Historias de la radio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Historias de la radio es una película española cómica dirigida por José Luis Sáenz de Heredia y estrenada en 1955.

Argumento[editar]

Como homenaje a la importancia de la radio a mediados del siglo XX, se cuentan tres historias que tienen como eje central a los radioyentes: unos concursantes que por 3.000 pesetas han de llegar al estudio disfrazados de esquimal, un ladrón que contesta a una llamada de teléfono en la casa donde está robando y un maestro de escuela que participa en un concurso para poder sacar dinero para curar a un niño de su pueblo. Las historias se enlazan mediante la historia de amor de un locutor y su prometida y mediante retazos de la vida de personajes reales de la época del film.

Una joven artista de la época, Gracia Montes, aparece en el film cantando una canción popular de Andalucía: La Romera.[1] Esa cantante se convertiría en el futuro en uno de los pilares fundamentales de la copla y el flamenco de España.

Años después, Sáenz de Heredia dirigiría Historias de la televisión, una suerte de secuela de Historias de la radio ambientada en el medio televisivo.

Primera historia[editar]

Un patrocinador ofrece 3.000 pesetas al primer radioyente que se presente en los estudios disfrazado de esquimal y con un perro. Un inventor (José Isbert) decide presentarse porque necesita el dinero para patentar un invento. En el camino le surgen infinidad de accidentes. Consigue llegar al estudio, pero en segundo lugar. Al ser entrevistado, logra emocionar con sus tribulaciones al presentador (Bobby Deglané).

En esta historia tiene un pequeño papel Tony Leblanc.

Segunda historia[editar]

Un ladrón (Angel de Andrés) está desvalijando una casa cuando llaman al teléfono. Decide contestar y descubre que será agraciado con un premio si se presenta en el estudio. Pero como él no es la persona que vive en esa casa decide buscar a su víctima, (Jose María Lado), para proponerle un trato.

Tercera historia[editar]

Un maestro de pueblo (Alberto Romea) se presenta a un concurso de radio porque necesita dinero para llevar a un alumno a una importante operación en el extranjero. El concurso es de preguntas y el maestro las contesta todas hasta la última, cuando los patrocinadores deciden que pierda. Entonces le hacen una pregunta sobre fútbol.

La resolución de esta tercera historia es antológica.

Notas[editar]

  1. La Romera, cantada por Gracia Montes, en la película.

Enlaces externos[editar]