Homer Simpson in: "Kidney Trouble"

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Homer Simpson in: "Kidney Trouble"
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 10
Episodio 211
Código de producción AABF04
Guionista(s) John Swartzwelder
Director Mike B. Anderson
Fecha de emisión 3 de mayo de 1998 en EE. UU.
Gag de la pizarra "No soy estilista autorizado".[1]
Gag del sofá La familia está convertida en ranas, y Homer, con la lengua, enciende la TV.[1] [2]

Homer Simpson in: "Kidney Trouble", llamado Homer Simpson en: problemas de riñón en España y Homero Simpson en: problemas renales en Latinoamérica, es un episodio perteneciente a la décima temporada de la serie animada Los Simpson, emitido originalmente el 3 de mayo de 1998.[3] El episodio fue escrito por John Swartzwelder y dirigido por Mike B. Anderson.[2]

Sinopsis[editar]

Todo comienza cuando la familia visita una "ciudad fantasma" del viejo oeste de Estados Unidos, que había sido remodelada para convertirla en una atracción turística. El Abuelo, que había ido con los Simpson, toma demasiada zarzaparrilla, y, cuando es la hora de irse, debe ir al baño de inmediato. Sin embargo, Homer quiere irse rápido de allí, ya que quería mirar un programa de televisión, y se niega a detenerse en un baño público en el camino de vuelta a casa. Como resultado, los riñones del Abuelo explotan. El Dr. Hibbert le dice al Abuelo que se había reducido su expectativa de vida, a menos que Homer le donase uno de sus riñones. Al principio, Homer acepta felizmente, pero luego comienza a enterarse de las consecuencias de donar un riñón, ya que sus amigos del bar le hablaban de que, si donaba, no podría beber más hasta emborracharse.

Homer, en el hospital y con la operación a punto de comenzar, escapa por la ventana a último momento. Sintiéndose algo culpable, decide ir a vivir en el mar, trabajando en un barco. Cuando ve un barco mercante, capitaneado por el capitán McCallister, sube a bordo de él y el Capitán les presenta a los otros tripulantes, los cuales eran "almas perdidas". El extraño grupo le cuenta a Homer sus historias de por qué estaban allí, y, cuando llega su turno, Homer les relata que había dejado morir a su padre. Los otros, indignados, arrojan a Homer al mar. Cuando es arrastrado hacia la costa, Homer ve a un niño con su padre haciendo un castillo de arena. Al ver lo bien que se llevaban, Homer piensa que le hubiera gustado tener una relación así con su padre o con su hijo; y, al pensar en él, decide que lo quería lo suficiente como para volver al hospital. Cuando camina sobre la arena, destruye el castillo del niño, quien rompe a llorar.

En el hospital, Homer se prepara para ser operado, pero, nuevamente se arrepiente a último momento. Cuando escapa por la ventana de la habitación, corre hacia la calle, en donde causa un gran accidente de tránsito. Luego de esto, despierta en el hospital, en donde estaba a salvo, pero vendado y enyesado. En un momento, ve a su padre, completamente sano, en la habitación. Al principio piensa que el Abuelo se había recuperado por un milagro, pero luego el Dr. Hibbert le dice que, mientras le acomodaba los huesos rotos, le había sacado un riñón para transplantárselo a su padre. Homer se enoja al saber esto, pero luego su familia lo consuela, ya que había hecho algo muy bueno. Finalmente, Homer abraza a Bart, y tantea uno de sus riñones, que en el futuro podría ser trasplantado a él.

Referencias culturales[editar]

La tienda del puerto donde Homer va a comprar su ropa de marinero se llama Davy Jones' Shopper (Tienda de Davy Jones), aunque también hace alusión a Davy Jones's Locker (La tumba de Davy Jones).

Referencias[editar]

  1. a b «Homer Simpson in: "Kidney Trouble"» (en inglés). Consultado el 16-08-2008.
  2. a b Martyn, Warren; Wood, Adrian (2000). «Homer Simpson in: "Kidney Trouble"» (en inglés). BBC. Consultado el 16-08-2008.
  3. «Homer Simpson in: "Kidney Trouble"» (en inglés). TheSimpsons.com. Consultado el 16-08-2008.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]