Hypotheses non fingo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Hypotheses non fingo (en latín 'No compongo [una] hipótesis') es una frase famosa empleada por Isaac Newton en su ensayo General Scholium, que se publicó en la tercera edición de sus Philosophiae Naturalis Principia Mathematica.

Era su respuesta a aquellos que le habían desafiado a dar una explicación de las causas de la gravedad en lugar de dar sólo los principios matemáticos de la cinética. Junto a la navaja de Occam, la cita de Newton se puede considerar un distanciamiento del concepto aristotélico de filosofía natural.

Irónicamente, en privado Newton estaba obsesionado con las causas de la gravedad, y propuso la existencia de un éter en muchas de las obras que no publicó para resolver el problema de acción a distancia.