Idioma austro-bávaro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bávaro / Austro-Bávaro
Österreichisch-Boarisch
Hablado en Bandera de Alemania Alemania
Bandera de Austria Austria
Bandera de Italia Italia
Región Flag of Bavaria (lozengy).svg Baviera
Bandera de Austria Austria
Suedtirol CoA.svg Tirol del Sur
Hablantes 12 millones
Familia Indoeuropea

  Germánica
   Occidental
    Alto alemán
     Alto alemán superior
        Austro-bávaro

Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por No está regulado
Códigos
ISO 639-1 ninguno
ISO 639-2 gem
ISO 639-3 bar
Dialecto austro-bávaro.PNG

Extensión del bávaro / austro-bávaro

El idioma bávaro o austro-bávaro (BAR, en austro-bávaro Boarisch, pronunciación: /bɔɑrɪʃ/) es una lengua germánica que se habla sobre todo en Austria y Baviera. Se trata de un grupo de variantes del alto alemán. Aunque su clasificación como lengua aparte o como dialecto del alemán es discutida, el bávaro es difícil de entender para los hablantes del alemán estándar o para quienes han aprendido el alemán estándar como lengua extranjera. Posee una pronunciación, un vocabulario y una gramática diferenciados del alemán estándar. Debido a que no es lengua oficial ni en Austria ni en Baviera, no existe una ortografía estandarizada y, además, está sometido a una fuerte influencia tanto del alemán estándar como del alemán austríaco estándar. El austro-bávaro es hablado por unos doce millones de personas, la gran mayoría de las cuales es capaz de emplear el alemán estándar, especialmente en la lengua escrita.

Denominación adecuada[editar]

En bávaro no hay un nombre exclusivo para el propio idioma. Se usan los nombres bayrisch o boarisch (bávaro) con referencia al estado federal de Baviera, österreichisch (austríaco) con referencia a Austria, bairisch-österreichisch (austrobávaro) con referencia a ambos o simplemente daidsch, que es el nombre del alemán en pronunciación bávara. Muchas veces se usa también el nombre de un dialecto distinto del bávaro, como por ejemplo el tirolés o el carintio. En la lingüística alemana se usa la palabra bairisch, escrito no con y sino con i, para distinguirlo del dialecto del bávaro que se habla en Baviera y también para incluir el austríaco. En la lingüística internacional se usa el código ISO/DIS 639-3: bar o el nombre inglés: bavarian. En las lenguas latinas se podrían formar los términos bávaro, bavárico, bavariano y bavarés, aunque ninguno de ellos tiene definición clara ni difusión mayoritaria. El término bávaro que se emplea en este artículo deriva del nombre en latín de la región, Bavaria, poblada por la tribu germánica de los baiuvari desde el fin del Imperio romano.

Difusión[editar]

Variedades principales del boarisch.

Aproximadamente doce millones de personas tienen este idioma como lengua materna. La mayoría de ellas viven en Austria y en el estado federal de Baviera. En Austria todos los dialectos desde el Tirol (oeste) hasta Burgenland (este) son variantes dialectales del bávaro. En el estado federal austríaco de Vorarlberg, que es limítrofe con Suiza, y en Außerfern en el noreste del Tirol se habla un dialecto alemánico. En Alemania el bávaro es hablado en tres distritos del estado federal de Baviera: Alta Baviera, Baja Baviera y Alto Palatinado. En el norte de Baviera se hablan dialectos francones y en el distrito de Suabia también se habla un dialecto alemánico. En Italia el bávaro es hablado en la región alpina de Tirol del Sur y también en pequeñas aldeas de Trentino y Friul. En la comuna suiza de Samnaun, al no tener conexión viaria con el resto del país hasta el año 1905, también se estableció el bávaro como lengua de uso común.

El número de personas que conocen el bávaro es difícil de estimar con bastante precisión, porque no todas ellas lo tienen como primera lengua. Una proporción indeterminada habla el alemán estándar como idioma principal y sólo tiene una competencia pasiva en bávaro. Entre los hablantes del bávaro también se cuentan minorías con otras lenguas maternas. La mayoría de los hablantes son inmigrantes de primera o segunda generación.

En total se pueden estimar las siguientes cifras[cita requerida]:

región habitantes hablantes del bávaro
Austria (sin Viena) 6,4 millones ~ 85%
Viena (capital de Austria) 1,6 millones ~ 40%
Alta Baviera (sin Múnich) 2,9 millones ~ 85%
Múnich (capital de Baviera) 1,3 millones ~ 50%
Baja Baviera 1,2 millones ~ 90%
Alto Palatinado 1,0 millones ~ 60%
Tirol del Sur (Italia) 0,5 millones ~ 65%
Europa oriental¹ < 0,1 millones
Europa occidental² ~ 0,5 millones
Resto del mundo³ ~ 0,5 millones
total: 12,3 millones

¹ Pequeñas minorías en la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Rumanía y Ucrania.
² Sobre todo en el resto de Alemania y en Bélgica, Francia, España e Inglaterra.
³ Sobre todo en los EE.UU., Canadá, Brasil, Argentina, Perú y Australia.

Relaciones lingüísticas[editar]

Existe un debate lingüístico acerca de la entidad del bávaro. Hay quien lo clasifica como uno de los varios dialectos del alemán [cita requerida] y hay quien lo considera propiamente una lengua [cita requerida]. Existen bastantes argumentos tanto a favor como en contra de ambas posturas. Frecuentemente la opción preferida se basa en gran medida en las opiniones personales de los protagonistas de este debate, pudiendo considerarse que existe un continuum dialectal bávaro que forma parte del continuum dialectal del grupo alemán.

El bávaro como lengua diferenciada[editar]

El bávaro tiene muchas peculiaridades que lo diferencian del alemán estándar, tanto en el vocabulario como en la gramática. Las diferencias son tantas que los germanoparlantes no familiarizados con el bávaro encuentran problemas en entenderlo. En los programas de televisión emitidos para toda Alemania las entrevistas con bávaro-hablantes son a veces subtituladas para que el público del norte del país pueda entenderlas.

Históricamente las diferencias son consecuencia de cinco factores:

  • Origen diferente: otras tribus germánicas trajeron durante el período de las grandes migraciones otra forma del germánico antiguo a la región en la que hoy se habla el bávaro.
  • Substratos diferentes: la población indígena que vivía en las provincias romanas de Recia, Nórico y Panonia (latino-parlantes en el oeste y eslavos en el este) fue diferente al norte de Germania e influyó en la creación de la nueva lengua.
  • Adstratos o contactos con lenguas diferentes: el bávaro posee muchos términos procedentes del italiano y de las lenguas eslavas por causa de su vecindad geográfica.
  • Tendencia conservadora: el bávaro mantiene actualmente vocablos y frases que también aparecían en el alemán estándar hace unos siglos.
  • Evolución diferente: en su evolución fonética el bávaro ha seguido caminos diferentes a los del alemán estándar, como probaría la abundancia de diptongos y la lenición de consonantes.

El bávaro como dialecto del alemán[editar]

También existen argumentos a favor de la teoría que considera el bávaro un dialecto del alemán, principalmente:

  • Origen común: aunque las tribus germánicas que trajeron su lengua a la región eran diferentes, hablaban un idioma común o de gran similitud.
  • El alemán como amalgama de dialectos: el alemán estándar es el resultado de una amalgama de diferentes dialectos en la cual el bávaro también ha ejercido su influencia.
  • Influencia de la lengua oficial: desde la invención de la imprenta en el siglo XV y la creación del alemán estándar por Martín Lutero en el siglo XVI la influencia del alemán estándar ha reducido las particularidades lingüísticas regionales a un nivel tal que hoy solamente pueden ser consideradas dialectos que siguen perdiendo importancia.
  • Carácter superficial de la mayoría de las diferencias: ciertamente muchas palabras se pronuncian de forma diferente en bávaro a cómo lo hacen en alemán estándar, pero en su substancia son iguales al alemán estándar. Ejemplo: ¿Cómo te llamas? = (bávaro: Wia hoast du?) y (alemán: Wie heißt du?). Sin embargo no todas las diferencias son tan superficiales, existiendo además importantes diferencias morfológicas, sintácticas y léxicas con el alemán estándar (un uso abundante del artículo indefinido plural "oa" ajeno al alemán estándar, pronombres de sujeto diferentes según sean tónicos o átonos -con posibilidad de combinar ambos de forma redundante en una misma frase en ocasiones-, contracciones especiales de dichos pronombres átonos en posición posterior al verbo, uso de la doble negación, diferencias importantes en la conjugación de los verbos y la flexión de los sustantivos, uso de la terminación -a en el adjetivo como cópula en posición predicativa donde en alemán estándar no hay terminación...). De hecho el argumento del carácter superficial de muchas diferencias fonéticas podría aplicarse también al neerlandés. Ejemplo: La piedra es grande = (neerlandés: De steen is groot) y (alemán: Die Stein ist groß).

Origen histórico[editar]

Al contrario de lo que ocurre en la mayoría de los lugares en que hoy se hablan lenguas germánicas, el bávaro es hablado en regiones que en la Antigüedad eran provincias del Imperio romano. Los pueblos germánicos que atravesaron el limes y conquistaron diversas partes del imperio, como los godos (Italia e Hispania), los vándalos (Hispania y África), los suevos (Gallaecia y Lusitania) y los francos (Galia), se asimilaron bastante rápido a la población latino hablante y solamente han quedado algunos vestigios de sus idiomas en las modernas lenguas latinas. Los germanos que permanecieron fuera de los límites del imperio conservaron sus idiomas, de los que proceden las actuales lenguas escandinavas, el alemán, el holandés y el inglés.

En las antiguas provincias alpinas del imperio fue un poco diferente:

Las provincias alpinas del Imperio romano[editar]

Durante la época romana las provincias de Recia, Nórico y Panonia fueron pobladas por una mezcla de pueblos célticos e ilíricos que habían tomado como primera lengua el latín o un dialecto del latín influido por los idiomas indígenas. Este proceso de asimilación fue relativamente rápido porque el imperio tenía una presencia militar bastante importante en la frontera del Danubio. Después del año 260 d. C. los Alamanes cruzaron el limes del Danubio y poblaron la provincia de Recia. Otros grupos germánicos aparecieron al norte del Danubio intentando también cruzar la frontera. Sin embargo las legiones romanas pudieron defender la frontera hasta el fin del siglo V. Al fin del imperio fuerzas bárbaras amenazaban a la propia Península Italiana, especialmente los visigodos que venían de los Balcanes, y en el año 476 d. C. Roma decidió retirar sus legiones del Danubio para defender la metrópolis. Una parte considerable de la población civil también fue evacuada al norte de Italia. Una leyenda dice que los venecianos en parte son descendientes de estos fugitivos.

Inmigración de tribus germánicas[editar]

Esta decisión de los romanos dejó las provincias al norte de los Alpes indefensas y numerosos grupos pertenecientes a diversas tribus cruzaron el Danubio para poblar estas regiones. Gracias a la arqueología se sabe que grupos alemánicos y lombardos se establecieron en las regiones al Sur del río. Los visigodos y los ostrogodos sólo cruzaron la región alpina en su extremo más meridional en su camino desde los Balcanes para conquistar Italia. La gran mayoría de los lombardos continuó su migración y conquistó el Norte de Italia, donde hoy la región de Lombardía lleva su nombre.

Allí los lombardos se mezclaron con la parte de la población de habla latina que había permanecido en el lugar y con una cantidad desconocida de otros grupos que aparecieron desde el Este. Entre éstos posiblemente se contaban grupos de ostrogodos y lombardos que no continuaron su migración hacia la Península Itálica, parte del pueblo no indoeuropeo de los Ávaros, que procedían de Asia Central y también eslavos desde el siglo VI.

La tribu de los bayuvaros[editar]

fíbula bayuvara del siglo VI, objeto arqueológico hallado en Waging am See, Baviera.

El origen de la lengua bávara es la tribu germánica de los bayuvaros. Pero sucede que en ninguna fuente primaria del Imperio romano tenemos una mención de una tribu con el nombre de bayuvaros (o 'Baiuvirii' en latín). De los textos del Imperio romano que han llegado hasta nuestros días sabemos mucho sobre los variados grupos germánicos a los que los romanos tenían como vecinos al otro lado del limes o frontera, con los que comerciaban y a veces estaban en guerra. Ya desde la época de Julio César existen bastantes textos romanos que describen las tribus germánicas que vivían al otro lado del Rin y del Danubio. Conocemos sus nombres, sus costumbres y las relaciones de los distintos grupos con el imperio. Incluso San Severino de Nórico, un misionero romano que vivió en esta región en las postrimerías del Imperio romano y murió en el año 482, no menciona a los bayuvaros en sus escrituras.

La mención más antigua que se conoce de una tribu bávara no aparece hasta aproximadamente el año 600, y está en un texto del poeta Venantius Fortunatus, italiano de Treviso, donde cuenta su viaje de Italia a Francia cruzando los Alpes. En él dejó escrito que alrededor del río Lech (en Baviera) vivían los bayuvaros. Existe otra fuente primaria más antigua que menciona a los bayuvaros: la crónica de los pueblos godos escrita por Jordanes De origine actibusque Getarum. Este historiador escribió su 'Gética' antes del año 552, copiando una versión más antigua de la historia de los godos (Historia Gothorum), obra de Casiodoro, que no ha llegado hasta nuestros días. Pero en el texto de Jordanes solamente hay fragmentos que son confusos y muchos historiadores dudan que se correspondan con lo que escribió Casiodoro.

Etnogénesis de los bayuvares[editar]

Junto con descubrimientos arqueológicos esas fuentes primarias respaldan la teoría actualmente más extendida, según la cual la tribu de los bayuvares se desarrolló entre los años 500 y 600 d. C. a partir de una mezcla de varios grupos germánicos, sobre todo lombardos que no migraron a Italia y alamanes, con la población celto-romana que permaneció en la región alpina y pequeños núcleos de otros grupos, como eslavos, ostrogodos y ávaros, un pueblo no-indoeuropeo procedente de Asia Central. Esta mezcla de tribus germánicas, sobre todo lombardos y alamanes, con la población céltico-romana e influencias de eslavos y ávaros resultó en la etnogénesis de la tribu de los bayuvares.

¿Por qué no una lengua latina?[editar]

Al contrario de otras provincias anteriores del imperio romano como Hispania, Galia o la Italia misma, estos germanos no adoptaron la lengua romana, sino que desarrollaron un nuevo idioma germánico, si bien núcleos de romano-hablantes permanecieron en la zona alpina hasta el fin de la Edad Media. En Suiza y el norte de Italia todavía existen los pequeños idiomas latinos que constituyen el retorrománico, el ladino y el friulano. Parece que en la región al Norte de los Alpes y al sur del Danubio los grupos germánicos eran más numerosos que en Italia, Hispania o Galia. También el número de latinohablantes que permanecía en la región descendió a causa de la orden de evacuación a Italia que se dio en el año 488 (migración que estaría formada por la clase alta romana, los militares y los funcionarios del Imperio, que habrían obedecido en su mayoría esta orden).

Sin embargo, gran cantidad de palabras latinas que no existen en alemán estándar permanecieron en el bávaro. Así, es fácil encontrar términos procedentes del latín vulgar, como "Semmel" o "Sömmi" de lat.: semilia (pan de harina blanca) para un panecillo. También abundan en la región los topónimos procedentes del latín, como las ciudades de Bregenz (Brigantia), Ratisbona (Castra Regina), Passau (Castra Batavia), Wels (Ovilava), Linz (Lentia), Viena (Vindobona) o pueblos más pequeños como Gampern (Campo) y Ischgl (retorrománico: Yscla =isla). Otros vocablos latinos han llegado al bávaro por un influjo posterior desde el italiano o el francés.

Influencia del latín y lenguas derivadas[editar]

Por estas causas históricas existen en el bávaro muchos términos procedentes del latín especialmente para nombres de frutas, legumbres y otros términos relacionados con la agricultura, la construcción, léxico militar, donde el bávaro usa palabras latinas y el alemán estándar muchas veces emplea palabras de origen germánico.

  • Latín vulgar:
ejemplos bávaros del latín vulgar
bávaro latín español alemán estándar
Kas (m) caseus queso Käse
Pfai (m) pilum flecha Pfeil
Dölla (n) telea plato Teller
Wâi (m) vinum vino Wein
Most (m) vinum mustum mosto / sidra Apfelwein
Radi (m) radix rábano (raíz) Rettich
Fisoin (f) faseoli judías verdes grünen Bohnen
Zwüfi (m) cipolla cebolla Zwiebel
Karotn (f) carota zanahoria Möhre
Gaudi (f) gaudium diversión Spaß, Vergnügen
Ribisl (f) ribes grosella Johannisbeere
Züagi (m) tegula teja Ziegel
Maua (f) murus muro Mauer
Kãmma (f) camera cámara, habitación Zimmer
Schdråssn (f) via strata calle Strasse
Fensda (n) fenestra ventana Fenster
Kölla (m) cella sótano Keller
Schbidåi (n) hospitalium hospital Krankenhaus
  • Italiano o romanche: Por causa de la vecindad geográfica el bávaro también tiene muchas palabras de origen italiano. Algunas de estas palabras han sido también adoptadas también por el alemán estándar:
Al sur de la zona bávaro-hablante se habla italiano
palabras bávaras del italiano
bávaro italiano español alemán estándar romanche
Kafioi (m) cavolfiore coliflor Blumenkohl cafior
Melanzani (f) melanzane berenjena Aubegine
Brokoli (m) broccoli brécol Brokkoli
Bizüki (n) bicicletta bicicleta Fahrrad bizüchi
Limauni (f) limone limón Zitrone limaun
Oarãschn (f) arancia naranja Apfelsine
Tschick (f) cicca cigarro Kippe, Zigarre
Gschbusi (n) sposi amorío Liebesaffäre spusi
Schdrizi (m) strizzare tunante Tunichtgut
Schbas (m) spasso broma / diversión Schabernack
Scheaz (m) scherzo broma Witz, Ulk
  • Francés: En los siglos XVII y XVIII era muy común en entre la nobleza eurpoea hablar francés. Muchos nuevos inventos y artículos relacionados con la vida más acomodada recibieron nombres franceses que el bávaro conserva actualmente, mientras que para el alemán estándar se inventaron durante la época del nacionalismo alemán nuevas palabras más germánicas . Ejemplos de viejas palabras francesas en el bávaro son:
palabras bávaras del francés
bávaro francés español alemán estándar
Lawua (n) lavoire lavamanos Waschbecken
Drotoa (n) trotoire acera Gehsteig, Bürgersteig
Basê, Basena (n) bassin alberca Wasserbecken
Balanz (f) bilance manillar Lenkstange
Wolã (n) volant volante Lenkrad
Paraplü (m) parapluie paraguas Regenschirm
Schalusi (f) jalousie persiana Rolladen
Blafô (m) plafond techo Decke
Schdölasch (f) stellage estanco Regal
Fiaka (m) Rue de Saint Fiacre coche de caballos Pferdekutsche
  • Palabras bávaras de otras lenguas latinas (ejemplos):
otras palabras romanas del vocabulario básico
bávaro español alemán estándar origen
Balatschinken tortilla (dulce) Pfannkuchen rumano: placinta (latín: placenta)
Marün albaricoque Aprikosen español: amarillo
Marmelade mermelada Konfitüre portugués: marmelo (membrillo)

Influencia eslava[editar]

En el bávaro también existe una influencia considerable de las lenguas eslavas, por un lado porque tiene lenguas eslavas como el checo y el eslovenio como vecinos, por otro lado porque también hubo un substrato lingüístico eslavo, especialmente en el este de Austria y el nordeste de Baviera. Durante la época de la etnogenesis de los bayuvares (siglo VI y VII) la parte este de Austria estaba poblada por una población eslava. Los bayuvares extendían su territorio al este y los eslavos asumieron la lengua bávara. Pero ese proceso duraba varias generaciones y esos eslavos influenciaron los dialectos de Baja Austria, Viena, Burgenland, Estiria y sobre todo Carintia y muchas palabras eslavas se integrarón en el vocabulario bávaro.

En Baviera y el oeste de Austria esa influencia no fue tan importante y las palabras eslavas en esas regiones son más recientes y vienen sobre todo del checo por causa de vecindad. Lingüísticamente eso no se llama substrato sino adstrato.

Ejemplos de palabras bávaras con origen eslavo son (hay muchísimos más):

Las lenguas eslavas alrededor del bávaro
palabras con origen eslavo
bávaro castellano alemán estándar origen
Jausn (f) ~ tapas Brotzeit del esloveno: južina (almuerzo)
Duchent (f) sábana Bettlaken del checo: duchenka
Zwétschgn (f) ciruela Pflaume del checo: švestka
Kren (m) rábano picante Meerrettich del checo: Křen
Bowidl mermelada de ciruelas Pflaumenmus del checo: povidla
blazn llorar weinen del checo: plázn
robotn trabajar duro hart arbeiten del checo: robot
bomali lento langsam, gemütlich del checo: pomalý
Buchtl (f) pastel de poso Dampfnudel del checo: buchta
Bramburi (f) patata Kartoffel del checo: brambor
Golatschn (f) pastel rellenado Kuchentasche del checo: koláče
  • La variedad del bávaro de la región de Carintia tiene muchas palabras eslovenas, que no son comunes en las otras regiones bávaro-hablantes y también una influencia eslovena en su fonología y gramática.


Influencia del yidis[editar]

El bávaro también tiene en su vocabulario influencia del yidis, el idioma germánico de los judíos europeos. Esta influencia es especialmente observable en los dialectos del bávaro del este de Austria, sobre todo en Viena. Allí bastantes palabras procedentes del yidis son comunes en la lengua hablada y a veces también en la escrita. Esta influencia resulta de la convivencia que existía con población judía en la Edad Media, hasta que alrededor del año 1420 los judíos fueron expulsados de la región que actualmente es Austria. Estos judíos no emigraron muy lejos: muchos de ellos se quedaron en las regiones de Bohemia, Moravia y Hungría, que también estaban bajo el control de los Habsburgo. En el siglo XIX, en la época del Imperio austrohúngaro, muchos judíos regresaron a la propia Austria y la influencia del yidis ganó importancia otra vez.

También hay teorías lingüísticas que señalan que el propio yidis guarda muchas similitudes con los dialectos bávaros de Baviera y Austria a causa de la coexistencia de estas lenguas en la Edad Media, similitudes que los judíos expulsados habrían llevado al este de Europa. Algunas formas gramaticales y también parte del vocabulario tienen parecidos con el bávaro. La teoría que el yidis tiene más parentesco con los dialectos bávaros que con otros dialectos alemanes o el antiguo alto alemán medio fue formulada por el lingüista Dovid Katz en el año 2004 (Dovid Katz: Words on fire: the unfinished story of Yiddish, New York: Basic Books, 2004) y actualmente está bajo discusión.

Ejemplos de palabras bávaras con origen en el yidis son:

palabras con origen en el yidis
bávaro castellano alemán estándar yidis
Baisl (n) bar, taberna Kneipe bajis (= casa)
Bahø (m) alboroto, tumulto Aufruhr baholle
Ganof (m) bandido Ganove, Dieb gannef
Hawara (m) amigo, compañero Freund, Kumpel chaver (חַבֵר)
hussn incitar anstacheln, aufhetzen huth
Kaff (m) poblacho Nest kafar (כָּפָר = pueblo)
Masn (f), Massl (n) suerte Glück mazel
Schlamasl (n) infortunio Unglück, Missgeschick schlimmazel
schachan regatear feilschen schachern
schmusn adular, besuquear schmeicheln, küssen schmusen
Schnoara (m) mendigo Bettler schnorrer (músicos errantes)
Schdus (m) tontería Unsinn schtus
Zores (f./pl.) disgusto Ärger zores (צרות = preocupaciones)


Pronunciación del bávaro[editar]

En la codificación del bávaro hay dos diferentes modelos:

Ortografía del alemán[editar]

Unos escritores [cita requerida] utilizan la ortografía del alemán estándar y sólo hacen pequeñas modificaciones que corresponden a la pronunciación de Austria y Baviera [cita requerida]. Esa forma de escribir es muy común porque casi todos bávaro-hablantes saben la ortografía del alemán ya que es la única lengua de enseñanza en la escuela. La desventaja de esa ortografía es que no representa la fonología bávara en su totalidad y los extranjeros, como los hispanohablantes, tienen que aprender la ortografía del alemán antes de poder leer un texto en bávaro.

Ej.: Wie geht's da denn heut? (fonético: Wia ged s da den haid?; = esp.: ¿Cómo te va hoy?)

Ortografía fonética del bávaro[editar]

Otros escritores [cita requerida] prefieren utilizar una ortografía totalmente fonética con el alfabeto latino como base y algunas letras suplementarias que no existen en latín. Ese modelo es considerado más radical por la mayoría de los lingüístas germánicos, pero tiene la ventaja de representar la pronunciación bávara y facilita el leer y escribir para personas que no saben el alemán estándar.

Las siguientes letras suplementarias son necesarias para escribir bávaro en forma fonética. Como el portugués o el francés, el bávaro tiene la tendencia de nasalizar las (n) y (m) al final de sílabas y al final de las palabras y por eso se presentan varias vocales nasales. Hay otra letra suplementaria que no existe en alemán estándar y que es muy importante para el bávaro, porque es sumamente utilizada. Es la letra "å" que corresponde a la vocal "o" en la forma en que la pronuncian las lenguas latinas.

letras suplementarias del bávaro
letra bávara pronunciación ejemplo traducción
å como la "o" en español I håb, I såg, I måg tengo, digo, quiero
ã vocal nasal como en francés "en France" I kã, a Mã, schã yo puedo, un hombre, ya
â "a" nasal drân, mân tornear, guadañar
î "i" nasal I bî, hî yo soy, roto
ê "e" nasal schê bonito
é /e/, como la "é" en francés jéda, lésn, dés todos, leer, esto
õ "o" nasal õans, kõa, mõana uno, ningún, estimar
ö /ø/ como en alemán estándar Hö, Zöna infierno, aduanero
ø /œ/ la ö más opaco schnø, Fød, Wød, hø rápido, campo, mundo, claro
ü /y/ como en alemán estándar fü, Zü, Schbü mucho, destino, juego
  • La vocal "o" se pronuncia en bávaro /ɔ/ como una "o" cerrada
  • Las vocales 'Umlaut' de (ö), (ø) y (ü) no son utilizadas en la mayoría de los varientes en Baviera. Esos dialectos prefieren de hacer diptongos, como Hei (infierno), schnei (rápido), Feid (campo), Weid (mundo), etc.

Acentuación[editar]

En la grafía bávara no se indica la acentuación de palabras con acentos. La letra "é" no indica acentuación sino que es utilizada para distinguir las dos diferentes formas de la vocal "e". El acento circunflejo ( ^ ) indica la nasalización de vocales. Esto implica que los extranjeros que quieren aprenden el bávaro tienen que memorizar la acentuación de las palabras de esta lengua.

Reconocimiento oficial[editar]

El idioma bávaro ni es lengua oficial ni lengua regional reconocida ni en Alemania ni en Austria. Tampoco es reconocido por la carta europea de lenguas regionales o minoritarias (ECRML). Solamente dos pequeñas variantes del bávaro tienen estatus de lenguas minoritarias en Italia. Son la lengua cimbra en la Provincia autónoma de Trento y el tischlbongarisch en la región autónoma de Friul-Venecia Julia.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Wikipedia
Esta lengua tiene su propia Wikipedia. Puedes visitarla y contribuir en Wikipedia en idioma austro-bávaro.