Idioma chiapaneco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Chiapaneco
Hablado en Flag of Mexico.svg México
Región Chiapa de Corzo (Chiapas)
Hablantes extinto (c. 1950)
Familia Lenguas otomangue

 Otomangueanas orientales
  Tlapaneco-mangueanas
   Mangueanas
    Idioma chiapaneco

Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por No está regulado
Códigos
ISO 639-1 ninguno
ISO 639-2 {{{iso2}}}
ISO 639-3 cip

El idioma chiapaneco[1] es una lengua de México que en la actualidad se considera extinta. Su territorio étnico tradicional correspondía al municipio de Chiapa de Corzo y a toda la depresión central del estado mexicano de Chiapas. El Chiapaneco era el idioma hablado por los antiguos indios Chiapas o Soctones, actualmente extinto, sobrevive en algunos apellidos, toponimias, nombres de objetos, danzas tradicionales y tradiciones.

Poco se sabe de la lengua chiapaneca que perduro hasta principios del siglo pasado en Chiapa de Corzo y zonas aledañas como Suchiapa, Chiapilla, Acala y toda la depresión central de Chiapas, se dice que la última persona que sabia hablar este antiguo idioma falleció en la década de los cincuentas, la causa de la extinción de este idioma fue la falta de uso, por ser mal visto por los mestizos y criollos, además de la gran influencia del español que al final ocupo su lugar en la población autóctona. Pocos son los trabajos que se han publicado sobre esta debido a los escasos documentos que la registran.[2]

En 1990, Ethnologue documentaba la existencia de diecisiete hablantes de chiapaneco en el estado de Chiapas, pero las investigaciones posteriores no han podido verificar la existencia de hablantes por lo que se considera que la lengua está probablemente extinta.

Desafortunadamente la información proporcionada sobre la etnia chiapaneca respecto a su idioma, adolece de datos específicos, lo histórico queda comprendido dentro de lo lingüístico, en lo referente al origen y distribución de lengua y su relación filogenética.[3]

Aspectos históricos, sociales y culturales[editar]

Historia[editar]

Parece ser que los chiapanecos de Chiapas constituían un grupo numeroso y políticamente importante que nunca pudo ser dominado por los mexicas, a los que resistió tenazmente. También guerrearon contra los tzotziles y tzeltales e impusieron tributo a los zoques. Una obra de 1776, Colección de documentos inéditos relativos a la iglesia de Chiapas el obispo Orozco y Jiménez informa que el chiapaneco se hablaba en las localidades de Acala, Chapilla, Chiapa de Santo Domingo y Suchiapa. En estos municipios el autor identificaba 1449 hablantes de chiapaneco y 990 de español.

Trabajos más recientes de Joseph Greenberg, analizan la opuesta mas a fondo y proponen relaciones de origen más directas del P’urhepécha con el macro chibchano; lo plantean con mejores argumentos y trabajos, que lo presentan como mas evidente.[4]

Fuentes[editar]

Las principales fuentes de conocimiento del chiapaneco son antiguas y se remontan al siglo XVII, las más importante tal vez sean el Arte de la lengua chiapaneca de fray Juan de Albornoz (sin fecha, publicada por Alphonse L. Pinart en 1875) y la Doctrina cristiana en lengua chiapaneca de fray Luis Barrientos (1690). Otros dos manuscritos del mismo siglo Algunas cosas curiosas en lengua chiapaneca y Sermones de doctrina en lengua chiapaneca de Fray Juan Nuñez (1633), permanecen inéditos.


Fragmento de un poema del siglo XVII
Copanombubi ti iporicame
Nuestro Dios no cambia
ambica ipaohme noho panyho.
ni se hace otro.
Samoloña ndipahomo ni iporicame
Es tan solo la gente que cambia
mongao nyhinomosiho cane nbomohi,
con su forma de pensar,
moho nyhahacao nyhacumbuimoca.
en sus ideas y sus creencias.
Mane Copanombubi moña
Mas nuestro Dios es en si
moho ni tari naatohmó
en todo tiempo
ngarolica nbaatihá,
y aun más allá
nitaneca ni ndishé icopangohome, camei tique…
y en cualquier lugar que sea, es uno

Tomado del Confesionario en Lengua Chiapaneca de Fray Luis Barrientos.[5]

Toponimia[editar]

Ndiliñumbu Nombrado Diliyumbú, contracción de Ndiliñumbure (Cerro del tigre), de Ndili (Cerro) y Ñumbú por Numbure (Tigre). Colina situada en Culatii, donde sale el danzante llamado Calalá.[6]

Calaahlau Calaahlau (donde el venado o ciervo del cielo), de Ca- (part. locativa), Lahaa (venado o ciervo), y Na lau (jícara. Jicalpextle). Como metáfora, una jícara o un jicalpextle con fondo azul representaban el cielo los chiapanecas. La constelación del Can Menor o Canícula era llamada Nalaalau (ciervo o venado del cielo) por los chiapanecas, con la misma idea figurada que tiene la Canícula o Can Menor (perrito) actualmente, que acompaña al sol en su salida en la temporada de la Canícula, y que para los chiapanecas era un venado (Lahaa), el que lo hacía de acompañante. Danza ritual chiapaneca al solsticio de verano, representada en el cerro del tigre (Ndiliñumburé) el jueves de Corpus Cristo en la finca Culatii (El algodonal). Personificado por un hombre vestido de venado y nueve vestidos de tigre.[7]

Culautii El algodonal. De Cu- (prefijo abundancial), y Lautii (plural de algodón). Finca rústica al SE de Chiapa distante dos kilómetros, donde siempre ha salido el Calalá el Jueves de Corpus.[8]

Apellidos[editar]

Nandayapa, Nuricumbo, Tondopo, Nambao, Suchiapa, Nangullasmu, Nucamendi, Tawa, Nuriulu, Tipacamu, Chintuli, Nanguelú, Nanguse, Nango, Nigenda, Nampula y Nandayacuti.[9]

Clasificación[editar]

Intercambio Centroamérica y Mesoamérica.[10]

Filológicamente, se ubica al idioma chiapaneco en la rama mangueana del grupo otomangue oriental, que a su vez forma parte de la familia lingüística otomangueana. El proto-chiapaneco-mangue fue reconstruido por Rensch (1966).

El chiapaneco era un idioma muy cercano al mangue-chorotega, hablado en Nicaragua hasta el siglo XIX y extinto en la actualidad. El primer autor conocido que reconoció el parentesco entre el chiapaneco y el mangue fue el abate Brasseur de Bourbourg que coleccionaba documentos de lenguas americanas, que escribió en 1871: [La lengua chiapaneca] no se parece a ninguna otra lengua entre quienes hablan en la Provincia [Chiapas] y no parece tener verdadera analogía con los Dirians [es decir, mangues o chorotegas] de Nicaragua.

Elle [la lengua chiapaneca] ne resemble à aucun autre idiome parmi ceux qu'on parlati dans la province [Chiapas] et ne parait d'avoir d'analogie réel qu'avec des Dirians [es decir, mangues] de Nicaragua

Tres años después Berendt tuvo ocasión de copiar un manuscrito sobre el mangue que preparó Juan Eligio de la Rocha en 1842, y que le sirvió para formar un vocabulario comparado de chiapaneco y mangue, trabajo que no se llegó a publicar pero que más tarde usó Brinton.

Descripción lingüística[editar]

El sistema fonológico del chiapaneco se conoce de manera imperfecta ya que las fuenes antiguas tienen una ortografía deficiente deben interpretarse algunas ortográficas ideosincráticas de cada autor. Fernandez de Miranda y Weitlaner sobre la base de las fuentes antiguas y modernas proponen un inventario consonántico interpretado muy similar al del proto-chiapaneco-mangue, El idioma estaba constituido por 22 formas de fonemas de entrada. Salvo los fonemas convencionales de uso común en el castellano, tales como A, C, como ca, co, cu; I, L, M, N, Ñ, O, P, R, como ere S, T, U,; los restantes complementarios Nb, Qh, como ch, Nd, Ng, H como jota, Na´, Sh, Nyh y Y; como formas de entrada igualmente, consideradas fonéticamente como:[11]

Bilabial Dental Palatal Velar Glotal
Oclusiva sorda p t k ʔ
sonora mb nd ŋg
Africada č
Fricativa s h, hw
Nasal m n ñ M
Líquida l, r
Aproximante w j

El fonema /M/ es transcrito de diversas maneras <m~hm~jm> lo que hace suponer que es una combinación de una fricativa velar o laringal más una nasal bilabial, sin embargo, debido a que no existen otros grupos consonánticos de este tipo en chiapaneco, se analiza como un fonema único, dado que el valor fonético exacto es dudoso.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Brinton, 1885.
  2. Nina G. JABLONSKI (ed.), The First Americans. The Pleistocene Colonization of the New World. Memoirs of the California Academy of Sciences 27. University of California Press, San Francisco, 2002. 331 págs. ISBN 0940228505.
  3. inclusivebusiness. «The Indigenous History of El Salvador». Consultado el 12 de enero de 2014.
  4. Las etnias del Estado de Chiapas: Castellanización y bibliografías By Irma Contreras García
  5. Diccionario de la lengua Chiapaneca. Mario Aguilar Penagos. Ed. Porrua. ISBN 968-842-289-4
  6. Entrevista a Mario Nandayapa. Cronista de Chiapa de Corzo
  7. Entrevista a Mario Nandayapa. Cronista de Chiapa de Corzo
  8. Entrevista a Mario Nandayapa. Cronista de Chiapa de Corzo
  9. Entrevista a Mario Nandayapa. Cronista de Chiapa de Corzo
  10. Posibles correlaciones lingüísticas y arqueológicas involucrando a los olmecas Søren Wichmann, Dmitri Beliaev & Albert Davletshin
  11. Contreras garcia et al. Las etnias del estado de Chiapas. Castellanizacion y bibliogracia. Mexico UAM-IIB/programa de Investigaciones Multidisciplinarias sobre Mesoamerica y el Sureste, 2001, 294 p., mapas. ISBN 968-36-9089-0

Bibliografía[editar]

  • Albornoz, Juan de (1870). Arte de la lengua chiapaneca. Mérida, Yucatán. 
  • María Teresa Fernández de Miranda y Roberto Weitlaner (1961): "Sobre algunas relaciones de la familia mangue", Anthropological linguistics, Vol 3, 7, pp. 1-99, 1961.
  • Posibles correlaciones lingüísticas y arqueológicas involucrando a los olmecas Søren Wichmann, Dmitri Beliaev & Albert Davletshin
  • Diccionario de la lengua Chiapaneca. Mario Aguilar Penagos. Ed. Porrúa. ISBN 968-842-289-4