Huracán de San Diego de 1858

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Huracán de San Diego de 1858
Categoría 1  (EHSS)
Duración Septiembre de 18582 de octubre de 1858
Vientos máximos 140 km/h (durante 1 minuto)
Presión mínima ≤994 hPa[1]
Daños desconocido
Fallecimientos desconocido
Áreas afectadas Sur de California, noroeste de México
Forma parte de la
Temporadas de huracanes en el Pacífico antes de 1900
[editar datos en Wikidata ]

El huracán de San Diego de 1858 fue un huracán muy inusual en California. Es el único ciclón tropical documentado en haber impactado a California como un huracán, aunque otros sistemas han impactado a California como tormentas tropicales.

Historial de tormentas[editar]

Algunas veces, los huracanes se forman en el este del océano Pacífico. A diferencia de las tormentas del Pacífico del este, esta se movió al norte. El 2 de octubre, llegó cerca de la costa del Sur de California, debilitándose tierra adentro. Por poco toca tierra, ya que se dirigió al noroeste. Se acercó a la Isla de Santa Catalina en Channel Islands y se desapareció ahí. Aunque existe cierta incertidumbre sobre el rumbo reconstruido de este huracán.[1]

Impacto[editar]

En San Diego, la lluvia fue muy fuerte, y los daños a las propiedades fueron graves, muchas casas perdieron sus techos, mientras que otras casas colapsaron. Además, los árboles fueron arrancados desde sus raíces y cercas destruidas. También fue destruido un molino que recientemente había sido construido. Tres goletas, el Plutus, la Lovely Flora, y la X.L. fueron arrastradas hasta el mar, aunque sólo la X.L. sufrió de daños graves.[1]

Las precipitaciones en San Pedro fueron también muy fuertes, pero no se reportaron de vientos huracanados. Partes del terraplén de la ciudad fueron arrastrados, causando sólo $100 de ese entonces (aproximadamente $2482.31 actuales) en daños.[2] El yate, la Medora, fue arrastrada. Hubo varios reportes que el yate era irreparable, pero después se dijo que los daños no eran tan graves y se pudo reparar. Una barcaza fue destruido, al igual que una gran parte del muelle de San Pedro.[1]

El Monte fue azotado por fuertes vientos, dañando plantaciones de mazorcas y arboles. Los Ángeles y Visalia tuvieron gran cantidad de agua, tanto como 7 pulgadas (177,8 mm), pero vientos relativamente calmos.[1]

En una estimación por Michael Chenoweth y Christopher Landsea, si esa tormenta fuese a tocar tierra hoy, causaría alrededor de $500 millones de dólares en daños.[3]

Redescubrimiento[editar]

Usando los periódicos de la época, dos investigadores de NOAA, Christopher Landsea y Michael Chenoweth, reconstruyeron este huracán. Sus fuertes vientos se mencionan en el folclore de la región.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Chenoweth, Michael; Landsea, Christopher (2004). «The San Diego Hurricane of 2 October 1858». Bulletin of the American Meteorological Society 85 (11):  pp. 1689–1697. doi:10.1175/BAMS-85-11-1689. http://www.aoml.noaa.gov/hrd/Landsea/chenowethlandsea.pdf. 
  2. The Inflation Calculator
  3. http://www.aoml.noaa.gov/hrd/hurdat/presentations/ams-sandiego.ppt#14

Véase también[editar]