I'm Going to Tell You a Secret

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
I'm Going to Tell You a Secret
Madonna I'm Going to Tell You a Secret LOGO.png
Título I'm Going to Tell You a Secret
Ficha técnica
Dirección
Producción Madonna (ejecutiva)
Bill Pohlad (ejecutivo)
Susan Applegate
Angela Becker
Shelli Jury
Fotografía Eric Broms
Montaje Jonas Åkerlund
Protagonistas Madonna
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Año 2005
Género Documental
Duración 121 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Lucky Lou Productions
Maverick Films
River Road Entertainment
Distribución MTV
Presupuesto 1 000 000 USD
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

I'm Going to Tell You a Secret —en español: «Te voy a contar un secreto»— es un documental estadounidense de 2005, dirigido por Jonas Åkerlund y protagonizado por la cantante Madonna, que narra la gira Re-Invention World Tour (2004).[1] El filme se estrenó el 21 de octubre de 2005 en el canal de televisión MTV.[2] Inicialmente fue denominado The Re-Invented Process, en referencia a los nombres de la gira y la instalación artística de Steven Klein X-STaTIC Pro=CeSS, en la que Madonna participó.[3] [4] El documental se divide en varios segmentos e inicia con imágenes de la exhibición y las audiciones para los bailarines. Continúa con la cantante, su equipo y su personal recorriendo diferentes ciudades e interpretando varios temas de la gira, además de hacer una introspección en la vida de Madonna, su matrimonio con el director británico Guy Ritchie, su religión e interés por la Cábala y sus hijos. Finaliza con la visita de la artista a Israel, en medio de las protestas por su llegada.[1] [5] [6] [7]

I'm Going to Tell You a Secret se desarrolló a partir de la necesidad de Madonna de mostrar su faceta artística en la gira y su entrega hacia la Cábala, además de retratar la espiritualidad y su propia madurez.[1] Al igual que en el documental de 1991 de la cantante Madonna: Truth or Dare, las presentaciones de la gira fueron filmadas en color, mientras que el resto del documental se utilizó el formato blanco y negro.[6] El documental también cuenta con la participación de Guy Ritchie, el padre de Madonna, Tony Ciccone y la esposa de este, Joan, como así también del cineasta estadounidense Michael Moore.[6] Antes del estreno del documental, Madonna invitó a un grupo selecto de amigos y compañeros de trabajo a mirar un primer corte de tres horas de duración del filme, con el fin de recibir una respuesta de ellos en un formulario que les fue entregado después de la función. Madonna y su equipo tuvieron que recortar la película por la respuesta negativa que recibieron con respecto a los detalles excesivos de la Cábala.[8]

Para la promoción y el estreno de la película, la cantante apareció en sesiones de Q&A con la prensa y también dio un discurso a un grupo de estudiantes de cine en el Hunter College de Nueva York.[9] Tras es el estreno de I'm Going to Tell You a Secret, la crítica le otorgó opiniones variadas: un grupo de periodistas elogiaron las presentaciones en vivo de la gira y las escenas que involucraban a los hijos y la familia de Madonna.[6] [10] [11] [12] [13] Por el contrario, otros criticaron la naturaleza auto-indulgente del documental y la actitud «predicadora» de Madonna en la película.[14] [13] [15] La compañía discográfica Warner Bros. Records puso a la venta el primer álbum en directo de la cantante, I'm Going to Tell You a Secret, el 20 de junio de 2006.[12] [16] [17] Contiene dos discos: un CD con 14 canciones interpretadas en el Re-Invention World Tour e incluidas en el documental y un DVD con el mismo.[18] El material recibió una nominación en la 49º entrega anual de los premios Grammy, en la categoría de mejor vídeo musical de formato largo y obtuvo una recepción comercial moderada en las listas musicales.[19] [20]

Sinopsis[editar]

La gira Re-Invention World Tour inició con la interpretación de «Vogue».

El documental inicia con escenas de la instalación X-STaTIC Pro=CeSS, mientras en las pantallas Madonna aparece como una reina sentada junto a un coyote. Conocida como «The Beast Within», la apertura es acompañada por la voz de la cantante recitando los versos del Libro del Apocalipsis.[1] [5] Tras esto se la ve grabando con el director musical Stuart Price y discutiendo sobre la religión y Dios. Se llevan a cabo las audiciones para los bailarines de su gira mundial e inician los ensayos.[1]

En la noche de apertura de la gira en el recinto The Forum, en Inglewood, California, Madonna se muestra nerviosa mientras su marido, el director de cine británico Guy Ritchie, le envía flores. El espectáculo empieza con la interpretación de «Vogue» (1990) y luego Madonna y los bailarines asisten a una fiesta para celebrar el éxito del primer concierto.[1] La gira se traslada a la ciudad de Nueva York con más imágenes de los ensayos y Madonna pidiéndoles que voten en las siguientes elecciones presidenciales.[1] En la siguiente escena, Ritchie bromea con Madonna mientras se prepara para la actuación en el Madison Square Garden. «American Life» se muestra y una vez finalizado el concierto, la artista se dirige a un camerino vacío y se pregunta dónde fueron todos. Entonces, el cineasta Michael Moore aparece en una entrevista, en donde recuerda cómo Madonna le agradeció durante el concierto por su documental Fahrenheit 9/11 (2004).[1]

El siguiente segmento ocurre en Chicago, donde el padre de Madonna, Tony Ciccone, es entrevistado en su viña y recuerda la infancia y adolescencia de ella en su casa.[6] Luego, Ciccone y su esposa Joan asisten al show en United Center y se muestra la interpretación de «Mother and Father». El documental cambia a Las Vegas en el MGM Grand Garden Arena, en el que se lleva a cabo la presentación de «Nobody Knows Me» —del álbum American Life (2003)—; luego, Madonna recita un poema que escribió ese día.[6] La siguiente escena es en Miami, donde se muestra a Ritchie pescando junto con su hijo Rocco, cuando Madonna reflexiona sobre las relaciones y su marido.[5] Rocco juega con su hermana, Lourdes, quien habla sobre su madre; «Music» (2000) es la próxima actuación.[6]

El Re-Invention World Tour llega a Londres e inicia con la presentación de «Hollywood», donde sus bailarines representan diferentes roles. Madonna detalla su interés por la Cábala y explica cómo la religión cambió su vida y la hizo una persona más madura. Este segmento también entrevista a su maestro Eitan, que explica los orígenes de la religión.[6] Madonna interpreta «Lament» —de la banda sonora Evita (1996)— en el Wembley Arena, mientras está atada a una silla eléctrica. Cuando el recital termina, la cantante se queja de cómo los conciertos la exhausta completamente. En la siguiente escena, se contacta con Ritchie para preguntarle sobre su ausencia en el espectáculo y se entera de que estaba disfrutando en su bar local; una Madonna visiblemente molesta le pregunta: «¿Por qué hasta los hombres mienten?».[6] En el día del concierto en el Castillo de Slane, en Dublín, se pronosticó lluvia, pero Madonna continuó con los planes de seguir con el espectáculo, a pesar de que en el inicio del espectáculo empezase a llover; el cantante Iggy Pop fue quien abrió el show.[6] En constante peligro de electrocutarse, Madonna actuó bajo la lluvia y luego recordó al respecto: «Sentí que estaba en la zona de guerra... constantemente preocupada por los bailarines... traumatizados... Cuando terminó el espectáculo no recuerdo lo que pasó».[21]

El documental finaliza con la visita de Madonna a la Tumba de Raquel, en las afueras de Belén, Palestina.

En las escenas de París, Francia, se muestra a la cantante jugando con sus hijos y posteriormente llevando a sus bailarines a un recital de piano de Katia y Marielle Labèque.[21] También, le pregunta a Lourdes la traducción al francés de la frase «I'm going to tell you a secret» —«Voy a contarte un secreto»—, lee el Zohar y recita historias del libro. En el Palais Omnisports de Paris-Bercy, Madonna canta «Like a Prayer» (1989) y la gira llega a su última parada en Lisboa, Portugal.[21] Los bailarines disfrutan de la playa y comentan sus siguientes planes después de la gira; Madonna habla de ellos en voz en off y revela sus preocupaciones sobre su futuro.[5] En el Pabellón Atlántico, los bailarines y la cantante se emocionan; recuerda sus interacciones y recuerdos de su equipo y les agradece por ser parte del espectáculo. Con la interpretación final de «Holiday» (1983), el Re-Invention World Tour concluye; en la fiesta posterior al concierto, Madonna recita un poema para su asistente Angie.[8]

El segmento final del documental muestra a la cantante arribando a Tel Aviv, Israel, en medio de las protestas por su visita. Da un discurso en un acto benéfico para su fundación Spirituality For Kids, donde habla de la compasión, la paz y dar a los niños todos los beneficios que se merecen. Posteriormente, visita la Tumba de Raquel, en las afueras de Belén, y ofrece sus oraciones. El documental concluye entonces con una toma de un niño israelí y otro palestino caminando juntos por un camino, cuando la voz en off de Madonna comenta que el público ha aprendido su «secreto».[7]

Antecedentes de la gira[editar]

Re-Invention World Tour fue la sexta gira musical de Madonna, en apoyo de su noveno álbum de estudio American Life (2003); visitó América del Norte y Europa.[22] [23] Madonna se inspiró para crear el tour luego de haber participado en una instalación artística llamada X-STaTIC PRo=CeSS, dirigida por el fotógrafo estadounidense Steven Klein; la cantante incorporó posteriormente las imágenes de las exhibiciones en la gira.[24] [25] Un número de canciones fueron ensayadas para la gira, con veinticuatro de ellas formando el repertorio final.[26] El tema central del espectáculo era la unidad contra la violencia.[27] Se dividió en cinco actos con distintas temáticas: Barroco francés-María Antonieta, Militar-Armada, Circo-Cabaret, Acústico y Escocés-Tribal.[27] Los diseñadores y las casas de modas Arianne Phillips, Jean-Paul Gaultier, Stella McCartney, Miu Miu, Christian Lacroix y Chanel fueron los encargados de crear y desarrollar los trajes que se usaron en la gira,[3] [28] [29] todos ellos basados en el concepto de «reinvención».[30] El primer segmento representa actuaciones con bailes en general, Militar-Armada muestra temas de la guerra, Circo-Cabaret ofrece presentaciones alegre, mientras que Acústico melancólicas. Por último, el segmento final Escocés-Tribal muestra a Madonna y sus bailarines ejecutando rutinas de baile enérgicas.[31]

En términos generales, la gira obtuvo reseñas positivas de los críticos contemporáneos, quienes elogiaron la incorporación de los anteriores éxitos de Madonna, como «Material Girl», «Into the Groove» (1985) y «Papa Don't Preach» (1986).[31] [32] [33] Otros periodistas, como es el caso de Elizabeth Smith del New York Times, sintió que a diferencia de la anterior gira de Madonna, Drowned World Tour (2001), que era más oscuro y a menudo hostil, Re-Invention regresaba a la cantante a la luz.[34] Sin embargo, una de las controversias que generó fue que Elton John acusó a Madonna de haber hecho sincronía de labios en los conciertos, afirmación que posteriormente fue negada por los representantes de la cantante;[35] [36] [37] luego, John pidió disculpas por su acusación.[38] El Re-Invention World Tour fue un éxito comercial; las entradas fueron vendidas completamente en cuanto se anunciaron las fechas y lugares de la gira, lo que impulsó a los organizadores a agregar más fechas.[39] Cuando finalizó, se convirtió en la más taquillera de 2004, con una recaudación de $125 millones de 56 conciertos realizados y una audiencia 900 000 personas.[40] [41] Además, ganó el premio Top Tour en los Billboard Touring Awards de 2004, mientras que el representante de Madonna, Caresse Henry, recibió el honor de mejor mánager.[42] [43]

Concepto y desarrollo[editar]

El bar The Punch Bowl en Mayfair, Londres apareció en una de las secuencias del documental.

La gira Re-Invention World Tour fue relatado en el documental titulado I'm Going to Tell You a Secret.[1] Inicialmente se denominaría The Re-Invented Process, en referencia al nombre del tour y al de la instalación artística X-STaTIC Pro=CeSS.[3] [4] El documental fue filmado durante las fechas del tour desde el 24 de mayo al 14 de septiembre de 2004, y dirigido por Jonas Åkerlund, quien ya había trabajado anteriormente con vídeos musicales de Madonna y de otros artistas,[44] [45] [46] [47] en numerosos anuncios y en la película de 2002 Spun.[48] [49] I'm Going to Tell You a Secret se desarrolló por la necesidad de Madonna de mostrar su lado artístico en la gira y su entrega hacia el misticismo judío, la Cábala. A diferencia del documental de la cantante Madonna: Truth or Dare (1991), que tenía un aire de glamour de Hollywood, con este, Madonna quería retratar desde su comienzo que se trataba de la espiritualidad y su propia madurez.[1] Al respecto, comentó en una entrevista con MTV que: «Es diferente, tengo un marido, una familia, toda mi vida ha cambiado. Sería muy extraño que me comportara de la misma manera que lo hice hace 12 años, eso sería un poco raro. ¡No hay más botellas Evian! [en referencia a la escena donde simulaba una felación en una botella Evian en Truth or Dare]».[2] Además, explicó que durante Truth or Dare no tenía una familia, de ahí a los actos traviesos con sus bailarines, a diferencia de I'm Going to Tell You a Secret, donde se sentía más equilibrada.[2]

«Ha sido una experiencia de gran aprendizaje y Jonas me implicó en la toma de decisiones, de manera que puedo imaginarme lo de dirigir cine».
—Madonna en una entrevista con Channel 4.[47]

Al igual que en Truth or Dare, las presentaciones de la gira se filmaron en color, mientras que el resto del documental se utilizó el formato blanco y negro. Además de Madonna, sus bailarines, su equipo y personal del Re-Invention World Tour, Åkerlund también grabó a su familia, el proceso de trabajo de la cantante y su vida cotidiana. Otros lugares y personas que aparecieron en el documental incluyen al bar de Guy Ritchie The Punch Bowl —ubicado en Mayfair, Londres—, el cineasta Michael Moore y al padre y madrastra de Madonna.[6] En varias escenas, Ritchie se mostraba faltando a diferentes conciertos de Madonna y yendo a tomar copas, lo que provocaba la tristeza de la cantante. Al respecto, explicó en una entrevista en la edición de de 2005 de la revista Rolling Stone que las cosas más importantes en una relación son la capacidad de escuchar, la adaptación y el sentido del humor. Añadió:

«[Mi relación con Guy] llegó [en un momento] peculiar [en el documental]. No [como] una relación típica. Muchos hombres machos ven la película [...] porque él no me da ningún trato especial. Creo que sale como una pareja que tiene una conexión profunda y auténtica. Siempre está ahí para mí, pero no está impresionado. Siento que somos una especie de The Honeymooners, solo que yo soy el personaje de Jackie Gleason. Obviamente, me irrita en forma significativa, al igual que el otro».[50]

En referencia a los incidentes en el bar, Madonna aclaró además que es más difícil para un hombre viajar por el mundo con una chica. Como ejemplo, citó a su amiga, la actriz Gwyneth Paltrow, en el que sostuvo que es más fácil para ella ir de gira con su esposo Chris Martin, quien es el vocalista de la banda británica Coldplay.[50] Agregó: «Tienes que ser un hombre muy desarrollado para ir de gira conmigo, y no por un momento tener esta visión de ti mismo como alguien que ha perdido su identidad». Por último, Madonna también recordó su relación problemática con su padre y cómo él le envió un correo con su aprobación, después de ver el documental.[50] La Cábala también tuvo un punto destacado en el final, en el que la autora Lucy O'Brien lo describió en su libro, Madonna: Like an Icon, como el ser más grande que Madonna misma. La cantante quería emprender una peregrinación espiritual a Israel para practicar su nueva fe en la Cábala. Sin embargo, los judíos ultra ortodoxos protestaron por su visita, al sostener que Madonna había deshonrado a la religión con su representación de llevar filacterias sobre su brazo —una costumbre judía generalmente reservada para los hombres— en el vídeo musical de su sencillo «Die Another Day» (2002). En el videoclip, la artista escapaba de una silla eléctrica en la cual se deletreaban en hebreo uno de los 72 nombres sagrados de Dios.[51] La seguridad israelí había aconsejado a la cantante no realizar el viaje, sin embargo lo hizo y visitó las tumbas de los sabios judíos en el norte de Israel, así como la Tumba de Raquel en las afueras de Belén, lugar del entierro de la matriarca bíblica Raquel.[51] [8]

Producción y lanzamiento[editar]

Madonna en la promoción de I'm Going to Tell You a Secret en Chelsea, Estados Unidos

Moore inicialmente se ofreció a dirigir el documental, pero como estaba ocupado con la edición de su propio proyecto, Fahrenheit 9/11, Madonna contrató a Åkerlund como el director. Poco después, Moore ofreció su ayuda para el proceso de edición, y le aconsejó a Madonna que filmara «el mayor contenido posible».[52] I'm Going to Tell You a Secret fue un proyecto importante para la intérprete, quien estaba determinada a mostrar su personalidad madura en el documental. Con un presupuesto modesto de US$ 1 000 000, pasó varios meses en la sala de edición junto a Åkerlund, examinando detenidamente cada toma y detalle para completar la película.[8]

Al mismo tiempo, Madonna también comenzó a trabajar en su décimo álbum de estudio, Confessions on a Dance Floor, por lo que estuvo conmutada entre la edición de la cinta y la grabación de sus canciones. En una entrevista para el diario The Observer, Madonna mencionó: «No es un documental convencional. Es cinemático, es como un diario. Estuve viajando a Estocolmo varias semanas para trabajar en la edición, y luego regresaba aquí [Londres], y fue muy difícil, tomar 350 horas de filmación y reducirlas a sólo dos horas. Me aniquiló por completo».[7] En total, Madonna trabajó por un año en la producción del documental.[53] Cuando se le preguntó por la similitud entre su nuevo proyecto y la cinta En la cama con Madonna de 1991, la cantante respondió: «Creo que una de las grandes diferencias es que entonces durante En la cama con Madonna no tenía familia, así que pasaba más tiempo con los bailarines haciendo cosas locas, graciosas y sin sentido con ellos. Este filme es un acto de malabarismo. Hago menos cosas con los bailarines, pero lloro, porque los amo, y es muy difícil dejarlos ir.»[2]

Estaba así como, "Dios mío, Dios mío, espero que hay hecho lo correcto. Oh, esa escena es muy larga. Oh, esa es muy corta. ¿Le entenderán a esta parte? ¿Les va a gustar esto? ¡Oh, van a pensar que esto es aburrido!" Sólo me preocupaba todo el tiempo, me mordía las uñas»
—Madonna hablando sobre su trabajo de edición en el documental.[54]

Antes del lanzamiento del documental, Madonna invitó a un grupo selecto de amigos y colegas a mirar un primer corte de tres horas de duración en un cine local en Notting Hill, para escribir sus comentarios en un formulario que les fue entregado después de la función.[8] La respuesta que Madonna y su equipo recibieron fue que había demasiado sobre la Cábala en la cinta, de ahí que tuviera que acortar estos segmentos considerablemente.[8] Pese a las críticas, la cantante dijo: «Cuando terminó (la presentación)... pude sentir que le gustó a la gente. Sentí un gran alivio».[53] El 30 de noviembre de 2006 se realizó la primera proyección del documental ya terminado para la prensa en Nueva York; Madonna acudió junto a Ritchie y respondió algunas preguntas por parte de los periodistas presentes.[55] Durante la conferencia de prensa la intérprete anunció sus intenciones de incursionar como directora de cine, pues comentó: «Me encantaría dirigir, me he sentido muy inspirada haciendo esta película y he aprendido mucho sobre cómo se rueda un filme».[56]

I'm Going to Tell You a Secret se estrenó de manera oficial en MTV en los Estados Unidos el 21 de octubre de 2005 a las 22:00 EST.[2] Madonna también presentó su documental ante un grupo de estudiantes de cinematografía en el Hunter College de Nueva York. Una vez terminado, la cantante apareció frente a los estudiantes para una sesión de preguntas y respuestas. Esta aparición fue parte de la serie Stand In de mtvU, donde las celebridades se convertían en profesores universitarios.[9] En el Reino Unido, el documental se estrenó en el Channel 4 el 1 de diciembre de 2005.[47] [7] [57] En América Latina, la cadena A&E Network estrenó el documental el 16 de abril de 2006, con repeticiones en las siguientes semanas.[58] I'm Going to Tell You a Secret no se estrenó en las salas de cine y sólo fue transmitido por televisión. Más tarde, Åkerlund dijo en una entrevista con la revista BlackBook que deseaba que más gente tuviese la oportunidad de ver el documental, porque «es realmente una pieza de arte muy sólida, si me lo preguntas... gasté muchas lágrimas, sudor y sangre en él».[59]

Críticas[editar]

Muchas críticos resaltaron la forma en la que el documental dejó ver la relación de Madonna con su entonces esposo Guy Ritchie.

I'm Going to Tell You a Secret recibió reseñas variadas por parte de los críticos. O'Brien notó como el film inadvertidamente reveló un «aislamiento extraño a causa del estrellato».[60] Destacó las escenas donde aparecía su padre, y aquellas donde Madonna no era consciente de estar ante las cámaras, como cuando interactuaba con sus hijos y deseaba que la gira terminase pronto, al hablar sobre sus «muslos italianos gordos» y la presentación bajo la lluvia en Dublín.[6] O'Brien criticó otras partes de la cinta, que según ella fueron «afectadas» por la comportamiento consciente de estar siendo grabados, como las fiestas detrás del escenario, los poemas y al llevar a sus bailarines a un recital de piano.[6] El Daily News de Nueva York resaltó su madurez y el notable cambio en su personalidad, principalmente en comparación aq su actitud rebelde de la década de 1980, pues señaló: «Una vez dijo "papá no sermonees". Pero ahora, a sus 47 años, Madonna descendió del monte para darle un mensaje a ustedes, los pecadores. La gente "se va a ir al infierno si no renuncian a su mal comportamiento"».[61]

La mayoría de las críticas positivas resaltaron la forma en la que el filme permitió un acercamiento sin antecedentes a la vida familiar de Madonna. J. Randy Taraborrelli escribió en su libro Madonna: An Intimate Biography que la película permitió una mirada más cercana a la familia de la cantante. Estaba particularmente impresionado por las escenas de Lourdes, donde «reveló ser más sofisticada para su edad».[10] Kathryn Flett del periódico The Observer lo describió como «Fascinante, [tiene] pequeños vistazos de su relación con Guy Ritchie, donde ocasionalmente se muestra siendo femenina y ligeramente insegura como el resto de nosotros».[11] De manera similar, la revista Tatler lo describió como «la visión más reveladora sobre su vida jamás hecha» y destacó su nueva imagen y madurez que complementó con el lanzamiento de su álbum Confessions on a Dance Floor.[62] Harper's Bazaar opinó: «es una mezcla ecléctica de momentos de Madonna. Entre las salvajes yuxtaposiciones del reportaje tras bambalinas, el dulce video diario de la vida de la familia Ritchie, y los suaves anuncios para hacer más conciencia sobre la espiritualidad en general y la Cábala en particular, la única cosa que sale a la superficie constantemente es su humor, a veces obsceno y a menudo sorprendentemente auto-censurado».[63]

Una temática constante en las críticas hacia la cinta fue la comparación con el documental En la cama con Madonna de 1991. Por ejemplo, aunque Rupert Smith de The Guardian reportó que el director «exprimió hasta la última gota de las escenas de una presentación altamente estilizada», comentó que la cantante «dio más en su En la cama con Madonna de 1991; esta vez sólo dio la ilusión de candidez». Sin embargo, concluyó que «Hasta las ridículas oraciones antes del concierto te sacan una lágrima. No necesitamos que nos digan que "hay más en esta vida que sólo fama y fortuna – algo más allá, más profundo", o que "el mundo material" es algo malo. Pero es bueno ver una artista quien, luego de 20 años de trayectoria, aún intenta cambiar el mundo».[64] Barry Walters de Rolling Stone mencionó que «carece de los deleites del documental de la diva En la cama con Madonna de 1991. En su lugar, una Madge más mundana lucha por convertirse en una persona menos dependiente de las frases pegadizas, pero más sincera».[65] De la igual forma, Gabril Orqueda de la edición argentina de dicha revista comentó los cambios con respecto a su primer documental, y dijo que I'm Going to Tell You a Secret «muestra a la nueva Madonna, en su Re-Invention Tour de 2004, más madura, espiritualmente armónica, pero no menos rubia y ambiciosa».[66] Por su parte, Enric Zapatero de la revista Cromosoma X comparó las cintas: «I'm going To Tell You A Secret viene a ser la versión más familiar, adulta, madura y, lamentablemente, mística, de ese documental [En la cama con Madonna]. La primera hora y media de documental es sencillamente perfecta».[67]

Madonna interpreta «Lament» en el Re-Invention World Tour, mientras está atada a una silla eléctrica.

Darryl Sterdan de Jam! lo calificó con tres estrellas de cinco, pues argumentó que «apesta tener que sentarte durante todo el video y sólo ver su limosina y su concierto... Para empezar, ¿que tal si nos dan una [película] que no es derivativa ni auto-indulgente?».[14] Colin Jacobson del sitio web DVD Movie Guide opinó que I'm Going to Tell You a Secret encontrará una audiencia dividida y como uno reaccione ante el documental será un reflejo de lo que uno piense de Madonna. Añadió: «Fanáticos como yo seremos capaces de esencialmente ignorar los momentos egoístas y disfrutar los elementos de la gira. También nos gustará el vistazo detrás de la vida de Madonna en el camino».[12] El editor de Lexington Herald-Leader compartió su punto de vista, pues confesó que no disfrutó del documental, a excepción de las presentaciones en vivo, dado que veía a Madonna sólo como una «artista» y no como una «predicadora».[13]

Mientras reseñaba el estreno en televisión de Madonna: The Confessions Tour Live en 2007, Ginia Bellafante de The New York Times recordó las escenas de Madonna abrazando a sus asistentes y bailarines, y su deseo por ser más amable con las personas que había conocido. Dijo que probablemente Madonna sabía que muchos en su audiencia extrañaban a la «Madonna de hace muchas Madonnas, la que se rehusaba al refinamiento y probablemente pensaba que Oxford sólo era una compañía de seguros».[68] Stephen Thomas Erlewine de Allmusic creyó que el documental sirvió bien a su propósito: «Convencerá a cualquiera que esté dudando sobre asistir a ver la gira de 2006 de aceptar y comprar esos caros boletos».[18] Jane Simon de Daily Mirror comentó que se volvió aparente desde las primeras escenas que Madonna quería retratarse como una «buena persona». Al describir una de sus escenas, Simon recalcó: «cuando [Ritchie] le ofrece darle un masaje de pies a Madonna luego de un concierto, ella lo mira como si algunos seres del espacio exterior lo hubiesen secuestrado. Es uno de los pocos momentos que se siente realmente auténtico en las dos horas».[69]

Roque Casciero del diario Página/12 dio una reseña negativa al documental, y concluyó: «Si algo salva al documental es el repaso de las imágenes en vivo de la gira Re-Invention, que demuestran que, sobre el escenario, Madonna sigue siendo la reina del pop. Pero cuando se pone en mística y en salvadora de la humanidad, ni siquiera provoca risa, sino puro y simple aburrimiento».[70] Finalmente, Stephen M. Deusner de Pitchfork Media reprobó el lanzamiento, pues dijo: «La vida [de Madonna] como la retrata el documental es enclaustrada y retirada, marcada por horas de silencioso estudio de la Cábala pero muy poca auto-reflexión. Ya sea de forma intencional o no, Åkerlund revela la suprema falta de Madonna de auto-consciencia, desde sus vergonzosos intentos de poesía al tono condescendiente que toma con sus bailarines, hasta su increíblemente irresponsable visita a la tumba de Raquel pese a las advertencias del país anfitrión y su equipo de seguridad». Terminó la reseña al decir que Madonna perdió el punto de que no necesita sermonear nada a la audiencia, son sus canciones las que pasaron la prueba del tiempo y «se han convertido en un idioma compartido por mucha gente que tiene muy poco en común. Su música ha estado cambiando al mundo por más de dos décadas, pero tristemente parece no estar consciente de ello, su verdadero "secreto" de la unidad cultural pop».[15]

Álbum[editar]

Para la portada del DVD se utilizó una fotografía tomada durante «Frozen» en el Reinvention Tour.

Warner Bros. Records lanzó el disco I'm Going to Tell You a Secret —el primer álbum en directo de Madonna— como banda sonora acompañante del documental. Fue publicado el 20 de junio de 2006 en un formato de dos discos: un disco compacto con catorce canciones del concierto y un DVD con el documental.[12] [16] [17] [71] El 30 de octubre de 2006 todo el contenido se puso a la venta como descarga digital en iTunes Store.[72] Para la portada del álbum y del documental se utilizó una fotografía tomada durante la interpretación de «Frozen» durante el segmento Barroco/María Antonieta de la gira. El CD contiene el audio completo de todas las presentaciones incluidas dentro del documental, además de un demo de «I Love New York», tema publicado en Confessions on a Dance Floor. Por su parte, el contenido adicional del DVD incluye doce escenas eliminadas del documental.[18]

El lanzamiento recibió críticas en su mayoría favorables, incluso recibió una nominación al Premio Grammy al mejor video musical de formato largo en 2007.[19] También tuvo una buena recepción comercial, pues se colocó dentro de las primeras diez posiciones de las listas de álbumes en Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Suiza;[20] mientras que el DVD alcanzó las cimas de las listas en Australia, España y Estados Unidos.[73] [74] [75]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j O'Brien, 2007, p. 437
  2. a b c d e Vineyard, Jennifer (18 de octubre de 2005). «Madonna's All Grown Up In New Doc: 'No More Evian Bottles!'» (en inglés). MTV News. Viacom. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  3. a b c Sánchez, Gustavo (31 de marzo de 2005). «Madonna sin poses». Nación. Grupo Nación S.A.. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  4. a b Rush, George (25 de mayo de 2005). «MADONNA FILM 'TRUTH OR WHO CARES'?» (en inglés). NYDailyNews.com. New York Media LLC. Consultado el 12 de marzo de 2014.
  5. a b c d Greig, Geordie (diciembre de 2005). «Madonna All Loved Up». Tatler (en inglés) (Condé Nast Publications). 
  6. a b c d e f g h i j k l m O'Brien, 2007, p. 440
  7. a b c d Garfield, Simon (20 de noviembre de 2005). «Looks good on the dancefloor» (en inglés). The Observer. Guardian Media Group. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  8. a b c d e f O'Brien, 2007, p. 442
  9. a b «Madonna Lectures N.Y. College Class» (en inglés). People. Time Inc (19 de octubre de 2005). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  10. a b Taraborrelli, 2008, p. 418
  11. a b Flett, Kathryn (4 de diciembre de 2005). «Television: I'm Going To Tell You A Secret | The Queen's Sister | Death By Sex» (en inglés). The Observer. Guardian Media Group. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  12. a b c d Jacobson, Colin (13 de marzo de 2007). «Madonna: I'm Going To Tell You A Secret (2006)» (en inglés). DVD Movie Guide. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  13. a b c «The Mother Of Re-Invention, Madonna's Changes, Choices Speak To A Generation» (en inglés). Lexington Herald-Leader. The McClatchy Company (17 de noviembre de 2005). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  14. a b Sterdan, Darryl (29 de junio de 2006). «Album Review: I'm Going to Tell You a Secret» (en inglés). Jam!. Canadian Online Explorer. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  15. a b Deusner, Stephen M. (7 de julio de 2006). «Madonna: I'm Going to Tell You a Secret» (en inglés). Pitchfork Media. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  16. a b «A sus 55, Madonna sigue siendo la reina del pop». Sipse (16 de agosto de 2013). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  17. a b Iglesias, Gustavo (18 de mayo de 2006). «Madonna edita el el 20 de junio el CD + DVD en directo 'I?m going to tell you a secret'». Los40.com. Caracol Radio (Grupo PRISA). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  18. a b c Thomas Erlewine, Stephen (20 de junio de 2006). «Allmusic: I'm Going to Tell You a Secret» (en inglés). Allmusic. Rovi Corporation. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  19. a b «Nominees and Winners» (en inglés). Grammy.com (2007). Archivado desde el original el 29 de julio de 2010. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  20. a b «Madonna - I'm Going To Tell You A Secret» (en inglés). aChart.us (2006). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  21. a b c O'Brien, 2007, p. 441
  22. Timmerman, 2007, p. 23
  23. «Scots piper gets Madonna call-up» (en inglés). BBC News. British Broadcasting Corporation (13 de marzo de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  24. Lieberman, Rhonda (1 de mayo de 2003). «Weighty Madonna: Rhonda Lieberman on "X-STaTIC PRo=CeSS"» (en inglés). Artforum. Slant Magazine. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  25. Greene, Mark (9 de noviembre de 2004). «Madonna Ultimately» (en inglés). Christianity. Premier Media Group. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  26. Timmerman, 2007, p. 30
  27. a b Cinquemani, Sal (16 de junio de 2014). «Madonna: Live @ Madison Square Garden» (en inglés). Slant Magazine. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  28. «Madonna inicia su tournee mundial "The re Invention Tour"». Stilo.es (25 de mayo de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  29. «Madonna decepciona a la crítica». El Siglo de Torreón (28 de mayo de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  30. Silverman, Stephen M. (20 de mayo de 2004). «Madonna's Wardrobe Ready for Reinvention» (en inglés). People. Time Inc. (Time Warner). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  31. a b Segal, David (15 de junio de 2014). «Prime Madonna» (en inglés). The Washington Post. The Washington Post Company. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  32. «Lo mejor de las giras internacionales de Madonna». Terra.com.ar. Telefónica S.A. (23 de noviembre de 2012). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  33. Sebas (20 de junio de 2012). «Top: las giras de Madonna». Jenesaispop. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  34. Smith, Elizabeth (24 de mayo de 2004). «Liz Smith review of the Re-Invention Tour» (en inglés). The New York Times. The New York Times Company. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  35. «Elton John acusa a Madonna de estafar a sus seguidores». Infobae.com. Grupo Infobae (4 de octubre de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  36. «Elton John se disculpó con Madonna en Francia». Terra.com.co. Telefónica S.A. (29 de abril de 2013). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  37. Cosgrove-Mather, Bootie (4 de octubre de 2004). «Elton John: Stop Faking, Madonna» (en inglés). CBS News. CBS Corporation. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  38. Cosgrove-Mather, Bootie (28 de octubre de 2004). «Elton John: Madonna, I'm Sorry» (en inglés). CBS News. CBS Corporation. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  39. «Madonna's Re-invention Tour Sells out around the World; New Dates Are Added.». Business Wire (en inglés) (Associated Press). 30 de marzo de 2004. 
  40. Susman, Gary (1 de junio de 2004). «Madonna may have 2004's top-grossing tour» (en inglés). Entertainment Weekly. Time Inc. (Time Warner). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  41. Susman, Gary (14 de diciembre de 2004). «Mother of 'Re-Invention'» (en inglés). Entertainment Weekly. Time Inc. (Time Warner). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  42. «Madonna Tour Gets Top 'Backstage Pass' Honor» (en inglés). Billboard. Nielsen Company (Prometheus Global Media) (4 de noviembre de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  43. «Re - Invention named Top Tour in Billboard awards» (en inglés). Madonna.com (5 de noviembre de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  44. «Jonas Åkerlund | Music Videos» (en inglés). JonasAkerlund.com. Consultado el 12 de marzo de 2014.
  45. Del Valle, Luis (28 de noviembre de 2012). «8 videos para entrarle a: Jonas Åkerlund». Chilango.com. Consultado el 12 de marzo de 2014.
  46. «En la vida con Madonna». RollingStone.com.ar. Publirevistas S.A. (5 de noviembre de 2004). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  47. a b c Blasco, Emili J. (3 de diciembre de 2005). «Madonna quiere ser directora de cine». ABC.es. Vocento. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  48. «Jonas Åkerlund | Biography» (en inglés). JonasAkerlund.com. Consultado el 12 de marzo de 2014.
  49. «Play & Rec». LaNación.com.ar (25 de agosto de 2007). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  50. a b c Scheiffeld, Rob (1 de diciembre de 2005). «Madonna: How She Got Her Groove Back» (en inglés). Rolling Stone (Jann Wenner) 988 (51). ISSN 0035-791X. 
  51. a b «Is Israel ready for Madonna?» (en inglés). The Sydney Morning Herald. Fairfax Media (16 de septiembre de 2004). Consultado el 12 de marzo de 2014.
  52. Todd, Matthew (22 de noviembre de 2005). «Madonna: Confessions of an Icon» (en inglés). Attitude (Attitude Media Ltd) (133):  p. 43. ISSN 1057-1248. 
  53. a b «Nervios dominaron a Madonna en estreno de su nuevo documental». Emol.com (23 de octubre de 2005). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  54. «Documentary a nail-biter for Madonna» (en inglés). Daily Times. Media Times Ltd. (24 de octubre de 2005). Archivado desde el original el 21 de febrero de 2006. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  55. «Madonna dreams of directing films» (en inglés). Daily Mail. Associated Newspapers (30 de noviembre de 2005). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  56. «Madonna arrasa por partida doble en el top 10 británico». Perú 21.pe (28 de noviembre de 2005). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  57. «La hija de Madonna podría seguir sus pasos». Los40.com.co. Caracol Radio (Grupo PRISA) (28 de noviembre de 2005). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  58. Leiva, Paty (6 de abril de 2006). «Madonna: I'm going to tell you a secret». Zancada.org. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  59. Haramis, Nick (9 de julio de 2009). «Jonas Åkerlund Directs Madonna's New Video, Female Bodybuilders» (en inglés). BlackBook. Vibe Media. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  60. O'Brien, 2008, p. 439
  61. «Denouncing Sin? Who Is That Girl?» (en inglés). Daily News (18 de octubre de 2006). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  62. «Madonna: Her most intimate confessions» (en inglés). Tatle (Londres: Condé Nast Publications). diciembre de 2005. 
  63. «Madonna Interview» (en inglés). Harper's Bazaar (Hearst Magazines). marzo de 2006. ISSN 0017-7873. 
  64. Smith, Rupert (2 de diciembre de 2005). «Last night's TV» (en inglés). The Guardian. Guardian Media Group. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  65. Walters, Barry (12 de junio de 2006). «Madonna: I'm Going to Tell You a Secret» (en inglés). Rolling Stone. Jann Wenner. Archivado desde el original el 18 de abril de 2009. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  66. Orqueda, Gabriel (1 de julio de 2006). «¡Madonna está viva!». Rolling Stone. Consultado el 17 de marzo de 2014.
  67. Zapatero, Enric (30 de junio de 2012). «Madonna: 'I'm going To Tell You A Secret'». Cromosoma X. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  68. Bellafonte, Ginia (24 de noviembre de 2006). «Madonna: The Confessions Tour Live» (en inglés). The New York Times. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  69. Simon, Jane (1 de diciembre de 2005). «I'm Going To Tell You A Secret» (en inglés). Daily Mirror. Trinity Mirror. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  70. Casciero, Roque (28 de junio de 2006). «Madonna, callate y seguí bailando». Página/12. Consultado el 17 de marzo de 2014.
  71. «Madonna lanza DVD de la gira "Re-Invention"». Sipse (19 de junio de 2006). Consultado el 15 de marzo de 2014.
  72. «I'm Going to Tell You a Secret (Live) de Madonna». iTunes (30 de octubre de 2006). Consultado el 25 de febrero de 2014.
  73. ARIA Charts (26 de junio de 2006). «ARIA Top 40 Music DVD: Week Commencing June 26, 2006» (en inglés) (PDF). Pandora.nla.gov.au pág. 25. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  74. Productores de Música de España (26 de junio de 2006). «Top 20 DVD Musical» (PDF). Promusicae.es. Consultado el 25 de febrero de 2014.
  75. «Top Music Videos – Single Sales». Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 118 (28):  p. 55. 15 de julio de 2006. ISSN 0006-2510. http://books.google.co.in/books?id=NBYEAAAAMBAJ&dq=madonna+i%27m+going+to+tell+you+a+secret+european+top+100+albums+5&q=Madonna+I%27m+Going+To+Tell+You+A+Secret#v=snippet&q=Madonna%20I'm%20Going%20To%20Tell%20You%20A%20Secret&f=false. Consultado el 25 de febrero de 2014. 

Bibliografía[editar]

  • O'Brien, Lucy (2007). Madonna: Like an Icon (en inglés). Bantam Press. ISBN 9780552153614. 
  • Taraborrelli, Randy J. (2008). Madonna: An Intimate Biography (en inglés). Simon and Schuster. ISBN 9780330454469. 
  • Timmerman, Dirk (2007). Madonna Live! Secret Re-inventions and Confessions on Tour (en inglés). Maklu Publications Inc. ISBN 9085950023. 

Enlaces externos[editar]