Homosexualidad y judaísmo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La homosexualidad es un tema de debate dentro del judaísmo. Las primeras referencias se remontan al libro bíblico de Levítico que describe las relaciones sexuales entre varones como una «abominación» y que podría ameritar la pena capital como castigo.[1] La Torá no tiene referencias sobre la conducta homosexual entre mujeres.[2]

La principal visión del judaísmo es considerar la homosexualidad como algo pecaminoso, al verlo categóricamente prohibido en la Torá. Esta es la visión por ejemplo del judaísmo ortodoxo aunque no del judaísmo reformista ni del judaísmo reconstruccionista. El Judaísmo reformista desde 1977 viene abogando por la aceptación de la homosexualidad y los derechos de las minorías sexuales y el judaísmo reconstruccionista considera que la negativa del gobierno estadounidense a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo viola el derecho a la libertad de elección religiosa.[2]

El 6 de diciembre de 2006 los rabinos conservadores Kassel Abelson, Elliot Dorff (presidente de la Comisión de ley judía de la Asamblea rabínica o Rabbinical Assembly's Committee on Jewish Law and Standards), Joel Meyers y Alvin Berkun anunciaron que el Committee on Jewish Law and Standards del movimiento conservador aceptaba como parte de la halajá la ordenación de rabinos y rabinas homosexuales y el matrimonio del mismo sexo.[3] Queda a criterio de cada sinagoga o cada rabino. Actualmente muchas organizaciones tanto reformistas como conservadoras autorizan el matrimonio entre personas del mismo sexo.[2] Se aceptan rabinos y rabinas gays y lesbianas en las escuela rabínicas.[4]

Un minyán de judíos ortodoxos igualitario realizado en Tel Aviv, durante el segundo Shabat de Janucá.

Las asociaciones de gais ortodoxos, como Havruta en Israel, han logrado introducir el tema en los ambientes judíos ortodoxos.[5]

La comunidad ortodoxa siempre fue la más resistente a aceptar la homosexualidad, pero en 2010 nuevas iniciativas fueron creadas por la comunidad ortodoxa en Israel - en la cual la comunidad homosexual no dispone de la alternativa que tienen los judíos homosexuales en la diáspora de opciones no ortodoxas - con lo que el tema homosexualidad es una de las pocas áreas en las que los rabinos ortodoxos están más adelantados que sus colegas estadounidenses. Aunque no aceptan la homosexualidad públicamente muchas importantes figuras religiosas de la ortodoxia israelí se han encontrado con líderes de los movimientos LGTB como con miembros del Israel Gay Youth Center. La mentalidad está cambiando con el crecimiento de organizaciones religiosas gays pero aún queda un largo camino por recorrer para lograr la aceptación.[5] [6]

En Nueva York existen la asociación ortodoxa Gay and Lesbian Yeshiva Day School Alumni Association[6] y la asociación conservadora Keshet que busca la inclusión de la comunidad LGTB en el judaísmo.[7] En Israel existe la OrthoDykes (organización ortodoxa para lesbianas).[6]

"Tienes doble el poder del amor"[editar]

Las palabras más conocidas pronunciadas por un rabino en relación a la homosexualidad, fueron del respetado Rabino Yosef Shalom Eliashiv. Ante la consulta de un joven religioso en relación a sus preferencias sexuales, el rabino le contestó: "Mi querido amigo, tienes doble el poder del amor. Úsalo con cuidado", siguiendo una tradición rabínica de dar respuestas abarcativas.

A nivel mundial[editar]

La religión judía es una de las religiones con más apertura hacia la homosexualidad. Rabinos ortodoxos de diversas partes del mundo, han aceptado la homosexualidad y apoyan la diversidad sexual. Existen rabinos abiertamente homosexuales dentro de la comunidad judía de los Estados Unidos. Existe un órgano judío que unifica a todas las comunidades LGBT pertenecientes al judáismo. Su nombre es The World Congress of Gay, Lesbian, Bisexual and Transgender Jews su sede se encuentra en la ciudad de Washington D.C. Es el organismo encargado de realizar juntas anuales a donde acuden delegados de los países miembros.

En América Latina[editar]

En Argentina, el país de América Latina con el mayor número de judíos, se encuentra aprobado el matrimonio igualitario desde 2010. Judíos Argentinos Gays (JAG), es una organización que promueve la inclusión y la aceptación de personas homosexuales que profesan el judaísmo en el país.

Hod Chile es una corporación de judíos chilenos que contribuyen a través del activismo en favor de la diversidad sexual. Adquirió notoriedad y una mayor participación en la sociedad chilena a partir del año 2012, luego de la promulgación de la Ley de Antidiscriminación denominada «Ley Zamudio», que otorgó mayor protección a las minorías sexuales y religiosas.

En México, Shalom Amigos es una asociación de judíos pertenecientes a la comunidad LGBT. No obstante, en México; por parte de la comunidad judeo-mexicana, hay muy poca apertura respecto al tema. En ese mismo país, hay mucha polémica sobre las relaciones homosexuales y hay comunidades judías que muestran mucho mayor apertura. Existen muchos judíos abiertamente gays dentro de esta comunidad, aunque muchos prefieren permanecer en el clóset por cuestiones de presión social.

La homosexualidad en el cine judío[editar]

El Festival de Cine Judío, cuyo fundador es Arón Margolis, ha incluido en su programación películas que tienen que ver con la diversidad de vivencias y expresiones del judaismo incluyendo la diversidad sexual. En el 2004 presentó Temblando ante Di-s, ahora con el apoyo de varias comunidades. En la primavera de 2005 se presentó la historia de amor de dos soldados israelíes, www.yossiandjagger.com y la película Caminando Sobre el Agua del director israelí gay Eytan Fox. Durante el comentario, el secretario de la embajada de Israel dijo estar satisfecho por los cambios sociales en su país hacia una mayor aceptación de la diversidad sexual. En noviembre de 2005 vino a México la pareja de abuelas lesbianas, Ruthie and Connie (Ruth Berman and Connie y Connie Kurtz), y el documental que narra sus vidas. En noviembre 2006 se proyectó No callarás, documental de tres historias de mujeres lesbianas ultraortodoxas en Jerusalén. Estuvo de visita la directora Ilil Alexander y el cortometraje Una guerra diferente, sobre un niño de 7 años a quien le dan el papel del Rey David en una obra de teatro durante la intifada y él quiere ser la princesa.


Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Rabbi Michael Gold. «Homosexuality and Halakhah» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2012.
  2. a b c «Homosexuality in Jewish Thought» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2012.
  3. American Jewry. «Conflicting Conservative opinions expected to open the way for gays» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2012.
  4. Rabbinical school admits gay and lesbian students
  5. a b Ben harris. «For religious gays in Israel, new initiatives are providing hope» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2012.
  6. a b c Naomi Grossman. «The Gay Orthodox Underground» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2012.
  7. «Working for the full inclusion of lesbian, gay, bisexual, and transgender Jews in Jewish life». Keshet. Consultado el 11 de febrero de 2013.

Enlaces externos[editar]