Hypsilophodon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Hypsilophodon
Rango temporal: Cretácico inferior
Hypsilophodon.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Superorden: Dinosauria
Orden: Ornithischia
Suborden: Neornithischia
Infraorden: Ornithopoda
Familia: Hypsilophodontidae
Género: Hypsilophodon

Hypsilophodon ("dientes protuberantes") es un género representado por una única especie de dinosaurio ornitópodo hipsilofodóntido, que vivió a finales del período Cretácico inferior, hace aproximadamente 124, en el Barremiano, en lo que hoy es Europa. Existe sólo una especie conocida de hypsilofodonte, el original H. foxii, clasificado por Huxley. Galton y Jensen nombraron otra, H. wielandi en 1979, pero estudios recientes indican que sólo se trataría de ornitópodo basal.

Descripción[editar]

Hypsilophodon fue un dinosaurio pequeño, de unos 2,3 metros de longitud y unos 70 kilogramos de peso. Su altura no superaría los 1,2 metros. La forma del esqueleto indica una constitución liviana y ágil, diseñada para la velocidad y bípeda. Los restos fósiles de un nido cuidadosamente construido sugieren que este animal anidaba e incubaba sus huevos.

Esqueleto de hipsilofodonte.

A pesar de haber existido en el Cretácico (el último de los períodos en los que los dinosaurios dominaron la Tierra) Hypsilophodon presenta una cierta cantidad de aspectos singularmente primitivos, tales como los dientes de la parte anterior de la mandíbula los cuales eran triangulares, en contraposición la mayoría de los herbívoros del período presentaba cierta especialización dental, que se manifestaba en la pérdida parcial o total de la dentadura frontal. Asimismo Hypsilophodon poseía cinco dígitos en las extremidades superiores y cuatro en las inferiores. Otros dinosaurios más evolucionados habían ya perdido las falanges redundantes al comienzo del período.

En efecto, la familia Hypsilophodontidae permaneció notablemente estática desde el Jurásico superior hasta el Cretácico superior, debido a que su estructura básica estaba perfectamente adaptada a su nicho vital en el cual, se supone, la presión selectiva era relativamente baja.

Con su pequeña talla, el hipsilofodonte se habría alimentado de la vegetación baja, haciendo uso de los entre 28 y 30 dientes, posiblemente autoafilados, en la sección anterior del cráneo y el pico especialmente apto para mordisquear raíces y retoños. Por esta razón se les suele llamar los "ciervos del mezosoico". Las bolsas de las mejillas habrían evitado la caída del alimento. Posiblemente habrían tenido también la función auxiliar de almacenar comida, tal y como los hamsters hacen hoy en día. Su constitución ligera y largas patas muestran a un veloz dinosaurio cursorial, que habría vivido en manadas.

Otra idea falsa referente a la anatomía del Hypsilophodon es que estaba acorazado. La supuesta armadura consiste en las placas delgadamente mineralizadas del torso, en vez de una armadura parece ser un ejemplo de placas intercostales asociadas a la jaula costal. Tales placas son más conocidas en Talenkauen y Thescelosaurus, y eran probablemente cartilaginosas en su origen.[1]

Historia[editar]

Los primeros vestigios del hipsilofodonte fueron descubiertos en los primeros días de la paleontología, en 1849. Sin embargo, originalmente se creyó que tal osamenta pertenecía a un ejemplar joven de Iguanodon. No fue sino hasta 1870 que el paleontólogo Thomas H. Huxley publicó la descripción completa del nuevo género tal y como lo conocemos hoy en día. Huxley había obtenido un cierto número de restos fosilizados, facilitados por el Reverendo William Darwin Fox, en honor a quien se nombró la primera especie identificada del nuevo género.

Modelo del esqueleto de un hipsilofodonte.

En 1882, algunos paleontólogos sugirieron que como un moderno canguro arborícola, el hypsilofodonte era capaz de trepar a los árboles para buscar refugio. Esta postura fue aceptada durante casi un siglo, hasta que Peter M. Galton finalmente realizó en 1974 un análisis detallado de la estructura esqueleto-muscular y convenció a la mayoría de sus colegas de la imposibilidad de tal comportamiento.

Desde entonces se han encontrado tres ejemplares casi completos, además de unos veinte hallazgos en diferentes estados de conservación. La Isla de Wight en el Sur de Inglaterra es un yacimiento particularmente notable. En Portugal y España[2] se han producido también otras importantes exhumaciones. La única especie conocida de Hypsilophodon, es la original de Huxley, H. foxii. Galton y Jensen nombraron otra especie en 1979, H. wielandi, basándose en el hueso del muslo de Dakota del Sur, EE. UU., pero ahora es considerado un ornítopodo basal.[3]

Importancias[editar]

  1. Butler, Richard J.; and Galton, Peter M. (2008). «The 'dermal armour' of the ornithopod dinosaur Hypsilophodon from the Wealden (Early Cretaceous: Barremian) of the Isle of Wight: a reappraisal». Cretaceous Research 29 (4):  pp. 636–642. doi:10.1016/j.cretres.2008.02.002. 
  2. Fuentes Vidarte, C. & Meijide Calvo, M. 2001. Presencia de un grupo de juveniles de Hypsilophodon cf. foxii (Dinosauria, Ornithopoda) en el weald de Salas de los Infantes (Burgos, España). En: Actas de las I Jornadas internacionales sobre Paleontología de Dinosaurios y su entorno.
  3. Norman, David B.; Sues, Hans-Dieter; Witmer, Larry M.; and Coria, Rodolfo A. (2004). «Basal Ornithopoda». En Weishampel, David B.; Dodson, Peter; and Osmólska, Halszka (eds.). The Dinosauria (2nd edición). Berkeley: University of California Press. pp. 393–412. ISBN 0-520-24209-2. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]