Hundimiento del HMS Prince of Wales y del HMS Repulse

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hundimiento del HMS Prince of Wales y del HMS Repulse
Frente del Sudeste de Asia - Segunda Guerra Mundial
Escaping from Prince of Wales.jpg
Los tripulantes del HMS Prince of Wales abordan los botes salvavidas momentos antes de que el acorazado se hunda.
Fecha 10 de diciembre de 1941
Lugar Mar de la China Meridional
Coordenadas 3°34′00″N 104°26′00″E / 3.56666667, 104.43333333


Coordenadas: 3°34′00″N 104°26′00″E / 3.56666667, 104.43333333
Resultado Victoria japonesa
Beligerantes
Bandera del Reino Unido Reino Unido Bandera de Japón Japón
Comandantes
Thomas Phillips Sadaichi Matsunaga
Fuerzas en combate
Bandera del Reino UnidoFuerza Z:
1 acorazado
1 crucero de batalla
4 destructores
10 aviones
Bandera de Japón22ª Flotilla Aérea:
34 torpederos
51 bombarderos
10 aviones de reconocimiento
Bajas
1 acorazado
1 crucero de batalla
840 muertos
4 aviones[1]
18 muertos

Este hecho se produjo en un encuentro aeronaval entre las fuerzas navales británicas del Sudeste de Asia denominadas Fuerza Z y bombarderos japoneses en el golfo de Siam, frente a Kuantan, el 10 de diciembre de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial.

Ambiente[editar]

En 1940, las fuerzas japonesas habían ocupado el norte de la Indochina francesa, y Estados Unidos había respondido con un embargo de petróleo y de metales importantes. Mientras las negociaciones se llevan a cabo, los militares japoneses se impacientan y movilizan sus tropas al sur de la Indochina, amenazando a los intereses británicos y holandeses en la región. Aunque el gobierno japonés deseaba evitar la guerra, ejecuta una serie de medidas preparatorias en caso de un eventual conflicto,[2] estas medidas son descubiertas por Washington, que considera que Japón lleva a cabo las negociaciones como distracción solamente.[3] De todas maneras, las negociaciones continuan, luego de que el General Douglas MacArthur solicitara al Presidente Roosevelt tiempo extra para construir un ejército fuerte en las Filipinas, colonia estadounidense.

En noviembre de 1941, las relaciones entre los Estados Unidos y Japón han llegado al límite diplomático. A finales del mes, Japón se decide atacar a los Estados Unidos, el Reino de Tailandia, y a las colonias británicas y holandesas en la región.

Los británicos también se muestran preocupados por su principal base, Singapur, ya que su caída significaría la pérdida del control que ejercen sobre el océano Índico. Una de las medidas tomadas por el Almirantazgo Británico es enviar una poderosa fuerza naval para actuar por presencia en Singapur con el fin de actuar como disuasivo frente a las pretensiones japonesas en toda el área de la Indochina.

Dicha fuerza es llamada Fuerza Z, y es colocada al mando del Vice-Almirante Sir Tom Phillips, apodado Almirante Thumb (Pulgar) por su baja estatura. Sir Phillips contaba con el acorazado Prince of Wales, el crucero de batalla Repulse, y cuatro destructores Electra, Express, Encounter, y Jupiter. Inicialmente se tenía planificado enviar al portaaviones Indomitable, pero éste sufre averías en Kingston. El 1 de diciembre, Sir Tom Phillips es promovido a Almirante y colocado al mando de la Flota del Lejano Oriente, de la que la Fuerza Z es parte.

Los estrategas japoneses habían declarado que existían tres fuerzas disuasorias en el sudeste de Asia:[4] la Flota estadounidense del Pacífico, la Fuerza Aérea estadounidense del Lejano Oriente y la Fuerza Z británica.

El 7 de diciembre de 1941 se produce el ataque a Pearl Harbor por parte del Japón, y la flota del Pacífico queda fuera de combate temporalmente. Junto con este ataque a las islas Hawaii hay sincronizadas otras importantes acciones japonesas en la zona del Índico y Pacífico oriental. En las Filipinas, la Fuerza Aérea del Lejano Oriente es mermada en tierra durante un bombardeo sorpresa.

Para el 8 de diciembre, solamente la Fuerza Z continuaba ofensivamente operativa y era un peligro para los desembarcos japoneses en Malasia y Tailandia, iniciados horas antes del ataque a Pearl Harbor.

La Fuerza Z[editar]

El Prince of Wales anclando en Singapur

El 7 de diciembre de 1941, el Prince of Wales se hallaba en el estrecho de Johore, cerca de Singapur junto con el Repulse desde hacía casi una semana. La idea del Almirantazgo era distraer importantes fuerzas japonesas con su sola presencia.

El 8 de diciembre se tuvo noticias de que los japoneses desembarcaban al norte de Malasia, específicamente en Kota Bharu, Patani y Singora. Se celebra un Consejo de guerra a bordo del Prince y se confirman los desembarcos japoneses. Los ingleses están en la disyuntiva de mantenerse seguros en Singapur o atacar a la flota de desembarco japonesa en el golfo de Siam. Philips alega que su flota no es suficiente para disuadir a los japoneses a no atacar, y que lo mejor es intentar repeler la invasión al norte.[5]

La decisión de salir no ha carecido de opositores pues la fuerza inglesa bastante exigua puede tener un encuentro poco favorable con fuerzas de portaaviones japonesas o basadas en tierra, o peor aún con acorazados, pero la idea de hundir convoyes japoneses, arriesgando las líneas de suministro enemigas es tentadora.

Finalmente se decide una salida "prudente" con estas poderosas naves con el fin de destruir a los convoyes japoneses, teniendo en cuenta que no tienen cobertura aérea lo que los deja sensibles a cualquier ataque aéreo japonés pero Philips menosprecia esa posibilidad dada la aparente baja calidad de los pilotos nipones[cita requerida]. Aun así, Phillips solicita cobertura aérea al Vice-Mariscal del Aire Conway Pulford, comandante de la RAF en el Lejano Oriente. Pulford rehusa a comprometerse, recordándole que sus principales bases aéreas en Malasia ya han sido capturadas por los japoneses.

La Fuerza Z sale a la media tarde del día 8 de diciembre. El Almirante Phillips aborda el Prince of Wales, que es comandado por el Capitán John Leach. El Repulse es comandado por el Capitán William Tennant. Acompañando al Prince of Wales y al Repulse se encuentran los destructores Tenedos, Vampire, Electra y Express. El objetivo es situarse en un punto intermedio entre Nakhon y Singora para interceptar los convoyes japoneses.

Mientras abandonaban Singapur, Phillips recibe un mensaje de Pulford, que le reasegura que es imposible proveerle cobertura aérea. Aunque Phillips había mencionado hace poco que al apoyo de cazas o aviones de reconocimiento era importante, continúa con el plan, probablemente para no frustrar las expectativas generadas alrededor de la Fuerza Z.[6]

Navegan toda la noche en pos del golfo de Siam. Al anochecer se perciben ruidos de motores de aviación y se distinguen lejanos un grupo de aviones no identificados, mientras la fuerza Z navega en una mar agitado, se decide proseguir pensando que no han sido detectados. En efecto, estos aviones son de reconocimiento del grupo aéreo japonés Nº 22 basado en Saigón y Thu Dau Mot que buscan infructuosamente a la Fuerza Z.

La búsqueda infructuosa[editar]

A las 1:45 de la tarde del 9 de diciembre, el submarino I-56[7] detectó a la Fuerza Z y transmitió la ubicación más de una hora después, el mal clima había imposibilitado la transmisión inmediata del mensaje. El Contraalmirante Sadaichi Matsunaga, comandante de la 22ª Flotilla Aérea creía que las naves seguían en Singapur, pero ordenó que en los bombarderos Betty se reemplazaran las bombas, estaba preparándose para bombardear Singapur de nuevo,[5] por torpedos. En ese momento el Repulse y el Prince of Wales se encontraban solos, luego de que Phillips ordenara a los destructores regresar a Singapur, considerando que los aviones japoneses en la zona no contaban con torpedos.[5]

A las 18:30 un avión de reconocimiento japonés desde Yura los divisa frente a Singapur y transmite la información. A las 18:45 y 19:15 son divisados por aviones de reconocimiento del Kinu y Kumano, son la avanzada de cruceros pesados de Kondo, Kondo ordena a la 7ª División de cruceros arrumbar hacia los enemigos con el objetivo de interceptarlos mientras el navega con sus acorazados.

Al percatarse de la presencia de aviones de reconocimiento, Phillips ordenó a los destructores que regresasen. El Tenedos no regresa al presentar falta de combustible. A las 21.00, la Fuerza Z ya se ha adentrado en el mar, Phillips reconsidera la situación, declara que los aviones enemigos los han descubierto, suspende el ataque y ordena regresar a Singapur. Los últimos tres aviones que Phillips ha observado son en realidad aviones aliados, pero estos nunca reportan haber localizado a la Fuerza Z.[8]

A las 0:01 Philips recibe un lacónico comunicado señalando un desembarco japonés en el pequeño puerto de Kuantan, no hay más detalles, este mensaje es un error pues el desembarco en realidad se verifica en Kota Bharu.[8] Cerca de las 1.00, Phillips ordena cambiar el rumbo hacia Kuantan. Cuando arrumban a Kuantan a las 0:52 el viraje en un mar agitado les quita la oportunidad de ser torpedeados, ya que el Submarino japonés de Primera Clase I-58 los localiza, transmite la información y dispara seis torpedos contra el Repulse. Todos fallan, pero ningún marino británico detecta las estelas de los torpedos que están siendo peinadas por sus buques. La posición de las naves enemigas es transmitida al Almirante Nobutake Kondō, quien ya navegaba hacia ellos. En la madrugada, 96 bombarderos horizontales y torpederos han despegado de Saigón, ayudados por diez aviones de reconocimiento. El Almirante Kondo considera que no es posible hundir estos grandes barcos solamente con aviones, pero cree que es posible dañar al enemigo mientras su flota se acerca con sus unidades para rematar la situación.

Es el amanecer del martes 9 de diciembre, la fuerza Z tiene casi a la vista la costa de Siam. Entonces se destaca al destructor Express para reconocimiento y éste no encuentra ningún rastro de enemigos. Philips maldice su mala suerte que en realidad ha sido hasta este punto más que afortunada y ordena frustrado cambiar el rumbo a Singapur, no obstante, ahora está en una desventajosa posición por tener que navegar de día. No puede bordear la costa y tiene que tomar rumbo mar adentro para rodear los extensos campos minados de las islas de Tioman.

El ataque aéreo japonés[editar]

Son las 10:00, la fuerza Z tiene que hacer un gigantesco rodeo mar adentro para evitar los campos de minas entre las islas de Tioman y Annabas. Se recibe un comunicado urgente del HMS Tenedos, que le informa haber sido bombardeado por aviones de bombardeo en altura mientras regresaba a Singapur, pero no sufrió daño alguno. El Tenedos está a apenas 175 millas al Sudeste de la fuerza Z y se le indica a Philips que hay peligrosas fuerzas aéreas rumbo hacia el grueso de la flota.

Se prosigue la navegación con las tripulaciones en estado de máxima alerta, los ingleses confían mucho en su estupenda defensa aérea a base de las máquinas antiaéreas Pom-Pom cuádruples llamadas los pianos de Chicago de la cual están dotados ambos barcos, ya que en cosa de segundos pueden montar una mortífera sombrilla de fuego alrededor.

El buque insignia, el HMS Prince of Wales está a la derecha del HMS Repulse y navegan en paralelo y a la máxima velocidad posible, los destructores hacen perímetro antisubmarino alrededor de la fuerza. El tiempo está despejado, la mar está más calmada, y decenas de binoculares escrutan el cielo y el horizonte.

Ningún avión de reconocimiento logra detectar a la Fuerza Z, y regresan decepcionados a su base. Matsunaga les había dicho antes de salir:

Es una oportunidad dorada que no se dará en mil años.

No obstante, a las 10:15, el avión de reconocimiento japonés n.º 3 al mando de Tado Mishima detecta a la flota enemiga a 120 km al sureste de Kuantan. La posición es transmitida de inmediato:

Grandes barcos enemigos a la vista, 4° latitud norte, 104° 55' latitud Oeste, grandes barcos enemigos a la vista.

Los tres Grupos Aéreos Genzan, Mihoro y Kanoya detectan el mensaje de los aviones de reconocimiento y todos se dirigen hacia la flota desde distintas direcciones.

A su vez los radares de los navíos ingleses detectan la fuerza aérea en aproximación y se toca zafarrancho de combate, hay confianza en la tripulación inglesa, hasta entonces, los japoneses jamás han bombardeado bien.

A las 11:00 aparecen los primeros bombarderos sobre el Repulse, están comandados por 9 bombarderos Mitsubishi G4M "Betty" al mando de Mihoro Shirai. El Repulse es tomado por blanco. El Repulse a máxima velocidad comienza a girar en círculos y se transforma en un geisger de ráfagas antiaéreas, las bombas caen y los plumazos ocultan la silueta del navío, desde el Prince of Wales se observa la acción. El HMS Repulse es centrado y tocado a la primera con una bomba en el sector popero de grúas, nada serio aun, el comandante Tennant informa:

Golpe en el objetivo, situación en mano, potencia de fuego intacta.

Fotografía aérea de la fuerza Z tomada por los japoneses al momento de comenzar el ataque con bombas, El Repulse aparece en la parte inferior de la fotografía.

Ahora ambos navíos realizan desesperados círculos escupiendo fuego al cielo, forman una bóveda impenetrable de antiaérea. Los plumazos en el agua siguen, la escena es formidable.

Poco después, el Prince of Wales es atacado por aviones torpederos Mitsubishi G3M1 tipo 96 "Nell" al mando de Ishihara, se sumergen audazmente en medio de la antiaérea, lanzan su torpedos y toman altura, uno de los torpederos G3M1 se deshace en la antiaérea, otro que intenta repasar por la banda al Prince es dañado seriamente, y se estrellará al momento de aterrizar en su base en Saigón. Dos torpedos tocan al Prince of Wales, uno en el timón y el otro al hacer explosión le daña las hélices del lado de babor, las explosiones de dichos torpedos resultan ser muy potentes y formidables.

El Capitán Tennant interroga al Prince of Wales acerca de su situación, pero no obtiene respuesta. El Prince está empezando a escorar, y su velocidad se ha reducido a 15 nudos. Tennant envía señales a Phillips, a bordo del Prince, indicándole que los daños en el Repulse no son serios, pero no obtiene respuesta de nuevo. Finalmente, Tennant se comunica directamente a Singapur a las 12.04, solicitando soporte aéreo. De inmediato se envían seis míseros Brewster Buffalo, cazas inferiores comparados a los cazas japoneses en la región.

Poco después, el Repulse se acerca al Prince of Wales para ofrecer asistencia, pero en ese momento, llega el Grupo Mihoro, al mando del Teniente Katsusaku Takahashi, que ataca al Repulse. Luego, el grupo de Kanoya logra impactar con cuatro torpedos al ya malogrado Prince of Wales y con otros seis en el Repulse, lo que es el fin para estas naves.

Fin de la fuerza Z[editar]

El Capitán Tennant ordena a sus hombres a abandonar el Repulse, pero él se niega a dejar el puente. Sus oficiales lo toman de los brazos y lo arrastran hacia afuera.[9] El viejo Repulse tiene daños graves, el puente está reventado y escora excesiva de 30°, la borda toca el agua y está a punto de zozobrar. A los 12:33 se hunde.

El Prince of Wales, que ya ha recibido cinco torpedos, es atacado por bombarderos horizontales a las 12:44. Solamente una bomba hace impacto en el barco de 35.000 toneladas, pero es suficiente para sentenciar definitivamente al barco, apodado HMS Unsinkable (Inundible).[1] El Prince of Wales escora 15° y reduce su velocidad a apenas 8 nudos renqueando en círculos, su proa se sumerge. Aun así continúa atacando y al recibir nuevas oleadas de torpederos, logra derribar dos, uno explota encima del acorazado. El destructor Express se acerca entonces al Prince of Wales y empieza a transferir náufragos borda con borda en una audaz acción. El Capitán Leach y el Almirante Phillips permanecen en el puente, despidiendo a los hombres, y las 13:20, se hunden con el acorazado, que en su momento fue testigo del hundimiento del HMS Hood.

Media hora después llegan los cazas Buffalo, pero los japoneses ya se han retirado, después de haber señalado a los destructores que pueden recoger a los sobrevivientes, en una muestra de magnanimidad.

Los japoneses consiguen 11 impactos de torpedo de los 49 lanzados. Cinco son para el Prince, el resto para el Repulse.

La pérdida de vidas asciende a 840 marinos ingleses. El Repulse entrega 513 hombres al mar, y el Prince of Wales 327.

Al día siguiente, un avión del Grupo Kanoya regresó al lugar del combate y arrojó dos coronas funerarias, una para honrar a los japoneses muertos y la otra para los británicos ahogados.

Consecuencias[editar]

La destrucción de dos grandes navíos por bombarderos demostró que la edad del acorazado había llegado a su fin. Dos importantes naves enemigas habían sido destruidas y solamente se habían perdido cuatro aviones.[1] Los miembros de la Fuerza Aérea en Tokio festejaron que quedara demostrado que el poder naval aéreo tendría un papel clave en la guerra naval.

La pérdida de la Fuerza Z dejó a la región sin importantes navíos aliados para hacerle frente a los desembarcos japoneses, que se llevaban a cabo en todas partes. Singapur quedaba entonces como una base naval sin barcos que proteger, aunque en este momento era claro que el ataque japonés vendría desde tierra, atravesando Malasia.

El Primer Ministro británico Sir Winston Churchill fue informado en su cama del desastre. Inicialmente se informó erróneamente que Tennant también había muerto. Churchill escribiría luego en sus memorias:

En toda la guerra nunca recibí un golpe más directo... No había navíos estadounidenses o británicos de importancia en los océanos Índico y Pacífico, excepto los sobrevivientes de Pearl Harbor, que se estaban retirando a California. En este vasto territorio de aguas, Japón era supremo y en todos lados nosotros estabamos débiles y desnudos.

Referencias[editar]

  1. a b c Toland, John (2003). The Rising Sun. Modern Library. pp. 242. 0-8129-6858-1. 
  2. Toland, ibid., pág. 89.
  3. Toland, ibid., pág. 149.
  4. Toland, ibid., pág. 234.
  5. a b c Hundimiento de los buques HMS Prince of Wales y HMS Repulse. Exordio. Consultado el 24/06/2008.
  6. Toland, ibid., pág. 232.
  7. Otras fuentes citan I-65.
  8. a b Toland, ibid., pág. 239.
  9. Toland, ibid., pág. 241.