Horario universal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina horario universal al horario de 24 horas que se inicia a partir del meridiano de 180º, que es el que se emplea en todo el mundo como línea internacional de cambio de fecha. Es evidente que si los días comienzan a las 12 de la noche (a las 24h) en dicha línea, también las horas de cada día comenzarán allí siendo, como es evidente, que no puede existir otro meridiano de inicio de cada día en otro lugar, como se indica en el artículo sobre la UTC: La hora GMT está basada en la posición media del Sol y fue definida por primera vez a partir del mediodía de Greenwich, pero el 1 de enero de 1925 se adoptó la convención de que la jornada comenzase a la media noche, atrasando aquel día 12 horas y a partir del cual GMT se sigue definiendo a partir de la medianoche de Greenwich. Pero esta idea se contrapone drásticamente a lo que establece a la línea internacional de cambio de fecha establecida en el meridiano de 180º que cruza el Océano Pacífico. Si un día cualquiera comenzara a las 12 de la medianoche en la UTC (es decir, en el meridiano de Greenwich), el inicio del Año Nuevo se produciría en Greenwich, cerca de Londres, cuando todos sabemos que recibir el Año Nuevo ocurre primero en Australia (más cerca de la Línea Internacional del Cambio de Fecha) que en Londres. Lo que es peor es que también el Reino Unido acepta la hora y el inicio del día en el meridiano de 180º que aproximadamente se toma como línea internacional de cambio de fecha. Más aún: en los países que tienen longitud oriental (entre el meridiano de 180º y el de Greenwich) sale el sol antes que en el meridiano de Greenwich, por lo que no se podría emplear a este último como el meridiano origen para contar el comienzo de los días. Los horarios de ferrocarriles y de aviones en todo el mundo usan este horario universal que comienza en la línea internacional del cambio de fecha. Fue Sandford Fleming quien ideó este concepto de un horario universal en el siglo XIX. Si todo el mundo, incluyendo el Reino Unido, acepta la Línea Internacional del Cambio de Fecha para el inicio de cada día en horas de la medianoche, y por consiguiente, el horario de ese mismo día, dicho horario se convierte en el horario universal y así, la UTC o la GMT (Greenwich Meridian Time) carecen absolutamente de sentido científico y práctico.

Fundamentación[editar]

El horario universal se dispone en 24 husos horarios a partir del meridiano de 180º hacia el oeste. Cada uno de estos husos horarios tiene 15º de amplitud (es decir, de longitud geográfica). De manera que el primer huso horario comienza en el meridiano de 180º y termina en el de 165º de longitud este. Así, la hora que marca un meridiano múltiplo de 15 rige hacia el huso horario que se dispone a continuación, en dirección siempre hacia el oeste, que es el mismo movimiento aparente del sol. De esta manera, la hora del meridiano de Greenwich regiría para el huso horario ubicado entre este meridiano y el de 15º Oeste y correspondería al huso horario decimotercero. Por último, el huso horario vigesimocuarto sería el que se encuentra ubicado entre el meridiano de 165º Oeste y el de 180º. Esta concepción, a pesar de su lógica aplastante, contradice lo que se ha establecido tradicionalmente en los estudios sobre el meridiano de Greenwich y sobre el concepto de los husos horarios. Razones políticas y de otro tipo han prevalecido en el mantenimiento de un error que, en el siglo XXI resulta ya insostenible.

Greenwich y los husos horarios[editar]

Zonas horarias actuales (27-4-2011).

Convencionalmente se ha venido siguiendo una concepción equivocada que considera al meridiano central de cada huso el que define a dicho huso horario, de manera que los meridianos que limitan cada huso serán múltiplos de 7,5º y no de 15º como debería ser. Este error ha ocasionado, a su vez, dos problemas sin solución: el primero es que el meridiano de Greenwich constituye el centro del primer huso horario que se encuentra entre el meridiano de 7,5º y 7,5º. Como resulta lógico, un huso horario no debería estar dividido en dos mitades con longitudes geográficas distintas. A su vez, este problema da origen a la incongruencia de que entre el meridiano de Greenwich y el de 15º Oeste (por ejemplo), no existe un huso horario sino dos mitades de dos husos distintos (UTC y UTC-1). El segundo problema es aún más grave y consiste en que al llevar el horario UTC al Antimeridiano de Greenwich (ahora meridiano de 180º), dicho meridiano se ubicaría en el centro de un huso horario que, no sólo quedaría dividido en dos mitades de longitudes distintas (longitud Este al oeste y longitud Oeste al este) sino que esas mitades tienen, en realidad, fechas distintas, ya que, por definición, el meridiano de 180º es el que se toma como Línea internacional de cambio de fecha un acuerdo vigente y convencionalmente acordado, inclusive por el Reino Unido.

Seguir manteniendo la idea de que el meridiano de Greenwich (o el UTC, ya que para el caso es lo mismo) está en el centro del huso horario inicial (UTC) lleva a una contradicción rayana en lo inexplicable ya que si el meridiano de Greenwich (o UTC) está en el centro del huso horario UTC (recordemos que el meridiano de Greenwich o el UTC sigue siendo el meridiano 0° o meridiano origen para el cálculo de la longitud geográfica), el primer huso horario abarca, como se ha señalado, desde el meridiano de 7,5° E hasta el meridiano de 7,5° W. Sin embargo, en la práctica no se considera así con lo que se puede demostrar fácilmente el error de seguir manteniendo el concepto del Tiempo universal como está señalado en la versión inglesa. Si se siguiera manteniendo la idea del Tiempo universal explicada en la Wikipedia en inglés, el cambio de la hora legal de Venezuela que recientemente (enero del 2008) llevó a cabo su gobierno (se retrasó el reloj media hora) hubiera significado tener una diferencia con Greenwich de 4 horas, y no 4 y media, como en realidad sucedió. Significa ello que la consideración de Greenwich en el centro de los husos horarios sólo se emplea en Greenwich, mientras que a partir del UTC-1 se comienzan a contar los husos horarios a partir de un múltiplo de 15° hacia el oeste. Siendo este el "arreglo" que se ha hecho, ello significa que el medio huso horario entre los 7,5° W y el de 15° W no pertenece a ningún huso horario y ello invalida por completo el mapamundi con los husos horarios. Este mapa se ha incluido aquí con el fin de mostrar que el mismo niega la existencia de un horario universal, que debería estar dividido en 24 husos horarios de 15º cada uno, a partir del huso horario I que comienza en la línea internacional del cambio de fecha hacia el oeste, hasta llegar al huso horario XXIV, entre el meridiano de 165º E y el meridiano de 180º, es decir, la línea internacional del cambio de fecha.

La UTC, los husos horarios y la hora legal[editar]

Tanto el concepto de UTC como el del Tiempo sidéreo son conceptos algo complicados porque presentan cierto grado de ambigüedad, si nos atenemos a la forma como están explicados convencionalmente en distintas obras y también en la Wikipedia. Las razones de ello están en el hecho de que se pretende sustituir el concepto de GMT pero no el de la Línea internacional de cambio de fecha y ambos conceptos son mutuamente excluyentes: es lógico que un mismo día no puede empezar en dos meridianos separados entre sí por 12 husos horarios. Y también se quiere sustituir al concepto de Horario Universal como se entiende aquí, por el de Tiempo Universal Coordinado, cuyo meridiano origen sería el de Greenwich o, más precisamente el que se explica en este artículo. Tratemos de explicar esta idea retomando lo que se dice en el propio artículo sobre el Tiempo Universal Coordinado o UTC:

La hora GMT, al estar basada en la posición del sol, comienza a contarse a partir del mediodía mientras que la hora UTC comienza a la medianoche u hora 0. Esta diferencia conceptual hace que la hora UTC sea necesariamente escrita como 24 horas. Así decir la 1:00 pm UTC es incorrecto, lo correcto es decir las 13:00 UTC, de la misma forma es erróneo referirse a las 13:00 GMT sino que debería decirse la 1 pm GMT.[1]

Con respecto al párrafo anterior conviene establecer lo siguiente:

  • La hora GMT (Greenwich Meridian Time) no se empieza a contar a partir del mediodía por estar basada en la posición del sol sino porque el mediodía en Greenwich corresponde a las 12 del mediodía del día que empezó, obviamente, 12 horas antes, es decir, a las 12 de la noche, en la Línea internacional de cambio de fecha. Hace mucho tiempo que todos los países del mundo (incluyendo al Reino Unido) estuvieron de acuerdo con la idea de que los días no deben comenzar por el meridiano de Greenwich sino por la Línea correspondiente al meridiano de 180º, por lo que en Inglaterra no se puede ahora decidir una idea distinta.
  • Si hiciéramos caso a la idea de que los horarios de 24 horas comienzan en el meridiano de Greenwich a las 0 horas de cada día tendríamos la paradoja de que las fechas cambiarían a las 12 del día, que sería la hora en ese momento en la línea internacional del cambio de fecha. Ello significaría que en Argentina (15 husos horarios después de la Línea internacional del cambio de fecha) comenzarían los días antes de que lo hicieran en el meridiano central del Océano Pacífico.
  • La hora legal es la que establece cada país para que rija en su territorio de acuerdo con su conveniencia. No guarda una correspondencia perfecta con el concepto de los husos horarios. Era una idea ya planteada (aunque sin emplear este nombre) por Sandford Fleming hace más de un siglo, que fue rechazada por la conferencia sobre el meridiano origen (meridiano 0), indicando que ello correspondía a la decisión de cada país. Ahora es el propio concepto de los husos horarios empleado en Inglaterra en el artículo sobre la UTC el que indica minuciosamente el horario UTC de cada país. Desde luego, en dicho artículo no se hace sino indicar las horas establecidas por cada país de manera independiente de su propia longitud geográfica. Y en realidad, un problema que ya había sido planteado por Fleming hace mucho tiempo ha venido a retomarse ahora, aunque en forma algo diferente que la que Fleming había propuesto.
Sir Sandford Fleming, con sus hijos, en 1893, 14 años después de haber planteado su idea sobre un horario universal.

Un sistema coherente de husos horarios[editar]

Es muy curioso que un sistema de husos horarios que fuera coherente tanto desde el punto de vista científico como del práctico fue establecido hace mucho tiempo, mucho antes, inclusive, de todas las decisiones que tuvieran que ver con el tema y que se dictaron como resultados en torno a Conferencias internacionales, como la que se realizó en Washington (Conferencia Internacional sobre el primer meridiano, en 1884) o la que creó el concepto de la UTC para ligar el primer meridiano a un reloj atómico. El que planteó este sistema en 1879 fue Sandford Fleming:

Después de perder un tren en Irlanda porque el horario impreso decía p.m. en vez de a.m., Sandford Fleming propuso un horario universal de 24 horas que no estuviera ligado a ningún meridiano en particular. Sugirió entonces que los husos horarios podrían ser usados localmente, pero siempre subordinados a un horario único para todo el mundo. En una reunión realizada en el Royal Canadian Institute el 8 de febrero de 1879, Sandford Fleming propuso que el horario universal estándar tuviera como meridiano de origen al Antimeridiano de Greenwich, denominado ahora como el meridiano de 180º. Esta nueva proposición vino a solucionar el problema inicial, ya que los horarios de todo el mundo deben tener un único origen (un meridiano que se tome como origen) para ser un sistema coherente. Continuó promoviendo su sistema del horario universal en conferencias internacionales, incluyendo la Conferencia Internacional del Meridiano efectuada en 1884 en Washington (Estados Unidos). Esta Conferencia aceptó una versión diferente del Tiempo Universal, pero rechazó aceptar su concepto de zonas horarias, estableciendo que ello era un asunto local que quedaba fuera de sus alcances. No obstante, hacia 1929, todos los principales países del mundo habían aceptado la división de nuestro planeta en zonas o husos horarios y, curiosamente, se vino a plantear de una forma que ponía en evidencia la mayor utilidad de la idea original de Sandford Fleming ([2] ).

Todas las decisiones internacionales con respecto a este tema a lo largo de los años fueron tomadas sin tomar en cuenta la lógica de la proposición hecha por Sandford Fleming. De ahí las inconsistencias de conceptos como el propio del Tiempo Universal Coordinado o UTC en el que se establece que los días comenzarán a contarse a partir de las 0 horas en el meridiano origen de la propia UTC que queda ligeramente a la izquierda del meridiano de Greenwich (al oeste). Nadie ha hecho caso de esta decisión establecida por varias instituciones británicas, ni siquiera los propios ferrocarriles británicos porque cuando son las 12 de la noche en Londres comienza un nuevo día, el mismo día que ya había comenzado 12 horas antes en la Línea internacional de cambio de fecha. Esta decisión llevada a la práctica convierte al concepto de UTC en algo sin valor, que no tiene posibilidad de uso práctico y, al mismo tiempo, viene a reforzar el planteamiento original de Sandford Fleming hace más de 130 años.

Referencias[editar]

  1. Tomado del artículo sobre Tiempo Universal Coordinado
  2. Tomado del artículo en la Wikipedia sobre Sandford Fleming

Bibliografía[editar]

  • Saveland, Robert N. A Program on Earth-Sun Relations. Athens, Georgia: J.M.S. Co., 1962.
  • Strahler, Arthur N. Physical Geography (Chapter Five: Time). New York: John Wiley & Sons, 1960.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]