Ian Curtis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ian Curtis
Ian Curtis (Joy Division).jpg
Dibujo artístico del rostro de Ian Curtis.
Datos generales
Nombre real Ian Kevin Curtis
Nacimiento 15 de julio de 1956
Origen Bandera del Reino Unido Reino Unido, Stretford, Mánchester
Muerte 18 de mayo de 1980 (23 años)
Bandera del Reino Unido Reino Unido, Macclesfield, Cheshire
Cónyuge Deborah Woodruffe (1975-1980)
Hijos Natalie Curtis
Ocupación Músico
compositor
poeta
Información artística
Tipo de voz Barítono
Género(s) Post-punk[1]
Instrumento(s) Voz, guitarra, melódica
Período de actividad 1976-1980
Discográfica(s) Factory
Artistas relacionados Warsaw
Joy Division

Ian Kevin Curtis (Mánchester, Reino Unido, 15 de julio de 1956Macclesfield, Reino Unido, 18 de mayo de 1980) fue un cantautor británico, líder y compositor del grupo Joy Division,[2] del cual fue cofundador en 1976 en la ciudad de Mánchester.

Se crió en Hurdsfield (en el extrarradio de Macclesfield). Ian Curtis era un joven mancuriano introvertido de la clase media, devoto de la música de David Bowie,[3] [4] Lou Reed[5] e Iggy Pop[3] e hincha del Manchester City, fanático de la literatura de Kafka y la poesía modernista. Padecía, además, de epilepsia y un leve grado de agorafobia.[6] Iba vestido a menudo con una chaqueta caqui, en donde se pintó él mismo con pintura acrílica de color naranja la palabra hate (odio) en mayúsculas a su espalda.[7]

En 1976, durante un concierto de los Sex Pistols en el Manchester Lesser Free Trade Hall, Curtis coincidió con Peter Hook y Bernard Sumner, futuros bajista y guitarrista de Joy Division. Formaron una banda llamada Warsaw que, posteriormente, rebautizaron por Joy Division.[8] Curtis ocupó en ella los roles de letrista y vocalista. Las canciones que escribió para el grupo eran sombrías y depresivas, y trataban sobre la desolación, el vacío y la alienación humana. El corto legado de Curtis se concentró en dos álbumes de estudio, Unknown Pleasures, publicado en 1979, y Closer, lanzado en 1980 póstumamente tras su muerte.

Su biografía oficial fue publicada en 1995 y fue escrita por Deborah Curtis, la propia viuda del cantante, titulada Touching from a distance: Ian Curtis and Joy Division.[9] Dicha biografía fue adaptada al cine en el biopic realizado por el director neerlandés Anton Corbijn en 2007 bajo el título, Control e inspirado en la canción «She's lost control».[10] Anteriormente, en 2002, Michael Winterbottom filmó la película 24 Hour Party People,[11] en tono de comedia, en la que también apareció Ian Curtis, aunque este filme se centró más en la figura del productor musical, Tony Wilson, fundador de la discográfica por la que fichó Joy Division en 1978, Factory Records.

Tras su trágica muerte, Ian Curtis fue considerado junto a Jim Morrison, cantante y líder de The Doors, como uno de los grandes poetas malditos de la historia del rock[12] [3] por su forma convulsiva de bailar aunado a su voz grave, inerte e inexpresiva, y por sus letras oscuras.[13]

Biografía[editar]

En el prefacio del libro escrito por su esposa, Deborah Curtis, el periodista musical Jon Savage define a Ian Curtis como el mayor poeta musical de la ciudad de Mánchester.[14] Desde joven, Curtis mostró talento por la poesía. A pesar de que consiguió ir a The King's School, nunca fue el más brillante de la clase debido a su inconformismo, que solían tachar de simple rebeldía adolescente, aunque era obvio que poseía habilidades literarias admirables. Entre libros de Kafka y discos de David Bowie, Curtis descubrió los ideales del movimiento punk inglés.[14] A medida que se hizo mayor, sus ambiciones y esperanzas se fueron centrando en la literatura, y finalmente culminaron en la música. El 23 de agosto de 1975 se casó con Deborah Woodruffe, su apellido de soltera,[15] y cuatro años más tarde tuvieron a su única hija, Natalie Curtis.

Los componentes de Joy Division se conocieron durante un concierto histórico de los Sex Pistols en Mánchester el 20 de julio de 1976.[16] En la foto (de izquierda a derecha) Johnny Rotten y Steve Jones fotografiados en 1977.

Curtis coincidió con Bernard Sumner y Peter Hook cuando asistían en un concierto de los Sex Pistols.[16] Fue allí donde le comentaron que estaban intentando formar una banda. Días más tarde, Curtis llamó a Bernard Sumner y a Peter Hook para unirse al proyecto como vocalista y letrista.[17] Entre los tres buscaron un baterista y, tras un largo proceso de selección, Stephen Morris se unió a la agrupación. Por aquel entonces, el grupo tenía el nombre de Warsaw.[18] El grupo debutó la última noche antes de clausurar el local musical Electric Circus.[19]

Relación con Deborah Woodruffe y Annik Honoré[editar]

«I wish I were a Warhol silk screen hanging on the wall. Or little Joe or maybe Lou. I'd love to be them all. All New York's broken hearts and secrets would be mine. I'd put you on a movie reel, and that would be just fine.»[n. 1]
—Poema de San Valentín escrito por Ian para Debbie en 1973[20]

El primer encuentro de Annik Honoré con Ian Curtis fue el 13 de agosto de 1979 durante una actuación de Joy Division en el Nashville Rooms de Londres con la banda OMD.[21] Once días después de aquél concierto, Honoré entrevistó a la banda para un fanzine titulado En Attendant.[22] A partir de aquél momento, Honoré y Curtis empezaron a mantener una relación sentimental que se prolongó hasta el día de la muerte de Curtis. Según la biografía del cantante escrita por Deborah, durante el tiempo que pasó con Annik, la personalidad de Ian se hizo más grave. Ella parecía tener mucha influencia sobre él y casi logró convencerlo de convertirse en un vegetariano. El trato con su esposa cambió radicalmente y, en lugar de decirle cosas agradables, Curtis pareció alejarse en su relación con frases hechas al uso que no significaban nada para ella.[22]

Últimos días y suicidio[editar]

El último concierto en el que Curtis participó tuvo lugar en el mismo mes en que murió, e incluyó, por única ocasión, la puesta en escena del tema «Ceremony», que más tarde sería versionada por New Order, así como también por Galaxie 500 en su álbum On Fire. La última canción que Curtis cantó en público fue «Digital».

Los efectos negativos de la epilepsia sobre su salud junto a sus problemas personales (entre ellos su divorcio y su adicción a algunos fármacos) fueron algunas de las causas que contribuyeron a llevarlo a quitarse la vida a la edad de 23 años.

La noche en que murió, pocos días antes que el grupo fuera a iniciar su primera gira en los Estados Unidos, estuvo viendo una de sus películas preferidas, Stroszek, de Werner Herzog, en la que se muestra la vida de un atormentado artista que al final se suicida. Más tarde, finalmente, decidió colgarse en la cocina de su vivienda mientras escuchaba el disco The Idiot de Iggy Pop.[23] Hoy en día continúan generándose especulaciones sobre cuál fue la verdadera razón para suicidarse, y si contribuyeron a su fatal desenlace las actividades que llevó a cabo aquel día.

Tumba donde descansa Ian Curtis con el epitafio de su famosa canción «Love will tear us apart».

Curtis fue incinerado y sus cenizas enterradas en Macclesfield con la inscripción "Love will tear us apart" en su lápida. Este epitafio, escogido personalmente por su esposa, Deborah Curtis, a pesar de hacer referencia a la infidelidad de Ian y a la desintegración de su matrimonio,[15] es el título de la canción más conocida de Joy Division. Closer, el segundo álbum de la banda, se lanzó póstumamente el 17 de julio de 1980, dos meses después de la desaparición del cantante.[24]

Natalie Curtis, hija de Ian y Deborah, creció con su madre. Estudió en el Colegio de Macclesfield y en Mánchester, y actualmente desarrolla su carrera como fotógrafa. Es una persona modesta y extremadamente reservada —al igual que fue su padre— y no explota su conexión con su progenitor del cual evita hablar por tristeza y mucho respeto hacia él.

Ian Curtis le dio alma a Joy Division, un alma decadente y atormentada, exquisitamente perturbadora e imperturbable, con letras y melodías excepcionales. Curtis convirtió en leyenda a Joy Division y su vida y muerte lo convirtieron en mito, en un poeta maldito del rock.

Con Joy Division[editar]

Ian Curtis, veía en Mánchester, una ciudad deshumanizada por la industrialización del cual se evadía con libros de William Burroughs,[5] la música de la Velvet Underground[5] y Lou Reed.[5] Curtis llevó estas influencias hacia la oscuridad, el romanticismo, la tensión, la belleza del blanco y negro, la soledad, el automatismo, la esquizofrenia y la epilepsia.

La banda, rebautizados poco después como Joy Division, se hicieron un hueco en la escena local gracias a un sonido inédito que hacía de sus limitaciones su principal virtud. A diferencia de la mayoría de los grupos de rock, en las canciones de Joy Division era el bajo el que llevaba el peso de la melodía, apoyado en una base rítmica hipnótica, mientras la guitarra pasaba a un plano secundario. Por encima del resto, la profunda e inquietante voz de barítono de Ian dibujaba paisajes sonoros plagados de referencias literarias. Joy Division poseían un magnetismo enigmático, doloroso y sincero. Tony Wilson, fundador del sello The Factory y personaje clave del llamado sonido Madchester, fichó al grupo para publicar su debut discográfico, Unknown Pleasures. El disco se alzó con el segundo puesto en las listas independientes británicas. Aquello les abrió las puertas a su segundo disco Closer que, a la postre, se convertiría en la obra póstuma de Ian.

La ciudad natal de Ian Curtis, Mánchester en una de sus vistas nocturnas.

Mientras actuaba con Joy Division, Curtis desarrolló un estilo de baile muy personal que evocaba los ataques epilépticos que sufría, a veces incluso en el escenario. La similitud era tanta que el público llegaba a dudar si lo que estaba presenciando era parte de la actuación o un verdadero ataque. A veces se desmayaba y tenían que ayudarlo a bajar del escenario, ya que su salud iba empeorando debido al gran número de conciertos que el grupo daba.

Joy Division era un grupo extraño. Y entre sus muchas rarezas se encontraba la fascinación por la estética nazi, algo que compartieron con muchas bandas de la época, que encontraban en ello una forma de provocación. La década de los setenta tocaba a su fin, y el efímero fenómeno del punk pedía a gritos una renovación interior, un soplo de aire fresco. Y aquel extraño joven y su banda estaban dispuestos a poner su grano de arena.

La banda empezó a conocerse de manera inmediata ya que había algo en ellos que los diferenciaba. Llamaba la atención su discreción, el alto nivel críptico que alcanzaban sus discos con portadas en blanco y negro, sin nombres ni fotografías del grupo, un anonimato que provocaba interés por descifrar identidad. El halo de misterio de sus cuatro componentes que parecían chicos normales y callados pero en el escenario creaban una atmósfera llena de seriedad, gravedad y desolación fue netamente notoria.

Estilo y personalidad[editar]

«Mother I tried please believe me, I'm doing the best that I can. I'm ashamed of the things I've been put through, I'm ashamed of the person I am.»[n. 2]
—Letra de la canción Isolation

Ian fue un hombre bastante reflexivo y un poeta. Lo demostró en sus letras, en canciones como «She's Lost Control», cuya letra habla acerca de una chica que fue a pedir empleo al lugar en donde él trabajaba y que sufrió un ataque epiléptico. Días más tarde él se comunicó con la familia de la joven y supo de la muerte de la misma, lo cual afectó gravemente a Curtis. Fue notable el tono depresivo y seco de las letras de sus composiciones, presente en canciones como «Disorder», «The day of the lords», «Love will tear us apart» por poner algunos ejemplos. Estos temas llevaron a los fans, e incluso a su propia esposa, Deborah, a creer que estaba cantando sobre su propia vida. Curtis una vez comentó en una entrevista que escribía sobre "las diferentes formas que la gente tiene para superar ciertos problemas y cómo hacen para adaptarse a ellos". Su voz de barítono bajo le hacía parecer mucho más entrado en años de los que realmente —tenía 23 en el momento de su muerte— e impregnaba de oscuridad las canciones de Joy Division.

La fascinación de Curtis por la muerte se había ido acentuando con el paso del tiempo. Su tormentoso matrimonio con Deborah Curtis, con quien se había casado a los 19 años, su relación extramatrimonial con la belga Annik Honoré y su desastrosa labor como padre desembocaron en una crisis personal que lo llevó a encerrarse en sí mismo y en sus propias letras.

David Bowie, en la imagen durante 1974, fue una de las figuras del rock más admiradas por Ian Curtis[4] antes de convertirse él mismo en un mito del rock alternativo.

Con su presencia enigmática y su voz de ultratumba, Ian Curtis era capaz de erizar la piel del público en sus conciertos, y más aún después de realizar sus excéntricos pasos de baile, muy parecidos a un ataque de epilepsia, enfermedad con la que luego sería diagnosticado —de hecho sufrió varios ataques epilépticos en el escenario que fueron confundidos con su baile—. Admirador de Franz Kafka, J. G. Ballard,[3] William Burroughs[3] y otros poetas malditos, Curtis soñaba con su carrera literaria. Así mismo, idolatraba a David Bowie y soñaba en ser como la estrella de rock. Se encerraba en su cuarto y escribía todo el día. Su vida transcurría entre la música y la poesía. Sufría de depresión y le atormentaba la idea del divorcio, con el que su esposa le tenía amenazado. Su matrimonio se desmoronaba, de ahí nació su canción más conocida: «Love will tear us apart».

Su esposa Deborah decía: "Tenía una personalidad dividida que quería entender: él necesitaba desesperadamente a alguien que lo aconsejara, pero no iba a actuar para los demás convirtiéndose en lo que querían que fuera". Según sus amigos, Ian fue sensible, ratón de biblioteca, obsesionado por el nazismo y el psicoanálisis, generoso con sus libros, estudioso de Jean Paul Sartre, Hermann Hesse y William Burroughs, del cual se dice que trató pésimamente a Curtis al abordarlo en un encuentro cultural en Bruselas.

Legado[editar]

El legado musical de Curtis es un tesoro inigualable en la historia de la música. La canción «Love Will Tear Us Apart», la cual se dice que fue "totalmente personal y autobiográfica", ha sido aclamada, adaptada e influenciada por diversos artistas como: Tori Amos, Björk, Nick Cave, Simple Minds, Nerina Pallot, The Cure, Arcade Fire, U2 entre otros.

Paul Banks, líder del grupo Interpol, posee un timbre vocal muy parecido al de Ian Curtis por el que ha sido notablemente comparado.

Tanto su imagen como su estilo de actuar sobre el escenario y el tipo de música ha sido imitado por algunos artistas como Robert Smith, Bono, Sinéad O'Connor, Morrissey, Peter Murphy, Paul Banks entre otros.

The Killers versionaron un tema de Joy Division llamado «Shadowplay». Cienfuegos, una banda argentina de los 90, también versionó «Love Will tear us apart», la banda Los Sedantes versionaron «Heart and soul» y la banda peruana de metal Nostalgia también versionó un tema de Joy Division, la canción fue She's lost control.

Ian no solo dejó un legado en la música general, sino también un género musical muy especial que probablemente él nunca supo, como lo fue en el post punk.

En homenaje a Ian Curtis hubo artistas, muchos de los cuáles lo conocieron, que le dedicaron canciones:

  • The Wombats - «Let's dance to Joy Division!».
  • Section 25 - «Haunted» (1980): Curtis, junto Rob Gretton, había producido el sencillo de la banda, «Girls Don't Count».
  • The Durutti Column - «The Missing Boy» (1981).
  • Orchestral Manoeuvres In The Dark (OMD) - «Statues»: La banda dio algunos conciertos con Joy Division, y su cantante Andy McCluskey bailaba de forma similar a Curtis en estado epiléptico.
  • Los Planetas - «Desorden»: La banda está influenciada por Joy Division y en la canción describe la muerte de Ian Curtis.
  • Aviador Dro grabó en la década de 1980 una versión She's lost control.
  • Vernian Process (colaboración con Colin Sharp) - «Where Are The Young Men?»: Colin Sharp fue cantante de The Durutti Column en 1978 y le dedicó la canción a todos sus amigos fallecidos de la ola new wave como Curtis, Martin Hannett, Adrian Borland, Billy MacKenzie y otros. La voz de Sharp apareció en 1978 en dos canciones de The Durutti Column «No Communication» y «Thin Ice (Detail)» incluidas en un EP de varios artistas llamado A Factory Sample, que incluía también «Digital» y «Glass» de Joy Division.
  • El álbum debut por parte de Sumo, titulado Divididos por la felicidad (1986) hace referencia a Joy Division. El cantante de Sumo, Luca Prodan, había conocido a Ian Curtis y lo había visto en sus conciertos.

Nine Inch Nails, la banda de Trent Reznor, tiene a Joy Division como uno de sus reerentes y ha versionado exitosamente el "Dead Souls" de Joy Division

Ian Curtis en el cine[editar]

El actor Sam Riley encarnó a Ian Curtis en el biopic Control dirigido por Anton Corbijn en 2007.

La película inglesa Control, dirigida por Anton Corbijn en 2007, relató los últimos años de la vida de Ian Curtis basándose en parte en los escritos de Deborah Curtis. La película también dejó un mensaje sobre la búsqueda de la salvación y la armonía a través del arte. El papel de Ian Curtis fue interpretado por el actor de origen ingles, Sam Riley.

La cinta recogió multitud de elogios por parte de la crítica y recibió el premio a la Mejor Película Europea en el Festival de Cannes.

Otros cineastas, como Grant Gee, optaron por retratar la vida de Curtis en forma de documental. Joy Division (2007) reconstruye la vida del cantante a través de las declaraciones de sus familiares y amigos más cercanos, contribuyendo a dar forma a un relato para muchos más fiel a la figura del mito. Por otra parte, Michael Winterbottom plasmó en la película 24 Hour Party People la efervescencia de la escena de Mánchester a finales de los setenta y principios de los ochenta, en la que Joy Division jugaron un papel esencial.

Publicaciones personales[editar]

Anotaciones personales, escritos y letras inéditas de Ian Curtis serán posiblemente publicadas en un libro que se titularía So This Is Permanence: Lyrics and Notebooks y verían la luz durante la primera mitad del 2014.[25]

La recopilación estaría a cargo del periodista de rock inglés Jon Savage (autor del famoso libro sobre el punk England’s Dreaming) y tendría prólogo de la viuda del vocalista Deborah Curtis. El libro ha sido descrito como "una colección de escritos intensamente personales" que estará intercalado con letras y páginas inéditas de sus cuadernos.

Se estima que So This Is Permanence llegará a las librerías europeas para la primavera (otoño en Sudamérica) del 2014.

Referencias[editar]

Notas
  1. Traducción: "Me gustaría ser una serigrafía de Warhol, colgada en la pared. O el pequeño Joe o tal vez Lou. Me encantaría tener a todos ellos, todos los corazones rotos de la ciudad de Nueva York. Y los secretos serían míos. Yo te pongo un rollo de película, y eso estaría muy bien".
  2. Traducción: "Madre lo intenté, por favor créame, lo estoy haciendo lo mejor que puedo. Estoy avergonzado de las cosas que he hecho pasar, estoy avergonzado de la persona que soy".
Citas
  1. Bush, John. «Joy Division» (en inglés). Allmusic.com. Consultado el 21 de enero de 2014.
  2. «Se cumplen 32 años sin Ian Curtis, líder de Joy Division» (en español). Entretenimiento.terra.com.co (12 de mayo de 2012). Consultado el 24 de enero de 2014. «Hoy se cumplen 32 años de la muerte de Ian Curtis, mítico líder del grupo Joy Division y considerado uno de los "poetas malditos" de la historia del rock».
  3. a b c d e «Semana Ian Curtis: Parte 2» (en español). Revistakuadro.com (14 de mayo de 2013). Consultado el 22 de enero de 2014. «…A temprana edad, Ian gustaba de escuchar artistas como David Bowie -era tanto su admiración hacia él, que antes de nombrase Joy Division, llevaban el nombre de Warsaw que es el nombre de una canción de Bowie- o bien Iggy Pop, así como de los escritores William Burroughs y J.G. Ballard -hay dos títulos de canciones que hacen referencia a estos autores, «Interzone» y «Atrocity Exhibition»-, lo cual dio como resultado que hoy en día esté dentro del círculo de los “Poetas Malditos”».
  4. a b Curtis, 1995, p. 24.
  5. a b c d «Joy Division» (en español). Sonidobscuro.com (Mayo de 2005). Consultado el 22 de enero de 2014. «Ian Curtis igual que el resto de la banda, aparte de el punk, que aún estaba brotando, recogía influencias de David Bowie, Lou Reed, Velvet Underground, Kraftwerk, Neu!, Can y Faust, y también de Jacques Brel y William Burroghs, con lo cual se entendieron rápidamente».
  6. Montoya, Guillermo. «Ian Curtis: una canción mortal» (en español). Elcoloquiodelosperros.net. Consultado el 23 de enero de 2014. «Hombre, pues, reflexivo, culto, poeta y con amplias inquietudes musicales, aunque enfermo. La epilepsia y un leve grado de agorafobia representan una losa que no puede superar y que le acompañaría toda su vida».
  7. Curtis, 1995, p. 60.
  8. Hook, 2012, p. 87.
  9. Tonic, Jim. «Crítica: "Touching From a distance" de Deborah Curtis» (en español). Blogofenia.com. Consultado el 24 de enero de 2014. «Volábamos a miles de pies (no sé cuántos de ellos) sobre algún lugar de Europa cuando sonaba "Digital" y yo comenzaba a devorar las páginas de la biografía del cantante de Joy Divison, Ian Curtis, escrita por su viuda Deborah Curtis».
  10. «Control» (en español). Filmaffinity.com. Consultado el 24 de enero de 2014.
  11. «24 Hour Party People» (en español). Filmaffinity.com. Consultado el 24 de enero de 2014.
  12. Cabezas, Dani (18 de mayo de 2010). «30 años sin Ian Curtis, el poeta maldito» (en español). 20minutos.es. Consultado el 22 de enero de 2014.
  13. De Azaola, Milos. «Ian Curtis meets Jim Morrison» (en español). Inmediatika.es. «Ante todo, ambos eran poetas fascinados por el abismo».
  14. a b Curtis, 1995, p. 10.
  15. a b Garza Iturbide, Roberto (Julio de 2007). . Indyrock.es. Consultado el 23 de enero de 2014. «Deborah Woodruff, viuda de Curtis, pidió que se inscribiera el nombre de esta canción en la piedra sin importarle que la letra se refiriera a la infidelidad de Ian y a la desintegración de su matrimonio.».
  16. a b Curtis, 1995, p. 56.
  17. Gee, Grant (2007). Joy Division (Documental (DVD)). Katapult Film Sales. Escena en 6'16". inglés. Consultado el 27 de enero de 2014. «Bernard Sumner: Pusimos un anuncio, buscábamos un batería y un cantante. Llamó un tipo que no parecía un loco. Y le pregunté su nombre. "Ian", respondió. "—¿Qué Ian?". "—Ian Curtis"» 
  18. Curtis, 1995, p. 63.
  19. Gee, Grant (2007). Joy Division. Escena en 8'30". «Stephen Morris: El primer concierto que hice con ellos fue la última noche del Electric Circus» 
  20. Curtis, 1995, p. 14.
  21. Hook, 2012, p. 223.
  22. a b Hook, 2012, p. 46.
  23. Curtis, 1995, p. 150.
  24. «Closer» (en inglés). Rateyourmusic.com. Consultado el 23 de enero de 2014.
  25. «Se publicarán letras e inéditos de Ian Curtis en un libro» (en español). Indieheart.com (18 de septiembre de 2013). Consultado el 21 de enero de 2014.
Bibliografía
  • Curtis, Deborah (1995). Touching from the distance: vida de Ian Curtis y Joy Division (en inglés). Autor-Editor. ISBN 9788461221516. 
  • Hook, Peter (2012). Unknown Pleasure: Inside Joy Division (en inglés). Simon & Schuster. ISBN 978-0-85720-215-4. 
Videografía
  • Gee, Grant (2007). Joy Division (Documental (DVD)). Katapult Film Sales. (en inglés). .

Enlaces externos[editar]