Homosexualidad en Etiopía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La homosexualidad en Etiopía es ilegal y puede ser castigada con hasta tres años de prisión. Es ampliamente rechazada por la población en general, con una aprobación de sólo el 2%.

Castigo por relaciones sexuales entre hombres en África
Legalidad del Matrimonio homosexual en África
Legalidad de las relaciones sexuales entre hombres en África
Legalidad de las relaciones sexuales entre mujeres en África

Situación Legal[editar]

El artículo 629 de la Sección II del Código Penal etíope define a los actos homosexuales como "desviaciones sexuales" y, como tales, los mismos son pasibles de ser castigados con hasta tres años de prisión. Según el texto de la ley, "Cualquiera que realice con otra persona de su mismo sexo un acto homosexual, u otro acto indecente, será castigado con prisión simple”. El artículo 630 del mismo Código añade que se considerarán agravantes si uno de los infractores posee alguna discapacidad física o mental o si se registra coacción para la consecusión del acto (equiparando, en este caso, las relaciones homosexuales a las relaciones sexuales no consentidas entre las partes).[1]

Opinión Pública[editar]

En 2007, un sondeo internacional del Pew Research Center halló que el 97% de los etíopes reprueba la homosexualidad, un 2% la aprueba y un 1% no sabe o no contesta. Esos niveles son muy similares a los de Kenia (96%), Tanzania (96%) y algo más altos a los de otros países africanos considerados menos conservadores, como Sudáfrica (64%), Ghana (89%) y Costa de Marfil (89%).

Casos de homofobia[editar]

Según IGLHRC, en 1995 el gobierno de los Estados Unidos concedió asilo a una mujer etíope que alegó que era perseguida por su condición de lesbiana.[2]

Posición gubernamental[editar]

En 2010, el gobierno del presidente Girma Wolde-Giorgis votó contra una resolución de las Naciones Unidas que pretendía incluir el término "orientación sexual" en una resolución contraria a las ejecuciones extrajudiciales y sumariales.[3] El resultado es que los crímenes basados en la homofobia no serán oficialmente considerados como tales. Etiopía votó en la misma línea que la mayoría de los países africanos, incluyendo a Eritrea, Malí, Malawi, Tanzania, Zambia y Zimbabue.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]