Idioma asturiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asturiano
Asturianu
Llingua asturiana
Hablado en Bandera de España España
Región Flag of Asturias.svg Asturias
Hablantes

• Nativos:
• Otros:

100 000 (2007)[1]

• 100 000
• 450 000[2]

Familia Lenguas Indoeuropeas

  Itálico
  Romance
   Ítalo-occidental
    Subgrupo Occidental
     Ibero-Romance
      Astur-Leonés
        Asturiano

Escritura Latino
Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por Academia de la Lengua Asturiana
Códigos
ISO 639-1 ninguno
ISO 639-2 ast
ISO 639-3 ast
Asturiano
Extensión del asturiano

El idioma asturiano o bable es el término glotónimo utilizado para referirse a la lengua tradicional de la mayor parte del Principado de Asturias, en el norte de España.[3] Es el nombre que la lengua asturleonesa recibe en Asturias, y que tiene continuidad con las hablas tradicionales de León y Zamora (leonés), y Miranda do Douro en Portugal, donde es oficial en virtud de la Ley n.º 7/99, de 29 de enero de 1999 de la República Portuguesa (mirandés). Existen tres variantes predominantes en el domino lingüístico asturleonés (occidental, central y oriental), aunque en el caso asturiano, por razones históricas y demográficas el estándar lingüístico está basado en la variante central de Asturias. El asturiano cuenta con una gramática, un diccionario de la lengua asturiana, el Diccionariu de la Llingua Asturiana, y unas normas ortográficas.[4] Está regulado por la Academia de la Lengua Asturiana, y aunque no goza de carácter oficial en el Estatuto de Autonomía, una ley regula su uso en el Principado.[5]

Algunas fuentes, como Ethnologue. usan el término asturiano como sinónimo de astur-leonés.

Aspectos históricos, sociales y culturales[editar]

Asturleonés y asturiano[editar]

Algunas veces se hace mención en los estudios científicos refiriéndose a esta lengua con el nombre de "asturleonés" o de "leonés", sobre todo a partir de la publicación de El Dialecto Leonés (1906)[6] de Menéndez Pidal, quien considera al leonés o asturleonés, junto al castellano en sus distintas variedades, al mozárabe y el navarro-aragonés uno de los cuatro grupos dialectales dentro de la Península Ibérica que contribuyen a la formación de la lengua española.[7] Esta terminología fue usada también en parte por sus discípulos. La razón de esta denominación está en el hecho de que Ramón Menéndez Pidal prima el aspecto socio-político, y particularmente del hecho repoblador, como factor determinante a la hora de entender el proceso de cohesión lingüística en la Península.[8] Sin embargo, y teniendo en cuenta que el territorio del antiguo Reino de León y el de utilización del "romance leonés" no coincidieron exactamente, y que el proceso de cohesión lingüística fue al sur del dominio muy intensa y más temprana que al norte, ha de entenderse que es en Asturias donde se mantuvieron con mayor vitalidad y firmeza los rasgos diferenciadores de la lengua. Se propugna por ello que el término más adecuado para referirse a la situación actual en el territorio administrativo del Principado de Asturias es el de "lengua asturiana" o "asturiano",[9] mientras que se reserva el ya acuñado de "asturleonés" para aludir a la lengua en su extensión global actual e histórica.[10]

Denominación: asturiano o bable[editar]

Ambas denominaciones son aceptadas. En Asturias, bable, asturiano o lengua asturiana son términos sinónimos con que se alude al romance autóctono en el territorio situado entre los dominios lingüísticos gallego y castellano. En 1794, ya aparece en las Memorias Históricas del Principado de Asturias de Carlos González de Posada, natural de Carreño, la que, hasta el momento, puede ser considerada la primera constatación de este término (bable) al referirse al «idioma asturiano que allí dicen Vable». Posteriormente, bable ha sido empleado con mayor o menor frecuencia, si bien es cierto que nunca debió de gozar de mucho arraigo popular, pues los asturianos han denominado mayoritariamente su tradicional manera de hablar como «asturiano» o «asturianu». Así consta, por ejemplo, en el tomo primero del Atlas Lingüístico de la Península Ibérica, publicado en 1962, donde se recogen los datos recopilados en encuestas orales efectuadas antes de la Guerra Civil Española, y donde a la pregunta relativa al nombre del habla local, la respuesta fue sistemáticamente "asturianu" y no "bable".

Lo mismo ha de mantenerse en tiempos más recientes según se desprende de la encuesta socio-lingüística de Llera Ramo efectuada en 1991.[11] (La encuesta de Llera Ramo, catedrático de ciencias políticas y profesor en la Universidad del País Vasco, fue encargada bajo el mandato de Pedro de Silva, pero nunca fue publicada por el Gobierno presidido por su sucesor, el socialista Juan Luis Rodríguez-Vigil Rubio, aunque sus datos fueron dados a conocer por algunos medios de comunicación. Bajo el mandato del presidente Antonio Trevín, la Consejería de Cultura publicó los resultados de la encuesta en el verano de 1994).

En 1988, el gobierno de Pedro de Silva, se decidió a desarrollar el artículo 4º del Estatuto de Autonomía de Asturias para regular el uso de la lengua. El conocimiento del articulado del anteproyecto no fue del gusto de sectores sociales contrarios a la normalización del idioma, que hicieron uso del término bable despectivamente, como ya se había hecho en otras ocasiones,[12] intentando actuar definitivamente sobre el gobierno y las fuerzas políticas para eliminar toda reivindicación lingüística. La polémica surgida entonces, los hechos posteriores y las mismas encuestas, mostraron que el intento era meramente superestructural y carente de cualquier apoyo popular. Estrictamente hablando, no pasaba de ser la manifestación del descontento de un pequeño grupo muy localizado en Oviedo.[13]

Hoy en día, la Ley de Promoción y Uso del Asturiano,[3] recoge los dos términos, aunque desde la misma Administración, el término considerado como correcto es "asturiano", y así queda reflejado en todas las instituciones y consejerías del Principado.[14]

El asturiano normativo[editar]

Junto a las diversas hablas dialectales dispersas en el extenso dominio territorial del asturleonés, hoy en día se ha consolidado un asturiano normativo que se ha institucionalizado a través de la publicación de unas normas gramaticales uniformes por la Academia de la Lengua Asturiana.[15] Esta habla normativizada encuentra sus raíces en la literatura costumbrista de finales del siglo XVII particularmente en el párroco de Carreño, Antonio González Reguera y otros autores posteriores, cuya obra literaria fue difundida por eruditos como Caveda y Nava en el siglo XIX.[16] Debe recordarse que esta literatura surge precisamente en los llamados siglos oscuros de otras lenguas peninsulares, como el catalán o el gallego y su aparición en este tiempo sólo se explica desde el tipo de literatura de carácter marcadamente cómico o burlesco, caracterizada por el empleo de estos recursos estilísticos propios de la llamada habla rústica.[17] En la misma a través del empleo de determinadas expresiones de la lengua asturleonesa, pero también de barbarismos y otros arcaísmos propios de la lengua vulgar castellana utilizada en Asturias, se refuerza la parodia determinados personajes o situaciones.[18] Ejemplos de esta tendencia al empleo del lenguaje villanesco como recurso cómico, la encontramos también repetidamente en la literatura picaresca, así en la utilización de la lengua de germanías en el Rinconete o en el Guzmán de Alfarache,[19] pero pueden encontrarse en la utilización de hablas locales zamoranas y salmatinas en obras de autores como Lope de Rueda, de Juan del Enzina y en otras obras como las Coplas de Mingo Revulgo.[20]

En 1868 el filólogo sueco Åke W:son Munthe describía la situación del asturiano señalando:

«El Asturiano no es naturalmente una unidad sino que consiste en una variedad de dialectos en el centro, en el Este, en el Oeste que varían de valle a valle, de concejo a concejo con grandes diferencias, significativas cuando hay distancias grandes. Junto a estas hablas dialectales, surgió una literatura, no muy amplia por cierto, en el llamado dialecto asturiano o bable. Debe sin embargo decirse que la lengua en la que esta literatura ha sido escrita es considerablemente artificiosa y no corresponde al dialecto hablado en ninguna parte de la provincia, por lo demás cosa natural, pues con esto se ha dejado de sentir un interés literario local más que un interés lingüístico».

Ake W:son Munthe, Anotaciones sobre el habla popular del occidente de AsturiasUpsala 1887, reedición , Biblioteca de Filoloxía asturiana, Serviciu de publicaciones de la Universidá d’Uviéu, 1987, p. 3.

Semejante descripción coincide con la que la catedrática en Historia y Literatura por la Universidad de Oviedo, Carmen Bobes Naves cuando describe la situación de la lengua en el año 1961:

«Al estudiar el sistema verbal del Bable, si se hace desde el punto de vista morfológico, nos limitamos al reconocimiento de unas formas y su descripción gramatical. Si lo hacemos desde el punto de vista fonólogico, y sobre todo, si este estudio fonológico es diacrónico y comparado, se llega a determinar con mayor precisión el valor de las formas, su total rendimiento, una vez que se hayan visto las perdidas y las faltas del sistema original -el latín- o el sistema actual -el castellano-. Pero al hacerse este estudio es preciso advertir previamente que las formas no son las mismas, en todo el asturiano, el habla de Lena difiere del habla de Aller o de Bímenes, pero en cuanto a las funciones y usos parece haber una mayor uniformidad que en cuanto a la realización fónetica. Hay el llamado asturiano general, que en realidad no se habla en ningún sitio concreto, y que no es más que el producto de las distintas interferencias lingüísticas de Asturias y el castellano, y de esta lengua general tomaremos ejemplos».

Carmen Boves Naves en Fonología del verbo Bable, (IDEA 1961, nº 42)

Por lo demás el asturiano normativo pretende inspirarse en la lengua hablada en la región central del Principado, en lo que es el llamado dialecto central, aunque con concesiones a las otras hablas dialectales particularmente en lo que a las formas verbales se refiere. El hecho, sin embargo, de localizar su epicentro en las zonas industriales de Asturias objeto de una importante emigración de otras zonas de España, ha dado lugar a que el habla resultante se vea enormemente afectada por el castellano, dando lugar a la pérdida de algunas de sus características originales, véase: pérdida de las oclusivas sonoras, pérdida de la -e- paragógica salvo monosílabos (sede, rede, vide frente a las polisílabas verdá, caridá, paré), la deformación de cultismos o la aparición del fonema -l- en el margen posnuclear de la sílaba sin justificación etimológica (yelsu, coldu, lleldu, dulda, etc.).[21] Junto a estas características aparecen otras artificiales, desconocidas en los textos medievales, como la formación de los plurales[22] o el neutro de materia.[23]

Rotulación bilingüe en un edificio oficial de Candás.

Origen y evolución de la lengua[editar]

El asturiano tiene su origen en la lengua romance derivada del latín hablada en los reinos medievales de Asturias y de León. Del latín escrito en los siglos X y XI, muy alterado por la lengua romance local se encuentra un fondo documental muy importante procedente de los monasterios leoneses de Sahagún, Otero de Dueñas y la Catedral de León, pero de origen muy diverso[24] (véase documento del Rey Silo).[25] Del examen de las vacilaciones contenidas en dichos documentos se ha podido reconstruir algunas de las características de la primitiva lengua hablada en el Reino de León, pero sin que se tenga un cuerpo documental propiamente dicho en lengua romance.[26]

Entre estos documentos, uno de los más relevantes por la falta de dependencia de las exigencias formularias de los documentos notariales, es el otorgado en el pueblo de Rozuela (León) y conocido como Nodicia de Kesos, que se ha venido datando hacia el año 980.[27] Como señala el catedrático de latín Medieval de la Universidad de León, Maurilio Pérez, no se puede hablar de distinciones dialectales antes del siglo XII. «Todo nace por situaciones locales que luego darán lugar a dos dialectos», y añade que lo demás se va provocando poco a poco por cuestiones fonéticas y sintácticas. «No es leonés ni castellano, pero puede decirse que es uno de los documentos que más voces romances tiene».[28]

El seguimiento de la evolución de la lengua se pierde, sin embargo, a partir del siglo XII. A principio de este siglo, se observa en los diplomas notariales un robustecimiento de la lengua latina muy importante. Esta tendencia resulta patente, sobre todo en Asturias, por razón de la obra del Obispo Pelayo, (¿1101?-1153) y la oficina de copistas creada en torno al mismo que pretenderá una recuperación de formas hispánicas autóctonas,[29] frente a los nuevas tendencias que vienen de Europa, observándose un distanciamiento absoluto entre la lengua hablada y la escrita que hace imposible cualquier intento de reconstrucción.[30] Caso aparte es el del privilegio otorgado a la ciudad de Avilés, conocido como Fuero de Avilés, que se viene datando hacia el año 1055 y en el que se confirma un anterior fuero conferido por Alfonso VI a la villa avilesina. Este privilegio fue objeto de estudio por Rafael Lapesa en su conocido estudio Asturiano y Provenzal en el Fuero de Avilés,[31] , y presenta al parecer de dicho autor una amalgama de carácteres lingüísticos de muy diversa procedencia. Particularmente se constata la existencia de rasgos exclusivos de la lengua provenzal, que se explicarían por los los beneficios conferidos en el propio fuero a los caballeros francos para asentarse en la villa, sin embargo son escasos cuando no inexistentes los carácteres que puedan vincularse a la lengua asturleonesa. Lapesa señala en concreto que no todos son extranjerismos y apunta cuatro características que le harían común al asturiano occidental, a saber: el mantenimiento de la -g- o -j- iniciales con sonido x, los diptongos decrecientes -ei- y -ou-, el empleo del pronombre "per" y los pronombres indefinidos 'un', 'ningún'. Todos estos carácteres podrían tener otra explicación atendida la importancia de la habilitación expresa que se hace para residir en la villa a caballeros francos y gallegos y no son, en todo caso, exclusivos del asturiano occidental.[32] Como señala Amaya Valencia el documento presenta caracteres presentes en el Noroeste peninsular, pero en lo que se refiere a las peculiariedades asturleonesas o especialmente asturianas el problema es bastante complejo de determinar.[33]

Fuera de este caso, que por sus especiales carácteres merece un tratamiento particularizado, el hecho es que sólo será a partir del siglo XIII, con la traducción del Liber Iudiciorum (Fuero Juzgo en su versión romanceada) por las cancillerías reales situadas en el centro de la península, cuando la lengua romance toma carta de naturaleza en la diplomática medieval.[34]

Sin embargo, el distanciamiento de la región asturleonesa de los centros de poder situadas a partir del siglo XIII en el Centro (Toledo) y Sur de la Península (Sevilla y Córdoba), determinó que la lengua asturleonesa esté ausente de los grandes cartularios San Vicente, San Pelayo y la Catedral. No obstante, se pueden encontrar algunas reminiscencias de la misma en otros cartularios medievales de monasterios más alejados como puedan ser los de Lapedo en Belmonte de Miranda y San Bartolomé de Nava. Un ejemplo del carácter de la lengua de aquel tiempo la encontramos en el siguiente fechado en 1233 citado por Rafael Lapesa:

In nomine dominj amen. Hio (yo) Johan Tomás viendo a vos conviento de Belmonte lumnadamiente a la Caridat, toda mía heredat quanta yo hey en essa villa que laman ambas mestas, nomnadamiente la quarta dela, por todos sos términos antigos, τ con la mía ración toda la(s)[35] covas de la Vega, nomnadamiente de la vega. Viendo a vos conviento suso decho todas estas heredades nomnadas, quanto yo en ellas ey o aver debo por precio numnado 50 morabedis de moneda real τ daquesti precio soe yo bien pagado, nenguna cosa non remanezco.[36] E por ende estas heredades que vos yo Johan Tomas a vos conviento de suso decho de bonamiente viendo, des (h)oy en esti día, de mio iur serán alongadas τ en vuestro poderío seran[37] dadas ye outorgadas por iamais, τ fagades delas toda vestra[38] veluntat. Ye si dalguno contra esti mio feyto quier venir tanbien de mia progenia como destraña, seia maldito ya, escomungado del regno de Dios alongado, con Datán τ Abirón que sorbeo[39] la tierra vivos con Simón mago τ con Juda el traedor que viendo a nuestro Señor con todos aquestos padesca las penas del infierono τ peyte a vos conviento 100 moravedies τ al Rey outros tantos τ la carta todavía en so rouramento permanesca.

Rafael Lapesa Melgar, El Dialecto Asturiano Occidental en la Edad Media, Universidad de Sevilla, 1998, p. 101.

Como ejemplo del habla del Oriente de Asturias cabe señalar el siguiente texto del año 1255 del Convento de San Bartolomé de Nava citado por Isabel Torrente Fernández de gran interés por la mezcla de términos latinos y romances:

In nomine domini amen. Equum et rationabile est ut ea quae conveninunt ne oblisviscantur litteris mandentur. Ea propter ego la abadesa de San Bartolomé de Nava priora e convento de ese mismo lugar facemos convenio con vos Luis González cura de San Andrés de Cuenya del Concello de Nava, Diócesis de Oviedo en esta sorte que vos a nos sirvedes de capellán los domingos y fiestas guardaderas de todo el año desde hoy arriba e que sacramentedes a nos e a los nuestros feligreses que son de San Bartholomé de Nava por cuio trabaio e porque vusquedes quien a vos e a nos tales dichos días diga misa e vos fagades oficio de cura parroquial vos siñalamos los diezmos de los lugares de Quintana y del coto con mais las derechuras del veisamano e un rendeiro de toda la feligresía, qual vos escogieredes cada año. Entre Anbas las partes convinieron.

Torrente Fernández, Isabel: Los dominios del MOnasterio de San Bartolomé de Nava, siglos XIII a XVI , p. 213

Son escasos y parciales los testimonios de la lengua asturleonesa medieval, como, señala Menéndez Pidal estos textos literarios y los diplomas notariales no concuerdan en su testimonio; ni aquellos ni estos reflejan con suficiente fidelidad el dialecto 'leonés' (asturleonés) hablado; y en los textos literarios, especialmente, se ven luchar dos influencias, literarias también, y enteramente opuestas, la galaico-portuguesa y la castellana, que no se ejercieron de igual modo, ni mucho menos en la lengua hablada. La lengua hablada mantuvo hasta hoy caracteres propios bien armonizados entre sí, en los cuales se observa la transición gradual en el espacio, de los rasgos gallego-portugueses hasta los castellanos; en vez de esta transición gradual, los textos escritos nos muestran mezcla antagónica, pues la literatura leonesa (asturleonesa), falta de personalidad, se movió vacilante entre los dos centros de atención que incontrastablemente la sobrepujaban.[40]

A partir del siglo XIV los textos guardan una uniformidad absoluta respecto de los documentos castellanos contenidos en los propios cartularios.

La oficialidad de la lengua castellana y procesos de Diglosia[editar]

La lengua asturiana como el resto que el grupo asturleonés ha venido siendo considerada como el resultado residual (dialectal en expresión de Menéndez Pidal)[41] del proceso de integración lingüística de las lenguas peninsulares. La influencia de estos procesos de inmersión lingüística en el caso del asturiano es si cabe mayor que en otras lenguas peninsulares por la oficialidad de una lengua la castellana con la que comparte su origen (téngase en cuenta que el asturleonés incide directamente en el proceso de formación inicial del castellano como consecuencia del predominio de la monarquía asturleonesa en todo el territorio peninsular) y muy particularmente por el hecho de coincidir absolutamente en el sistema vocálico, y casi totalmente en el consonántico y semiconsonántico, a salvo determinados alomorfos, que ni tan siquiera son uniformes en todo el dominio asturiano. Esto ha permitido una mutua interferencia de los procesos lingüísticos.

La oficialidad de la lengua castellana produjo una total inmersión lingüística de la población asturiana si hemos de creer la opinión de Jovellanos, que ya a finales del siglo XVIII hablaba de la lengua asturiana como un fenómeno mal conocido y en vías de desaparición[42] Así Jovellanos al tratar sobre el proyecto de un diccionario en dialecto asturiano, señalaba como: «La impresión del Diccionario se deberá hacer en la imprenta de Oviedo no sólo para fomentarla, como es justo, sino porque sólo a la vista de la Academia podrá imprimirse con exactitud y corrección el Diccionario de un dialecto desconocido fuera de Asturias y no bien conocido entre nosotros».[43]

En el año 1975 el dialectologo asturiano Jesús Neira Martínez pone de manifiesto la situación del asturiano:

Bable y castellano conviven en todos los lugares de Asturias y coexisten y funcionan en el hablar diario de una misma persona. Podemos entonces afirmar que si hay bilingüismo en Asturias, aunque no con las mismas características que en Cataluña Vascongadas o Galicia. En estas regiones, junto al castellano, está otra lengua muy bien definida. En Asturias, bable es igual a bables y la proximidad o lejanía de cada uno de ellos con el castellano es muy variable.

«Sobre Asturias, el bable y la literatura en bable (comentarios a un prólogo)», I Asamblea Regional del Bable (1973), Madrid, 1991, p. 191.

Esta opinión es posteriormente aclarada por el propio autor al describir la peculiar situación de diglosia en Asturias:

«En Asturias prescindiendo del territorio de habla gallega, no existe una verdadera situación de bilingüismo, esto es, coexistencia y uso de dos lenguas perfectamente diferenciadas en el sentimiento de los hablantes. En Asturias el castellano es el único medio común de intercomunicación, el bable, en su diversidad de bables, es también una realidad en el hablar regional pero no funciona, (ni ha funcionado) como una lengua común de toda Asturias. Esto lo saben perfectamente los lingüistas desde hace un siglo y cualquier persona que conozca Asturias puede comprobarlo por si mismo. No hay pues una lengua específica de Asturias fuera de la castellana». [44]

Estatus actual[editar]

Manifestación por la oficialidad en el Día de las letras asturianas de 2007.
Anuncio privado en asturiano en una tienda de Candás.

El estado legal actual de la lengua asturiana en Asturias es el siguiente:

  • Goza de protección, sin llegar a estar reconocida como oficial por el Gobierno de Asturias.
  • Ley 1/1998, de 23 de marzo, de uso y promoción del bable/asturiano,[5] en su artículo 4, que se refiere al uso de la llingua, dice, en el apartado 2, que «se tendrá por válido a todos los efectos el uso del bable-asturiano en las comunicaciones orales o escritas de los ciudadanos con el Principado de Asturias».
  • En 2005 el gobierno asturiano aprobó el Plan de Normalización Social del Asturiano 2005-2007 para potenciar el uso y promoción del asturiano y del gallego-asturiano.
  • Francisco Álvarez-Cascos, en su Discurso de Investidura en la Junta General del Principado de Asturias, el 12 de julio de 2011, se comprometió a “fomentar el conocimiento riguroso del asturiano”, y el nuevo responsable autonómico de Cultura y Deporte del Principado, Emilio Marcos Vallaure, el 18 de julio de 2011 afirmó que, entre sus grandes objetivos está “la protección de la lengua asturiana”.

Asimismo, actualmente existen varias asociaciones como la Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana o Iniciativa pol Asturianu entre otras, y partidos políticos, como Izquierda Xunida d'Asturies, Bloque por Asturies, UNA, PAS y la sección asturiana del PCPE, entre otros, que apoyan la oficialidad de la lengua y realizan extendidas campañas para conseguirla.

Enseñanza y alfabetización[editar]

Desarrollo de la escolarización en asturiano entre 1994 y 2010.
Sede de la Academia de la Lengua Asturiana en Oviedo
Casa de Los Alberti, Centro de Referencia de la Llingua y Cultura asturiana (Langreo)

La enseñanza del asturiano en la Educación Primaria no empezó hasta 1984,[45] cuando seis escuelas empezaron a ofertarlo como materia optativa dentro del horario escolar dos o tres horas a la semana en los ciclos medio y superior de la enseñanza básica (desde los 8 hasta los 14 años). En los cursos siguientes se fue extendiendo a más centros hasta alcanzar a prácticamente todos los colegios públicos de Educación Primaria de Asturias. Las cifras de aceptación siempre fueron muy altas, pero la voluntariedad en el aprendizaje de la que habla el artículo cuarto del Estatuto de Autonomía quedó asimilada de forma muy pequeña por la administración ya que hasta 1997 fueron los Consejos Escolares los que decidían si la escuela ofertaba o no la asignatura, con lo que fueron muchos los casos de alumnos que no pudieron ir a clase de asturiano, aunque sus padres lo pidieran, ya que el centro no brindaba esa posibilidad. Los medios de comunicación dieron cuenta de muchos de esos padres que denunciaban esta situación, además de las campañas de asociaciones ciudadanas y sindicatos de enseñanza.

Los niños con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años estudian el asturiano en el colegio de forma voluntaria, mientras que entre los 12 y los 18 sólo es posible estudiarlo de forma optativa en algunos institutos. Su oferta ha de estar asegurada en cualquier centro de enseñanza,[5] aunque en muchos casos esto no se cumple (en la gran mayoría de centros privados y concertados; pese a las ayudas y subvenciones del gobierno a estos últimos).[46] Esta situación en la actualidad tiende a cambiar. Durante el curso escolar 20042005, veintidós mil estudiantes asturianos pudieron acceder a clases de llingua asturiana en los colegios e institutos públicos del Principado de Asturias. En los privados el número de matriculados es testimonial.

Finalmente dentro de los nuevos planes de estudio adaptados al marco europeo la Facultad de Filología Asturiana dispondrá de un Mínor en Llingua asturiana de 48 créditos que entrará en vigor en el curso académico 2010-2011.[47]

Datos de 2008

Cerca de 22 000 escolares asturianos de la enseñanza pública y concertada, concretamente 21 457, estudiaban asturiano (datos de 6 de junio de 2008)[48] en los 254 centros que ofertan la asignatura optativa de Llingua Asturiana. De los 22 000, el grueso, 17 500 alumnos, están en Educación Primaria y algunas aulas de Infantil, y más de 4500 en Secundaria y Bachillerato, según datos del director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación y Ciencia. Esto supone un 55 % de participación escolar voluntaria en el estudio del asturiano en Primaria, y un 40 %, también voluntario, en Secundaria.

Datos del curso 2009-2010

Según los datos aportados por la consejería, un total de 52 466 alumnos estudian este curso Llingua Asturiana, de los que 51 560 reciben las clases en centros de la red pública y 906 en la red concertada.

Literatura[editar]

Retrato idealizado de Antón de Marirreguera.
Gaspar Melchor de Jovellanos, escritor, jurista y político ilustrado asturiano. Proyectó la creación de una Academia de la Lengua Asturiana.

La tradición literaria, hasta el siglo XX, es escasa: a excepción de Antón de Marirreguera (siglo XVII), Francisco Bernardo de Quirós Benavides, Josefa de Jovellanos y Antonio Balvidares (siglo XVIII), Juan María Acebal, José Caveda y Nava, Teodoro Cuesta, Pin de Pría o Fernán Coronas (siglo XIX y primera mitad del XX). Respecto de esta literatura el lingüista sueco Ake W:son Munthe señala «debe considerarse a Reguera como el creador de ésta literatura, que yo llamaría bable, y de su lengua; todos los cantores posteriores, y no menos desde el punto de vista lingüístico, proceden de él(las tradiciones poéticas de Reguera se recogieron sin embargo mucho tiempo después de su muerte; de ahí que sean algo arcaizantes también en los cantores posteriores), aunque naturalmente, por otra parte también toman elementos de la lengua de sus terruños respectivos, y con frecuencia también de otros con los cuales están en contacto de una u otra forma así como una mezcla con el castellano, bablificado o no. Pero la lengua de la literatura bable no puede, en mi opinión, calificarse de lengua literaria porque no ha alcanzado unidad alguna, desde el punto de vista lingüístico, dentro de esa pequeña literatura en miniatura que por lo demás como todo el dialecto, parece condenada a una rápida desaparición».[49]

Es a partir de la democratización de España cuando se produce el resurgir (Surdimientu) de la literatura en asturiano, con autores como Berta Piñán, Esther Prieto, Lourdes Álvarez, Ismael González Arias, Xuan Bello, Antón García, Miguel Rojo, Carlos Rubiera, Milio Rodríguez Cueto, Pablo Antón Marín Estrada, Xuan Santori o Martín López-Vega. Todos ellos escritores con pretensiones universalistas, que renuncian a encorsetarse en modelos localistas y dan al asturiano dimensión literaria plena. En este proceso han tenido gran importancia las traducciones de literatura extranjera: Albert Camus, Tennessee Williams, Herman Melville, Franz Kafka, T.S. Eliot, Eugénio de Andrade, etc.

Las novelas más significativas de este periodo del Surdimientu son: La hestoria universal de Paniceiros, de Xuan Bello; En busca de Xovellanos, de Ismael González Arias; Imago, de Adolfo Camilo Díaz; La ciudá encarnada, de Pablo Antón Marín Estrada; y La banda sonora del paraísu, de Xandru Fernández.

La Academia de la Lengua Asturiana (Academia de la Llingua Asturiana, A.Ll.A) fue fundada en 1981, con la intención de recuperar la antigua institución que fuera planteada en el siglo XVIII.

Prácticamente toda la música tradicional y moderna relacionada con el folk y el rock emplean el asturiano en sus interpretaciones. En canción tradicional destacan Mariluz Cristobal Caunedo y José Manuel Collado. El el campo del folk son grupos de referencia Llan de Cubel, Asturiana Mining Company, Felpeyu, Ástura, La Bandina'l Tombo y Tuenda. La principales voces de la canción tradional actualizada son las de Anabel Santiago y los Hermanos Valle Roso. Y la figura más destacada de jazz fusion con la canción tradicional es la de Mapi Quintana.

En la música moderna, destaca el veterano grupo autedenominado de "agro-rock" Los Berrones, caracterizado por sus letras cargadas de ironía. Fueron los autores del disco en asturiano más vendido de la historia.[cita requerida]

También destacan en el campo musical el grupo Dixebra y más recientes como Skanda, Llangres, Skama la Rede, Oi! N'Ast, Gomeru o Asgaya, donde participó el guitarrista y compositor de la banda de heavy metal Avalanch, Alberto Rionda.

Últimamente es necesario reseñar cantautores y grupos que se acecan más al poco como Toli Morilla y Alfredo González.

Toponimia[editar]

Mapa de la toponimia asturiana en 2011.      Concejos cuya toponimia tradicional ya ha sido oficializada mediante Decreto.      Concejos en los que la Junta de Toponimia ha concluido su trabajo y esperan la promulgación del Decreto correspondiente.      Concejos en los que la Junta de Toponimia ya ha iniciado actuaciones.      Concejos en los que no se ha iniciado el proceso.
Señal con topónimo bilingüe castellano-asturiano.

Contrariamente a la situación del idioma en general, la toponimia tradicional y popular, y por tanto en lengua asturiana, de las localidades del Principado está gozando de importantes avances en los últimos años, con la labor de la Xunta Asesora de Toponimia.[50] Hasta el momento, más de la mitad de los concejos asturianos han solicitado la elaboración de un expediente sobre la toponimia original de sus territorios, habiendo sido muchos de ellos ya aprobados, oficializando así (en algunos casos conjuntamente con el topónimo aceptado en castellano y en otros sustituyéndolo) los topónimos en lengua asturiana. Otros expedientes están en proceso de elaboración o aprobación y se espera que la mayoría de los ayuntamientos soliciten el correspondiente a sus concejos en los próximos años.

En septiembre de 2011 eran 49 los conceyos (municipios) con la toponimia tradicional oficializada, de los 78 existentes en toda Asturias. (Ver lista oficial)

Denuncias de discriminación[editar]

El asturiano, que ha experimentado una normalización muy tardía (las primeras normas ortográficas oficiales se publicaron en 1981), a pesar de contar con una protección explícita por parte del Estatuto de Autonomía, no es lengua cooficial en el Principado. Aunque se introdujo en el sistema educativo en 1984 como asignatura optativa, no es lengua vehicular ni se usa en la Administración, si bien con la aprobación de la Ley 1/1998, de 23 de marzo, de uso y promoción del bable/asturiano,[5] los ciudadanos asturianos tienen el derecho a dirigirse a la Administración autonómica en dicho idioma. Desde 1984, la enseñanza del asturiano ha ido progresando, si bien algunos grupos nacionalistas asturianos y de defensa de la lengua han denunciado casos de discriminación. En 2001, la formación nacionalista Andecha Astur cursó una denuncia por infracción del artículo 510 del Código Penal (referido a los derechos fundamentales y las libertades públicas) contra un colegio religioso concertado, el de las carmelitas de Villaviciosa, denunciando que el centro multaba a los escolares con 25 pesetas por cada palabra empleada en asturiano. El Juzgado de Instrucción número 1 de Villaviciosa desestimó el caso al considerar que multar por el uso del asturiano no constituía un delito.[51] Una sentencia posterior de la Audiencia Provincial de Oviedo consideró igualmente que los hechos no eran constitutivos de delito penal y que, en todo caso, debió haberse seguido la vía contencioso-administrativa.[52]

En 2002 la Academia de la Lengua Asturiana publicó un informe titulado Informe sobre la represión y non reconocencia de los drechos llingüísticos n'Asturies[53] donde trata la historia y situación actual de esta problemática.

Por su parte, la Asociación Internacional para la Defensa de las Lenguas y las Culturas Amenazadas (AIDLCM) visitó los días 25, 26 y 27 de noviembre de 2002 el Principado de Asturias, entrevistándose con diversos representantes institucionales, produciendo un informe, Informe y recomendaciones sobre la lengua asturiana publicado en 2004,[54] en el que se denunciaba la existencia de una gran desigualdad con respecto al ejercicio de los derechos lingüísticos entre las personas que tienen como propia la lengua asturiana y las que tienen como propia la lengua castellana y proponía diversas recomendaciones para revertir dicha situación: oficialización del asturiano, promulgación de una ley de normalización de dicho idioma y su promoción, la creación de un canal de televisión autonómico íntegramente asturiano y el reconocimiento de la Academia de la Lengua Asturiana como máxima autoridad científica en lo relacionado con la lengua.

Algunos defensores del asturiano han acusado de discriminación lingüística a la Audiencia Nacional, donde un militante independentista asturiano que fue juzgado no obtuvo permiso para declarar en asturiano, al no tratarse éste de un idioma oficial. La defensa acusó a la Audiencia de vulnerar el artículo 24 de la Constitución Española.[55]

Descripción lingüística[editar]

El asturiano es una variedad de asturleonés que a su vez forma parte de las lenguas iberorromances, tipológicamente e filogenéticamente cercana al gallego-portugués, al castellano y en menor medida al navarro-aragonés. Tipológicamente es una lengua flexiva fusionante, de núcleo inicial y marcaje de complemento y el orden básico es SVO (oraciones enunciativas sin topicalización).

Fonología[editar]

La trascripción se hace acorde con las normas del alfabeto fonético internacional.

Vocales[editar]

El sistema vocálico del asturiano distingue cinco fonemas, divididos en tres grados de abrimiento (mínimo, medio y máximo) y tres situaciones (central, anterior y posterior).

Vocales
anteriores
(palatales)
centrales posteriores
(velares)
vocales cerradas
(de abertura mínima)
i - u
vocales medias
(de abertura media)
e - o
vocales abiertas
(de abertura máxima)
- a -

Consonantes[editar]

Consonantes
labiales dentales alveolares palatales velares
oclusivas sordas p t k
oclusivas sonoras b d ʝ g
fricativas f θ s ʃ -
nasales m - n ɲ -
laterales - - l ʎ -
vibrantes - - r / ɾ - -

Notas:

/n/ se pronuncia como [ŋ] en posición de coda.
/g/ suele pronunciarse como fricativa sonora incluso en inicio de palabra.

Escritura[editar]

Desde los primeros textos, el asturiano emplea el alfabeto latino. En 1981, la Academia de la Lengua Asturiana editó unas normas ortográficas. Sin embargo, en la Tierra de Miranda (Portugal), el asturleonés se escribe con otra normativa diferente.

La lectura de las normas ortográficas del asturiano,[4] y la práctica escrita que se observa muestra claramente el modelo de lengua escrita que se persigue y que, brevemente, puede resumirse diciendo que se basa en un sistema vocálico de cinco unidades /a e i o u/ de tres grados de abertura y doble localización. Del mismo modo tiene las siguientes unidades consonánticas: /p t ĉ k b d y g f θ s š m n ņ l ḷ r ṙ/. El modelo tiende a una lengua escrita donde no es frecuente el fenómeno de metafonía por -u, ni la presencia de diptongos decrecientes, generales en occidente, /ei, ou/. Aunque es posible su escritura, no aparece ni «ḷḷ» (che vaqueira también representada, entre otras grafías, como «ts» antiguamente), ni la aspiración «ḥ» oriental (también representada como «h.»), en tal modelo sino sus correspondientes «ll» y «f». Gramaticalmente, la lengua ofrece triple distinción de género en el adjetivo, plurales femeninos en -es, terminaciones verbales en -es, -en, -íes, íen, ausencia de verbos compuestos (o su formación con tener), etc.

El modelo que sigue no es arbitrario, dado que se ofrece como una posibilidad bastante común en escritores anteriores y, aunque la fuerza de las variantes centrales es una realidad, la lengua escrita tampoco recoge como modélico un dialecto oral. Del mismo modo que se acepta el cultivo de cualquier variante local, en la enseñanza se tiene muy presente el habla con la que los alumnos están familiarizados, condición necesaria para efectuar una pedagogía adecuada.

Orden alfabético y valor de los grafemas[editar]

(La trascripción se hace de acuerdo con las normas del alfabeto fonético internacional).

Grafemas
Mayúscula A B C D E F G H I L M N Ñ O P R S T U V X Y Z
Minúscula a b c d e f g h i l m n ñ o p r s t u v x y z
Nombre a be ce de e efe gue hache i ele eme ene eñe o pe erre ese te u uve xe ye zeda
Fonema a b θ / k d e f g - i l m n ɲ o p ɾ/r s t u b ʃ ʝ θ

Dígrafos[editar]

Algunos fonemas se representan con un dígrafo (pareja de letras).

Dígrafos
Mayúscula CH GU + E I LL QU + E I RR (entre vocales)
Minúscula ch gu + e i ll qu + e i rr (entre vocales)
Nombre che - elle cu erre doble
Fonema t͡ʃ g ʎ~ʝ k r

Grafías dialectales[editar]

Che vaqueira.png
  • El dígrafo ḷḷ (ḷḷ vaqueira) se emplea para representar sonidos considerados variedades del fonema /ʎ/, principalmente en asturiano occidental (ḷḷingua), por ejemplo.
  • El dígrafo ts se emplea para representar el sonido [t͡s] (no hay que confundirlo con el anterior), que aparece en palabras donde el resto del asturiano tiene -ch-/-it-, realizándose en los concejos de Quirós y Teberga (otso, cutsu).
  • El dígrafo yy se emplea para representar el sonido [kʸ], en zonas aisladas occidentales, que se corresponde por un lado a la -y- del resto del dominio (o -ch-), y por otro, a ll-/ḷḷ-/ch- inicial (muyyer, fiyyu; yyegar).
  • El grafema (hache aspirada) representa el fonema /h/, especialmente en las zonas del asturiano oriental donde se aspira la f- latina: (ḥaba). También aparece en algunas palabras como guaḥe o ḥispiar y puede emplearse en varios préstamos de otras lenguas como el caso de ḥoquei.

Como los grafemas y ḷḷ no aparecen en la mayoría de los tipos de letra empleados habitualmente tanto en las computadoras como en las publicaciones gráficas, suelen cambiarse, y así está admitido también, por h. y l.l respectivamente.

Otros grafemas[editar]

Para reproducir sonidos de otras lenguas, principalmente del español y del inglés, en ocasiones se emplean las letras; j (jota), k (ka) y w (uve doble), aunque no forman parte propiamente del alfabeto asturiano.

  • Ejemplo: Jalisco, Kuwait.

Signos ortográficos[editar]

El asturiano emplea los signos ortográficos que vienen a continuación:

  • El acento agudo (´ ) encima de una vocal indica en algunos casos la sílaba tónica (ejemplo: daqué, llambión, escocés, vil, pláganu). También se emplea para diferenciar monosílabos homónimos: (sustantivo = padre) / pa (preposición).
  • El apóstrofo ( ' ) entre dos letras indica que se perdió un sonido entre ellas: abrió'l caxón (en vez de *abrió el caxón).
  • La diéresis ( ¨ ) se pone sobre la vocal u cuando hace falta leerla en secuencias güe, güi: güelu, llingüística.
  • El guion corto (-) se emplea delante del pronombre personal -y (contesta-y), en las palabras compuestas ( político-relixosu ) y en varios casos más específicos.
  • El guion largo () se usa principalmente en la transcripción de textos dialogados para indicar que toma la palabra un personaje:

— ¿Qué hora ye? — Les dos y cuartu.

  • Los signos de interrogación ( ¿? ') se sitúan al principio y al final de una frase interrogativa directa ( ¿Ú ta Xuan? ).
  • Los signos de exclamación ( ¡! ) se sitúan al principio y al final de una frase exclamativa ( ¡Qué llambión ye! ).
  • La coma (, ).
  • El punto (. )
  • El punto y coma (; ).
  • Los dos puntos (: ).
  • Los puntos suspensivos (... ).
  • El paréntesis ( )
  • Las comillas ( "" o «» ).

Gramática[editar]

El asturiano es similar al resto de variedades iberorromances. Una peculiaridad interesante es el neutro de materia, para nombres incontables que es una supervivencia del género neutro en asturiano que se ha perdido fuera del asturleonés (excepto por el artículo neutro que sigue existiendo en español).

El alfabeto[editar]

El sistema fonológico del asturiano tiene representación escrita por medio del alfabeto latino. De esta manera, el asturiano emplea las letras siguientes.

Alfabeto
Letra Nombre Fonema
A, a a /a/
B, b be /b/
C, c ce /θ/, /k/
D, d de /d/
E, e e /e/
F, f efe /f/
G, g gue /g/
H, h hache ----- Ḥ, ḥ jache /h/
I, i i /i/
L, l ele /l/ Ḷḷ, ḷḷ che /ʎ/
M, m eme /m/
N, n ene /n/
Ñ, ñ eñe /ɲ/
O, o o /o/
P, p pe /p/
Q, q cu /k/
R, r erre /r/, /ɾ/
S, s ese /s/
T, t te /t/
U, u u /u/
V, v uve /b/
X, x xe /ʃ/
Y, y ye, y griega /ʝ/, /i/
Z, z zeta, zeda, ceda /θ/

Vocabulario[editar]

La lengua asturiana es el resultado del desarrollo del latín hablado en el territorio de los antiguos astures y cántabros. Por ello, la inmensa mayoría de las palabras del asturiano, como de las otras lenguas románicas, vienen del latín: ablana, agua, falar, güeyu, home, llibru, muyer, pesllar, pexe, práu, suañar.

A esta base latina hay que añadir las palabras que entraron en el fondo léxico del dominio asturiano desde lenguas habladas antes de la llegada del latín (sustrato) o después (superestrato). A la influencia del sustrato y superestrato se suman los préstamos posteriores de otras lenguas.

Sustrato[editar]

De la lengua de los astures y cántabros se sabe bastante poco, aunque es dable que estuviera próxima a dos lenguas indoeuropeas, el celta y el lusitano. Se agrupan con el nombre de sustrato prelatino a las palabras de la lengua de los astures o de otras lenguas preindoeuropeas habladas en este territorio. Varios ejemplos serían:

Bedul, boroña, brincar, bruxa, cándanu, cantu, carrascu, comba, cuetu, güelga, llamuerga, llastra, llócara, matu, peñera, riega, tapín, zucar...

De otro lado numerosos celtismos se integraron gracias a la misma lengua latina y pasaron después al asturiano como:

Bragues, camisa, carru, cerveza, sayu...

Superestrato[editar]

Con el nombre de superestrato se conoce la influencia que dejaron otras lenguas posteriores a la llegada del latín. En el asturiano, fueron especialmente importantes los germanismos.

Germanismos

Los pueblos germánicos que se situaron en la península Ibérica, especialmente godos y suevos, dejaron en el asturiano palabras como:

Blancu, esquila, estaca, mofu, serón, espetar, gadañu o tosquilar.
Arabismos

Los arabismos pudieron llegar al asturiano directamente, mediante contactos entre los hablantes del dominio asturiano con los árabes o con gente árabe del sur de la Península. En otros casos pudieron llegar a través del castellano.

Los que vienen a continuación son algunos de los arabismos del asturiano:

Acebache, alfaya, altafarra, bañal, ferre, galbana, mandil, safase, xabalín, zuna, zucre

Préstamos[editar]

La lengua asturiana también recibió buena parte de su léxico de lenguas próximas, como el castellano, el francés, el occitano o el gallego. A través del castellano, también llegaron palabras de idiomas más lejanos.

En orden de importancia, los castellanismos se sitúan en el primer lugar en la lista de préstamos al asturiano. No obstante en algunos casos, por mor del gran allegamiento entre el castellano y el asturiano es bastante difícil saber si una palabra es un préstamo del castellano, un resultado común a las dos lenguas desde el latín, o un préstamo del mismo asturiano al castellano. Algunos castellanismos en asturiano son:

Echar, antoxu, guerrilla, xamón, siesta, rexa, vainilla, xaréu...

El castellano valió también de intermediario para la llegada de palabras de otros idiomas, especialmente de América. Por ejemplo, pasando por el castellano, llegaren palabras del náhuatl (cacagüesa, chicolate, tomate), del quechua ( cóndor, llama), del caribe (caimán, caníbal, piragua) o del arawak (iguana, furacán).

También pasaron por el español varias palabras procedentes del inglés (esprái, fútbol, güisqui, ḥoquei, water-polo ), o de otras lenguas: bumerán (de las lenguas aborígenes australianas, pasando por el inglés), cachalote (del portugués), caolín (del chino), kamikaze (del japonés), vampiru (del serbio) o vodka (del ruso).

De vez en cuando, los préstamos del gallego son también difíciles de identificar, por la cercanía de esta lengua con las variedades más occidentales del dominio lingüístico astur. Suelen considerarse palabras de origen gallego algunas como:

Cachelos, chombada o quimada.

Los galicismos (palabras tomadas del francés) y occitanismos aparecen tempranamente, lo que parece indicar que los contactos con habitantes de allende los Pirineos fueron frecuentes, no únicamente a través del Camino de Santiago, sino, también por vía marítima. Muchas de estas palabras pertenecen de hecho al léxico marino, aunque en su mayoría los galicismos llegaron al asturiano por vía directa, en otros casos pasaron antes por el castellano.

Entre los galicismos podemos mentar:

malvís, arranchar, chalana, xofer, coñá, espáis, foina, galipote, llixeru, mesón, pote, somier, tolete, vagamar, xalé, xarré...

Del occitano vienen palabras como:

Hostal, parrocha o tolla.

Texto de ejemplo[editar]

Extracto de L'últimu home (Miguel Solís Santos)
Un españíu fizo tremer el fayéu. El nerbatu esnaló lloñe. L'esguil desapaeció nel nieru. Hebo otru españíu, y darréu otru. L'home, entós, mientres cayía coles manes abiertes, los güeyos nel infinitu y el so cuerpu remanando per tolos llaos abonda sangre, glayó una pallabra, una pallabra namás, que resonó y güei sigue resonando na viesca y en toa Asturies: «¡Llibertá!».
Traducción al español de 'El último hombre'
'Un estallido hizo temblar el hayedo. El mirlo voló lejos. La ardilla desapareció en el nido. Hubo otro estallido, y luego otro. El hombre, entonces, mientras caía con las manos abiertas, los ojos en el infinito y su cuerpo vertiendo por todas partes mucha sangre, gritó una palabra, sólo una palabra, que resonó y hoy sigue resonando en el bosque y en toda Asturias: «¡Libertad!».'

Comparación entre variantes[editar]

Áreas lingüísticas de Asturias atendiendo a criterios fonológicos y morfológicos.

El Padre Nuestro en las tres variantes principales y castellano:

Occidental

Pái nuesu que tas nel cielu, sentificáu sía'l tou nome. Amiye'l tou reinu, fágase la túa voluntá lo mesmu na tierra cumo en cielu. El nuesu pan de tódolos días dánoslu güei ya perdónanos las nuesas ofensas lo mesmu que nós facemos conos que nos faltanon. Ya nun nos deixes cayere na tentación ya ḷḷíbranos del mal. Amén.

Central

Pá nuesu que tas nel cielu, santificáu seya'l to nome. Amiye'l to reinu, fáigase la to voluntá lo mesmo na tierra qu'en cielu. El nuesu pan de tolos díes dánoslu güei y perdónamos les nueses ofenses lo mesmo que nós facemos colos que mos faltaren. Y nun mos dexes cayer na tentación, y llíbramos del mal. Amén.

Oriental

Padre nuestru que tas nel cielu, santificáu seya'l tu nome. Amiye'l tu reinu, ḥágase la tu voluntá lu mesmu ena tierra qu'en cielu. El nuestru pan de tolos díes dánoslu hoi y perdónanos les nuestres ofenses lu mesmu que nosotros ḥacemos colos que nos faltaren. Y nun nos dexes cayer ena tentación, y llíbranos del mal. Amén.

Castellano

Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu Reino. Hágase tu voluntad aquí en la tierra como en el cielo. Danos hoy el pan nuestro de cada día y perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Comparativa cuestionario ALPI (hacia 1930)[editar]

Se aporta tabla comparativa de la situación de los distintas variantes dialectales realizadas por el cuestionario ALPI (Atlas Lingüístico de la Península Ibérica realizado hacía los años treinta del pasado siglo:[56]

Pregunta
pág.
305
Navelgas
(Tineo)
309
Villanueva
Teberga
313
Llantones
(Castrillón)
315
Felechosa
(Ayer)
329
Folledo
(León)
321
Los Carriles
(Llanes)
ojo
5
güeyu
['weʝu]
güechu
['wetʃu]
güeyu
['weʝu]
güiyu
['wiʝü]
güetyu
['wetʈʝu]
'oyu
[oʝu]
oreja
5
ureya
[u'rea]
uretʃa
[u'retʃa]
oreya
[o'reʝa]
oreya
[o'reʝa]
oreye
[o'reʝe]
oreíya
[ore’iʝa]
oído
5
uyíu
[u'ʝju]
o'yidu
[o’ʝiδu]
o'yiδu
[o’ʝiδu]
uíu
[o'iu]
uyíu
[u'ʝju]
oídu
[o'jδu]
yegua
6
yeugua
['ʝeugwa]
yeugua
['ʝeugwa]
yegua
['ʝegwa]
yegua
['ʝegwa]
yegua
['ʝegwa]
yegua
['ʝegwa]
eje
6
el eis
['eis]
elexe
[e'leʃe]
la eixa
[la 'eiʃa]
el exe
['eʃe]
el exi
['eʃi]
la exa
[la 'eʃa]
lobo
7
xobu
['ʃobu]
xobu
['ʃobu]
llobu
['λobu]
xu
['ʃu]
tsobu
['ʈsobu]
llobu
['λobu]
nudo
7
noyu
['noʝu]
nodiu
['noδju]
nuedu
['nweδu]
nuibu
['nuibü]
nuedu
['nueδu]
nudu
['nuδu]
leche
7
xeiti
['xeiti]
tseichi
['tseitʃi]
llechi
['λetʃi]
xeche
['ʃetʃe]
tseichi
['tseitʃi]
lleche
['λetʃe]
puente
9
ponti
['ponti]
ponti
['ponti]
puenti
['puenti]
una puente
['puente]
puenti
['puenti]
puente
['puente]
llover
9
chover
['tʃo’beR]
tsover
['tso’beR]
llover
['λobeR]
yover
['yobeR]
tyover
['ʈʝobeR]
llover
['λobeR]
llama
8
xama
['ʃama]
tsapade
[tsa'pade]
llama
['λama]
yama
['ʝama]
tyama
['ʈʝama]
llapada
[λa'pada]
nieve
9
nievi
[njebi]
nievi
[njebi]
ñevi
[ɲebi]
nieve
[njebe]
nievi
[njebi]
nieve
[njebe]
una cuchara
11
una cuyar
['kuʝaR]
cuchare
[ku’tʃare]
cuyar
[ku'ʝaR]
cayar
[ka'ʝaR]
cutyar
[ku'ʈʝaR]
un cucharo
[un cu’tʃuʝaro]
avispa
13
gueiespa
[gei'espa]
abrjespa
[a’brjespa]
abiéspera
[a’bjespera]
biéspra
['bjespRa]
yespra
['ʝespRa]
abiéspara
[a’bjespara]
bailar
14 y 27
beixar
[bei’ʃaR]
beitsar
[bei’tsaR]
bailar
[bai’laR]
baixaR
[bai’e]
baitsar
[bai’tsaR]
baillar
[bai’λaR]
mujer
15
muyer
[mu’ʝeR]
mucher
[mu’tʃeR]
muyer
[mu’ʝeR]
muyer
[mu’ʝeR]
mutyer
[mu’ʈʝeR]
muyer
[mu’ʝeR]
harina
22
farina
[fa’rina]
... fariña
[fa’riɲa]
farina
[fa’rina]
varina
[va’rina]
h.arina
[ha’rina]
todo
22
todu
[toðu]
... todo
[toðo]
too
['to:]
too
['to:]
tou
[tou]
trajeron
22
truxienun
[tRu’ʃienun]
... trixeron
[tRi'ʃeron]
trixoren
[tRi'ʃoren]
truxurin
[tRu'ʃorin]
trayeron
[tra'ʝeren]
fueron
23
fonun
['fonun]
... fueron
['fueron]
foren
['foren]
vorin
['vorin]
h.oron
['xoron]
silbar
16
xiplar
[ʃi'plar]
xiblar
[ʃi'blar]
xiblar
[ʃje'blar]
xieblar
[ʃje'blar]
xiblar
[ʃi'blar]
chiflar
[tʃi'flar]
laurel
17
xoreiru
[ʃo’reiru]
tsaurel
[tsau’rel]
lloreu
[λo’reu]
laurel
[lau’rel]
laurel
[lau’rel]
lloru
[λo’ru]

Comparativa de textos en asturleonés[editar]

Artículo 1º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Localización Bloque lingüístico Texto
Dialectos asturleoneses
Habla de Carreño Asturias Asturleonés Central Tolos seres humanos nacen llibres y iguales en dignidá y drechos y, pola mor de la razón y la conciencia de so, han comportase fraternalmente los unos colos otros.[57]

Habla de Somiedo

Asturias Asturleonés Occidental Tódolos seres humanos nacen ḷḷibres ya iguales en dignidá ya dreitos ya, dotaos cumo tán de razón ya conciencia, han portase fraternalmente los unos conos outros.[58]

Paḷḷuezu

León Asturleonés Occidental Tódolos seres humanos nacen ḷḷibres ya iguales en dignidá ya dreitos ya, dotaos cumo tán de razón ya conciencia, han portase fraternalmente los unos conos outros.[58]

Cabreirés

León Asturleonés Occidental Tódolos seres humanos ñacen llibres y iguales en dignidá y dreitos y, dotaos cumo están de razón y concéncia, han portase fraternalmente los unos pa coños outros.[59]

Mirandés

Trás-os-Montes (Portugal) Asturleonés Occidental Todos ls seres houmanos nácen lhibres i eiguales an denidade i an dreitos. Custuituídos de rezon i de cuncéncia, dében portar-se uns culs outros an sprito de armandade.[60]
Hablas de transición

Extremeño

Extremadura y Salamanca Hablas de transición entre el asturleonés y el castellano Tolos hombris nacin libris i egualis en digniá i derechus i, comu gastan razon i concéncia, ebin comportal-se comu hermanus los unus conos otrus.[61]

Cántabro o Montañés

Cantabria Tolos seris humanos nacin libris y eguales en dignidá y drechos y, dotaos comu están de razón y conciencia, tién de comportase comu hermanos los unos conos otros.[62]
Otras lenguas romances
Portugués Portugal Portugués Todos os seres humanos nascem livres e iguais em dignidade e em direitos. Dotados de razão e de consciência, devem agir uns para com os outros em espírito de fraternidade.
Gallego Galicia Gallego Todos os/tódolos seres humanos nacen ceibes e iguais en dignidade e dereitos e, dotados como están de senso e consciencia, deben de se comportar fraternalmente uns cos outros.
Castellano Castilla Castellano Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Árbol de variedades lingüísticas y comarcas que agrupa
Asturleonés

Occidental
ASTURIAS

Avilés



Narcea



Oviedo



Caudal



LEÓN

La Cabrera



El Bierzo



Ancares



Laciana



Babia-Luna



Omaña



La Cepeda



Maragatería



ZAMORA

Sanabria



La Carballeda



Aliste



Benavente y Los Valles



Tierra de Tábara



BRAGANZA

Rio de Onor



Guadramil



Miranda do Douro






Central
ASTURIAS

Avilés



Gijón



Oriente



Oviedo



Caudal



Nalón



LEÓN

Los Argüellos






Oriental
ASTURIAS

Oriente



LEÓN

Valle de Sajambre (La Montaña)






Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Informe de Ethnologue
  2. Informe de PROEL
  3. a b El art. 1 de la Ley de Promoción y Uso del Asturiano dispone: "El bable/asturiano, como lengua tradicional de Asturias, gozará de protección. El Principado de Asturias promoverá su uso, difusión y enseñanza"
  4. a b Academia de la Llingua Asturiana (PDF).
  5. a b c d Ley 1/1998, de 23 de marzo, de uso y promoción del bable/asturiano.
  6. Menéndez Pidal, R.: "El Dialecto Leonés". Madrid, 1906
  7. Posteriormente este autor define el carácter dialectal, al señalar la existencia de diversos sustratos lingüísticos que van amalgamándose como consecuencia del proceso de cohesión política de la Península Ibérica, véase "Los Orígenes del Español" (1926) y muy principalmente "El idioma español en sus primeros tiempos" (1942)
  8. Según señala el indicado autor "La repoblación de la reconquista produjo el efecto de uniformar en gran parte la lengua de las regiones repobladas a diferencia de las regiones del norte, más ricas en variedades dialectales", véase en este sentido "El Idioma Español en sus Tiempos Modernos, 4.ª edición, Buenos Aires 1951, p. 53
  9. Ana María Cano González. Universidad de Oviedo. "Enciclopedia de la Asturias Popular". Volumen IV. Pág 114. Depósito legal AS:-330-94
  10. Diccionariu de la Llingua Asturiana (DALLA). Accesible online en http://academiadelallingua.com/diccionariu/index.php
  11. Informe de 2002 sobre la Lengua Asturiana (PDF).
  12. Antonio Fernández y Morales. Ensayos poéticos en dialecto berciano. Año 1861. Páginas 4 y 5.
  13. Informe sobre la Lengua Asturiana. ISBN.:84-8168-191-1
  14. http://www.asturias.es
  15. La Academia de la Lengua Asturiana publicó originalmente unas normas ortográficas en 1981, cuyas normas han sido sucesivamente actualizadas en los años 1985, 1989,1990, 1993, 1996, 2000 y 2005. En el año 199 revisada en el 2001 se edito la gramática oficial de la lengua asturiana [1]
  16. Sobre el carácter de esta literatura señala al respecto Åke W:son Munthe: Sin embargo, parece subsistir una arbitraria mezcla de elementos castellanos; por lo demás sus producciones, después de un largo siglo de copia y finalmente a causa de retoques del editor, parece presentarse hoy en una forma un tanto deformada. Ake W:son, Anotaciones sobre el habla popular del occidente de AsturiasUpsala 1887, reedición, Biblioteca de Filoloxía asturiana, Serviciu de publicaciones de la Universidá d’Uviéu, 1987 p. 4 y 5
  17. Este tipo de recurso presente aún hoy en día, tiene su precedente en la edad antigua en el teatro clásico rústico, un tipo de comedia llamada atelana, género extraordinariamente desarrollado también en el teatro de Lope de Vega, véase en este sentido Salomón, N. «Le paysan comique», y J. Brotherton, The «Pastor-Bobo» in the Spanish theatre before the time of Lope de Vega, London, Tamesis, 197)
  18. Dado el carácter transgresor de este tipo de literatura, (véase el caso de Marirreguera, eclesiástico con inapropiados gustos literarios) se emplea un lenguaje críptico con una gran capacidad de cambio que, además de ser artificioso, queda afectado tanto en el léxico como en la fraseología, Moreno Fernández, Francisco, "Lenguas de Especialidad y variación lingüística" Lenguas para fines específicos (VI). Investigación y enseñanza, Alcalá de Henares, Universidad de Alcalá, 1999, pp. 3-14.
  19. Véase en este sentido la obra de Rodrigo de Reynosa (o Rodrigo de Reinosa) reproducida en lenguaje de germanías, "Coloquio entre la Torres-Altas y el rufián Corta-Viento, en dialecto jácaro",
  20. Guijarro Ceballos, Javier; Humanismo y literatura en tiempos de Juan de Encina; pag. 117
  21. Tal característica parece contraria a los textos históricos asturianos, así Cabeda y Nava señala: «La pronunciación de la –u- en lugar de la b, se confirma con las antiguas voces cabdal, cabdiello, dubda, etc en las cuales se substituyó la ‘u’ a la ‘b’ como caudal, caudillo, duda etc». Sigue diciendo don José Cabeda, «hacia las montañas de Teberga dícese todavía 'coudicia', 'toudo', etc, especie de diptongos que en tiempo de segura sin duda estaban en uso como se hacia de ver en la copla 35 del poema de Alejandro donde se dice 'ousar' por 'usar' y en la copla 2398 en que se dice 'Outumno' por 'Otoño'», (José Cabeda y Nava, poesías selectas del idioma asturiano, Imprenta de Benito González y Compañía, 1859, p. 48).
  22. Menéndez Pidal señala como la conversión en 'e' de la 'a' átona final seguida de consonante, 'cases', 'cantaben'... tuvo alguna extensión por la llamada Asturias de Santillana (actualmente Cantabria) y por León durante la Edad Media, si bien con carácter esporádico y de poco arraigo, por lo cual según Menéndez Pidal a una influencia ovetense, (Menéndez Pidal, "El idioma español en sus primeros tiempos", 1942, p. 111)
  23. Respecto del neutro de materia, véase Viejo Fernández (1993) el cual analiza la documentación de la lengua medieval asturiana del monasterio de Nava de los siglos XIII y XIV y de todo lo analizado, solo en un documento de 1374 aparece un adjetivo donde se superpone el rasgo de continuidad («una fanyega de escanda linpio e pisado»), además, no se constata esta oposición ni en pronombres átonos ni en demostrativos, (Viejo Fernández, X. (1993): «La llingua de los documentos del monesteriu de San Bartolomé de Nava (sieglos XIII-XIV)», Lletres Asturianes, p. 47. Alarcos Llorach (1962) sostiene que ««en algún documento medieval asturiano pueden encontrarse ejemplos de este hecho, aunque mucho más frecuente aparezcan las concordancias normales del adjetivo». En cualquier caso la manifestación de este fenómeno no presenta especialidades respecto de otros documentos castellanos, (véase Almerindo E. Ojeda, “The 'Mass Neuter' in Hispano-Romance dialects.”Hispanic Linguistics, 5: 1-32) y concretamente Alvárez Menéndez explica su origen en el mayor arraigo del sistema vocálico átono de cinco vocales en los dialectos castellanos de la cornisa cantábrica frente a los occidentales galaico-portugueses y astur-leoneses de tres archifónemas átonos, (Alvárez Menéndez, Universidad de Oviedo, 1999, p. 342).
  24. http://www.saber.es/web/biblioteca/libros/documentos-selectos-estudio-origenes-romance-reino-leon-siglos-x-xii/html/indice.htm?idLibro=155. Véase también en este sentido los estudios de Alvárez Maurín Diplomática asturleonesa. Topografía terminología toponímica (1994), García Leal, El latín de la diplomática asturleonesa (1986) y Fernández Catón, Colección documental del archivo de la catedral de León (1109-1187), León 1990 y Herrero de la Fuente, Marta, Colección diplomática del monasterio de Sahagún (857-1230), II (1000-1073)<7i>, León 1988
  25. Véase en concreto al respecto el análisis de García Leal que hace sobre el particular, "Aportación del análisis lingüístico a la datación del diploma del Rey Silo y a la determinación de su procedencia", Signo: revista de historia de la cultura escrita, nº 11, pp. 121-172
  26. J.M. Fernández Catón, J. Herrero Duque, M.C. Díaz y Díaz, J. A. Pascual Rodríguez, J.M. Ruiz Asencio, J. R. Morala Rodríguez, J. A. Fernández Flórez y J.M. Díaz de Bustamante, Documentos selectos para el estudio de los orígenes del romance en el Reino de León. Siglos X-XII, León, Colección Fuentes y Estudios de Historia Leonesa, 200
  27. Ramón Menéndez Pidal, Orígenes del español, Madrid, Espasa-Calpe, 1926, págs. 27-28
  28. Maurilio Pérez asegura que hablar de que la Nodicia es el germen del leonés es acientífico, por cuanto que no puede hablarse de tal dialecto en el siglo X. Diario de León, 7/08/2008, «Decir que la Nodicia de Kesos está escrita en leonés es acientífico»
  29. Véase sobre este particular la clásica exposición de Fernández Conde del posicionamiento ideológico que encierra la obra del Obispo Pelayo Espacio y tiempo en la construcción ideológica de Pelayo de Oviedo, Annexes de Cahiers de linquistique et de civilisation hispaniques mediévales, vol. 15, 2003, pp. 129-148
  30. Véase en particular el estudio sobre el Liber Testamentorum, quien señala como el texto muestra una clara tendencia normativa y culta que no se reduce a la parte formularia sino que afecta incluso a la parte libre de los diplomas(Valdés Gallego, José Antonio, "El liber testamentorum ovetensis", RIDEA 1999, p. 435- 437.
  31. Lapesa Melgar, Rafaela, Asturiano y provenzal en el Fuero de Avilés, Madrid, 1948
  32. Como señala Gross, esta amalgama de elementos extraños, se explicaría también por la procedencia multicultural de sus dos merinos «1 franco y 1 gallego: Georg Gross; Localización: Boletín de la Real Academia de la Historia, ISSN 0034-0626, Tomo 199, Cuaderno 1, 2002 , págs.
  33. Así es el caso cuando menos del empleo del indefinido «ningún», que no parece que tenga su origen en este habla donde es mayoritario el empleo de 'naide'. Véase en este sentido los comentarios bibliográficos que al respecto realiza Lorenzo Castellano en el [2] boletín de estudios asturianos a la obra de Lapesa y por Amaya Valencia en Thesaurus Tomo IV (1948), n.º 3.
  34. Lardizabal señala como fecha de la orden traducción el año 1241, en la promesa de Fernando III en el fuero breve de Córdoba (“gelo mandaré trasladar en romanz et que sea lamado fuero de Córdoua”, 4 de abril de 1241, otros autores Martínez Marina y Lapesa retrasan la fecha de la traducción hacia 1260.
  35. Fernández Mier cifra de covas de la Vega"
  36. Fernández Mier, cifra "remaneceo" (2009, 20)
  37. Fernández Mier cifra seian
  38. Fernández Mier cifra vostra
  39. Fernández Mier cifra sobeo
  40. (MENÉNDEZ PIDAL, Ramón (1914): “Elena y María (Disputa del clérigo y el caballero), Poesía leonesa inédita del siglo XIII”, Revista de Filología Española, I, citado por la profesora Inés Fernández, Los orígenes de la dialectología hispánica y Ramón Menéndez Pidal Cien Años de Filoloxía Asturiana (1906-2006): Actes del Congresu Internacional / coord. por Xulio Viejo, 2009, pp. 11-41
  41. “El dialecto leonés”, en Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, Madrid, 1906
  42. Padre J. M. Patac de las Traviesas: “En torno a unos manuscritos de Jovellanos referentes al dialecto asturiano", Boletín del Centro de Estudios del Siglo XVIII, nº 7-8 (1980), p. 25-38
  43. Gaspar Melchor de Jovellanos, editadas por Cándido Nocedal, Obras completas, Rivadeneira, 1859, p. 211
  44. Neira Ferández, J., "La situación lingüística de Asturias", Revista de Occidente, extraordinario II, núms. 10-11, 1982, p. 120
  45. «El bable se enseñará de forma experimental en las escuelas asturianas el próximo curso». El País, Miguel Somovilla, en Oviedo (21 de junio de 1984).
  46. Informe sobre la represión y non reconocencia de los drechos llingüísticos n'Asturies (PDF).
  47. «La Facultad de Filología aprueba crear un Minor de Llingua Asturiana». El Comercio (Digital), 20 de noviembre de 2008.
  48. «Casi 22.000 escolares han elegido este curso la asignatura de Llingua Asturiana. El Comercio».
  49. Ake W:son, Anotaciones sobre el habla popular del occidente de AsturiasUpsala 1887, reedición, Biblioteca de Filoloxía asturiana, Serviciu de publicaciones de la Universidá d’Uviéu, 1987 p. 5
  50. «Decretu 38/2002 de regulación de la Xunta Asesora de Toponimia».
  51. «Un juez considera que multar a escolares por hablar asturiano no es discriminatorio», La Voz de Galicia, 2 de junio de 2001
  52. «Un tribunal no considera delito multar a alumnos por hablar bable», El País, 13 de noviembre de 2001
  53. Informe sobre la represión y non reconocencia de los drechos llingüísticos n'Asturies, Academia de la Lengua Asturiana, 2002
  54. "INFORME Y RECOMENDACIONES SOBRE LA LENGUA ASTURIANA" International Committee for the Safeguarding of Linguistic Rights in Asturies - 2004
  55. «Una juez de la Audiencia Nacional impide que un acusado se exprese en bable por no ser "una lengua cooficial"», Europa Press, 12 de enero de 2009
  56. Linguistic Atlas of the Iberian Peninsula
  57. Omniglot. «Writing systems & languages of the world» (en inglés). Consultado el 27 de enero de 2011.
  58. a b Google Libros. «La Fala de Palacios del Sil» (en asturleonés). Consultado el 27 de enero de 2011.
  59. Google Libros. «El habla de La Cabrera Alta» (en español y asturleonés). Consultado el 2 de febrero de 2011.
  60. Frías Conde, Francisco Xavier (2001). Notes de lingüística asturlleonesa: asturiano y mirandés. VTP Editorial. ISBN 978-84-89880-48-1. 
  61. Ismael Carmona García. «Morfología del extremeño» (en español). Consultado el 7 de febrero de 2011.
  62. Asociación ReDe (2005). «Daque custiones alredor de la sintaxis del cántabru occidental». Alcuentros. Revista cántabra de lenguas minoritarias (5). 

Enlaces externos[editar]

Wikipedia
Esta lengua tiene su propia Wikipedia. Puedes visitarla y contribuir en Wikipedia en idioma asturiano.

Diccionarios[editar]