Homo rhodesiensis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Homo rhodesiensis
Rango temporal: Ioniense (Pleistoceno medio)
Homo rhodesiensis.jpg
Cráneo de Kabwe
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Suborden: Haplorrhini
Infraorden: Simiiformes
Superfamilia: Hominoidea
Familia: Hominidae
Género: Homo
Especie: H. rhodesiensis
Woodward, 1921

Homo rhodesiensis es una especie de homínido fósil del género Homo, hallado por primera vez en 1921 en la localidad llamada por los ingleses Broken Hill, actualmente Kabwe, en Zambia (antigua "Rhodesia del Norte" por lo que se denominó Hombre de Rhodesia). Se considera que vivió solamente en África, desde hace 600.000 hasta 160.000 años antes del presente, durante el Ioniense (Pleistoceno medio).

Cráneos[editar]

La capacidad neurocraneal del Homo rhodesiensis era relativamente alta, entre 1280 y 1325 cm³. Un cráneo que podría ser el más antiguo de esta especie, hallado en Bodo, Etiopía, datado en 630.000 años antes del presente, tenía una capacidad endocraneana de 1.250 cm³. Otros fósiles con características morfológicamente similares han sido encontrados en Sudáfrica (Hombre de Saldaña), Tanzania, Marruecos y Argelia.

Relaciones y debate[editar]

Morfológicamente conserva ciertos rasgos antiguos comunes a Homo erectus, Homo ergaster y Homo antecessor, tiene otros que han permitido relacionarlo con Homo heidelbergensis y Homo neanderthalensis, pero además presenta rasgos que apuntan hacia el Homo sapiens. Por tales características intermedias ha sido comparado con el Hombre de Petralona.

Phillip Rightmire (1998) considera que los fósiles africanos del Pleistoceno medio, deben ser incluidos dentro de la especie Homo heidelbergensis, de la que por tanto descenderían tanto los nendertales como H. sapiens. Por su parte, el paleoantropólogo francés Jean-Jacques Hublin (2001), supuso que Homo rhodesiensis es de una especie precursora del Hombre de Neanderthal, que no tuvo que ver en la filogénesis del H. sapiens. Pero, según Tim White (2003), es muy probable que H. rhodesiensis sea antepasado de Homo sapiens idaltu.

Reconstrucción de H. rhodesiensis de 1922, por Amédée Forestier.

Manzi (2004) también considera que identificar una sola especie entre Homo erectus y Homo sapiens, resulta una simplificación excesiva y oscurece la decisiva presencia de linajes separados en escalas macro-regionales. Desde hace años científicos como Koenigswald (1971) habían propuesto clasificar los hallazgos de Europa y África en una línea preneanderthal y una línea presapiens, respectivamente. El estudio de los haplogrupos humanos del ADN mitocondrial y del cromosoma Y, ha demostrado que todos los humanos actuales provienen de África. Por consiguiente, a pesar de los parecidos, los fósiles africanos del Pleistoceno medio pertenecen a una línea evolutiva propia y forman un grupo separado de la línea evolutiva europea. Para designar esas poblaciones africanas en la línea de H. sapiens se justificaría emplear entonces la denominación de Homo rhodesiensis como una especie diferenciada (Arsuaga et al., 1999; Bermúdez de Castro et al., 2003).

Finalmente, algunos expertos separan otro clado en una especie más reciente, Homo helmei, o al menos en un grupo diferenciado. Rightmire (2009) clasificó los fósiles africanos de Bodo, Elandsfontein, Ndutu, Omo 2 y el de cráneo de Kabwe en un grupo diferenciado de otro al que antecede, del que haría parte el cráneo de Florisbad, junto con LH 18 (Ngaloba, en Laetoli), KNM-ER 3884 y Omo 1, grupo este último, que representaría la población antecedente inmediata de los primeros H. sapiens y que coincide con el grupo del propuesto H. helmei, que para Sally McBrearty y Alison Brooks (2002) se relaciona con la última etapa de la paulatina aparición en África, del moderno comportamiento humano; y para Robert Foley y Martha Mirazón Lahr (1997) se asocia con la aparición de la tecnología que difundió H. sapiens.

Principales yacimientos[editar]

Vista frontal de una réplica del cráneo.

Se considera que pertenecen la misma especie H. rhodesiensis los fósiles encontrados en:

Marruecos
  • Dar-es-Soltane
  • Salé
  • Rabat
  • Thomas
  • Djbel Irhoud
  • Sidi Aberrahaman
Etiopía
Tanzania
  • Eyasi
  • Ndutu
Zambia
  • Broken Hill (Kabwe)
Sudáfrica
  • Hopefield (Hombre de Saldanha)
  • Elandsfontein

Referencias[editar]

  • Arsuaga, J. L., Martínez, I., Lorenzo, C., Gracia, A., Muñoz, A., Alonso, O. y Gallego, J. (1999) "The human cranial remains from Gran Dolina Lower Pleistocene site (Sierra de Atapuerca, Spain)". Journal of Human Evolution 37: 431-457.
  • Asfaw, Berhane (1983). «A new hominid parietal from Bodo, middle Awash Valley, Ethiopia». American Journal of Physical Anthropology 61 (3):  367-371. 
  • Bermúdez de Castro, José Mª (2000) El chico de la Gran Dolina. Editorial Crítica. Barcelona.
  • Bermúdez de Castro, José Mª, Martinón-Torres, M., Sarmiento, S. y Lozano, M. (2003) "Gran Dolina-TD6 versus Sima de los Huesos dental samples from Atapuerca: Evidence of discontinuity in the European Pleistocene population?"; Journal of Archaeological Science 30: 1421-1428.
  • Conroy, Glenn C.; Weber, Gerhard W.; Seidler, Horst; Recheis, Wolfgang; Zur Nedden, Dieter y Mariam, Jara Haile (2000). «Endocranial capacity of the bodo cranium determined from three-dimensional computed tomography». American Journal of Physical Anthropology 113 (1):  111-118. doi:10.1002/1096-8644(200009)113:1<111::AID-AJPA10>3.0.CO;2-X. 
  • Crow, Tim J. (editor) (2002) The Speciation of Modern Homo sapiens. Oxford University Pres. ISBN 0-19-726311-9
  • Foley Robert &Lahr, Martha Mirazón (1997) "Mode 3 Technologies and the Evolution of Modern Humans"; Cambridge Journal of Archaeology 7: 3-36.
  • Hublin, Jean-Jaques (2001) "Northwestern African Middle Pleistocene hominids and their bearing on the emergence of Homo sapiens"; L. Barham and K. Robson-Brown (eds.) Human Roots. Africa and Asia in the Middle Pleistocene: 99-121. CHERUB. Boston: Western Academic and Specialist Press.
  • Koenigswald, G.H.R. von (1971) Historia del Hombre: 137-142. Madrid: Alianza Editorial.
  • Manzi, G. (2004). «Human Evolution at the Matuyama-Brunhes Boundary». Evolutionary Anthropology 13:  11-24. 
  • McBrearty, S. & A.S. Books (2000). «The revolution that wasn’t: a new interpretation of the origin of modern human behavior». Journal of Human Evolution 139(5):  pp. 453-563. 
  • Murrill, Rupert I. (1975). «A comparison of the Rhodesian and Petralona upper jaws in relation to other Pleistocene hominids». Zeitschrift für Morphologie und Anthropologie 66:  176-187. 
  • Murrill, Rupert I. (1981) Petralona Man. A Descriptive and Comparative Study, with New Information on Rhodesian Man. Springfield, Illinois: Ed. Charles C. Thomas Pub. Ltd. ISBN 0-398-04550-X
  • Rightmire, G. Philip (1983). «The Lake Ndutu cranium and early Homo sapiens in Africa». American Journal of Physical Anthropology 61 (2):  245-254. 
  • Rightmire, G. Philip (1998). «Human evolution in the Middle Pleistocene: The role of Homo heidelbergensis». Evolutionary Anthropology 6:  218-227. 
  • Philip Rightmire (2009). «Middle and later Pleistocene hominins in Africa and Southwest Asia]». PNAS 106 (88):  pp. 16046-16050. http://www.pnas.org/content/106/38/16046.full#xref-ref-15-1. 
  • Singer Robert R. and J. Wymer (1968). «Archaeological Investigation at the Saldanha Skull Site in South Africa». The South African Archaeological Bulletin 23 (3):  63-73. 
  • White, Tim D.; Asfaw, B.; DeGusta, D.; Gilbert, H.; Richards, G. D.; Suwa, G. y Howell, F. C. (2003). «Pleistocene Homo sapiens from Middle Awash, Ethiopia». Nature 423:  742-747. doi:10.1038/nature01669. http://www.nature.com/nature/journal/v423/n6941/abs/nature01669.html. 
  • Woodward, Arthur Smith (1921). «A New Cave Man from Rhodesia, South Africa». Nature 108:  371-372. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]