Historieta femenina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Portada de True Bride-to-Be Romances #18 (EE.UU., 1956).

La historieta o cómic femenino es aquella dirigida específicamente a las féminas, independientemente del sexo de sus autores. Sólo se mantiene como sector diferenciado en Japón, habiendo decaido en Occidente. Frecuentan la temática sentimental, aunque no exclusivamente.

Historia[editar]

El cómic para chicas se desarrolló de manera global tras la postguerra. Había revistas en los mercados más importantes:

En 1953, Osamu Tezuka revolucionó el "shojo manga" es decir, la historieta japonesa dirigida a chicas, con Ribon no Kishi (La Princesa Caballero, 1953), cuyo ejemplo fue imitado autores como Tetsuya Chiba y Reiji Matsumoto.[1]

A finales de los 50 y principios de los 60, se produjo un boom del tebeo femenino en España, al compás de la expansión económica del país. Entró en crisis, además, la temática folclórica y maravillosa que había copado cuadernos como los de la Colección Azucena, y en su lugar triunfaron dos nuevos tipos de tebeos, según la terminología acuñada por Juan Antonio Ramírez:[2]

  • El exótico sentimental
  • El sentimental próximo.

En los sesenta, aparecen nuevas revistas como Twinkle (Reino Unido, 1968). Tardaron en aparecer los personajes fijos, como Lilian, azafata del aire (1960), Mary Noticias (1962), Bonnie Taylor (1963), Cristina y sus amigas (1963) o April O'Day, Hollywood Starlet (1964). Más allá del cómic de superhéroes estadounidense, dirigido preferemente a varones, tampoco abundan las superheroínas, pero puede citarse a Caty, la chica gato (1969).

En los años 70, con las series Juichigatsu no Gimunajiumu (1971) de Moto Hagio y Kaze to ki no Uta (1976) de Keiko Takemiya, las lectoras japonesas empezaron a interesarse por las historietas de amor homosexual.[1] Candy Candy (1975-79) de Kyōko Mizuki/Yumiko Igarashi relataba, en cambio, las peripecias de una pobre huerfanita. Para el mercado británico se crean series como Esther y su mundo (1971).

En los ochenta, aparecen Emma es encantadora (1981).

Valoración[editar]

En 1968, el escritor español Terenci Moix criticaba este mercado por lo que suponía de segregación cultural entre los dos sexos, limitando el verdadero heroísmo al varón.[3]

Referencias[editar]

  1. a b c Bermúdez (06/1995), pp. 64 a 71.
  2. Ramírez (1975), pp. 67 a 73.
  3. Moix (2007), pp. 183 a 185.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Esther y su mundo, página web dedicada al cómic femenino español de los años 70 y 80
  • Foroesther, revista digital dedicada al cómic femenino.