Home Sweet Homediddly-Dum-Doodily

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Home Sweet Homediddly-Dum-Doodily
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 7
Episodio 131
Código de producción 3F01
Guionista(s) Jon Vitti
Director Susie Dietter
Estrellas invitadas Joan Kenley como la mujer del teléfono
Fecha de emisión 1 de octubre de 1995 en EE. UU.
Gag de la pizarra "Nadie quiere saber de mis axilas"
Gag del sofá Todos, incluyendo al Abuelo y a las mascotas, aparecen en el programa Brady Bunch.[1]

Home Sweet Homediddly-Dum-Doodily, llamado Hogar dulce hogar tralarí tralará en España y Hogar, dulce hogarcirijillo en Latinoamérica, es un episodio perteneciente a la séptima temporada de la serie animada Los Simpson, estrenado originalmente el 1 de octubre de 1995.[2] Fue escrito por Jon Vitti y dirigido por Susie Dietter. En el episodio, Bart, Lisa y Maggie Simpson son obligados a ir a vivir con los Flanders, luego de que el gobierno piensa que Marge y Homer son malos padres.

Sinopsis[editar]

Todo comienza cuando Homer le regala a Marge un viaje sorpresa a un spa, dejando a Maggie a cargo del Abuelo. Mientras tanto, Bart se había contagiado de piojos del mono mascota de Milhouse, lo que había obligado a que en la escuela quemaran su ropa. A Lisa, por su parte, le habían robado sus zapatos ortopédicos, cargándola por tener piojos. Cuando ella niega tenerlos, es llamada a la dirección por altoparlantes para inspección de piojos. Los niños vuelven a su casa usando como ropa (en el caso de Bart) una bolsa de papas, y se encuentran con que sus padres no están en casa y que, además, estaba presentes dos agentes del Gobierno, del Departamento de Cuidado de Niños. Los agentes habían ido a registrar la casa, avisados por Seymour Skinner, quien se había preocupado por los niños al ver su deplorable estado. En la casa todo estaba sucio y desordenado, ya que Marge había dejado las tareas hogareñas para cuando volviese del spa. Cuando vuelven de su centro de relajación, ven que los agentes se están llevando a Bart, Lisa y Maggie, convencidos de que Homer y Marge eran malos padres.

Los niños son llevados a un hogar adoptivo, que resulta ser al lado de su casa, en la de Ned Flanders. En su nueva vivienda, deben comer bocadillos rellenos de pepino, irse a dormir a las siete de la tarde y soportar muchas horas de lectura de la Biblia. Bart y Lisa odian su nueva vida, pero Maggie disfruta estando allí, ya que es sólo un bebé y le agrada la actitud de los Flanders. Cuando Ned descubre, un día, que los niños no estaban bautizados, se desmaya y decide darles él mismo un bautismo de emergencia.

Mientras tanto, Marge y Homer no tienen manera de comunicarse con sus hijos, ni siquiera por teléfono. Son obligados a tomar clases para ser mejores padres, donde aprenden a cuidar a sus hijos, pero también a poner la basura en sus basureros correspondientes y a depositar la leche abierta en la nevera. Marge se siente humillada, pero Homer aprende bastante. Luego de unos exámenes, ambos son declarados padres decentes. Cuando van a buscar a los niños, ven una nota pegada en la puerta de la casa de Flanders que dice "Nos fuimos a bautizar". Rápidamente, Homer sube a su auto junto a Marge y maneja hacia el río de Springfield.

Homer llega tras muchas caídas al río, en donde ve a Flanders a punto de echarle agua a Bart sobre su cabeza para bautizarlo. Homer salta sobre Bart, haciéndolo caer, y recibiendo él mismo el agua del bautismo sobre su cabeza, la cual parece quemarlo. Luego de recuperarse, Homer le reclama sus hijos a Flanders. Aunque Bart y Lisa van rápido con Homer, Maggie duda, mirando a la familia Flanders como algo muy bueno y a su padre y sus hermanos, como una vista solitaria y desolada. Cuando va hacia los Flanders para quedarse con ellos, aparece Marge. La bebé, al verla, va hacia ella, se abrazan y toda la familia unida vuelve a su casa.

Referencias culturales[editar]

El título es una referencia del dicho popular "Hogar, dulce hogar". Mientras los Flanders van en auto al río Springfield con los niños Simpson, Maggie, quien está sentada en los asientos delanteros, gira su cabeza 180 grados para mirar a sus hermanos. Esto es una parodia de la escena similar de la película El exorcista. El hecho de que Milhouse se enferme luego de jugar con un mono capuchino es una referencia de la película de 1995 Estallido. Los Flanders le cantan su propia versión de "I Got You Babe", de Sonny & Cher, a Maggie antes de dormirla, Homero a fin de calmar a Marge le dice "que no panda el cunico" en referencia al Chapulin Colorado.

Referencias[editar]

  1. Martyn, Warren; Wood, Adrian (2000). «Home Sweet Homediddly-Dum-Doodily». BBC. Consultado el 28-07-2008.
  2. «Home Sweet Homediddly-Dum-Doodily». The Simpsons.com. Archivado desde el original el 2009-03-27. Consultado el 28-07-2008.

Enlaces externos[editar]