Parestesia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hormigueo»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Parestesia
(nombre de síntoma)
Clasificación y recursos externos
CIE-9 782.0
CIAP-2 N05
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La parestesia se define como la sensación anormal de los sentidos o de la sensibilidad general que se traduce por una sensación de hormigueo, adormecimiento, acorchamiento, etc., producido por una patología en cualquier sector de las estructuras del sistema nervioso central o periférico[1]

El entumecimiento y hormigueo son sensaciones anormales que se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero son más usuales en las manos, pies, brazos y piernas.

Este fenómeno puede recibir otros nombres, como: pérdida de sensibilidad, pérdida de las sensaciones, sensación de hormigueo y entumecimiento, adormecimiento o ardor, o pérdida de la sensibilidad superficial y profunda.

Tipos de parestesia[editar]

  • Parestesia de Berger: parestesia de piel,[2] trastorno que afecta principalmente a personas jóvenes, caracterizado por hormigueo, escozor o debilidad y pérdida de sensibilidad en las piernas, sin signos de enfermedad orgánica.
  • Sinagesia[3] o parestesia de Jacques-Laurent: mioclonía de los músculos propios de la lengua (geniogloso, estilogloso y palatogloso) asociada a neuropatías leves relacionadas con algunos antiinflamatorios no esteroideos, disfunción de la articulación temporomandibular, enfermedades en las que se observa disfunción cognitiva y episodios psicológicamente traumáticos.
  • Parestesia de Bernhardt: también llamada meralgia parestésica o síndrome de Roth-Bernhardt. Es una afección caracterizada por trastornos sensitivos en la región innervada por el nervio femorocutáneo, consecutiva a una enfermedad infecciosa, intoxicación por alcohol, diabetes y traumatismos.[4]

Causas[editar]

El entumecimiento y el hormigueo tienen muchas causas posibles, entre las que se encuentran:

Síntomas[editar]

Generalmente, la persona no se da cuenta fácilmente de cuando sucede. La parte afectada se entumece y se queda rígida pero flexible, siendo muy difícil poner en funcionamiento normal partes que se mueven gracias a las articulaciones. Se presenta una sensación de aumento de densidad muscular, seguida de un hormigueo continuo, agudo y que se vuelve mordaz al apoyar la zona afectada sobre una superficie dura o blanda y que se extiende a todo un pie, mano, brazo o pierna del cuerpo. Cuando empieza a desaparecer, lo que se logra esforzándose en hacer funcionar la extremidad, las sensaciones de sobredensidad y hormigueo se reducen hasta desaparecer, seguidas de una sensación de frío que se extiende por los terminales nerviosos y que gradualmente se reajusta a la temperatura del resto del cuerpo.

Referencias[editar]

  1. [ICD-10: R20.2]
  2. [ICD-10: R20.2]
  3. [ICD-10: R25.1]
  4. [ICD-10: G57.1]

Enlaces externos[editar]