Hope Portocarrero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hope Portocarrero
220px
Hope Portocarrero en 1969.
Nombre Hope Portocarrero DeBayle
Nacimiento 28 de junio de 1929
Bandera de los Estados Unidos Tampa, Estados Unidos
Fallecimiento 5 de octubre de 1991
62 años
Bandera de los Estados Unidos Miami, Estados Unidos
Nacionalidad Estadounidense, nicaragüense
Alma máter Universidad de Georgetown
Ocupación Primera dama, políglota
Creencias religiosas Católica
Cónyuge Anastasio Somoza Debayle
Archie Angelo Baldocchi
Hijos Anastasio Jesús, Hope Carolina, Julio Néstor, Carla Anne, Roberto Eduardo
Padres Blanca Debayle Sacasa
Néstor Portocarrero Gross

Hope Portocarrero DeBayle (Tampa, Estados Unidos 28 de junio de 1929 - Miami 5 de octubre de 1991) fue la esposa y prima del General Anastasio Somoza Debayle y madre de Anastasio Somoza Portocarrero. Primera dama y Presidenta de la Junta Nacional de Asistencia y Previsión Social de Nicaragua. Conocida como Madame Somoza, dentro de los círculos sociales de Londres, en donde también residió. Es la primera dama más recordada en Nicaragua por su labor social, su belleza y elegancia.

Fue nombrada entre las mujeres mejores vestidas a nivel mundial por la lista International Best Dressed List Hall of Fame, en 1968.

Juventud y familia[editar]

Nacida en Tampa, Florida, Estados Unidos y creció en la elegancia y riqueza de Coral Gables, en el seno de una familia Católica. Su padre fue el cónsul Dr. Néstor Portocarrero Gross, quien era un acaudalado ginecólogo, que disfrutó de un gran éxito profesional en Miami. Era graduado en medicina de la Georgetown University. Néstor Portocarrero también fue diplomático en Guatemala, Costa Rica y Nueva York. Antes de partir a Estados Unidos, Néstor Portocarrero también fue director de un hospital en Honduras. La madre de Hope fue Blanca DeBayle Sacasa, provenía de una de las familias más ricas de Nicaragua, y en su juventud en repetidas ocasiones fue llamada la mujer mas bella del país.

Sus padres eran de origen español, alemán, húngaro y francés, de una antigua familia nicaragüense establecida en los Estados Unidos. Era nieta del doctor Louis Henri DeBayle, llamado el "Sabio DeBayle". Su bisabuelo fue el ex presidente de Nicaragua, Roberto Sacasa y Sarria. Por línea paterna Hope era descendiente de la familia de José Cecilio del Valle, a través de los ancestros de su abuela Carolina Gross. Hope tenía solamente un hermano menor: Néstor Portocarrero DeBayle.

Estudia en un renombrado colegio de mujeres en Miami: Miss Harris School. Desde temprana edad, Hope se caracterizó por modales exquisitos; era una excelente pianista y dominaba los idiomas inglés (su lengua materna), francés, italiano y español.

Por un tiempo Hope vivió en California, y es ahí donde se gradúa del colegio. En 1946 fue elegida Miss Floriana para participar en el Royal Poinciana Festival, en Miami. En 1948, Hope Portocarrero fue presidente del comité de recepción juvenil durante una exhibición de turismo organizada por la colonia latinoamericana en Florida. Concluye sus estudios de Servicio Exterior y Lenguas romances en Georgetown University y obtuvo un bachillerato en arte en Barnard College. Por sus buenas calificaciones, simpatía, popularidad y belleza fue reconocida entre sus compañeros y le valió ser nombrada reina de festivales y ceremonias culturales.

Anastasio Somoza García conocía perfectamente el interés que su sobrina siempre había tenido en su hijo Tachito. Dentro de la intimidad familiar se contaba la historia que Hope había estado enamorada de su primo desde que lo había conocido a la edad de seis años, cuando él y su hermano Luis pasaron una temporada en casa de los Portocarrero en Florida. Luego ambos primos tomaron caminos distintos mientras eran estudiantes. Cuando Hope se encontraba en la universidad, sus tíos se cautivaron por la elegancia y el refinamiento de la joven. Somoza García no se cansaba de decir que Hope tenía clase y la hermana de Blanca: Salvadorita estaba encantada con la idea de que su sobrina se convirtiera en su nuera. Había cierta preocupación sobre la futura descendencia entre Tachito y Hope por su cercano parentesco, sin embargo Somoza García dijo que la buena sangre Debayle no permitiría que algo malo sucediera.

El 5 de diciembre de 1950, se casa con su primo Anastasio Somoza Debayle, quien era el segundo hijo varón de del presidente de Nicaragua Anastasio Somoza García y la primera dama Salvadora Debayle en la hoy Antigua Catedral de Managua. La sociedad nicaragüense en general sabía que el matrimonio había sido realizado por conveniencia, arreglo que había sido tratado por los padres de los novios tiempo atrás.

El fastuoso enlace se llevó a cabo en Managua y convocó a la burguesía nicaragüense y extranjera, además de ser noticia internacional. Hasta la fecha éste matrimonio ha sido el más imponente en la historia del país, el llamado por los nicaragüenses: La Boda del Siglo. Tras la ceremonia religiosa, la recepción tuvo lugar en el Palacio de Comunicaciones, presentes más de 4.000 invitados, que incluían a políticos extranjeros y aristócratas. A los cientos de nicaragüenses congregados en las cercanías de la Catedral se les sirvió abundante champagne. Para su suegro el enlace significó la culminación de la alianza con las familias de más prestigio y abolengo del país.

Hope y Anastasio tuvieron cinco hijos: Anastasio Jesús, Hope Carolina, Julio Néstor, Carla Anne y Roberto Eduardo.

En 1953, Hope fue representante de Nicaragua en las ceremonias de coronación de la Reina Isabel II del Reino Unido. Pronto se convirtió en la dama más popular de la sociedad nacional y los encabezados en diarios tanto nicaragüenses como internacionales que hablaran de Portocarrero se hicieron frecuentes.

Al inicio la pareja vivía aparentemente feliz al lado de sus hijos en la ciudad de Nueva York, hasta que Anastasio fue llamado por su padre para que volviera a Nicaragua, ya que éste planeaba postularse de nuevo como candidato presidencial del oficialista Partido Liberal Nacionalista (PLN), aun cuando doña Hope tratando de salvar su matrimonio intentó por todos los medios de convencer a su marido de permanecer en los Estados Unidos, ya que lo mantenía lejos de la amante de éste. Doña Hope y sus hijos residieron nuevamente en ese país en distintos períodos. Sus hijas fueron educadas por una institutriz española encargada de ellas dos en Managua, además estudiaron en el extranjero.

En 1960, Hope Somoza se encontraba sobrevolando Cuba en un avión de Lanica proveniente de Miami rumbo a Managua, cuando aviones militares cubanos detonaron varios disparos en contra del avión nicaragüense. El avión fue forzado a aterrizar en la base aérea de San Antonio, a 48 kilómetros de la Habana. El piloto quien eran un estadounidense logró despegar y tomó nuevamente vuelo devuelta a Miami junto a los 38 pasajeros, incluyendo a Hope. El gobierno de Nicaragua denunció lo ocurrido ante la comunidad internacional anti-comunista, lo cual se convirtió en un escándalo cuando Cuba negó el incidente.

Siempre interesada en aprender nuevas cosas, Hope matriculó cursos en la Universidad Centroamericana, en donde se ganó el respeto y la admiración de sus compañeros de clase quienes se dieron cuenta que la esposa de Somoza era realmente una mujer muy educada, culta y de una gran calidad humana. En 1965 fue delegada de Nicaragua en el XIX período ordinario de las sesiones de las Naciones Unidas.

Primera dama de Nicaragua[editar]

En 1967 se convierte en primera dama de la República de Nicaragua y también en un ícono de la moda, elegancia y refinamiento en la alta sociedad. Ese mismo año presenta su declaración de bienes ante el Tribunal de Cuentas de la República, en donde aparecía como accionista de las siguientes empresas:

  • 4,013 acciones de la sociedad anónima denominada “Fábrica de Hilados y Tejidos El Porvenir S.A.”, con un valor nominal de cien córdobas cada una.
  • Una acción de la sociedad anónima “Productos Carnic”, con un valor nominal de cincuenta córdobas.
  • Una acción de la sociedad anónima “Oleoductos Nicaragüenses” con un valor nominal de cien córdobas.
  • 3,651 acciones de la Distribuidora Mercedes Benz S.A. con un valor nominal de cincuenta córdobas.
  • Una acción de la Sociedad Morro S.A. con un valor nominal de cien córdobas.
  • Noventa y cuatro acciones de la sociedad “Plywood de Nicaragua S.A.” con un valor nominal de un mil córdobas.
  • Dueña del cincuenta por ciento de la Sociedad “A. Somoza H. Y CIA. Ltda.”, cuyo capital social ascendía a diez mil córdobas.

Durante la década del 70, fue una figura reconocida, especialmente por su glamour, comparada con Jacqueline Bouvier Kennedy, por su belleza y su refinamiento. Acompañó a su marido en importantes misiones diplomáticas como la visita al Presidente estadounidense Richard M. Nixon, José López Portillo de México, Misael Pastrana de Colombia, Jean-Claude Duvalier de Haití y en más de una ocasión al Emperador del Japón Hirohito. Además Hope Portocarrero realizó visitas oficiales a numerosas naciones europeas y asiáticas.

Para su marido resultó muy conveniente que Hope hablara numerosos idiomas, ya que ella hacía muchas veces de su intérprete con jefes de estado que no comprendían el español o inglés (idiomas que hablaba Somoza). Además que la belleza y el porte de Portocarrero era admirado y envidiado por presidentes, primeras damas y nobles.

Se destacó por su buen gusto al vestir y sencillez, siempre vistiendo trajes y joyas discretas, sin caer en la extravagancia. Aun así era bien sabido que la señora Somoza vestía lo último en la moda de la alta costura europea y americana, era clienta favorita de la lujosa tienda Neiman Marcus. Fue asidua a los vestidos de Pierre Balmain, Christian Dior, Givenchy, Chanel e incluso viajaba con frecuencia a España y Francia a desfiles de modas y a encargar la confección de vestidos y se hizo famosa en las zapaterías más costosas de Miami. Lucía su oscuro cabello siempre en peinados modernos, así como realizar constantes viajes al exterior, poseía exclusivos automóviles Mercedes-Benz.

Su casa El Retiro, en Managua era signo de un delicado gusto, decorado con los más finos acabados, con amplias zonas verdes, cancha de tenis, una elegante piscina frente al amplio bar de paredes de vidrio, caballerizas y un cine privado. También como la lujosa residencia de "La Curva" que poseía ella y su marido sobre la Loma de Tiscapa, muy cerca del Palacio Presidencial, así como sus casas de descanso fuera de la capital. También poseía residencias en Miami y Londres.

Con el correr del tiempo, Dinorah Sampson, amante de su marido adquiere más influencia sobre él y por lo tanto sobre el gobierno también. La manera de ser poco refinada de Anastasio, frustraba a su hermosa esposa que pretendía que él se uniera a la alta sociedad de Newport. Somoza prefería la Flor de Caña y su esposa el champagne. Hope se refugió en actividades de sociedad en donde realizaba eventos de beneficencia.

Se registra como legado de su gestión como primera dama, la construcción del Hospital del Niño, el Hospital Luis Somoza en León, el Centro de Salud Hope de Somoza , el Centro de Huérfanos La Esperanza, el Centro Nacional de Educación Especial y defendió los derechos de los niños del país fundando el Tribunal de Menores.

En un emocionante discurso que ella pronunció, dijo que no se iba a permitir más que los menores de edad que cometían un delito fueran encarcelados con los reos comunes. También construyó una clínica especializada para mujeres en la Colonia Tenderí y fue la promotora de la ley de protección a las mujeres. Constructora del imponente Teatro Nacional Rubén Darío, que el periódico The New York Times lo calificó como el mejor centro para las presentaciones escénicas en Latinoamérica, construido entre 1966 y 1969 e inaugurado el 6 de diciembre de ese último año. En 1970 el gobierno francés le concedió a la Señora Somoza la condecoración Palmas Académicas. En 1974 durante una visita a la República de China, Hope fue condecorada con la Orden de las Nubes Propicias con Gran Cordón. El presidente Joaquín Balaguer de la República Dominicana le concedió la condecoración de la Orden Heráldica de Cristóbal Colón, en el grado de Gran Cruz Placa de Oro.


Fue Presidenta de la Junta Nacional de Asistencia y Previsión Social controlando así todos los hospitales del país y sus suministros de equipos y medicamentos. También fue Presidenta del Instituto Pro-Arte. En 1977, doña Hope impulsa y bautiza el Centro Dambach como: Centro Cultural Nacional, que se convirtió en la sede de las instituciones más relevantes de la cultura nicaragüenses: El Archivo General de la Nación, la Biblioteca Nacional, el Conservatorio Nacional de Música, la Escuela Nacional de Bellas Artes, el Museo Nacional y la Galería Plurar. Por su iniciativa personal la exposición 9 pintores nicaragüenses recorrió distintas partes de Europa en 1974. También en 1977 fundó la primera escuela para niños sordos en Nicaragua e inauguró el Centro de Observación y Orientación de Nazareth.

Siempre presidió junto a otras damas Somocistas las Ferias Agostinas, típicas en Managua, que se celebrabran anualmente, obsequiaba regalos a todos los niños de las escuelas en la navidad y organizaba muchas otras actividades de espercimiento sano. Muchas madres se acercaron a ella para pedirle que les ayudara con la educación de sus hijos. Hope consiguió becas en el extranjero para muchísimos jóvenes que no tenían posibilidades de costear sus estudios.

En beneficio a las familias de la Guardia Nacional, Hope fundó el Comité Social de esposas de oficiales. Éste club proveía cuidado prenatal a las esposas de los soldados de la Guardia Nacional, además estuvo encargado de la educación de los hijos de las familias castrenses.

Su personalidad ha sido descrita como una mujer de temperamento fuerte e independiente. Era muy segura de su capacidad y de sí misma. Tenía una voluntad de hierro, pero al mismo tiempo fue ejemplo de serenidad, firmeza y de un espíritu delicado y sensible al arte.

Después del terremoto de 1972, que destruye casi en su totalidad la capital Nicaragüense, Hope realiza una obra social admirable, nublada por las acciones de su marido y colaboradores que no tardaron en realizar un negocio de trata de blancas con todo el dinero que fuera recogido. Esto molesta y daña gravemente la sensibilidad de ella, que como está citado en Libro De Mrs Hanna a la Dinorah, doña Hope comentó: "Éste General no se compone, no le basta el dolor y el sufrimiento del pueblo. Quiere tener tiempo para fechorías y sodomías. Le odio... le odio..".

Durante las recepciones oficiales donde Somoza habría de aparecer por puro protocolo con su esposa Hope, ésta llegaba al final, cuando la ceremonia estaba por terminar. Se colocaban juntos para las fotografías oficiales y posterior a esto la Primera Dama abandonaba el lugar.

Para finales de la década del 70, se le veía tan poco en actos públicos que los medios de comunicación para no levantar sospechas de los problemas entre la pareja presidencial imprimían al menos dos o tres fotografías de la Sra Somoza en el diario oficialista Novedades y transmitían por televisión imágenes de doña Hope en actividades en el pasado, así también en los cines exhibían los acostumbrados y tediosos noticieros (Newsreel) de la familia Somoza que ya era tradición desde la época del General Anastasio Somoza García. Para nadie era un secreto que doña Hope se mantenía por mucho tiempo fuera de Nicaragua y sus hijos también.

En 1978 se divorcia de su marido el entonces presidente de Nicaragua y decide volver a Londres en donde tenía su residencia desde varios años atrás. En Inglaterra era vecina del escritor Salman Rushdie y otros miembros de la élite británica. En su casa daba fiestas para numerosos miembros de la aristocracia quienes la conocían como: Madame Somoza.

Contrae segundas nupcias con el multimillonario americano establecido en El Salvador. Archie Baldocchi, el 25 de mayo de 1982 cuando ya era viuda. Baldocchi era el padre del banquero salvadoreño Archie Baldocchi Dueñas.

Últimos años y fortuna personal[editar]

En sus últimos años de vida vuelve a los Estados Unidos, en donde vivía cerca de sus hijos y su madre. Después de haber estado hospitalizada en Mount Sinai Hospital y sometida a tratamiento, Hope pierde su lucha contra el cáncer, enfermedad que padecía años atrás.

Hope Somoza Baldocchi murió en Miami el 5 de octubre de 1991, a la edad de 62 años. Los funerales fueron realizados por Mons. McGivern, junto con el Padre León Pallais Godoy, primo de la fallecida, en la Iglesia Little Flower (Santa Teresita de Jesús en Coral Gables).

Fuentes cercanas a la ex primera dama, alegan que poco antes de su muerte había entregado la cantidad de $US100.000, en socorro de los nicaragüenses necesitados que habían logrado llegar a Miami, después de la Revolución Sandinista que puso fin al Somocismo en Nicaragua. Sus restos fueron depositados en la cripta Somoza Portocarrero en Woodlawn Park North Cemetery and Mausoleum en Miami, donde se encuentran los de Anastasio Somoza Debayle, el padre de sus hijos.

En 1988, La revista South Florida Business Journal reportó que la fortuna de doña Hope ascendía a $200 millones de dólares, lo que la convertía en la mujer más rica del estado de la Florida, al lado de magnates hombres. Tenía fuertes inversiones en bienes raíces y boutiques de Miami e importantes conexiones en Europa. Fue una gran coleccionista de obras de arte, entre ellas poseía obras de Fernando Botero. Al morir doña Hope Somoza sus herederos universales fueron sus cinco hijos.

En la actualidad los mejores hospitales de Nicaragua rebautizados con otros nombres fueron construidos por doña Hope Portocarrero.

Dichos de Hope Portocarrero[editar]

  • "Soy Latinoamericana por origen, sentimientos y emociones. Una verdadera romántica. Soy Norteamericana por nacimiento y entrenamiento mental"
  • "No tolero a la gente que se aburre, no hay excusa para eso"
  • "La mujer Nicaragüense es fuerte"
  • "Quiero transmitir al pueblo de España, que tan identificado está con Rubén Darío, mis deseos de felicidad y sinceros votos de ventura en este año en que todos conmemoramos la gran fecha hispánica del nacimiento de nuestro poeta"

* Cuando fue consultada sobre su nacionalidad:

    • "Soy ciudadana estadounidense y realmente no hay problema en adquirir la nacionalidad nicaragüense. Te reclaman por tres generaciones"

*Cuando fue consultada sobre su edad:

    • "Entre los 40 y la muerte"

*Cuando conoció a su esposo:

    • "Lo conocí cuando yo tenía seis años y quedé terriblemente impresionada. Él tenía diez y me dijo que siempre me protegería"

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]