Idioma falisco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Falisco
Hablado en Antigua Italia
Región Tuscia (Península Itálica)
Hablantes Lengua muerta
Familia Indoeuropeas
 Lenguas itálicas
   Lenguas latino-faliscas
   Falisco
Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por No está regulado
Códigos
ISO 639-1 ninguno
ISO 639-2 {{{iso2}}}
ISO 639-3 xfa
Italic-map.svg
Lenguas itálicas en la Edad del Hierro, el área I4 se corresponde con el falisco.

El falisco era la lengua de la familia itálica de los antiguos faliscos, un pueblo itálico que habitaba la Tuscia meridional.

Características[editar]

Se ha conservado en 36 inscripciones breves, fechadas desde el siglo III al II a. C., que están escritas en un alfabeto derivado del etrusco,[1] escrito de derecha a izquierda, muy similar al alfabeto latino. Su signo más característico es la 'F', que en este alfabeto tiene una forma típica, como una flecha en alto.

Como ejemplo de esta lengua podrían ser citadas las palabras escritas alrededor borde de una pintura en una pátera, la autenticidad de la cual está comprobada por el hecho de que fueron escritas antes de que fuese colocado el vidriado :

«foied vino pipafo, cra carefo»[2] (en falisco)
«hodie vinum bibam, cras carebo» (en latín)
«hoy beberé vino, mañana no tendré nada»[1] (en español)


Algunas de las principales características fonéticas de la lengua falisca que se pueden observar en esta inscripción son:

  1. El mantenimiento de la fricativa sonora f, que en latín se convierte en b.
  2. La representación de una inicial protoindoeuropea gh por f (foied, en latín hodie).
  3. La palatización de la consonante d + i consonántica en un sonido representado simplemente por i- (el sonido central de foied, desde fo-died).
  4. La pérdida de la s final en todos los casos antes de ciertos sonidos (cra, en latín cras).

Otras características, que aparecen en otros lugares, son:

  1. El mantenimiento de la velares (falisco cuando, en latín quando; contrasta con el umbrio pan (n~u)).
  2. La asimilación de algunas consonantes finales al sonido inicial de la palabra siguiente: "pretod de zenatuo, sententiad",[3] "praetor de senatus sententia" (zenatuo por senatuos, un genitivo arcaico).

Para conocer más detalles se puede consultar el libro de Conway Italic Dialects, a partir de la página 370, especialmente las páginas 384-385, donde la relación de los nombres Falisci y Falerii con el héroe local Halaeso[4] es discutida, y donde se dan razones para pensar que el cambio de la inicial f (desde la original bh o dh) a la inicial h fue un distintivo genuino del dialecto falisco.

Parece probable que el dialecto perdurase, aunque gradualmente asimilado por el latín, hasta por lo menos el año 150 a. C.

Además de los restos encontrados en las tumbas, que pertenecen mayoritariamente al periodo de la dominación etrusca y dan amplias evidencias de prosperidad material y refinamiento, de los estratos más antiguos se han extraído restos más primitivos de la época itálica. Un gran número de inscripciones consistentes principalmente en nombres propios, que podrían ser considerados como etruscos más bien que como faliscos.

Debe ser mencionado que había una ciudad en Cerdeña llamada Feronia, bautizada así probablemente por colonos faliscos en honor de su diosa nativa, de algunos de los cuales nos ha llegado una inscripción votiva encontrada en Santa Maria di Falleri.

El Museo Nacional Etrusco, en Roma, conserva restos faliscos.

Referencia[editar]

Notas[editar]

  1. a b [1] Lengua falisca en PROEL.com
  2. R. S. Conway, Italic Dialects, pág. 312, b
  3. Conway, Italic Dialects pág. 321
  4. Ovidio, Fastos, IV, pág. 73

Bibliografía[editar]