Idiomas de Suiza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Idiomas en Suiza: alemán (amarillo), francés (púrpura). italiano (verde), romanche (rojo).
2013

Los idiomas oficiales en todo el territorio de Suiza son el alemán, el francés, el italiano y el retorrománico. También se habla francoprovenzal o arpitán en la zona francófona. Cada uno de ellos se habla mayoritariamente en un conjunto de cantones del territorio helvético. En cada cantón existe uno de los cuatro idiomas que es el utilizado por la administración y que se considera como lengua principal (Berna, Friburgo, Valais son bilingües alemán-francés, y los Grisones es trilingüe alemán-romanche-italiano).

El alemán y el francés son los idiomas principales de Suiza, especialmente en los ámbitos de la economía, la cultura, los medios de comunicación y la enseñanza superior. La lengua alemana que es la lengua materna del 72,5% de los nacionales suizos, es empleada cotidianamente por el 64% de los habitantes del país y tiene conocimientos de ella hasta el 80% del total de la población de Suiza. El francés lo tienen por lengua materna el 21% de los ciudadanos suizos, es empleado habitualmente por el 20,5% de la población y tiene conocimientos de la lengua francesa hasta un 50% de los habitantes de Suiza.

Además, el alemán y el reto-romanche tienen diversas variaciones dialectales. Dos de los dialectos más extendidos son el alemán suizo de Zürich y el alemán suizo de Berna.

En Suiza, los estudiantes deben estudiar como mínimo una lengua nacional extranjera. Normalmente se empieza desde niños a estudiar una lengua extranjera, porque en todos los cantones, es muy fácil ser confrontados con otros idiomas nacionales, sobre todo en el ámbito laboral.

En Suiza hay cuatro idiomas nacionales (art. 4 de la Constitución): alemán en el norte y centro del país (63,7%, rojo), francés al oeste (20,4%, púrpura), italiano al sur (6,5%, verde) y una pequeña minoría habla romanche en el cantón de los Grisones (<1%, amarillo). Respecto a las lenguas oficiales, la Constitución dice en su art. 70 que "Las lenguas oficiales de la Confederación son el alemán, el francés y el italiano. El retorromano es también una lengua oficial en las relaciones que la Confederación mantenga con personas de esta lengua". Además, cada cantón determina cuál es su lengua oficial, aunque siempre bajo el mandato constitucional de preservar la armonía entre las comunidades lingüísticas y proteger a las minorías idiomáticas.

Situación lingüística a inicios de siglo XXI[editar]

Las lenguas habladas en Suiza son fundamentalmente cuatro (en orden por número de hablantes como lengua materna): el alemán, el francés, el italiano y el romanche.
Por la constitución vigente las tres primeras (alemán, francés, italiano) son «lenguas nacionales y oficiales» a nivel federal (es decir oficiales en todo el territorio suizo). En cuanto al romanche hablado por aproximadamente veintemil personas oriundas de los Grisones las cuales también suelen hablar fluidamente el alemán y en menor medida el italiano, desde 1938 también es considerado una lengua oficial y esto se verifica en la reforma constitucional del año 1999 en el artículo 70, pero el romanche solo tiene carácter oficial en «las relaciones [de la Confederación Suiza] con las personas de lengua romanche». Por este motivo todo documento oficial publicado en Suiza debe ser publicado y estar disponible siempre, en todo el territorio suizo, en las tres «lenguas oficiales» (alemán, francés, italiano) mientras que se hace una versión en romanche solo si ésta es demandada. El alemán y el francés ejercen su predominio sobre las otras lenguas ya que el conocimiento de ambas se extiende hasta el 80% y el 50%, respectivamente, de la población suiza.

El límite lingüístico entre el francés y el alemán es llamado Röstigraben (Fosa del Rösti) y presenta la singularidad de atravesar varias poblaciones como Biel-Bienne, Friburgo o Sierre-Siders de manera que en muchas ocasiones unos pocos metros (un río, una calle) son la frontera visible entre las dos comunidades lingüísticas.

El sistema escolar es federal (o mejor dicho confederal) y esto significa entonces que en cada cantón la enseñanza es impartida en el idioma propio de cada cantón mientras que es obligatorio el aprendizaje de alguna de las otras de las tres «lenguas nacionales», con la excepción del cantón del Tesino (Ticino) donde los programas de enseñanza establecen, además del italiano, la enseñanza obligatoria ya sea del francés o del alemán. Casi todos los programas escolares de la Confederación Helvética prevén también la enseñanza (como lengua extranjera) del inglés.

Todo ciudadano suizo tiene el derecho de poder dirigirse a las instituciones nacionales en una de las lenguas oficiales y de recibir respuesta en esa lengua. Sin embargo tal plurilingüismo deja de ser válido a nivel cantonal o comunal, en ese caso cada territorio decide independientemente sobre las cuestiones lingüísticas a nivel local.

En el 2000 el alemán era hablado como lengua habitual por el 63,7% de los suizos (en 17 cantones), se nota un retroceso proporcional del alemán: hacia 1900 era hablado por aproximadamente el 75%, en 1960 por aproximadamente el 65%, el francés por el 20,4% (en 7 cantones) —proporcionalmente el francés ha tenido un incremento de un 2% a partir de 1920—, el italiano es el idioma del 6,5% de los suizos (única lengua oficial en el cantón del Tesino, o Ticino, y una de las tres lenguas oficiales junto con el alemán y el romanche, en el cantón de los Grisones), por su parte el romanche (en realidad aún no existe un romanche unificado) es hablado por tan solo el 0,5% de los suizos, los hablantes del romanche suelen ser bilingües desde el siglo XIX hablando mayoritariamente algún dialecto alemán o, sino, italiano. El 9,0% de la población habla lenguas «no nacionales» . Estos porcentuales incluyen en efecto las personas sin ciudadanía suiza (aún en el 2007 muy difícil de conseguir aunque se tenga un prolongado periodo de residencia) que viven en Suiza (20,5% de la población en el 2005), entre las lenguas "extranjeras" más frecuentes en Suiza se cuentan el inglés y el español. Si se tiene en cuenta sólo a los ciudadanos suizos, el censo de 2000 da notorias diferencias porcentuales: hablantes de alemán (normativo o, cualquiera de sus dialectos) 72,5%, francófonos 21,0%, italófonos 4,3%, hablantes de romanche 0,6%, otros idiomas 1,6%.

Los suizos germanófonos se comunican entre ellos con el suizo alemán (en realidad existe una multitud dialectal con dos grupos dialectales principales: el alamánico hablado principalmente en el sector oeste y el "suavo" hablado en el sector noreste), empero se mantiene como alemán oficial al alemán normativo o "alemán federal". Los suizos francófonos desde inicios del siglo XX han homogeneizado mucho su lengua que se ha impuesto sobre el arpitán; el italiano del Ticino y de los Grisones era hasta mediados del siglo XX una variante del lombardo, en la actualidad se enseña el italiano normativo; en cuanto al romanche, como se ha señalado, casi la totalidad de los suizos que lo hablan también hablan usualmente otro idioma (generalmente el alemán y, en menor grado, el italiano), más aún pese a lo exiguo del actual número de romanchófonos existen al menos cuatro dialectos romanches y todavía no se ha podido fijar una versión normativa que sea hablada por toda la comunidad romanche.

Los cantones del Tesino y del Jura se definen lingüísticamente como italiano el uno y francés el otro, pese a que haya comunidades de mayoría alemana. Hay además tres cantones bilingües, Friburgo, Berna y el Valés (Valais en francés, Wallis en alemán), además del cantón trilingüe de los Grisones.

Oficialmente hay regiones que se denominan bilingües: las comunidades de Biel-Bienne, Friburgo, Murten-Morat y Sierre-Siders. En los Grisones, por su parte, las comunidades se definen en muchas ocasiones como retorromanas (romanche), aunque el alemán domine como lengua de comunicación. En estos casos, el retorromano es la lengua administrativa y escolar, mientras que en la vida cotidiana la lengua utilizada es el suizo alemán.

El conjunto de cantones y territorios en los que predomina el idioma alemán es llamada Suiza Alemana, la parte francesa Suiza Romana o Romandía y la parte italiana Suiza Italiana o Suiza del Sur.

El alemán hablado es predominantemente el dialecto suizo, conocido como suizo alemán (Schweizerdeutsch) dividido en varios subdialectos que forman dos conjuntos: los dialectos alamánicos al oeste y los suavos al este (Ver: Línea Brünig-Napf-Reuss), pero en los medios de comunicación se usa el alto alemán (Hochdeutsch o Schriftdeutsch), es decir, el alemán normativo; en cuanto al francés, éste se ha extendido en la edad contemporánea sobre el substrato de dialectos arpitanos. Muchos suizos hablan más de un idioma (siendo la mitad de la población bilingüe alemán-francés); el 20,6% de la población está formada por residentes y trabajadores temporales extranjeros, muchos de ellos italianos, ex yugoslavos y turcos.

Véase también[editar]