Inonotus obliquus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hongo chaga»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Chaga
Inonotus obliquus.jpg
Clasificación científica
Reino: Fungi
Subreino: Dikarya
Filo: Basidiomycota
Subfilo: Agaricomycotina
Clase: Agaricomycetes
Orden: Hymenochaetales
Familia: Hymenochaetaceae
Género: Inonotus
Especie: I. obliquus
L.

Chaga (latín de la palabra rusa 'чага' ), (Inonotus obliquus), también conocido como nariz de carbón, es un hongo de la familia Hymenochaetaceae. Es un hongo parásito en el abedul blanco y otros árboles. La nariz estéril se forma de manera irregular y tiene la apariencia de carbón quemado. El cuerpo fértil se puede encontrar muy raramente como un hongo resupinate (crustose) sobre o cerca del cimiento, usualmente aparece después de que el árbol huésped está completamente muerto. I. obliquus crece en bosques de abedul de Rusia, Korea, este o norte de Europa, areas norte de los Estados Unidos, en las montañas de Carolina del Norte y Canada. El hongo Chaga se considera un hongo medicinal que tiene un lugar entre los remedios caseros de Rusia y este de Europa.

Uso medicinal[editar]

Desde el siglo XVI, existen registros de que el hongo chaga se usó como remedio casero y en medicina botánica de países del Este de Europa como remedio para el cáncer, gastritis, ulceras, y tuberculosis de los huesos. Una reseña del 2010, estableció, "Desde el siglo XVI, Chaga se ha utilizado como un remedio casero efectivo en Rusia y Europa del Norte para tratar varios tipos de tumores humanos malignos así como otras enfermedades en ausencia de algún efecto secundario tóxico inaceptable¨. Las investigaciones químicas muestran que I. obliquus produce un diverso rango de metabolitos secundarios incluyendo compuestos fenólicos, melaninas, y triterpenoides tipo lanostane . Entre ellos se encuentran los componentes activos de antioxidante, antitumoral, y actividades antivirales; y para mejorar la inmunidad humana contra las infecciones de microbios patógenos. Sin embargo, geográficamente este hongo se encuentra restringido a hábitats muy fríos y crece muy lentamente, lo cual sugiere que el Chaga no es una fuente confiable de estos compuestos bioactivos. Todos los intentos para el cultivo de este hongo axénicamente resultaron en una reducción de la producción de metabolitos bioactivos."[1] In 1958, estudios científicos en Finlandia y Rusia encontraron que el hongo Chaga proporciona un efecto trascendental en Cáncer de Seno, Cáncer de Hígado, Cáncer del Útero, y Cáncer Gástrico, así como en hipertension arterial y Diabetes.[2]

En China, Japón y Corea del Sur se producen extractos de agua caliente del complejo no lineal (1<-3) y (1<-6) polisacáridos ß-glucan que se encuentra en el hongo Chaga y otros hongos de la familia Basidiomycota, los cuales se venden y exportan como suplementos medicinales anticáncer. Las propiedades biológicas de preparaciones crudas de esos β-glucanos específicos se han estudiado desde 1960. Aunque esas moléculas exhiben un amplio rango de funciones biológicas, incluyendo actividad anti-tumor, su habilidad para prevenir un amplio rango de infecciones experimentales se ha estudiado con mayor detalle.[3] Investigación Científica reciente en Japón y China se enfoca más en el potencial anti-cáncer y mostró que los efectos de esos polisacáridos específicos son comparables a la Quimioterapia y Radiación, pero sin los efectos secundarios.[4] [5] Investigaciones posteriores indicaron que estos polisacáridos tienen fuertes pripiedades anti-inflamatorias[6] y de balanceo del sistema inmune,[7] estimulando al cuerpo a producir células NK (natural killer:célula asesino natural) para combatir infecciones y el crecimiento de tumores, en lugar de mostrar un toxicidad directa en contra de los patógenos. Esta propiedad hace que los suplementos con base en polisacáridos se destaquen entre los productos farmacéuticos estándar, ya que no habrá ningún efecto secundario, el cuerpo se está curando a sí mismo.[8] El herbalista David Winston sostiene que es el hongo medicinal anticáncerigeno más potente.[9] El laureado literato ruso Premio Nobel Alexandr Solzhenitsyn escribió dos páginas sobre el uso medicinal y el valor del hongo Chaga en su novela autobiográfica, basándose en sus experiencias en un hospital en Tashkent, "Cancer Ward" (1968).

La betulina y el ácido betulínico, son compuestos que se encuentran naturalmente en el hongo Chaga y los abedules. Estos compuestos se están estudiando para uso como agente quimioterapéutico. Mientras que la Betulina encontrada en el abedul blanco es indigerible por los humanos, el hongo Chaga la convierte en una forma que puede ser digerida oralmente. En un estudio utilizando animales, los investigadores encontraron que la betulina del abedul bajó el colesterol, la obesidad y mejoró la resistencia a la insulina.[10]

Preparación[editar]

Inonotus obliquus, Finland.jpg

El hongo Chaga se suele rayar en un polvo fino y se utiliza para preparar una bebida parecida al café. Sin embargo, para uso medicinal es necesario un proceso de extracción. Los principales ingredientes activos, los polisacáridos, se encuentran en la quitina superficie del hongo Chaga, parte mayormente indigerible. Se necesita un proceso de extracción mediante agua caliente o etanol para poder consumirlo.[11] Los estudios científicos e investigación también se basan generalmente en extractos.

Investigación[editar]

En 1998 hubo un estudio en Polonia que demostró que el hongo Chaga inhibe el crecimiento de tumores.[12] Noda y sus colegas encontraron que la betulina parece trabajar de manera altamente selectiva sobre las células de tumor debido a que el pH interior de los tejidos de tumor es generalmente más bajo que el de tejido normal, y el ácido betulinico es activo solamente a esos bajos niveles. Fulda et al. encontraron en 1997 que una vez dentro de las células, el ácido betulínico induce la apóptosis (muerte programada de las células) en los tumores.[cita requerida] En el 2005, I. obliquus fue evaluado por su potencial para proteger contra el daño oxidativo al ADN en linfositos humanos. El estudio encontró que el extracto polifenólico protegió esas células contra el estrés oxidativo inducido de peróxido hidrógeno.[13] Otro estudio ese mismo año encontró que el endo-polisacárido del hongo Chaga produjo un efecto anti-cáncer indirecto vía inmuno-estimulación. El endo-polisacárido mycelial de I. obliquus fue identificado como un candidato para uso como modificador de la respuesta inmune e indica que el efecto anti-cáncer del endo-polisacárido no es directamente tumoricida sino inmuno-estimulador.[14] [8] También tiene propiedades anti-inflamatorias.[7] Saitoh Akiko publicó sobre los efectos antimutagénicos del hongo Chaga en 1996, y Mizuno et al. publicaron sobre las actividades anti-tumor e hipoglicémicas de los polisacáridos de la esclerotia y micelio del hongo Chaga.[15] Debido a la actividad hipoglicémica de los polisacáridos se debe tener precaución en aquellas personas con hipoglicemia.

Literatura[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Zheng W, Miao K, Liu Y, Zhao Y, Zhang M, Pan S et al. (2010). «Chemical diversity of biologically active metabolites in the sclerotia of Inonotus obliquus and submerged culture strategies for up-regulating their production.». Appl Microbiol Biotechnol 87 (4):  pp. 1237–54. doi:10.1007/s00253-010-2682-4. PMID 20532760. 
  2. [1] Medical Research Concerning Chaga
  3. Bleicher P, Mackin W. Betafectin PGG-glucan: a novel carbohydrate immunomodulator with anti-infective properties. J Biotechnol Healthcare. 1995;2:207–222.
  4. Polysaccharide Immunomodulators as Therapeutic Agents: Structural Aspects and Biologic Function - Arthur O. Tzianabos [2]
  5. Anticancer activity of subfractions containing pure compounds of Chaga mushroom (Inonotus obliquus) extract in human cancer cells and in Balbc/c mice bearing Sarcoma-180 cells - Mi Ja Chung et.al. [3]
  6. Identification of Inonotus obliquus (Chaga) and Analysis of Antioxidation and Antitumor Activities of Polysaccharides - Yana Song et.al. [4]
  7. a b Park YM, Won JH, Kim YH, Choi JW, Park HJ, Lee KT (octubre 2005). «In vivo and in vitro anti-inflammatory and anti-nociceptive effects of the methanol extract of Inonotus obliquus». J Ethnopharmacol 101 (1-3):  pp. 120–8. doi:10.1016/j.jep.2005.04.003. PMID 15905055. 
  8. a b Kim YO, Park HW, Kim JH, Lee JY, Moon SH, Shin CS (mayo 2006). «Anti-cancer effect and structural characterization of endo-polysaccharide from cultivated mycelia of Inonotus obliquus». Life Sci. 79 (1):  pp. 72–80. doi:10.1016/j.lfs.2005.12.047. PMID 16458328. 
  9. [5] Tillotsen, Alan. Chaga Mushrooms (Inonotus obliquus)
  10. Betulin from birch bark could treat metabolic disorders[6]
  11. PDF with background on extraction processes [7]
  12. Rzymowska J (January 1998). «The effect of aqueous extracts from Inonotus obliquus on the mitotic index and enzyme activities». Boll Chim Farm 137 (1):  pp. 13–5. PMID 9595828. 
  13. Cui Y, Kim DS, Park KC (enero 2005). «Antioxidant effect of Inonotus obliquus». J Ethnopharmacol 96 (1-2):  pp. 79–85. doi:10.1016/j.jep.2004.08.037. PMID 15588653. 
  14. Kim YO, Han SB, Lee HW, Ahn HJ, Yoon YD, Jung JK, Kim HM, Shin CS (September 2005). «Immuno-stimulating effect of the endo-polysaccharide produced by submerged culture of Inonotus obliquus». Life Sci. 77 (19):  pp. 2438–56. doi:10.1016/j.lfs.2005.02.023. PMID 15970296. 
  15. Mizuno T. (1999). «Antitumor and hypoglycemic activities of polysaccharides from the sclerotia and mycelia of Inonotus obliquus». International Journal of Medicinal Mushrooms 1 (1):  pp. 301–316. 

Enlaces externos[editar]