Homosexualidad en Oceanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Legislación relativa a la homosexualidad en Oceanía      Sin información. Homosexualidad legal      Matrimonio.      Unión civil.      Reconocimiento de matrimonios realizados en el extranjero.      Sin reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo. Homosexualidad ilegal      Pena mayor.

La homosexualidad en Oceanía los países incluyendo las colonias europeas y americanas, cada uno tiene leyes a favor y en contra. Debido a sus situaciones sociales, económicas y políticas.

En el ritual de Melanesia[editar]

Melanesia es un territorio geográfico de decenas de miles de kilómetros cuadrados que forma parte de Oceanía, desde Fiyi al este hasta las islas cercanas a la costa Irian Jaya por el Oeste. Similar al continente americano, antes de la llegada de los europeos al parecer la homosexualidad tuvo mucha apreciación en estos territorios.

Lo habitan entre 700 y 1000 variantes culturales diferentes y el número de lenguas y dialectos que se hablan superan las 2000, por lo que un estudio de cualquier tipo sobre sus pobladores es una tarea complicada. Sin embargo, a lo largo del Siglo XIX y sobre todo en el Siglo XX, Melanesia ha sido un foco muy importante de interés antropológico.

La homosexualidad existe en Melanesia, si bien la sexualidad en general y la homosexualidad en particular deben ser analizadas como parte de una tradición global, contextual y social, pues en un mismo individuo se encarnan significados culturales y deseos personales.

Por esta razón, las prácticas homosexuales melanesias son un fenómeno diferente a la de occidente y esto aunque en Melanesia, podría hablarse incluso de relaciones homoeróticas entre individuos del mismo sexo. Estas relaciones están siempre estructuradas por edad, que es la variable clave que las define, como en el ritual del muchacho y su mentor o "inseminador".

No todas las culturas melanesias practican la homosexualidad; el antropólogo Herdt, las sitúa entre un 10% y un 20%, existiendo gran diversidad en los rituales. Layard, otro antropólogo, llama a estos grupos "sociedades admiradoras de hombres" y "comunidades de compañeros". Pues ambos viven en poblados pequeños y con pocos habitantes, y existe un gran desequilibrio a favor de los varones frente a las mujeres así como una baja tasa de fertilidad, factores que pueden estar relacionados con su cultura de la sexualidad.

Practican además las admisiones ceremoniales celebradas para un cierto número de candidatos, siempre masculinos y de pertenencia obligatoria. Esta iniciación sitúa a los muchachos en sociedades secretas de hombres de las que las mujeres y los niños están totalmente excluidos. Suele producirse antes de la pubertad e indica también una separación de la madre, del hogar y de los compañeros de juegos. En suma, el rito de paso con toda la fuerza del tabú, es una característica de las sociedades exóticas, donde la tecnología o la economía se han mantenido en grados de un desarrollo ínfimos. El acto homosexual incorpora al muchacho al nuevo grupo, con un estatus nuevo. Desde el punto de vista de los nativos, la meta clave del contacto sexual es la "inseminación", es decir, introducir el esperma en el cuerpo del muchacho para que pueda crecer, lo que actúa como función social para el mantenimiento del culto, la obediencia a la autoridad, el desarrollo de la agresividad y la definición antagónica frente a las mujeres.

Sobre la parte erótica de la homosexualidad como ritual, resulta ser algo obvio como indica Herat sobre sin el deseo erótico, excitación y consumación es imposible cualquier acto sexual. Lo cual se dice además que se debería entender mejor cómo la fluidez de la condición humana permite este tipo de sexualidad melanesia. La erótica de la vida cotidiana en Melanesia está relacionada con nociones de identidad pues, en estas sociedades, los hombres tienen que recurrir a un conjunto de sensibilidades emocionales y cognitivas para crear vínculos entre ellos, de forma parecida a como los hombres y las mujeres utilizan nociones de amor romántico en los matrimonios de libre elección en la cultura occidental. A pesar de la colonización europea y la imposición de nuevas doctrina políticas, culturales y religiosos, estas civilizaciones con respecto a esta práctica sexual lo han conservado hasta el día de hoy y que aún lo practican normalmente dentro de sus costumbres ancestrales.

En Australia y Nueva Zelanda[editar]

En Australia y Nueva Zelanda es legal, en la primera se reconoce la unión civil desde el 2003 en algunas regiones y la última el 2004 en Tasmania. Ahora se encuentra en proyecto para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, que no está reconocido federalmente. Por lo que se recoge en la sección 51 (xxi) de la constitución australiana, le corresponde al parlamento australiano la competencia exclusiva para regular las formas de matrimonio. Hasta 2004 el Acto de Matrimonios de 1961 (Marriage Act 1961) no definía en qué consistía el matrimonio, pero la definición legal común la interpretaba como la "unión entre un hombre y una mujer", lo cual fue tomado e interpretado por las cortes australianas para servir como una "ley establecida". En la última es legal la unión civil que fue legalizado el 2005, entrando en proyecto el 9 de diciembre del 2004 entre los parlamentarios. Últimamente ha entrado en debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo cual ha provocado controversia en los diferentes criterios de la sociedad, como estar a favor y en contra.

Otras regiones[editar]

En las colonias pertenecientes al Reino Unido es legal pero ninguno de ellos comparte las mismas leyes con la metrópolí como las islas de la Melanesia. En cambio los territorios utltramaritimos de de Francia si, como Nueva Caledonia, Polinesia Francesa, Islas Marquesas, Wallis y Futuna etc., como la unión civil y posiblemente como una nueva posibilidad en matrimonio entre personas del mismo sexo, esto se aplicarán a dichos territorios. En los territorios pertenecientes a los Estados Unidos es legal, pero similar al Reino Unido tampoco comparte las leyes como las Islas Marshall, Melanesia, Guam etc., el único territorio que reconoce la unión civil es Hawái. En cambio en la Isla de Pascua, perteneciente a Chile y similar a Francia, es legal y comparte con sus mismas leyes con el país. Cuando Augusto Pinochet tomó el mando tras el golpe de estado, este territorio se sometía a la dictadura para pasar a la ilegalidad hasta 1998, donde fue modificado y después legalizado. En el país se han propuesto varios proyectos entre ellas la unión civil, pero como todavía no existe una medida favorable principalmente dentro del gobierno de la ex-presidenta Michelle Bachelet sobre el primero en la historia de Chile que aborda las demandas de la población homosexual, esto no da efecto al territorio.

En Papúa Nueva Guinea, Samoa Occidental, Islas Cook, Kiribati, Niue y Tuvalu es ilegal, sobre todo en la primera donde está penada con mayores de cárcel, en cambio en Nauru y Vanuatu es legal.

Véase también[editar]