Hormigón impreso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hormigon impreso»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El hormigón impreso es un tipo de pavimento de hormigón al que se le aplica un tratamiento superficial mediante el sistema de estampar, texturar y colorear "in situ" el hormigón fresco.

Introducción[editar]

El hormigón impreso se conoce desde más de 30 años, pero hoy está en boga gracias a la exuberante gama de colores y texturas, que permiten hacer pavimentos resistentes, vistosos y duraderos. Al ser impermeable, soporta el ataque de ácidos y manchas de grasa y aceite, además puede utilizarse en zonas muy castigadas por el tránsito, como aceras, parques, rampas, recintos feriales, etc... Estos factores, sumados al casi nulo mantenimiento, explican que triunfe en las viviendas con jardín, desplazando a los pavimentos tradicionales.

El hormigón impreso en realidad es una solera cuya superficie viene pigmentada y tiene un "bajorrelieve", grabado mientras está fresco mediante moldes de neopreno que simulan las piezas y texturas más variadas. La estampación puede imitar adoquines, piedra, baldosas, pizarras… Al ser antideslizante, también da excelente resultado en la zona de la piscina. La clave de este pavimento es la capa superficial endurecedora y coloreada, que viene en polvo ya preparada de fábrica.

Preparación del terreno[editar]

La calidad de la superficie de apoyo es un factor de suma importancia que afecta al comportamiento y durabilidad del pavimento. En consecuencia, ésta capa de apoyo estará perfectamente nivelada y compactada, alcanzando el 100% del PROCTOR NORMAL. Debe tener el grado de humedad adecuado en el momento de la colocación del hormigón.

Para poder ser empleado deberá reunir las siguientes condiciones:

  • Deberá ser estable y no alterarse a la intemperie.
  • Proporcionar al hormigón una coloración uniforme.
  • Ser químicamente compatible con la cal y no descomponerse bajo la acción de la misma liberada durante el fraguado del cemento.
  • No alterar las resistencias mecánicas del hormigón ni la estabilidad del volumen.
  • Reaccionar con el cemento y agua del hormigón, embebiéndose en el mismo.
  • Dotar de gran resistencia superficial al hormigón.

Agente liberador (release agent) R.A.[editar]

Para poder ser empleado deberá reunir las siguientes condiciones:

  • No alterar ninguna de las propiedades del hormigón.
  • Deberá ser estable.
  • Tendrá que ser químicamente compatible con el producto colorante.
  • Servirá al hormigón como producto impermeabilizante impidiendo el paso del agua a la vez que le dota de mayor resistencia a las heladas.
  • Igualmente será un elemento de curado que impedirá la rápida evaporación del agua del hormigón.
  • Servirá de material desencofrante para los moldes de imprimir.

La resina de acabado[editar]

Para poder ser empleado deberá reunir las siguientes condiciones:

  • Penetrará dentro de los poros del hormigón sellando la superficie, formando una capa duradera y resistente a las heladas.
  • Mejorará la resistencia a la abrasión.
  • Deberá ser aplicada a una temperatura mínima de 5 °C y máxima de 30 °C.

El hormigón[editar]

La fabricación y puesta a punto del hormigón es la misma que la de los hormigones utilizados en edificación, por lo tanto se realizará de acuerdo con las indicaciones del artículo 69 de la vigente Instrucción Española del Hormigón Estructural (EHE) o normativa que lo sustituya.

  • La resistencia del hormigón debe ser preferentemente igual o superior a 220kg/cm², no siendo admisible utilizar hormigones con resistencia inferior a 200 kg/cm².
  • La relación agua/cemento no debe ser superior a 0,55 ya que relaciones mayores presentan mayor peligro de figuración por retracción.
  • La consistencia del hormigón será blanda.
  • El TM (tamaño máximo del árido) será preferentemente de 12 mm.
  • La limpieza y calidad de los áridos debe estar regulada por la EHE y en particular el árido fino deberá ser cuarzo u otro material de, al menos, la misma dureza.
  • El agua de amasado deberá ser limpia y potable, no permitiendo aquellas que contengan sulfatos o hidratos de carbono.

Sección y planta[editar]

Seccion.jpg

Uso y mantenimiento[editar]

No se deberán usar soluciones ácidas o cáusticas sobre la superficie terminada. En exteriores no necesita mantenimiento, pero no obstante, su apariencia puede ser mejorada si se limpia y se resella anualmente con un hormigón impreso antiamarillento de un tipo que transpire el vapor de agua.

Algunos modelos[editar]

Las ventajas son varias, pero las que se destacan son: la impermeabilidad, la resistencia a los rayos UV, la resistencia a los cambios repentinos de temperatura helada/deshielo, longitud, el tiempo de ejecución reducido, la diversidad de los tipos de formas y colores y la singularidad del diseño, porque cada trabajo de hormigón impreso es único.

Bibliografía[editar]