Hugo von Hofmannsthal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hugo von Hofmannsthal en 1893.
Hacia 1910. Fotografía de Nicola Perscheid.
Hofmannsthal in Hinterhör.jpg
Hugo von Hofmannsthal.jpg

Hugo Laurenz August Hofmann von Hofmannsthal (Viena, 1 de febrero de 1874 - ídem, 15 de julio de 1929), poeta, dramaturgo, narrador y ensayista austríaco.

Biografía[editar]

Fue hijo único del Dr. Hugo von Hofmannsthal, doctor en derecho, y de Anna Fohleutner. Hofmannsthal, que había nacido en una familia aristocrática de banqueros, tuvo una excelente formación en Viena. Además de sus estudios jurídicos, hizo una tesis sobre Victor Hugo, 1900-1901. Construyó tempranamente su reputación con poemas líricos (el primero publicado cuando tenía 16 años) y piezas cortas en verso, como La muerte de Tiziano (Der Tod des Tizian, 1892) y El loco y la muerte (Der Tor und der Tod, 1893). Apenas sobrepasados los 20 años, era amigo ya de escritores como Schnitzler, trató a Hermann Bahr, Stefan George, Hauptmann y Rilke. Renunció a la poesía lírica, como suele decirse, en su breve y denso escrito Una carta (Ein Brief), de 1902.

Al iniciarse el siglo XX, ya casado, Hofmannsthal se inclina decididamente por el drama, mientras estudia sistemáticamente a los clásicos —Molière, Lessing, Goethe— para aprender el oficio; y hará adaptaciones de Calderón y de Sófocles. Entre sus obras de teatro destacan Christinas Heimreise (1910), Cada cual (Jedermann, 1911), El difícil (Der Schwierige, 1921) y La torre (Der Turm, 1925). En 1920 fundó el Festival de Salzburgo junto a Max Reinhardt; su aportación escrita y personal a este empeño fue decisiva.

Por otro lado, desde 1906, va a colaborar con el compositor Richard Strauss, pese a sus hondas diferencias personales. Su primera ópera notable, como libretista de lujo del músico, es Elektra (1908), fue seguida por El caballero de la rosa (Der Rosenkavalier, 1910), Ariadne auf Naxos (1912, corregida en 1916), Die Frau ohne Schatten (1919), Die ägyptische Helena (1927) y Arabella. Esos textos son incomparables, y son elementos fundamentales en esas óperas de Strauss, consideradas como cumbres de la lírica musical del siglo XX.

Sus relatos y novelas son asimismo de alta calidad. Además Hofmannsthal es considerado uno de los más importantes ensayistas de Austria. Hasta el final de su vida, animó diversas revistas literarias y habló por varias ciudades europeas, al tiempo que mantuvo correspondencia continua con viejos y nuevos amigos, como el joven Walter Benjamin.

En 1901, se había casado con Gertrud (Gerty) Schlesinger, hija del secretario general de la banca anglo-austriaca, que había conocido hacía seis años. Tuvieron tres hijos.,[1] En agosto de 1929 su hijo se suicidó y dos días después el escritor moría de un infarto.

Una carta[editar]

A menudo se dice que su Carta de lord Chandos expresa una crisis en su juventud lírica y un cambio de rumbo literario a sus veintisiete años. Sin ser del todo cierto, Hofmannsthal diría más tarde que esa Carta revelaba que también a él le torturó percibir cómo un individuo solitario se siente atado a la sociedad por medio del lenguaje.

En esas páginas implacables de 1902, el personaje Chandos confesaba al filósofo Francis Bacon: «Mi caso es, en dos palabras, el siguiente: he perdido completamente la facultad de pensar o hablar con coherencia sobre cualquier cosa. Al principio, se me fue volviendo imposible discutir sobre un tema elevado o general y pronunciar aquellas palabras tan fáciles de usar que cualquier hombre puede servirse de ellas sin esfuerzo. Sentía un malestar inexplicable sólo con pronunciar 'espíritu', 'alma' o 'cuerpo'. Encontraba imposible dar un juicio en mi interior acerca de los asuntos de la corte, los sucesos del parlamento o lo que queráis, porque las palabras abstractas que usa la lengua de modo natural para sacar a la luz cualquier tipo de juicio se me deshacían en la boca como hongos podridos». Y «esta infección se fue expandiendo paso a paso como una herrumbre que devora todo lo que queda a su alcance. Todo se fraccionaba, y cada parte se dividía a su vez en más partes, y nada se dejaba sujetar ya por un concepto». Por el contrario, se le presentaban con mayor fuerza «cualquier criatura, un perro, una rata, un escarabajo, un manzano atrofiado, unas roderas serpenteando sobre la colina, una piedra cubierta de musgo».

Traducciones[editar]

  • Poesía lírica, Igitur, 2002, poemas, ed. bilingüe.
  • Para un Dios no nacido, Pre-Textos, 2005, poemas, ed. bilingüe.
  • El difícil. Cada cual. La torre, Gredos, 2003, muestra selecta de su teatro.
  • La mujer sin sombra, Icaria, 1980, relato.
  • El libro de los amigos, Cátedra, 1991, relatos y aforismos.
  • Andreas, Ellago, 2005, relato (ed. or. por Barral).
  • Carta de Lord Chandos, Alianza, 2008; Quaderns Crema, 2007 (hay otras ediciones anteriores).
  • Instantes griegos y otros sueños, Cuatro. ediciones, 2001, prosa lírica, ensayos y relatos
  • Asomado al abismo, Cuatro. ediciones, 2006, prosa lírica, ensayos y relatos.
  • Intercambio epistolar con E. Bebenburg, Pre-Textos, 2008, notable documento de juventud, cartas sobre su formación.

Referencias[editar]

  1. Werner Volke, Hugo von Hofmannsthal, Hamburgo, Rowohlt Monographien, 1991.
  • Gesammelte Werke, Fráncfort, Fischer, 1979-1980, 10 tomos; hay otra edición crítica en 38 vols., iniciada en 1975 pero sin cerrar.
  • Hermann Broch, "Hugo von Hofmannsthal y su tiempo", en Poesía e investigación, Barcelona, Barral, 1978.

Enlaces[editar]

  • Obra de Hofmannsthal en alemán [1]