Hogar Betel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los hogares Betel son los lugares donde viven los Testigos de Jehová voluntarios que sirven en las oficinas centrales y las sucursales de la Sociedad WatchTower. Desde 1909 la actividad mundial de los testigos de Jehová se ha dirigido desde Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos). Los testigos de Jehová y las corporaciones legales que ellos utilizan tienen oficinas e imprentas en muchas partes del mundo. Cuentan con 136 sucursales por todo el mundo. Desde estas sedes se imprimen y suministran millones de Biblias, libros, folletos, revistas y tratados necesarios.

A los miembros que viven en dichos edificios, se les llama Betelitas o Familia Betel, para 2004 informaban actividad 19.848 miembros en todo el mundo.

Historia[editar]

Watchtower Bible & Tract Society (world headquarters).jpg

El nombre Betel, se deriva del término hebreo Behth-’Él que significa “Casa de Dios”. La carta constitucional de la Watch Tower Bible and Tract Society se registró de manera oficial el 15 de diciembre de 1884, en Pensilvania (E.U.A.), donde se fundó su sede. El 23 de abril de 1900 se obtuvo un inmueble situado en el número 131 de Gipsy Lane (Forest Gate), en el este de Londres, para la que sería la primera sucursal. Dos años después, en 1902, se inauguró otra en Alemania, y para 1904 ya se habían abierto una en Australia y otra en Suiza. En 1919 se estableció la quinta sucursal de la Sociedad Watch Tower, la de Canadá. Más tarde, se abrieron otras en diferentes países, seis de ellas durante 1921. En 1931, se contaba con 40 sucursales. En los tres años posteriores, la cifra aumentó a 49. Dado el auge del totalitarismo en varios países y el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, muchas sucursales de los testigos de Jehová fueron clausuradas. Tanto que para 1942 solo funcionaban veinticinco. En 1945, cuando la guerra tocaba a su fin, las sucursales de los Testigos reanudaron su labor, y se abrieron otras nuevas hasta alcanzar las 57 en 1946. Actualmente existen sucursales en Ecuador, Venezuela, Japón, México, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Argentina, Canadá, Corea, España, Filipinas, Finlandia, Italia, Nigeria, Sudáfrica, entre otras hasta completar 136 sucursales a nivel mundial. los testigos de jehova, producen atalayas (wathctower) que se usan para predicar de casa en casa

Actividades[editar]

Quienes componen el personal de Betel colaboran en la producción de Biblias y publicaciones bíblicas para el campo mundial y el estudio personal. Otra de las labores consiste en dar orientación a los más de dos mil traductores de toda la Tierra que ayudan a producir las publicaciones en más de quinientos idiomas. También desde estos lugares se coordina el trabajo que se realiza en las congregaciones de los testigos de Jehová. Se presta ayuda asimismo a la construcciones de Salones de Asambleas y Salones del Reino.

Algunos Betelitas manejan las prensas o trabajan en el taller de encuadernación haciendo libros que se envían a muchas congregaciones. Otros sirven en la cocina, el comedor o la lavandería. También se hacen trabajos agrícolas, de limpieza y de construcción. Hay quienes están encargados del mantenimiento de la maquinaria. Otros prestan asistencia médica o trabajan en las oficinas. Los voluntarios reciben un reembolso módico (llamado "mesada", esto por ser una "familia"), que no es para acumular ganancia personal, sino para cubrir sus necesidades básicas.Recordemos que estos voluntarios sirven por amor a sus hermanos y no con fines de lucro. [cita requerida]

Existe incertidumbre acerca de los ingresos obtenidos por los Testigos de Jehová por el mundo por medio de donativos y otras acciones internas. También es desconocida la administración total que los Testigos de Jehová hacen de sus rentas. Una controvertida multa en Francia impugnó al movimiento religioso con un valor de 57,5 millones de euros en impuestos al calificarla como una sociedad religiosa sectaria excluida de la evasión de impuestos. Ya en 1999, Francia reclamó un total de 250.000€ que el movimiento habría recaudado a través de donaciones durante el periodo de 1993 a 1996.[1]. La cifra demandada correspondería al 60% del valor total percibido. [2]. No obstante, "el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que, con esa acción, Francia había violado la libertad religiosa de los Testigos, pues aquello pudo haberlos obligado a cerrar y vender sus oficinas en el país, lo cual habría perjudicado su obra de educación bíblica. Dado que el Tribunal declaró que el impuesto era ilegal, el gobierno ha comenzado a cumplir con la orden de devolver con intereses el dinero incautado y pagar los gastos judiciales de los Testigos." Se puede leer el artículo completo de Francia devuelve el dinero incautado ilegalmente

Referencias[editar]