.[9] [10]

La Segunda Venida de Cristo[editar]

Los adventistas del séptimo día creen en una segunda venida de Cristo inminente y visible en todo el mundo, que será antecedida por un tiempo de angustia en el que los justos serán perseguidos, y un Anticristo exhibirá gran poder sobre la tierra (Mateo 24). La enseñanza de que Cristo será visto por todos en la ocasión de su segunda venida se basa en Apocalipsis 1:7, que dice: «Todo ojo lo verá»; en la descripción que da Cristo en Mateo 24:27 «Como el relámpago que sale del Oriente y brilla hasta el Occidente»; y en Mateo 24:30 «Todas las razas de la tierra se golpearán el pecho y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo». También se basan en lo dicho a los discípulos y a las personas que estaban en el momento de la ascensión de Cristo registrado en Hechos 1:9-11, que dice que «volverá del mismo modo en que lo habéis visto ir al cielo». Los adventistas creen que este será el momento en el que ocurrirá lo que se describe en 1 Tesalonicenses 4:16, en el que «los muertos en Cristo resucitarán primero».

Los adventistas sostienen diferencias bien definidas en la Biblia sobre la venida del auténtico Cristo y la del Anticristo, dicen, como está escrito en 1 Tesalonicenses 4:17 «seremos llevados con ellos al cielo, sobre las nubes, al encuentro de Cristo», es decir, cuando viene Cristo somos llevados al encuentro con Él en el aire, en las nubes. Por el contrario el Anticristo pisa el suelo y anda por la tierra, y no le ve todo el mundo de forma literal o espontánea, así lo afirmara Jesús en Mateo 24:23-26. Otras diferencias están basadas en Apocalipsis 10:7 y Apocalipsis 11:19, donde dice que "cuando se cumple el misterio de Dios aparece en el cielo abierto el Arca de la Alianza", donde se encuentran los originales de las Tablas de la Ley de Dios, con las cuales Dios descendió en el monte Sinaí, según Deuteronomio 33:2 «Y vino de entre diez millares de santos, con la ley de fuego a su mano derecha». Sin embargo el Anticristo obrará contrario a la Ley de Dios, violando lo que Dios escribió con su dedo, dice Deuteronomio 10:2 «y escribiré en aquellas tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que quebraste; y las pondrás en el arca» y Éxodo 31:18 «Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios».

El Anticristo obrará violando la alianza eterna que hay entre Dios y su pueblo, el Sabbath. Éxodo 31:16,17 «Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó». Ezequiel 20:12,20 «Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico» «Y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios».

Por último el Nuevo Testamento deja bien clara la importancia del Sabbath en Hebreos 4:9-11 «Queda, por lo tanto, reservado un Reposo, el del séptimo día, para el Pueblo de Dios. Y aquel que entra en el Reposo de Dios descansa de sus trabajos, como Dios descansó de los suyos. Esforcémonos, entonces, por entrar en ese Reposo, a fin de que nadie caiga imitando aquel ejemplo de desobediencia» y en los últimos días los hijos de Dios guardarán sus mandamientos, Apocalipsis 12:17 «Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo».

Pero antes de que todo esto suceda la humanidad padecerá grandes angustias y catástrofes naturales, como lo son inundaciones, terremotos, tornados, tsunamis, y humanas como son las guerras, las hambrunas, el esclavismo, entre muchas cosas más. También sobrevendrán los juicios de Dios, muchas ciudades que están entregadas a la maldad y a la homosexualidad serán destruidas por fuego, así lo afirman Judas 1:7 «También Sodoma y Gomorra, y las ciudades vecinas, que se prostituyeron de un modo semejante a ellos, dejándose arrastrar por relaciones contrarias a la naturaleza, han quedado como ejemplo, sometidas a la pena de un fuego eterno», también lo dice 2Pedro 2:6 «También condenó a la destrucción y redujo a cenizas a las ciudades de Sodoma y Gomorra, para que sirvieran de ejemplo a los impíos del futuro».

El séptimo día como día de reposo[editar]

Los adventistas consideran el sábado como el séptimo día de la semana (en concordancia con el calendario hebreo bíblico)[11] y enseñan que debe ser tomado como el verdadero día de reposo. Esta creencia se basa en la declaración bíblica: «Acuérdate del Sabbat (‘día de reposo’ o sábado)».[12] Guardan este día como uno de 24 horas de puesta de sol a puesta de sol, comenzando el viernes por la tarde y por ende terminando el sábado por la tarde (Génesis 1.5, 8 y 13). En estos versículos se puede apreciar que cuando el Señor terminaba su creación, diariamente se decía: «Y fue la tarde y la mañana del primer día». La autoridad de Dios para escoger este día para ser adorado se fundamenta por Éxodo 20:11, que refiere al día de la creación en Génesis 2:1-3, cuando Dios descansó, bendijo y santificó el séptimo día (o sábado) para toda la humanidad. Por eso Cristo dijo en Marcos 2.28 que el Hijo del Hombre es Señor aún del sábado. Además, Salmos 111.7-8 revela que los mandamientos de Dios son eternos, «las obras de sus manos son fieles y justas, confiables son todos sus mandamientos, permanecen firmes eternamente y para siempre, hechos en verdad y en rectitud».

Cabe destacar, sin embargo, que los adventistas creen en la salvación por gracia y la justificación por Fe en Cristo. Creen en los diez mandamientos que, según el libro de Éxodo, Dios escribió con su dedo,y consideran que su ley es inmutable (los Diez Mandamientos, según Éxodo, capítulo 20). Con respecto a la observancia del sábado -incluida en el cuarto de los diez mandamientos-, le dan considerablemente más importancia a guardar el séptimo día sábado que la importancia que le dan otras denominaciones a la adoración en domingo, puesto que fue Dios mismo quien santificó, bendijo y reposó durante ese día, los adventistas se basan que la observancia del domingo fue instaurada por el emperador romano Constantino en su famoso edicto en el año 321 d. C. con la finalidad de atraer a la mayoría de los adoradores del dios Sol para que adoraran dentro de la iglesia en ese mismo día.

Argumentan, también, que Jesucristo no cambió su ley ni el día de reposo, pues Cristo «vino para cumplir» las profecías de la Ley, según Isaías 7:14: «He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel». Con la muerte en el Calvario de Jesucristo, la profecía de Isaías es considerada cumplida. En tal sentido, por la Gracia de su Resurrección, todos los que en Jesucristo crean y lo acepten como su salvador personal, serán salvados (Ver Hechos 4:11-12): «Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvados». (Versión Reina Valera 1960). Toda otra doctrina es, según el razonamiento, antibíblica, creada por el hombre.

Los adventistas basan también su doctrina en un pasaje del Evangelio según Mateo:

"No penséis que he venido a abrogar la ley... sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasarán de la ley."

Jesucristo, según el Evangelio de Mateo 5:17-18 (Reina Valera de 1960).

Ellos interpretan en esta cita que, Jesús revela que mientras exista este cielo y esta tierra, los diez mandamientos escritos por el dedo de Dios no pueden ser cambiados o adulterados. Se prometen cielos nuevos y tierra nueva en Apocalipsis 21.1, por lo tanto, todavía existe el mismo cielo y la misma tierra; entonces los diez mandamientos todavía siguen vigentes para la humanidad, no así las leyes ceremoniales, pues Cristo fue el Cordero de Dios que murió por el pecador.

También los adventistas argumentan que la Biblia profetiza que un poder humano trataría de cambiar la ley de Dios: «Pensará cambiar los tiempos y la ley» (Daniel 7.25).

Por dichas razones los adventistas se oponen firmemente al reposo dominical, pues éste proviene originalmente de tradiciones no cristianas. Las personas de otras religiones adoraban diversos dioses ampliamente difundidos por todo el Imperio romano antes, durante y después de la época del emperador Constantino. Uno de los principales era Mitra, dios solar, y el día domingo era dedicado a él. Hasta hoy, domingo se llama sun-day (en inglés) y sonn-tag (en alemán), que significa ‘día del sol’; en español, domingo significa (Del lat. dominĭcus [dies], [día] del Señor). De la misma manera, «lunes» significa ‘día de la Luna’, «martes» ‘día del dios Marte’, etc.

Es importante considerar que los adventistas guardan el día sábado para reconocer que Dios es el creador. El día sábado fue instaurado por Dios en el Edén Génesis 2:1-3 y luego en los Diez Mandamientos Deuteronomio 5:1-21. También es importante notar que cuando Dios dio los mandamientos, en el cuarto menciona «Acuérdate del día sábado para santificarlo». El término «acuérdate» se refiere a algo que él dio en el pasado: en el Edén, Dios lo dio para toda la humanidad. Para los adventistas, el sábado es un descanso y deleite. Según Isaías 58:13-14, «Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado».

La Biblia señala que en la tierra nueva se guardará el día sábado: «Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová» Isaías 66:22-23. Versículos en que el sábado es el día de reposo, guiándose por Jesús que resucitó el domingo (primer día de la semana): Éxodo 20:8-11 - Mateo 28:1 - Lucas 23:53-56 - Lucas 24:1-3 - Marcos 16:1-2,9 - Juan 20:1,19.

Bautismo[editar]

Los adventistas del séptimo día practican el bautismo de los creyentes por inmersión completa, de manera similar a los bautistas. Argumentan que el bautismo requiere consentimiento por entendimiento, y responsabilidad moral. De manera que los bebés solamente son dedicados al Señor, que en realidad es un símbolo de la gratitud a Dios por el bebé, por parte de los padres, la comunidad e iglesia, y de su compromiso de criar al niño en el amor de Jesús. Los adventistas se basan en la Biblia y este libro dice que el bautismo es un nuevo nacimiento hablando espiritualmente; y a través de él testifican su muerte al pecado y declaran su intención de caminar en una vida nueva. El bautismo es símbolo de la unión con Cristo, del perdón de los pecados, y de la recepción del Espíritu Santo, e implica una afirmación de la fe en Jesús y un arrepentimiento de pecados evidente; es una declaración pública del compromiso de la vida del individuo y su entrega a Jesús, por lo tanto comienza una nueva vida en el Señor.[cita requerida]

El Espíritu de Profecía[editar]

Una de las enseñanzas de la Iglesia adventista basada en Apocalipsis 12:17, 19:10 y en el segundo cumplimiento de Joel 2:28-32 es que el espíritu de profecía es una señal identificadora de la «iglesia remanente», que se manifestó durante el ministerio de Ellen G. White. También establecen con claridad que la Biblia es la norma única por la cual debe ser probada toda enseñanza y toda experiencia.

Ellen G. de White no es considerada como la máxima autoridad doctrinal, sinó únicamente la Biblia, sus escritos son considerados una guía que lleva al entendimiento e importancia de la misma. Se la considera una profetisa o «una luz menor que guía hacia una luz mayor». Dicha luz mayor es Jesucristo, la real y única cabeza de la iglesia, que no puede ni podrá ser remplazada por ningún hombre ni ningún otro poder sobre la tierra.[13] La Iglesia Adventista ha recibido críticas respecto a sus postulados, incluyendo sus doctrinas en relación con Elena G. de White como profeta de Dios y su estatus dentro de la iglesia, y su relación con las actitudes exclusivistas.

El estado de los muertos[editar]

Los adventistas creen que la muerte es como lo declara Eclesiastés 9:5: «los muertos nada saben». Esta ideología sostiene que una persona no tiene forma consciente de existencia hasta su resurrección, la cual se dará en la ocasión de la segunda venida de Jesús (en el caso de los justos) o luego del milenio de Apocalipsis 20[14] (en el caso de los impíos). Esto significa que el infierno no existe en nuestros tiempos presentes, ni existirá después de la segunda venida de Cristo, sino que los impíos serán destruidos para siempre luego del milenio basándose en Apocalipsis 20.[15] (Esa es la muerte segunda de la que habla el texto del Apocalipsis, la verdadera muerte). Infierno viene del griego infer (‘debajo’), por lo tanto el infierno sería lo mismo que el Hades griego, o simplemente, el sepulcro.

Por lo anterior también se oponen a la doctrina del purgatorio, sostenida por la Iglesia católica, que señala que los muertos que no tienen pecados mortales sin perdonar pasan por un estado de purificación antes del Cielo. Sostienen que la Biblia enseña que sólo Dios es inmortal (1 Tim. 6.16) y que los seres humanos, separados de Dios, están sujetos a la muerte. Jesús enseñó que «la muerte es un sueño» (Juan 11.11-14) que termina en una de las dos resurrecciones: una resurrección para vida o una resurrección de condenación (Juan 5.28-29).

Por otra parte, religiones evangélicas sostienen que después de la muerte, el alma se dirige a un lugar determinado dependiendo de si son salvos (aceptar a Cristo como salvador) o no. Los salvos son llevados al «Seno de Abraham» y los no salvos se dirigen al Infierno. Los adventistas no comparten esta posición, argumentando que no tiene base bíblica. Para los adventistas, el tema de la muerte es uno de los engaños satánicos del fin de los tiempos: el espiritismo está ganando terreno debido a que la mayoría de las personas creen que hay vida después de la muerte. Los adventistas consideran a la Biblia como su única regla de fe: en ella no se considera vida después de la muerte; y sólo cuando venga el momento de la resurrección será la vida eterna o la muerte.

Prácticas y costumbres[editar]

Actividades del sábado en la Iglesia[editar]

Iglesia adventista en Bundaberg.
Gráfico estadístico de miembros

Las actividades del día sábado (Día de Reposo) de un adventista del séptimo día normalmente comienza en la tarde del viernes con el culto de puesta del sol en el hogar o en la iglesia. El sábado de mañana comienza con el estudio de la Biblia y una oración de agradecimiento por el descanso y reposo físico y espiritual. Como lo dice en la Biblia, debe de irse vestido correctamente hacia la casa de Dios por lo que cuando asisten a los servicios de la Iglesia es por respeto al Rey de reyes que es Dios, que en la mayoría de los países comenzará normalmente a las 9:00, con la «escuela sabática», la cual es un momento de estudio de la Biblia con un folleto como apoyo para el estudiante. Este folleto es distribuido a todas las iglesias adventistas en el mundo, teniendo un tema de estudio en común durante un trimestre.

Cada clase de escuela sabática consta con su propio folleto de estudio. Estos son, de acuerdo a la edad: Cuna (0-4 años), Infantes (4-6), Primarios (6-9), Intermediarios (9-12), Juveniles (13-15), Jóvenes (15-35) y Adultos (35-). En este estudio bíblico filial que puede incluir cantos, relatos misioneros, oraciones y el estudio de la Biblia que se extenderá hasta alrededor de las 10:15. Se forman varios grupos en los cuales los temas bíblicos y preguntas prácticas son discutidos con libertad. Luego de dar el informe misionero y los anuncios correspondientes a la iglesia, la hermandad se reunirá nuevamente para un servicio de iglesia que sigue un formato evangélico que puede diferir de iglesia a iglesia pero que siempre tendrá un sermón como característica principal. Los adventistas practican la cena del Señor (conocida en otras denominaciones como eucaristía), la cual es un servicio abierto que consta de renovar votos con Dios ya que al ser bautizados se vuelve a nacer, basado en el capítulo 13 del Evangelio de Juan.[16] El servicio incluye una ceremonia de lavamiento de los pies y la participación de la Cena del Señor que consiste de panes sin levadura y jugo de uva no fermentado.

En algunas iglesias, los miembros y otros amigos pueden quedarse en ella para un almuerzo a la canasta, para el cual todos contribuyen con un plato. Las actividades del sábado de tarde pueden variar mucho dependiendo del contexto cultural, étnico y social.[17]

Actualmente en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Perú y Venezuela, antes de que el sol se oculte, el día sábado se hace una despedida del día con cantos y alabanzas dirigidos por jóvenes, conocida en muchos países como la sociedad de jóvenes, aunque por la demografía de algunas iglesias se tienen tres divisiones la sociedad del menor, de jóvenes y la del mayor, en los que se presentan actividades y temas de aprendizaje coherentes a cada grupo etario. Donde también se hacen obras, presentaciones musicales, concursos bíblicos, entre otros. Luego de ocultarse el sol, los jóvenes y otros miembros que deseen participar se reúnen para disfrutar en camaradería.[18]

Actividades misioneras[editar]

Las actividades de extensión misionera de la Iglesia adventista apuntan tanto a no creyentes como a creyentes de otras denominaciones. Los Adventistas del Séptimo Día creen que Cristo ha llamado a los que creen en él para predicar en todo el mundo. Como tal, la Iglesia tiene presencia en más de 200 países en el mundo. Sin embargo, los adventistas son cautelosos para asegurarse de que el evangelismo no estorbe los derechos básicos del individuo. La libertad religiosa es una postura que la Iglesia Adventista del Séptimo Día apoya y promueve. Los esfuerzos evangélicos adventistas tradicionales consistían en misiones urbanas y la distribución de folletos como The present truth (La verdad actual), que fue publicada por James White desde 1849.

Edificio de la Review and Herald, 1868.

Los adventistas, como lo demuestra su distribución extensa de folletos, al igual que sus ancestros milleristas, por mucho tiempo han sido propulsores de los ministerios basados en los medios de difusión. Hasta que J. N. Andrews fue enviado a Suiza en 1874, los esfuerzos mundiales adventistas consistían enteramente en la circulación de folletos (como los de De White) en muchos lugares. La lectura de dichos materiales fue la razón primaria por la cual Andrews eventualmente fue llamado para viajar ultramar. En el último siglo, dichos esfuerzos también han involucrado la utilización de los medios de comunicación modernos tales como la radio y la televisión. El primero de estos fue el programa radiofónico de H. M. S. Richards, Voice of prophecy (‘La voz de la profecía’), que inicialmente fue transmitido desde Los Ángeles en 1929.

Iglesia adventista en Liberia, Costa Rica

Desde entonces los adventistas han estado en la vanguardia del evangelismo a través de los medios de comunicación.[19] El programa It is written (‘Está escrito’) fue el primer programa religioso que fue transmitido en colores. Hoy, la iglesia cuenta con varios canales como The Hope Channel (‘El canal de la esperanza’), 3ABN o The Three Angels Broadcasting Network (‘La red de difusión de los tres ángeles’), los cuales operan internacionalmente, transmitiendo las 24 horas del día tanto por cable como por satélite. También cuentan con un estudio de televisión (Nuevo Tiempo) ubicado en la ciudad de San Pablo en Brasil, el cual transmite por su programación de radio y televisión Internet tanto en español como en portugués.

En Chile cuenta con una red 24 radiodifusoras,[20] sucursal de la central ubicada en Bolivia, Nuevo Tiempo Chile y además posee un canal de televisión abierta con el mismo nombre, que se puede sintonizar en las principales ciudades del país. En Costa Rica también cuenta con la emisora Radio Lyra 88.7 FM de cobertura nacional con sus oficinas en la provincia de Alajuela, en las instalaciones de la Universidad Adventista de Centroamérica. En El Salvador actualmente se encuentra Radio Adventista 96.5 FM, transmitiendo desde San Salvador. El 9 de agosto del 2003 se iniciaron las transmisiones de la red satelital Nuevo Tiempo Perú, desde la ciudad de Lima al presente, conforman esta red 17 emisoras a nivel nacional, dial en Lima 1038 AM. En Guatemala se inició la transmisión como repetidora de una radio Centro Americana, luego creando su propia estación con el nombre de Unión Radio, obteniendo el permiso para transmitir en AM y FM. En República Dominicana cuenta con la emisora Radio Amanecer Internacional sintonizada en AM y en FM con más de una década en el aire, que se escucha en todo el país. En Puerto Rico cuenta con Radio Paraíso 92.9 FM, la cual cubre aproximadamente tres cuartas partes de la isla, y Radio Sol 92.1 FM, la cual cubre la zona restante.

Salud, dieta y sexualidad[editar]

Frutas, verduras y granos.

Los Adventistas del Séptimo Día presentan un mensaje de salud que recomienda el vegetarianismo[21] y se espera la abstinencia de carne de cerdo, sangre, crustáceos, y otros alimentos proscritos como «animales inmundos» en Levítico 11, al igual que la abstinencia de alcohol y tabaco u otras drogas. Los adventistas se abstienen de estos alimentos como deseo de mantener un estilo de vida saludable honrando a Dios en el cuidado de sus cuerpos pues lo consideran, según 1 Corintios 3:16-17, templo del Espíritu Santo. Los adventistas mantienen en funcionamiento hospitales y otras instituciones relacionadas con la salud.

La posición oficial de los adventistas con respecto al aborto es que no se aprueban los abortos por razones de control de natalidad, selección de sexo, u otras conveniencias, solo se permite cuando la vida de la madre se ve amenazada.

Respecto a las relaciones prematrimoniales, tampoco es lícita, ya que Dios las instauró dentro del matrimonio bendecido por Él.

Según una declaración oficial de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día[cita requerida], los adventistas no llevan a cabo matrimonios homosexuales. Aún más: dentro del matrimonio, el adulterio por una relación heterosexual u homosexual, son unas de las circunstancias en las que se permite el divorcio.

Cuerpo de Cadetes Médicos Adventista[editar]

El Cuerpo de Cadetes Médicos Adventistas es una organización basada en las creencias y doctrinas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. En sus inicios, el propósito fue de entrenar gente en el área de medicina para que cuando fuesen reclutados como soldados de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos trabajaran en esta área y fuesen soldados no combatientes, pero después de la década de 1970, ha estado trabajando para la comunidad ayudando en desastres y rescates.

Trabajo del Cuerpo de Cadetes

  • Desarrolla los conocimientos en los conceptos modernos de ayuda médica y emergencias (primeros auxilios básico y avanzado) resucitación cardiopulmonar, salvamento y supervivencia acuática, rescate y salud preventiva entre otros.
  • El entrenamiento físico está orientado al desarrollo y acondicionamiento óptimo de las facultades físicas, manteniendo un balance entre lo físico, lo mental y espiritual mediante el programa de entrenamiento existente.
  • Se une a otros grupos y entidades similares o con los mismo propósitos sin perder su identidad ni sus principios. Ofrece sus conocimientos a otras personas o entidades que lo soliciten.

Estructura, gobierno e instituciones[editar]

La Iglesia Adventista del Séptimo Día está organizada con una estructura jerárquica bien definida, que concede poderes y responsabilidades a representantes y oficiales. Cuatro niveles definen la estructura de la Iglesia, desde el creyente individual hasta la organización mundial.

  1. La iglesia local está compuesta de creyentes individuales.
  2. El distrito está compuesto por una o varias iglesia o filiales que son dirigidas por un pastor.
  3. El campo o misión/asociación, se compone de varios distritos en un territorio definido que puede abarcar toda una región o parte de ella.
  4. La unión se compone de campos y misiones/asociaciones dentro de un territorio mayor (frecuentemente un grupo de regiones o un país entero).
  5. La división se compone de las uniones, abarca un determinado número de países. Cabe resaltar que la Iglesia adventista no considera las divisiones como un nivel de la organización ya que son una representación de la Asociación General en un determinado territorio.
  6. La asociación general, es la unidad más extensa de la organización, se compone de todas las Divisiones de todas partes del mundo. Estas Uniones están agrupadas en divisiones de la asociación general, con responsabilidad administrativa para áreas geográficas particulares, que abarcan normalmente continentes enteros o gran parte de ellos.[22]

ADRA (Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales)[editar]

La ADRA (Adventist Development and Relief Agency: ‘agencia adventista de desarrollo y alivio’: Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales) es la rama humanitaria mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, establecida con el propósito específico de desarrollar económica y socialmente comunidades desfavorecidas y ayudar a paliar efectos de desastres.

ADRA Internacional cumple su misión en 131 países,[23] sin discriminación por raza, género o creencias políticas o religiosas. Opera en cinco actividades principales: seguridad alimenticia, desarrollo económico, primeros auxilios, respuesta a desastres y catástrofes y educación básica.

Desde hace más de 50 años la iglesia ha estado activamente promoviendo la ayuda humanitaria a través del trabajo de la ADRA, que trabaja como una agencia no sectaria de ayuda humanitaria en 131 países del mundo. ADRA ha sido conferida el Estado Consultivo General por la comisión de Economía y Sociedad de las Naciones Unidas. En todo el mundo, ADRA emplea más de 4000 personas para ayudar tanto a proveer ayuda humanitaria en las crisis y el desarrollo en situaciones de pobreza.

Orígenes de ADRA[editar]

Los orígenes de ADRA (Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales) se sitúan aproximadamente en la década de 1980. Pero la acción humanitaria adventista es anterior. En 1918, justo después de la Primera Guerra Mundial, la Iglesia adventista estableció un comité de ayuda a Europa a causa de los desastres producidos por la contienda. Los primeros países que recibieron ayuda humanitaria de los creyentes adventistas fueron: Bélgica, Francia, Alemania, Turquía, Egipto, Rusia y China.

Después, y a causa de la Segunda Guerra Mundial, la devastación en Europa, el Norte de África y países de Asia, hizo que la Iglesia adventista se organizase de manera inmediata para prestar su ayuda a las víctimas de la guerra. Se prepararon almacenes para organizar y procesar los materiales y alimentos que, posteriormente, se enviaron por barco a los diferentes países que sufrieron los horrores de la guerra.

En 1956 la Asociación General de la Iglesia Adventista creó el SAWS (Servicio de Beneficencia o Sociedad de Servicios Comunitarios). Este nombre fue modificado en 1973, denominándose Servicio Mundial de la Iglesia Adventista. En cada país este servicio tenía un nombre distinto. En los países de habla hispana se denominó ACFE (Asociación Civil Filantrópica y Educativa). Pero en 1983 este servicio de alcance mundial tomó el nombre actual de ADRA. El objetivo era poner más énfasis en programas de desarrollo para los países más pobres y potenciar la ayuda humanitaria y de emergencia allí donde las necesidades fuesen más perentorias.

ADRA está considerada por los organismos internacionales como una red de agencias de ayuda humanitaria y de desarrollo. Es una ONG confesional que, estando vinculada a la Iglesia adventista, mantiene su estructura y organización administrativa de manera independiente. En los momentos actuales está actuando en más de 140 países.

Misión adventista[editar]

La Iglesia adventista administra un sistema educacional unificados en que operan unas 7 806 escuelas primarias y secundarias, al igual que colegios, universidades, seminarios y escuelas de medicina en más de 145 países en el mundo. Este sistema educacional involucra unos 86 800 docentes y cerca de 1 700 000 estudiantes.[24] El programa educacional adventista es extenso y completo, y engloba la salud mental, física, social y espiritual, y tiene como meta el preparar a los jóvenes para la vida en el cielo, prometida por Cristo, después de su Segunda venida.

Sus propósitos y objetivos primordiales son crear un ambiente y programa adaptado a las necesidades y los gustos de la juventud, mientras desarrollan una relación especial con Dios, provocando en ellos el deseo de traer más personas, usando y desarrollando los talentos de cada uno de ellos. Los objetivos principales son crear líderes, proveer espacio para el crecimiento de sus talentos y habilidades, establecer un centro de evangelismo juvenil y desarrollar nuevos lazos de amistad con otras personas.

Algunos programas misioneros adventistas[editar]

  • Planet Hope (Planeta Esperanza) es un programa dirigido a la población juvenil de Puerto Rico y otras áreas. Su meta es alcanzar a otras personas, especialmente a los jóvenes, y enseñarles acerca de diversos aspectos de la vida, incluyendo —como establecen las doctrinas de la Iglesia adventista— aspectos relacionados a las enseñanzas espirituales y religiosas de Dios y la Biblia. El método principal utilizado para alcanzar a otros es hacer más interesante la sociedad de jóvenes o reunión a través del uso de modos de vida contemporáneos como guías.
  • En Directo Adventistas es un proyecto que tiene como objetivo retransmitir en directo las actividades que se celebran en la iglesia, y llevar el mensaje de la segunda venida de Cristo a todo el mundo. Se desarrolla en España.

Instituciones adventistas[editar]

Centro Médico de la Universidad de Loma Linda (California).

Los adventistas tienen como premisa la creación de distintas instituciones para el desarrollo y formación global de sus miembros y las comunidades que sirven.

Cuentan con colegios para todos los niveles de enseñanza y universidades con carreras diversas. Se imparte calidad en la enseñanza y la misma está impregnada de elementos cristianos, su costo sumamente caro para la gran mayoría de las familias pobres en casi todo el mundo, más o menos barato para las personas pudientes.

El Sistema de Salud Adventista es reconocido por la calidad de sus hospitales y centros de salud, siendo su emblema el Loma Linda University Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Loma Linda), en California, uno de los hospitales de mayor reconocimiento y prestigio en el área médica. Además de administrar hospitales, el sistema hace investigaciones y publica diferentes materiales para mantener una vida sana. Tanto las universidades como otras instituciones adventistas están abiertas a la comunidad, para el servicio de todos los ciudadanos.

Áreas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día[editar]

La Iglesia Adventista del Séptimo Día posee tres áreas principales en las cuales trabaja, las cuales son las tres cosas que según la biblia realizó Jesús en la Tierra: Predicar, Enseñar y Sanar.

  • Predicar: La Iglesia Adventista del Séptimo Día posee gran cantidad de congregaciones alrededor del mundo, dichas congregaciones proporcionan esperanza a millones de personas; también poseen miles de predicadores voluntarios y miles de pastores que atienden a cada una de las congregaciones existentes.
  • Enseñar: La Iglesia Adventista del Séptimo Día posee alrededor del mundo miles de escuelas primarias, escuelas secundarias, (como el Instituto Francisco Ramos Mejia, en Bella Vista, Provincia de Corrientes, Argentina) universidades (como UNADECA, en Costa Rica) y seminarios; además posee decenas de casas editoriales que crean y distribuyen gran cantidad de libros que educan a las personas en diversos temas de gran interés.
  • Sanar: La Iglesia Adventista del Séptimo Día cuenta con cientos de clínicas, hospitales y sanatorios alrededor del mundo, también posee universidades especializadas en la salud y para dicha organización trabajan miles de médicos.

Juventud adventista[editar]

El departamento de jóvenes de la Iglesia adventista administra una organización para niños y niñas de 10 a 15 años de edad llamado Club de Conquistadores (Pathfinders). El Club de Conquistadores expone a los jóvenes a actividades tales como acampar, servicio comunitario, educación basada en habilidades y los entrena para el liderazgo. Para los niños más pequeños se encuentra el Club de Aventureros, que alimenta al programa de conquistadores. Desde los 15 años en adelante, los jóvenes (y adultos que deseen) se pueden implementar al Club de Guías Mayores, el cual busca entrenar a la nueva juventud para ser los próximos líderes de la iglesia. En este club se desarrollan actividades similares a las de los anteriores, pero con un mayor grado de profundidad.

La Iglesia adventista ha estado activa por más de 140 años abogando a favor de la libertad religiosa.[25] En 1863 sus líderes fundaron la Asociación Internacional de Libertad Religiosa, la cual es universal y no sectaria. El consejo estatal de la Iglesia Adventista del Séptimo Día sirve para proteger a diversos grupos religiosos de ciertas legislaciones que puedan afectar sus prácticas religiosas. Recientemente la organización ha estado luchando para que se establezcan legislaciones que protejan a los empleados adventistas que desean guardar el sábado.

La iglesia también posee varias organizaciones asociadas extra-iglesia. Estas se denominan ministerios independientes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.La educación adventista se ha convertido en una organización adventista de educación al joven hecho por Goodloe H. Bell,Goodloe H. Bell en 1867 empezó una escuela particular para los niños adventistas en Battle Creek, Whashinton, Estados Unidos. Sus estudiantes incluyeron a William y Edson White, los hijos de James y Ellen White, y los hermanos de Kellogg, Will K. y John Harvey.

Mientras enseñaba en la escuela, Bell también editó el libro “Youth's Instructor”. En 1869 él llegó a ser Superintendente de la Escuela Sabática de Battle Creek y sirvió como tesorero de la Asociación General entre marzo de 1870 y febrero de 1871. Él también fue uno de los directores del Instituto de Salud. El 10 de diciembre de 1871, a Ellen White se le dio una visión en la que ella vio a "Bell en relación con la causa y el trabajo para Dios en Battle Creek". No es sorprendente que Ellen White escribiese que "mucho más se esperó del Hermano Bell de lo que puede ser razonablemente para cualquier un hombre " (Testimonio a la Iglesia en Battle Creek, pág. 8).

Por 1872 Bell había dejado Battle Creek, descorazonado sobre su reputación. Pero Ellen White le escribió instándole a que volviera para enseñar en la escuela que se abría ese año. El 3 de junio de 1872, doce estudiantes concurrieron a la segunda historia en la antigua imprenta de la Riview, donde Bell les dio la bienvenida. La escuela fue un éxito desde el principio y en diciembre de 1874 se mudó a la Escuela de Battle Creek recientemente erigida. Bell encabezó el Departamento inglés, bajo la presidencia de Sydney Brownsberger.

Además la juventud adventista dispone de publicaciones específicas destinadas al ministerio del culto joven, en muchas ocasiones la iglesia adventista ha tenido la ventaja de tener mucho más juventud que las demás denominaciones mundiales.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1] (Estadísticas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día Mundial).
  2. [2] (Misión Adventista Mundial).
  3. http://www.un.org/es/members/growth.shtml Naciones Unidas: Crecimiento de Número de Estados Miembros de las Naciones Unidas, desde 1945 al presente
  4. Aunque dentro del grupo se usa comúnmente IASD (Iglesia Adventista del Séptimo Día) la abreviatura oficial preferida es «adventista».Iglesia Adventista del Séptimo Día. «Uso del nombre de la Iglesia» (en inglés). Consultado el 10 de diciembre de 2009.
  5. http://www.protestantedigital.com/ES/Internacional/articulo/5185/La-alianza-evangelica-mundial-no-considera
  6. Veganismo#Motivos religiosos
  7. «Creencias». Consultado el 16 de octubre de 2013.
  8. «Creencias fundamentales» (en español). Consultado el 16 de octubre de 2013.
  9. Unión Ecuatoriana de la Iglesia Adventista del Séptimo día (2001). «Creencias fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día». Consultado el 2007.
  10. «Nuestras creencias». Consultado el 17 de julio de 2013.
  11. Véase Sabbat
  12. Éxodo 20.8-11, según la versión Reina-Valera de 1960).
  13. Asociación Ministerial de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día: Creencias de los Adventistas del Séptimo Día. Florida (EE. UU.): Asociación Publicadora Interamericana, 1988.
  14. *aguirrehernandez, ricardo (1960). «El estado de los muertos». Consultado el 2007.
  15. «Los Adventistas del Séptimo Día». Consultado el 16 de octubre de 2013.
  16. «Santa Biblia, versión Reina-Valera» (1960). Consultado el 2007.
  17. Enoch de Oliveira: La mano de Dios al timón. Buenos Aires (Argentina): Asociación Casa Editora Sudamericana, 1986.
  18. http://elcalvario.es.tl/Pr%E1cticas-y-costumbres-.htm
  19. http://noticias.adventista.es/2012/01/24/iglesia-adventista-mundial-marca-100-anos-de-comunicacion-corporativa/
  20. http://adventistas.org/es/institucional/mision-y-servicio/comunicacion/
  21. «Vegetarianismo y veganismo: fundamentos, principios y generalidades», de la UVA (Unión Vegetariana Argentina).
  22. Iglesia Adventista del Séptimo Día, Quienes Somos, Con acceso el 31 de diciembre de 2007.
  23. [3] (Estadísticas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día Mundial y ADRA).
  24. [4] (Departamento de Educación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día).
  25. http://www.libertadreligiosa.org.ar/

Enlaces externos[editar]